Anuncios
Literatura

Poemario Eternidades

Poemario Eternidades - Literatura

POEMARIO ETERNIDADES

Poema DECIR ME DUELE

Decir me duele,

Es más doloroso si lo escuchamos de nosotros mismos.

Decir tu sombra,

Tu cabello o tu risa,

Es más fugaz si lo escucho a través de la muerte de los actos cotidianos.

¿He dejado de ser o de dejado de sentir?

Ahora todo ambiente me es vacío,

Sólo los que quieren dejarse atrapar dicen “me duele”

En la más profunda soledad.

 

Poema ETERNIDADES

 

Eternidades,

Siluetas buscadoras,

Deseosas de que no todo horizonte sea circunstancial.

Solíamos ser tan ilusos,

Tan contagiados el uno del otro.

Ahora somos solo el reflejo de los días atrapados en nuestros sueños que caen a

Nuestros pies,

Como miradas tímidas o avergonzadas.

Finalmente estás en lo cierto,

Era imposible saber a ciencia cierta donde terminaría nuestro andar.

 

POEMA LA NOCHE

La noche me alumbra como luz al final del camino.

El azul presagia nuestras dudas

Lloraría si en algo aliviara este momento,

Hablaría si en algo transformara mi aliento.

La noche me toma en sus brazos

Como una madre toma a su hijo.

Un frío recorre mi cuerpo,

Como solitaria ave que recorre un desierto.

La tierra me llama a la tierra iré.

 

POEMA EL SUBCONCIENTE DEL TIEMPO

 

Su amor la hacía ser una gitana,

 

O quizás una hechicera de juventud eterna.

 

El tiempo tiene su subconsciente,

 

Y ella lo dominaba,

 

Conocía sus traumas, fobias y manías,

 

Todo lo usaba para su beneficio y su placer.

 

¿lo engañaba?

 

Lo dudo

 

¿lo amaba?

 

A su manera,

 

Cada quien amaba el tiempo de forma distinta.

 

POEMA LA SANGRE ES MI MAR

 

Mi cuerpo está destrozándose a sí mismo,

 

Se humedece la voz

 

Y las palabras son solo borrascas.

 

Me quedo en la desnudez,

 

Una ola, una ola,

 

La sangre es mi mar.

 

Mi cuerpo está destrozándose así mismo,

 

Desesperada la luna llena me devuelve a la soledad.

 

Mis ojos imploran antiguas manos.

 

Una ola, una ola,

 

La sangre es mi mar.

 

Mi cuerpo está destrozándose a sí mismo,

 

Me quedo acurrucado lleno de delirios de luciérnagas,

 

Mis latidos se detienen, se quiebran mis rodillas,

 

Una ola, una ola,

 

La sangre es mi mar.

 

POEMA SI MI CORAZON

 

Si mi corazón no acariciara el vino del odio,

 

O no se llevara a sus labios los pétalos marchitos de las flores melancólicas,

 

Entonces sin dudarlo yo mismo finalizaría sus días,

 

Sería como cualquier hombre o cualquier serpiente,

 

Y el cianuro sería su plegaria que derramaría a mis pies sangrantes.

 

Para mí no habrá un cuerpo de plástico,

 

Ni tierra, agua o aire que no sean vida.

 

De mi semen nacerá el alma y de mi soledad el encuentro y desencuentro.

 

POEMA SUEÑO COBARDE

 

Tengo un sueño cobarde

 

De alguna forma siento que no soy el único,

 

Es frágil soñar y hoy no quisiera.

 

Sentado a la orilla de los motivos disueltos en un mar de placer

 

Desconozco mi cuerpo.

 

De alguna forma siento que esto te ha pasado también a ti.

 

Es frágil quedarme a tu lado,

 

Lo sé, por momentos soy como un espino,

 

Pero quizás nunca encontremos un espacio tan perfecto entre dos seres.

 

POEMA RELATIVIDAD DE LAS BOCAS

 

Ha transcurrido el preámbulo de las vísceras,

 

La soledad no es un perfume y las palabras son nuestra tumba.

