Literatura

Poema La Fuerza De Las Narices Rotas

Poema La Fuerza De Las Narices Rotas - Literatura

POEMA LA FUERZA DE LAS NARICES ROTAS

 

La ruina del viejo fue empeñar la respuesta de mujeres que entraban y salían de su vida,

 

Y dejo ciego a cualquier ángel que viviera entre sus cigarrillos y  borracheras.

 

Pero una profesora, paranoica de la organización,

 

Hipnótica de los imbéciles,

 

Puta del puerto,

 

Cortó el olvido por lo sumo perfecto de los parásitos.

 

Ahora es un cementerio de sexo y dinero,

 

Y en el bar es sin duda la fuerza de las narices rotas.

 

Capitán de los masoquismos ultramarinos.

 

Y me repite día a día

 

“nunca has amado a nadie amigo como yo lo he hecho,

 

Cualquier canto de amor es mentira,

 

Bebamos amigo y cavemos nuestra tumba en lo profundo de los cabellos de estas mujeres,

 

¿acaso no ves que no hay tierra más profunda?”.

POEMARIO

 

UN LECHO DE HOJAS SECAS

 

POEMA EL HOMBRE Y LA REINA DEL CARNAVAL

l

Mis labios duermen sobre un lecho de hojas secas,

 

Hay un profundo peregrinar en mis manos,

 

Y a la ausencia la puedo sentir hasta en la punta de los dedos,

 

Mis ojos son las aguas del tiempo.

 

 

El rostro se me adormece con el viento frío

 

Y el silencio cuestiona  a los poetas.

 

Busco el vuelo de las palabras que revientan en el papel

 

Y La noche se despierta picoteando mis recuerdos.

 

A veces reconozco mi orfandad

 

Pero realmente poco me importa.

 

La proximidad de la lluvia abre el portón de la vieja casa,

 

En el suelo un abismo de ceniza y sombra,

En la memoria el temblor de la noche.

 

Il

 

Mi luz desayuna con cerveza

 

Y el tiempo paciente cazador toma la rutina de respirar

 

Y por supuesto la de nunca confiar en nadie.

 

Años que se escapan de mí mismo,

 

y vuelven a encontrarse mi alma de lluvia y tu casa de soledad.

 

¿Amar libremente hasta desaparecer el mundo?

 

No, nuestro camino ha sido otro.

 

He soñado anunciando el corazón de la guerra,

 

La ambición es el fervor de los leves instantes,

 

El espejo incinerado de los hombres “exitosos”.

 

Huyo llevando en mi un corazón que solo es ceniza,

 

Cerebro, hígado y pulmones también están en fuga.

 

Ahora mi columna vertebral florece,

Sé que puedo amar a las estrellas perdidas

 

Y dibujar con ellas la piedra y la madera,

 

Ser la huella diminuta del cielo sobre la tierra.

 

Mi última felicidad colapsa.

 

lll

 

En las calles las bestias están heridas,

 

Y yo he sido mordido por la asfixiante humedad.

 

He sido aplastado hasta la ceniza y todo a causa de una nostalgia salvaje ,

 

Soy violento y borroso como un beso ebrio de media noche.

 

¿Y la muerte?

 

Adusta seriedad sobre el filo de un frío cuchillo.

 

-Calma  amigo nuestro tiempo no ha llegado.

 

Furiosa es mi carne jugando con ilusiones perdidas.

 

He desterrado a las gaviotas de mis playas,

 

Y tú que pensabas que siempre podíamos estar ahí

 

Sobrevolando desiertos y amándonos.

 

IV

 

El carnaval y sus demonios me distraen,

 

De pronto robo dinero para tirarlo a la basura,

 

¿Que soy ahora?

 

Comerciante, financiero, empresario

 

O un falso cristo.

 

Multiplico peces, a las mujeres les gusta los peces,

 

Multiplico besos, a las mujeres les gusta los besos,

 

Piden más de mi bolsillo y menos de mi amor.

 

Cierro los ojos y me encierro en las estrellas.

 

Esperamos que una gota de fuego encienda los demás fuegos

 

Y que de nuestras entrañas nazcan nuevos seres

 

Pero sólo el ángel y la sangre engendran un nuevo amanecer,

 

Un nuevo horizonte que alcanzar,

 

¿Acaso no lo entienden?

