Literatura

POEMA PARANOIA de Ender Rodríguez



POEMA PARANOIA de Ender Rodríguez - Literatura

PARANOIA

 

A Miguel Marcotrigiano

 

Es un infierno blanco este país donde están de cabeza hasta las pezuñas del alma. La vida es un circo y las patatas mecánicas el payaso en expansión. Las piscinas se llenan a mediodía con flores podridas de neón aparentando rutina. Es una marioneta de arrendajos sin ganas de existir en cuatro planos abstractos, el cuerpo ribonucleico de mi amada. La madre de las orugas vive en el corazón hueco de mi padre junto a su pistola Yerca 74. Este techo esta cama de hogar, son mi esqueleto donde poso el sostén de dos espíritus. Mis roídos zapatos son las uñas que no tengo. Las huidas de mi hermano me salvaron las costillas la sangre pastosa que Jesucristo no tragó ni pudo disolver en formol para poner sus cruces en venta. Esta concha de país vive como un semáforo rosa como una fiesta de calaveras y dinero prestado. Los árboles vomitan oro cochano por sus afilados genitales. Son los oleoductos el estiércol de una patética industria de barbies eléctricamente inmunes. Las calles y las abuelas cuajan de arroz la madrugada y postean un carnero degollado en el Cyberspace de la Santa Rosalía. Las fruterías son saqueadas por monos iletrados con esmoquin. Los automóviles se cambian por pistolas blandas y ya no usan gasolina de cremallera del tipo Gold Star. Son experimentadas actrices las revendedoras de juicios perdidos en las hogueras del senado. Se desnudan las personas en las fechas patrias y cantan fúnebres en los columpios. Todos nos vamos de jeta contra todo, de una sola vez. Ya ni el hambre traficamos. Olemos eructos de mariposa para drogarnos en grupo físico, de uno en uno, y en orden ascendente. Son invadidos mentalmente por extraterrestres los videojuegos y la televisión a través de seres humanoides en línea. No hay en Marte los interestelares servicios públicos que en Júpiter. Las gentes hacen el amor como los babos y las babosas. Las ciudades entran en cólera y el coito se propaga desde las iglesias hacia abajo. Los vertederos proyectan ilusiones ópticas y multidimensionales. Los peluches de los niños araña son inyectados con LSD para psicóticos felices. Es ardua la labor de los brujos en las estanterías de baratijas cerebrales. Agua, luz y frijoles dependen sólo del azar y la mala intuición. Parecen vacas locas los funcionarios los que ponen a funcionar las horribles rocolas de petróleo. Los asideros del poeta político incendiado es una declaración para incrédulos. Es una paranoia la vida y una nación de perros románticos y dioses policía. En definitiva, es un infierno blanco este atolondrado país con sex appeal

Ender Rodríguez Poema y collage.

.poema paranoia

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

0.00 - 0 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Ender Rodríguez

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información