 

Tenemos el deleite de las vidas perdidas,

 

No hay libertad, ni su búsqueda,

 

Al final hemos trazado otro círculo.

 

POEMA YO TE ENTIENDO SILENCIO

 

Yo te entiendo silencio,

 

De bronce se han hecho nuestros nombres

 

Y deberemos morir en guerras frías y sucias.

 

Las calles nos darán a luz, no habrá llantos en este nuevo nacimiento.

 

Duerme niño-silencio, duerme.

 

El corazón es un crepúsculo nacido en lágrimas tardías.

 

Yo te entiendo silencio,

 

La garganta ignorante de todo domina nuestros nervios.

 

¿Aún sigues persiguiendo rosas?

 

Yo continúo mi búsqueda de nubes en los cielos y sonrisas en los rostros.

 

POEMA LA MALDAD DE UNA POESIA

 

Oración destruida en la sombra de tus brazos.

 

Mi tristeza me hace marchar a la noche.

 

¿Alguna vez despertarás de tu propia vida?

 

Poesía precursora de la contemplación, vivo en un abismo de turbios deseos.

 

Desconozco los pétalos de tu flor.

 

¿Acaso el amor volverá a ser una flor de pétalos falsos?

 

Poesía tu boca se ha hecho fruto.

 

POEMA LA DISTANCIA

 

La distancia respira nuestros nombres.

 

Todo lo aprisionamos, todo nos aprisiona.

 

La desdicha de la brisa es un cántico de seda.

 

Piel insobornable que alimenta la vida.

 

Aún brilla la estrella,

 

Nuestra última estrella con piel insobornable.

 

POEMA JUEGO DE ESPEJOS

 

Al verme me abandono,

 

Con fiereza me oculto entre la gente.

 

¿Quién es este hombre que escribe?

 

Aún me sorprenden sus palabras.

 

Las calles son extensiones de mi alma.

 

Recorro sin prisa las líneas de mi rostro, el tiempo es una constante.

 

Al verme no existo y con tibieza sonrío.

 

Puedo esperar hasta media noche a colgar mis palabras,

 

Esperar, siempre esperar.

 

El cansancio de ocultarme entre la gente me saca a flote.

 

¿Quién es este hombre que continua escribiendo?

 

 

POEMA EL TINTINEO DEL CUERPO

 

Frente a la sociedad me desnudo,

 

Mi imaginación es letra cursiva, y ellos continúan marcando la misma hora.

 

Es tiempo de desnudarme un poco más.

 

Puedo confesar que soñando con la espuma de mar mi alma se rompió.

 

Soy un hombre tolerante, se puede vivir así.

 

Ahora soy consciente de cada pedazo de estrella.

 

¿Qué refugio es un poeta?

 

Sueño con helados resplandores,

 

Fantasmas de invisibles hermosuras.

 

Soy como soñaba

 

Y en la noche secreta en una estación de autobuses marcho a las orillas del desdén.

 

¿Y el tintineo de tu cuerpo?

 

Bueno, que puedo decirte,

 

No era como lo soñaba.

 

POEMA EL DIA SOLLOZA

 

Silencios dulces, distantes,

 

Ojos claros y pálidos hombros.

 

A la espalda el deseo indolente, el perfume de un pecho.

 

Miro a mí alrededor, olas que se estrellan en las rocas.

 

Ruido de tormentas,

 

Una lágrima vuela desde las cenizas,

 

Niego una vez más la precipitación de los besos.

 

Silencios dulces, distantes,

 

Solíamos ser amigos, pero ahora….

 

¿Qué raíces nos arrancaron?

 

Una sombra vagabundea entre nosotros.

 

Por un instante tuve la impresión de romper las distancias.

 

POEMA SUBURBIOS DE ETERNIDAD

 

El mar está lleno de reflejos,

 

Su cabellera es una espuma silenciosa.

 

Huyes de mis pasos.

 

¿Acaso ni tu misma te reconoces?

 

Aire cristal en la última hora de la tarde,

 

Insinúas un recuerdo,

 

Leve fulgor de perlas en tus labios.