 

Estamos prostituidos en el laberinto de las causas y los efectos.

 

Me recluyo por cuenta propia

 

Esta fiesta es un manicomio vicioso.

 

V

 

Muero en un hotel barato,

 

No tengo tiempo para pensar ni para subir montañas.

 

En la madrugada al borde mi sed rota la conocí en “EL TARRANDAS”,

 

Había mutado mi piel y ella al parecer con el amanecer tenia nuevos planes de vida.

 

Me alejé entre nubes negras.

 

Lo sé , nado contra corriente.

 

¿Amor?

 

Es solo una ingenuidad como cualquier rabia de juventud,

 

Como cualquier lluvia sin sol,

 

Como maldita espuma de cerveza pegada a los labios,

 

O como aquellas lágrimas que congelamos en el tiempo.

 

Ahora sólo el insomnio es mi salida,

 

Algunas veces me da por sentir la tierra, su arenilla, sus bichos.

 

Otras me da por el mar con su ritual de lamento pulverizándose en espuma.

 

Pero muy pocas por ser humano

 

De esos que consumen su café saboreando sus convicciones eternas,

 

Orgullosos de ser “algo más que el promedio”.

 

Hay un fin común en todas las cosas.

 

¿Qué es esta “sociedad mazatleca”?

 

Sólo un vómito de feng-shui y narcocorridos.

 

Mil demonios y mil ángeles habitan en mi cráneo no necesito a nadie más,

 

Ni a esos místicos amantes que chupan las raíces de teorías subterráneas.

 

¿Quién les llama intelectuales?

 

Las mentes les hierven enloquecidas,

 

Como corona de espinas en la cabeza de un cristo,

 

Ruedan por las plazas en una existencia  embustera.

 

Yo soy el puente final, la puerta al abismo,

 

Putas y putos duermen en mi vitrina de honor,

 

Me disparo hasta hundir mi garganta,

 

La soledad y la sangre en colisión.

 

Vl

 

La palabra cansada descubre sus raíces,

 

Florece un silencio invisible

 

¿Y los ojos de dios?

 

Lloro por su ceguera y me entierro a mí mismo junto con la palabra “salvaje”.

 

Es mí momento, la hora de cosechar todo lo que he callado.

 

Uno dice fácilmente palabras que difícilmente fluyen.

 

De nuestro ayer sólo tengo puentes quebradizos

 

Y la esperanza que ilumina la razón es sólo un vientre enfermizo.

 

Mira y escucha, dios está calando en mi cráneo combatiendo contra lo que no soy.

 

En mi boca hay un cuenco de miel y veneno.

 

¿Cómo hablarte?

 

¿Cómo recordarte?

 

Si llevo a cuestas esta locura por las nubes llorosas,

 

Por las miradas silenciosas que son como libélulas flotando en hilos de tristeza.

 

Tu cuerpo en este tiempo me sabría a mentira.

 

Mi hambre no se sacia con migajas del ayer.

 

Tal vez estoy hablando desnudo o clavando la última libélula en tu pecho.

 

Adiós.

 

POEMA AL FINAL DE LA CALLE

 

Al final de la calle

 

Veo a un hombre cargando con su alma,

 

Como si esta fuese un amasijo de hojas secas,

 

Y mientras más se aferra a ella la tritura en mil pedazos,

 

Mil pedazos de alma de hombre

 

Que recorren las calles dando tumbos,

 

A ciegas por las calles entre sombras y vicios.

 

Y las amas de casas

 

Que tienen por costumbre levantarse temprano,

 

Barren esos mil pedazos de alma de hombre

 

Como si fuese basura común

 

Echada a la calle por hombres comunes,

 

Y esto lo hacen día a día,

 

Sin que el mundo se detenga ni un minuto,

 

Ni un segundo,

 

Ni siquiera una fracción de segundo

 

Para cambiar esta cosa tan importante,

 

Tan vital, tan nuestra.

 

Porque la vida de un hombre que carga con su alma

 

Como si fuese un amasijo de hojas secas,

 

O para los más agnósticos con su conciencia rota,

 

Se le puede barrer fácilmente,

 

Y sin embargo si yo pudiera acercarme a este hombre,

 

Que yace agotado de sí mismo y del mundo al final de la calle,

 

¿Qué podría decirle?

 

“Pedazos insepultos de alma flotando en la estela de la vida de los hombres comunes”.

 

POEMA HE SOÑADO

 

He soñado con el ojo de Dios,

 

Es como una Pared sin puerta,

 

Que ajeno ahora me es el mismo universo.

 

Hoy tengo necesidad más que de palabras de agujas.

 

Hay una flecha flotando sobre mi sombra,

 

Morirá ella como mueren las nubes sobre el cielo.

 

POEMA LA NOCHE Y EL SUEÑO

 

Una aureola cruza el tiempo,

 

No se nos ha pedido que hagamos silencio pero aun así hemos callado,

 

Algún día la cosa más triste será una fe ridícula pero ahora solo somos tu yo,

 

Vencidos de inocencia y de excesos.

 

POEMA LAS FATIGAS DE LOS MORALISTAS

 

Sobre un vaso vacío mi generación bebió la palabra futuro,

 

Pero era una palabra que pertenecía al pasado,

 

Al igual que las guerras, las materias primas, y los mercados.

 

El mundo cuelga con sus tuberías rotas,

 

Y los fieles encorvan sus espaldas a la caricia de la felicidad,

 

Si de eso se trata la vida,

 

A mí por curiosidad a veces me da por la tristeza.

 

POEMAS APARTIR DE ESE DIA

 

Escondemos nuestra luz enferma,

 

Y vamos por la calle en línea recta hacia la decadencia,

 

Frente a mí cuelga lo precario,

 

El último refugio: el alcohol en mi garganta dolorosa.

 

Desprecio de mí mismo sobre los cristales.

 

POEMA AHORA

 

Ahora todo se apresura al silencio,

 

El diablo y la carne desgarran mi memoria.

 

El día se vuelve una piedra

 

Y me quedo impasible al fondo de mi cuarto.

 

Soy como todos los hombres

 

Con esa corteza que confirma nuestra existencia,

 

Y la distancia en ocasiones es el resentimiento de todo y contratodo.

 

POEMA UN DIA

 

Un día previo a la tormenta

 

Solté las palabras en sueños de otros tiempos,

 

Yo no invente el “Ser” dije de pronto frente al espejo,

 

Y me desdibuje de tus horas.

 

La tormenta ha pasado,

 

Vuelven a mí las palabras,

 

Como esa música de jazz que se desgaja en mis tardes tranquilas,

 

Empiezo a jugar en tus labios a la cicatriz y a la guerra.

 

POEMA EL CRATER

 

El mismo pliegue indiferente,

 

El mismo deseo hueco,

 

El agua que me desnuda

 

Y La vergüenza que es ajena al cuerpo.

 

POEMA LA INJUSTICIA

 

De nuevo era un caracol,

 

Y la ficción era carne de caracol,

 

Un hombre envuelto en cosas que no entiende,

 

En ventanas de jardín que nunca se atreven abrirse.

 

De nuevo era una sedienta devoción,

 

Un silencio que se ofrece de antemano marchitado,

 

Un recuerdo de historias que arden al primer fuego

 

Una mañana abrazado a ella y diciendo adiós.

 

POEMA UNA LÁGRIMA

 

Una lágrima embriagada en el olvido

 

Retorna como una última noche,

 

Ciega para siempre.

 

Esta fuga también habla de ti,

 

Es decir estamos enrejados entre la búsqueda de los sueños y el sustento.

 

Toda palabra que he dicho es como la profundidad de los mares,

 

Las mismas cosas nos han perdido,

 

Con la misma moneda hemos apostado,

 

En las mismas redes hemos morado.

 

Con tus ojos enlazados he estrangulado cerezos,

 

Desde tardes silenciosas he besado cicatrices,

 

Ambos quisimos clavar colmillo y veneno.

 

POEMA LA SEMILLA SUMERJIDA

 

A los muertos no los consuela la poesía,

 

Ni a los hombres automáticos ni a los on chip,

 

Solo a esos vigilantes de estrellas,

 

Con sus fuegos tejidos en el tiempo,

 

Con sus decapitadas eternidades,

 

Solo a aquellos que no se extinguen en la danza de los falsos lenguajes.