 

La noche es nuestra viudez.

 

¿Acaso eres tú cuando llegas de súbito a este encuentro?

 

El amor no puede presentir al desconocido.

 

Has sentido de nuevo mi latir y mis mudos labios volver a la vida.

 

POEMA APETITOS MATINALES

 

Soledad amurallada,

 

Si te apetece mi voz será como un lienzo o como una encrucijada,

 

Pero ten cuidado los cuervos están hambrientos,

 

Y devoran el cielo, el espacio y a cualquier dios.

 

La humanidad está cansada de sí misma,

 

Ahora a cualquier insecto vacilante se le llama ebria mariposa

 

Y el arte es como cualquier reptil que se esconde en el fango.

 

A la copa derramada la han vestido con piel de esperanza.

 

Abracadabra, al todo y contra todo,

 

Si te apetece mi vos será un lienzo o una encrucijada.

 

POEMA PUENTE ROTO

 

Señalaste un puente roto,

 

Pero aun así en los días lluviosos yo te amaba,

 

Podría decir especialmente en esos días.

 

Ahora ya sabes lo que es la muerte,

 

El espacio en blanco.

 

Borra tu paso de mi voz,

 

Borra tus llamas silenciosas a esta noche que se desangra.

 

¿Qué es lo que quieres?

 

¿Qué detenga mis huracanes?

 

Voy a beber el mar, seré ciego y turbio, eternamente entre tu espalda y el cielo.

 

POEMA SILENCIO AGRIETADO

 

Hay un poema en cada esquina,

 

Es inconcebible la belleza sin la falsedad.

 

Estamos de acuerdo en tan pocas cosas,

 

Por lo pronto el amor escoge sus ciudades.

 

Te diré un secreto, ahora que el sol ha agrietado mi silencio.

 

 

 

 

POEMA PEQUEÑA AGONIA

 

Una sonrisa sin luz es como una perla abandonada.

 

Si les digo que en toda palma cabe el mundo entero, sin duda,

 

Me llamarían loco o mentiroso.

 

Ustedes ya saben lo que saben.

 

El hambre se lleva por dentro como las tristes lágrimas,

 

Y las lágrimas son como neblinas.

 

Yo soy el llanto de miles y la sonrisa de millones.

 

Si les digo que los tímidos amantes viven en el silencio de los crepúsculos, sin duda,

 

Alguno de ustedes tornara sus ojos con curiosidad.

 

POEMA EL TRIBUNAL

 

Duerme la luz misteriosa de sus ojos,

 

Los rumores de piedra han hecho frío el aire y los pensamientos.

 

En invierno que llora su única verdad.

 

Un cuervo penetrante devora la dulzura de su pecho.

 

Ahora escucho sus gritos brotar del océano

 

¡bestia¡

 

¡animal¡

 

¿Cómo puede ser un hombre tan sucio y maravilloso?

 

Duerme el traidor de la negra ciudad,

 

Cada día su sangre es menos pura

 

Menos cristiana,

 

Finalmente sus días son como frutas podridas,

 

Pero aun así hay más poesía en su atardecer de miradas tristes,

 

Que en los millones que mueren en los brazos del silencio y la cotidianidad.

 

POEMA HIPOCRITA CIUDAD

 

Hipócrita ciudad

 

Eres tan blanda con la palabra hiriente.

 

Por vicio tenemos el desprecio

 

O mejor dicho un odio perfeccionado.

 

Todos miran con sus pupilas secas,

 

Sin dudas una ciudad se conoce por sus poetas.

 

¿De qué hablan estos poetas?

 

Solo mastican su tedio,

 

Esos rostros perfectos me odian,

 

Cualquier cadáver hoy en día sueña con virtud.

 

Hipócrita ciudad,

 

Eres tan blanda como la sangre revuelta con leche,

 

Hombres y mujeres son carbonizados por la soledad.

 

Recuerdo el último caso de estos,

 

Era una muchacha que se embriagaba hasta derramar su corazón,

 

Me pareció que tenía esa ternura de una pequeña ave muerta.