 

El mundo rueda herido,

 

Y con los ojos quebrados lo he recibido,

 

Su aliento lo he convertido en nubes pasajeras e inofensivas.

 

Un rayo florece en el tiempo,

 

¿De qué poeta es la luz que me hace seguir al barquero?

 

Miles son las semillas que se han sumergido en mí.

 

POEMA EL POLVO Y EL SACRIFICIO

 

(Tributo a Paul celan)

 

En los ríos titubeantes de la escritura

 

Las almas como finas flechas se lanzan al cielo.

 

Fuga de la muerte.

 

Una tumba habita en cada hombre,

 

Unos cavan en la tierra más profunda

 

Y hacen sonar sombríos violines,

 

Con palas se beben la noche.

 

La muerte es un maestro,

 

Dura lección que pocos han de ser sabios con ella,

 

Por cierto, no son los ricos ni los doctos los que mejor salen librados.

 

La mayoría cavaremos en la tierra como cavan los gusanos en la carne.

 

Mira a tu alrededor hermano gusano tus despojos no ascienden al cielo.

 

Los espejos más profundos los pasamos de lado,

 

Y la boca se nos llena de lo vacío: trabajo, religión, política,…dinero.

 

Con nada de esto corromperás la sombra imperante del gran bebedor.

 

Polvo y sacrificio.

 

Desfila la centuria,

 

Una barca lleva al mundo,

 

Como tú no tengo nombre solo somos estadísticas,

 

Cualquier plegaria es un circulo entorno a una impasible piedra.

 

En los ríos titubeantes de la escritura

 

Las almas como finas flechas se lanzan rotas al cielo.

 

Fuga de la muerte.

 

Polvo y sacrificio.

 

POEMA CIEGO CRISTAL

 

Ciego cristal,

 

También tú has hablado con media voz,

 

Ta has visto a ti mismo errante como árbol sin hojas,

 

Caído de la suerte, uno tras otro,

 

Hemos atado la flor más negra del cerezo a una cadena de oro y silencio.

 

Ciego cristal,

 

Se trepa la prostituida lágrima,

 

Las cosas del mundo,

 

Y por supuesto la idea de la mano de una gran alfarero.

 

También tú mendigas brillos,

 

También te has visto a ti mismo,

 

Como un hombre con los ojos flotando fuera de órbita.

 

POEMA LA PUERTA EXTRAÑA

 

Titubeantes veo a las gentes cargar las cenizas de un ¨ futuro¨,

 

Unos labios se sumergen en mi noche,

 

Y yo beberé tus cabellos y hundiré la mejilla derrotado.

 

Nosotros y la lluvia retenemos el vacío,

 

¿Acaso no somos solo trozos de fango jugando a ser extranjeros sin patria?

 

Vamos guardando paisajes, rostros, mares burbujeantes,

 

Riquezas de soñadores.

 

También sobre nosotros en ocasiones se extienden las horas extraviadas,

 

Enigmas de gaviotas,

 

Conversaciones explicitas.

 

POEMA EL ESPEJO

 

El espejo dice la verdad nos hemos dormido abrazados a la ventana,

 

Nos hemos quedado demasiado tiempo en la casa del olvido,

 

Nadie te ha visto descender del cielo,

 

Nadie te ha visto resucitar de entre las gentes,

 

Y yo he caminado tan solitario por las tardes,

 

Buscando libros de poemas,

 

Buscando libros de poetas a punto de morir.

 

El espejo dice la verdad,

 

Los muertos se llevan en las manos y el amor se asoma a las ventanas.

 

Nos llama coquetamente, desesperadamente,

 

Lo sé, todos saldremos perdiendo si sigue asomándose a la ventana.

 

La peor hora se lleva siempre en el reloj,

 

¿Buscas agua en mis labios?

 

He guardado una cisterna.

 

El espejo dice la verdad nos hemos dormido elogiando la lejanía.

 

POEMA NOSOTROS

 

Nosotros éramos el mundo,

 

Las dunas apagadas y las aguas acuchilladas,

 

La fuente callada e incluso el amargo olvido.

 

Cuéntame el secreto pensamiento o ese silencio libre que nos rodea.

 

Estoy perdiendo tu nombre,

 

Y mi culpa no es capaz de borrar mi raza impura,

 

Faltas  tú y lo sabes, y sobra  lo propio a esta hoguera.

 

POEMA PRELUDIO AL PERFUME DE UN RECUERDO

 

El filo del cuchillo crece de otra manera,

 

Ángeles insaciables arden en la cima de mi mano.

 

Duermen mis monstruos,

 

Se enmohecen de tanto esperar,

 

Pelean arrinconados y sus cuchillos, se hacen viejos y oxidados,

 

Clavan con deleite espinas en mi espalda, dolor.

 

Todas las ventanas se nublan,

 

Todas las lágrimas se maduran,

 

Todas las posibilidades se fragmentan.

 

He atravesado esos aires cargados de promesas,

 

Esos templos donde cualquier sombra se acerca a su verdad, dolor.

 

Escucho hablar de ruinas,

 

De la impecable adoración por la crueldad del comercio,

 

Todas las doctrinas se tambalean, abren cráteres en las carnes humanas,

 

La sangre brilla como cristales.

 

Empieza la mañana y ¿Dónde estás tú?,

 

Nombre, dirección, en este papel perdido,

 

Hablo como un salvaje.

 

Quizás mañana,

 

Aprenderé a escribir una mejor versión de los cuervos que giran alrededor del corazón.

 

POEMA SOL TORBELLINO

 

Las flores quebradas,

 

Con sus cuerpos saqueados,

 

Con un sabor impaciente de alaridos,

 

Sedientas de esperanza.

 

Flores voraces azotadas por la furia del azar,

 

Ellas vienen con sus espasmos,

 

Con sus minúsculos párpados a soñar al mar,

 

A cantar suavemente canciones piadosas,

 

Y yo las veo en todas las montañas,

 

En todas las lluvias desvestidas

 

Con mis ojos que desenredan el cordón del dolor.

 

POEMA AL VIENTO

 

Al hombre lo conquistan las prohibiciones,

 

Y capitulan en la mazmorra de sí mismos.

 

Hay un silencio mortal al alejarnos de la puerta.

 

Recuerdo cuando me preparaste por primera vez un café instantáneo,

 

Una charla sobre Rimbau me mostraba el camino,

 

Es la ternura lo que me interesa y me abraza como todas tus mañanas.

 

POEMA TROPEL DE SERPIENTES

 

Lo llevaran vencido

 

Tirando abajo, combatiendo contra cada segundo,

 

Contra cada mañana lluviosa como si fuera un error imperdonable,

 

Tocaran campanas al viento y la guadaña le hablara a su garganta.

 

Llevan siglos pescando en el mismo rio,

 

Una humanidad que se atropella en la muerte.

 

Después seguiré escribiendo sobre este tropel de serpientes,

 

Y me pregunto si en mis arterias ya corre su veneno.

 

POEMA IMPACIENCIA

 

Tu cuerpo de formas barrocas,

 

Y tu cintura que tiene el código de nuevas heridas,

 

No puedo florecer en tu imagen,

 

Incierto es mi deambular

 

Pues ciertamente no todos los días cruzamos la fragilidad de la fría noche.

 

Los labios infieles al silencio estallan

 

Y no quedan flores marchitas en el camino.

 

Nos hemos despojado de cada imagen perfecta,

 

De cada claridad razonable,

 

Ahora solo somos una luz en la arena de la bajamar.

 

POEMA EN BUSCA

 

En busca de la desnudez de las constelaciones

 

Mi carne parte de la extensión de la tuya.

 

La memoria obsesiva reconstruye lo que hemos sido.

 

Las cuerdas del destino se han roto,

 

Y tu sonrisa brilla como nítida naranja.

 

POEMA   DIBUJOS

 

He dibujado un círculo,

 

Una brisa de otoño que muere en los pétalos de lo cotidiano,

 

Una tinta de refugios,

 

Susurros de una fragmentación

 

O cementerio de viejas mariposas.

 

He dibujado un círculo,

 

Una pregunta embotellada en una conversación,

 

Tengo la sed de las estrellas,

 

La mirada negra.

 

La fiesta de los silencios,

 

En fin, labios ciegos y tristes.

 

El placer es el último signo de la libertad,

 

Desnudo ópalo de sangre y fuego.