 

Hipócrita ciudad.

 

POEMA MI ALMA

 

Soy el dueño de mi alma y por ello vivo en el vacío.

 

¿Justificarme?

 

El amor es cristal o espuma,

 

Y jamás nadie hallará una sombra dócil en mi pecho.

 

Mírame morir y vuélveme a decir

 

“Despiértate a la hora bendita”,

 

Un hombre como yo solo es víctima de sí mismo.

 

Ve a gozar tu paz de mujer, tienes la belleza de un negro laurel.

 

Si dejas a la noche en mis manos entonces ella y tú me pertenecen,

 

En cuerpo y alma.

 

POEMA DUERME LA FLOR

 

Duerme la flor,

 

Y la flor tiene un falso nombre.

 

Cada día, cada amanecer,

 

Ella deambula con su pereza romántica,

 

Ahora se ahoga en el rocío de los recuerdos.

 

¿El amor es un dardo de muerte o de olvido?

 

Ella arde en pequeñas maldiciones, su sonrisa es educada

 

Como esas aves que lloran en la lejanía de las piedras solitarias.

 

Las estrellas solían ser gaviotas en mis primeras playas,

 

Ahora se me revientan mis labios de tristeza.

 

Busco la lluvia creadora y la sombra de los laureles.

 

¿Qué clase de hombre sería si solo escribiera de leyendas de tu vida?

 

POEMA LA ROSA PRIMITIVA

 

Aparto las estrellas del cielo,

 

Ella sabe bien lo mucho que saboreo los silencios.

 

Mienten aquellos que están en el umbral de la sabiduría,

 

El mundo perdura porque mendiga pasiones es así de sencillo.

 

¿Escribir sobre la belleza?

 

La rosa primitiva es para mí la más amarga

 

¿Tienes la verdad en un puño?

 

Solo eres dueño de tu infierno

 

¿Cuánto hay en ti de hermoso?

 

Somos como ruinas mutiladas,

 

Con esa sal pegada a la piel.

 

Yo vengo como en un sueño y aparto las estrellas del cielo.

 

POEMA SIEMPRE

 

Siempre hay alguien desnudo que escucha mis silencios,

 

Desnudo se va al cielo o al infierno

 

Pero pocas veces lo hacen para escuchar poesía.

 

Mientras morimos gritamos amor,

 

Todo sin apartar agrios pensamientos.

 

Ignoro si estuve por descubrir cómo se ama a una rosa.

 

Después de todo,

 

He sobrevivido a todo cuerpo y a toda caricia.

 

Matamos la ausencia del amor más nunca al amor.

 

Siempre hay alguien desnudo buscando sus playas,

 

Y se entrega malherido a una verdad,

 

El espectáculo es aburrido pero logra distraerme.

 

POEMA LA SOMBRA DE LA SOLEDAD

 

Cerca de la sombra de la soledad se muestran mis estrellas,

 

Y no puedo evitar sentir que hay lluvias que te empapan el alma.

 

La marcha comienza en esta tierra removida desde el silencio ficticio de mi garganta,

 

Sí, estoy hablando de viejos recuerdos.

 

La realidad siempre entra sin pedir permiso,

 

Y no puedo evitar sentir que todo viaje se emprende con horas anticipadas.

 

¿Serán las sirenas los cuerpos de mujer más provocativos?

 

POEMA NO ES EL AMANECER

 

No es el amanecer quien anuncia mis palabras,

 

Sino la noche febril.

 

A estas alturas hablar de mí es como hablar de oscuros escondites,

 

Es claro que quien jamás ha visto sus contornos a cualquier oscuridad le llama sombra.

 

A estas alturas hablar de ti es como hacer nudos con el sonido,

 

¿Exagero?

 

A pesar de lo difícil y riesgoso que es abrazarme a mi dolor,

 

Giro y dibujo en tus labios mi vértigo y mi pecado.

 

POEMA ACROBACIAS

 

Habíamos sido demonios y nos aventuramos en viaje cotidiano.