 

POEMA FUERA DE MÍ

 

La espuma, sal amarga que me protege del comercio,

 

Me protege incluso de esas malas caras de ataúd,

 

A veces me encuentro conversando con una botella como si fuera mi alma gemela,

 

Tomo escuchando el silencio de mi gato,

 

El placer es una forma más de desnuda libertad.

 

POEMA OJOS DE FUEGO

 

Rubias centellas cuelgan de la luz del sol,

 

Y veo a la gente que se les cuaja la lengua llena de furia arrugada,

 

Pienso que están así por  estar tan juntos sin desear estar en esa masa de eunucos.

 

Algunas veces los mismos cielos giran en una gran luna en cualquier bar,

 

Es algo mágico,

 

Lo duro que habla la vida al margen de la noche de mis ojos.

 

POEMA HAY QUIEN

 

Hay quienes ya no son muros que sangran,

 

Se pierden en la extensión de una ceniza, de una lágrima,

 

Dicen que hasta para sufrir debes tener disciplina.

 

El tiempo hoy es súbdito de mi última palabra.

 

POEMA EL ORIGEN DE LA RUTINA

 

Las pupilas sueñan,

 

Son orificios mudos,

 

Veo en el ímpetu de la vida

 

Solo Avalanchas de indiferencias,

 

La verdad es solo una posibilidad breve y ambigua,

 

Un minuto después mi vida cae en un campo de guerra.

 

POEMA FLORES EBRIAS

 

La aguja de la desdicha rompe la aurora,

 

Llama vaporosa De mi vida de la que solo recuerdo mis lecturas  al azar,

 

Ahora esos libros son sepulturas donde se acumulan las telarañas.

 

Hoy me siento más que arrastrado,

 

Me siento como un monstruoso vendedor del eco de las risas,

 

Podría suplicar y ser barrido junto con la fe del mundo,

 

Pero nunca como ahora el demonio es solo el  sonido de una flauta gastada.

 

Cuan poco tiempo le quedan a las masas para seguirse lamiendo sus manos salvajes.

 

Cuan poco tiempo le queda a la aguja de oro,

 

Cuan poco tiempo les quedan a los vagabundos amortiguados por los perros callejeros.

 

Largo tiempo he sido un viajero solitario,

 

He aprendido la lección aceptada,

 

He dudado si debía guardar la aguja de la desdicha que rompe las auroras

 

O si me bastaría con cerrar los ojos y elegir tan solo una caricia en el silencio,

 

Como si fuésemos flores ebrias de fragancias oscuras.

 

POEMA EL NUDO DE LAS PIERNAS LARGAS

 

El frio entra a mi casa como un ruiseñor Con su aleteo de cicuta,

 

Tiemblo, y mis ojos son embalajes de estrellas.

 

Entre sombras casi me enamorado de la luz inmortal,

 

Pero finalmente Me doblo como campana ante el engaño de un adiós,

 

¿eras visión o sueño?,

 

Me dueles como poema inconcluso Cuando tus piernas se extienden hasta el horizonte.

 

 

POEMA PERDONA

 

Perdona, pero he tomado el mal hábito de estar limpio pero enfermo de la vida,

 

Con el frío peatonal y con los semáforos en rojo para hacer conmigo mismo un trapo con que

 

Limpiar los parabrisas.

 

Estoy mal enamorado de los escritos gloriosos y la amarga noche no es nada sin las páginas

 

Melancólicas.

 

No es fácil derramarse, ni  cubrirse en el cero absoluto, hombre de barro volando al confín de la

 

Mente.

 

En el horizonte he guardado un secreto,

 

Y en las paredes de mi casa aúlla el viento con su loco delirio.

 

¡ a la calle¡

 

Con mis manos castigaré mi vacío

 

Y me  ahorcaré en la nada.

 

Me preguntas si todo seguirá igual entre nosotros,

 

Si mañana aún no será demasiado tarde para  que  las estrellas se arrojen con su odio,

 

Con sus reproches demacrados, con sus sombras de relojes viejos,

 

Si aún no es demasiado tarde para convulsionarnos al pie del mar en una única y última vez.

 

POEMA EL PEQUEÑO TERROR

 

Ciego de alma,

 

Acurrucado en el lugar donde mueren las golondrinas,

 

Bien lo sabes,

 

No soy de los hombres que regalan mariposas,

 

Grismente me puedes ver desolado en la lluvia,

 

Y cuando viene el día encuentras a mis palabras mutiladas.