 

La caricia es una mera invención del sueño,

 

Esas fueron tus palabras no las mías.

 

Jamás el juego de las apariencias me fue tan mortal.

 

Si fueras ridícula y hermosa tu camino sin dudas sería mi sueño,

 

Esas fueron mis palabras no las tuyas.

 

Y ahora, justo ahora,

 

No tienes piedad para agitar tu pañuelo en señal de último adiós.

 

Rompo el aire,

 

Y ciego me envilezco en mi blando corazón.

 

Espero no volver a repetir estas acrobacias.

 

POEMA PREGUNTAS A UN MUERTO

 

Hambrientos por la tarde nos llegan los primeros rumores,

 

Cada quien desde su cielo se guarda las palabras en torno a la mesa,

 

Y la pupila se llena de ti.

 

Desde el espasmo del fuego hasta el filo agrietado de la garganta

 

Miras sin ver,

 

Todo pasa bajo el velo de la realidad de una ciudad en retirada.

 

La brevedad de toda primavera se revela siempre ante tres o cuatro palabras inútiles.

 

Hambrienta y con la boca despiadada preguntas,

 

Siempre estas preguntándome cosas,

 

Pero te recuerdo que los muertos no hablan.

 

POEMA IDOLATRÍAS

 

Crucificado por rumores,

 

Se abren fragmentos de mi pedestal.

 

Encuentro en la sombras las huellas de un reino perdido.

 

A la idolatría de un dios,

 

A sus puertas infernales quemo harapos.

 

¿Resurrección?

 

De ninguna forma,

 

Me he desertado del sueño del Hombre,

 

La humanidad sólo es un  puñado de moscas que huelen a crimen,

 

Y sus leyes son solo escamas de costumbres criminales.

 

Mis ojos embrujados construyen otro mundo,

 

Y para entrar en él,

 

Ustedes han de hincarse ante sus propias sombras.

 

POEMA MIS DEMONIOS

 

Mis demonios se pierden en tus labios,

 

Y la fe se amamanta en un amor perdido.

 

Son cosas que tú sabes manejar,

 

Pero yo no,

 

Yo solo tengo esos silencios que se pierden en las orillas del hades.

 

POEMA MI ALMA

 

Mi alma se refugia en las ramas de los árboles

 

Y anida entre silencio.

 

Tengo las entrañas de un pájaro errante.

 

¿Dejaré partir mi alma?

 

¿O la cobardía me hará vestir disfraces extraños?

 

En la penumbra ignoro mis cicatrices

 

Y a mi piel desnuda la sangre le sabe a miel.

 

El corazón tiene mil latidos y la pasión su luna y su sol.

 

POEMA RECHAZO

 

Rechazo la cordura de los que juzgan,

 

La vida de otros cofunde mi locura.

 

Ya he dormido demasiado,

 

Fui un fantasma, cierto,

 

Que no me jodan con su opinión.

 

POEMA SUSPIRO

 

Suspiro absorbiendo los sueños,

 

Aún era de madrugada cuando se unió el tímido amor.

 

Besos de relámpago y desconocimiento de todo límite.

 

Se me quemaron los huesos

 

Y me anudaste con mi propio fuego.

 

POEMA CADA DIA

 

Cada día suelto mis amarras,

 

Y hago florecer mi alma.

 

Soy la lágrima de un silencio que grita.

 

Soy un náufrago evocando la nostalgia de nuestras horas desnudas.

 

 

 

POEMA TU CUERPO

 

Tu cuerpo devora el firmamento,

 

Recoges al mismo tiempo mi mirada y tus vestidos,

 

Tu voz anula los espacios,

 

Cuidado,

 

Tengo páginas donde anidan tigres

 

Y lágrimas que parecen perlas.

 

POEMA LA CARNE INCORPORADA

 

La carne incorporada nos hace estar tan llenos de mansedumbre,

 

Y me enrosco como brasa al fuego

 

O peor aún como crucificado.

 

Las huellas de la soledad nos recuerdan lo arcilloso que es el corazón.

 

Acércate y solloza a mis espaldas.