 

¿y tu?

 

Amada tan amada,

 

Como demencia de sirena,

 

¿recuerdas nuestro último abrazo?

 

Tu rostro es una puerta cerrada.

 

Es fácil culpar a la noche cuando te duelen algunas cosas de la vida,

 

Ahora solo eres una lluvia sin silencios,

 

El amor se te ha consumido en la carne,

 

En salón de belleza o en los centros comerciales.

 

¿y yo?

 

Soy una extraña ave que huye del conocimiento de su deseo,

 

Silencioso y seguro de su vacío y su soledad.

 

POEMA PARA ESCRIBIR

 

Hay que tener muchas horas de soledad,

 

Mucho tiempo para desafiarse a uno mismo,

 

Estar en el fondo de la fosa,

 

O prisionero de las recaídas indecentes,

 

También orfebre impaciente de las miserias,

 

No, en realidad no hay fórmulas sonrientes,

 

La claridad de la memoria no ilumina desiertos,

 

Ni existen espejos que nos hagan sonreír ante la dulce muerte.

 

Solo estamos ante la palabra y el papel,

 

Sofocados ante la frágil emoción que nos denuda ante las estrellas.

 

POEMA MIL PASOS

 

El silencio me finge el dolor,

 

Y así voy por el camino coronándome de ilusiones frenéticas en los cristales empañados,

 

Un ángel pasa de largo, su virtud es un escudo de silencio,

 

Él también se finge ante el dolor.

 

Los astros son parte de una gran telaraña, hay una confusión que me arrastra,

 

Una lluvia que es como una pesadez de sueño,

 

Hoy tengo el alma como una aurora,

 

O mejor dicho el cuerpo desnudo que se abre a la luz de la ventana.

 

 

POEMA LA SUMA DE LOS BESOS

 

Las horas se hacen duras como estatuas en la noche,

 

La luna clarea y su luz entreabierta me derrumba sobre la cama mustia,

 

Toco puertas que nunca querré abiertas.

 

Sin dormir cosecho la flor que tú no eres,

 

Me siento como un fantasma leyendo cartas de amor ridículas,

 

Nunca un frío cuerpo fue tan inútil.

 

Las palabras austeras me enferman,

 

Siempre encuentras razones justas para esta adiós,

 

Y yo me distraigo en el vacío universal de la suma de los besos.

 

POEMA EL FRAJIL FOLLAJE

 

He quemado rosas,

 

Son el follaje más volátil,

 

Cierro los ojos y escucho el cansancio de la marea,

 

El silencio alumbra nuestro pasado,

 

Te he ido a buscar y me he perdido en las nieblas,

 

Es el olvido un auténtico espantapájaros.

 

POEMA SIMPLEMENTE AL OIRLA

 

Una lágrima me ha traído la noticia,

 

Sin vacilar las pupilas me sorprenden,

 

Sin darme cuenta mi sonrisa divaga,

 

No lo negaré la noche es solo un vago sentimiento,

 

Tampoco negaré que la primavera es solo un cristal azul,

 

Nos hemos desplazado en ataúdes que llamamos zapatos,

 

Incluso nos hemos cambiado el nombre en el crepúsculo de las calles solitarias,

 

Ahora es el tiempo adecuado,

 

Puedes creerme no pude alejarme de tu manto,

 

Ni de tus casas blancas con grandes portones.

 

 

 

POEMA MUSGO Y CARACOL

 

Me has hecho dudar,

 

No fue tu Juventud,

 

Ni siquiera tus esquinas amuralladas,

 

No ha sido ni siquiera el aprecio de una ilusión,

 

Perfectamente lo sabes, soy un viajero y he de continuar mi viaje,

 

La vida es una rueda de molino,

 

Reconozco el olor de las flores y a la tempestad de tiempo que lo borra todo,

 

Sin lugar a dudas me has hecho dudar, que puedo ser más que musgo y caracol,

 

Pero en realidad solo soy un viejo budista cerrando las ventanas de mis ojos.

 

POEMA EL DESVENTURADO

 

Desventurado el que entre a la multitud y se condene al resplandor de los segundos,

 

Y se proyecte al espacio de la noche sin nombre

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 1 voto
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

elcarpideloscabos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información