 

No puedo ser tú sino soy un mar gris.

 

Las serpientes son como rosas tenebrosas,

 

¿lo entiendes?,

 

Tiemblas, puedo verlo,

 

Lo has dicho de antemano

 

“el incendio de tus labios me hace errar”.

 

POEMA ANTE MI PUERTA

 

Ante mi puerta el abismo viene como mensajero,

 

Esperaba otros cielos,

 

Otros caminos empedrados.

 

Tócame con tu luz,

 

Con tu niebla y en solitario vayamos al mar.

 

Hasta ahora sólo hemos escuchado rumores de rosas,

 

¿Estoy hablando de mí?

 

¿O de los pedazos de tus lamentos?

 

Busco reunirte en una fragancia,

 

En un abanico de cristales.

 

Dulcemente te pregunto

 

“Quien de los dos fue el primero en llorar ante la ventana”.

 

POEMA ANGEL MUDO

 

Ángel mudo con alas de paloma,

 

Eres como esas nubes lejanas temblorosas y puras.

 

No puedo imaginar el fin de esta canción,

 

Mucho menos encuentro poder en la voz.

 

Pierdo la persistencia del sueño,

 

Llego a creer que con la primera mirada me desnudaste y abriste mis espinos.

 

Caída las alas lo divino me condena.

 

POEMA LINEA DEL TIEMPO

 

La noche vacía con sus barcos en el puerto,

 

Quiero poner mi vista sólo en el espacio.

 

Pero es complicado,

 

Encontrar una estrella meciéndose al viento.

 

Ignoras mi signo,

 

No lo busques en la sonrisa del pasado.

 

Aquella fue nuestra última noche,

 

El último beso, la última herida.

 

POEMA LA DANZA DE LOS MIL DEMONIOS

 

La danza de los mil demonios siempre está a mi lado,

 

Incondicional incluso en mis peores insomnios.

 

Las cenizas son siempre casuales.

 

Soy introvertido y les aseguro que pocas veces salgo de mi mente.

 

En un minuto recorro el universo.

 

Dos supernovas estallan, ahora puedo ver la profundidad de la calma.

 

Señores artistas hay sombras que nunca desaparecen,

 

Que nunca consigo apartar de esta nube,

 

O de este hechizo desde donde escribo.

 

 

 

POEMA INTOCABLE

 

Intocable e inesperado,

 

Sí,

 

Recuero a una paloma revoloteando desordenadamente,

 

¿Era eso un augurio?

 

Tristemente tu rostro es en estos momentos solo una brisa,

 

Y en otras ocasiones olas enjauladas.

 

Por fortuna no entiendo a las mujeres,

 

Y me sumerjo en esa especie de máscara que llaman cuerpo.

 

No me preguntes si estoy bien o mal,

 

Solo me estoy recuperando de la casualidad.

 

 

POEMA LA SOMBRA DEL ORGULLO

 

La sombra de mis vertebras se ha contrahecho,

 

Y tu orgullo es capaz de sobornar a un rey.

 

La inmensidad nos anula y muestra nuestro tedio.

 

Pongo a los fuegos por testigos

 

Que todo labio que poseo derrame pecado.

 

Ahora lo sabes,

 

La forma en que te he marcado.

 

No escribas que estoy triste ni invoques a las noches que desean morir,

 

Sólo la ausencia de dios es comparable con la tuya.

 

POEMA UN POETA HA MUERTO

 

Hoy un poeta ha muerto,

 

Era bastante curioso aunque no tomaba en serio su papel.

 

Al menos percibía la torpeza de su silbido.

 

¿De qué ha muerto?

 

Saqueaba los sueños del sol cuando de repente alguien escucho

 

El sonido de su libertad bohemia.

 

Se agolpó la multitud y pronunciaron

 

“Guardémosle para otros tiempos”.

 

Él contestó “esa mentira es demasiado cierta”

 

Y murió cayéndose de risa.

 

POEMA EL ESPEJO MALDITO

 

¡Oh, naturaleza!

 

Por observatorio tengo la soledad

 

Y converso en mi mente palabras que dan placer a mi alma,

 

Dulce escena para la imagen inocente que debo parecer

 

A lo poco de humanidad que hay en ustedes.

 

He amado a los cráneos más profanos,

 

Y en un gran impulso estallo y exhalo.

 

¡Oh, naturaleza!

 

¿Cuándo terminará este juego feroz y ridículo?

 

Mi jardín posee tantas sombras,

 

Es tiempo de cosecha,

 

La fruta cae del árbol.

 

 

POEMA EL LOCO

 

Se me han roto los papeles con que mostraba el llanto,

 

Se me destruyen los labios,

 

Y no sé cómo sentirme.

 

Peor aún hay más caos dentro de mí.

 

Hoy, con la fuerza de un martillo clavó momentos de angustia

 

Que rompieron el silencio.

 

Estoy triste,

 

Se marchitaron los pájaros que picoteaban mis sueños,

 

¿Estoy curado?

 

Dicen que río cuando estoy triste,

 

Lo cierto es que me fastidia que los ojos se llenen de lágrimas

 

Por eso acostumbro caminar con la cabeza baja.

 

Cuando me porto bien me imagino que soy otra persona,

 

Después de todo nadie quiere ver tanta miseria.

 

 

POEMA UNA TARDE CUALQUIERA

 

El mundo no tiene decencia para esconderse y me deja tropezar en la calle

 

Con tanta gente muerta.

 

Son calles que lucen sonrisas despintadas.

 

Enciendo el cigarrillo solitario, y dejo que un insomnio eterno me siga los pasos.

 

Tengo tanto tiempo libre que vago entre los silencios.

 

Voy a la playa a recoger restos de un naufragio.

 

La ensoñación de un beso me embiste.

 

Una vez más,

 

A media luz bailaré con esos recuerdos que agonizan.

 

POEMA EL DULCE CUERPO DE LA NOCHE

 

Puedo diferir de los hechos del reloj,

 

Incluso de ese final que envejece en la quietud de la noche.

 

Basta con cerrar los ojos para verte a ti y verme a mí,

 

Con esa belleza desnuda que duele,

 

Que corta a esta ciudad que tenemos como telón de fondo.

 

Puedo incluso ser la nada,

 

O la luz cegadora de un recuerdo.

 

Después de todo desde mis más fríos rincones

 

Bienvenida sea la noche y su dulce cuerpo.

 

POEMA A HURTADILLAS

 

A hurtadillas bebes la misma copa,

 

Para la soledad en ocasiones hay tiempos incompatibles,

 

A diferencia de ti,

 

Yo puedo beber por capricho.

 

Lo que nos ata puede ser aún más irreal que nuestro cuerpo.

 

Sin embargo en mi libro de poemas,

 

La memoria es un acto de fe como los paso de un ciego.

 

 

POEMA RESPIRO LA LLUVIA

 

Respiro la lluvia,

 

Por las rendijas te recuerdo,

 

Es un murmullo que no entiendo.

 

Lluvia, nube y soledad,

 

Deambulan en el fondo de mi vaso,

 

Una sombra anida en mi garganta y se quiebra.

 

También soy otra ausencia,

 

Otra hoja del calendario.

 

En el cielo danzan humedades,

 

Tú bajas siempre perpetua y desnuda de palabras.

 

Aún no he escrito sobre el pétalo de tus ojos abiertos.

 

POEMA NO SERA FACIL

 

Desde las imágenes de la arena el silencio me llama.

 

Voy a soltarte y no será fácil.

 

El viento es fugaz y la arena caliente.

 

Hay un secreto acariciando luna y estrellas.

 

Por un momento imito el sentido que llevan las ovejas,

 

En cierto sentido todos somos llevados a la muerte,

 

Pero la vida se me estremece no como a cualquiera.

 

Las olas han olvidado nuestro paso por la arena.

 

Cómo te dije voy a soltarte y no será fácil.

 

POEMA LA SERPIENTE

 

Una serpiente me ha amado con tanta violencia y con tanta ternura,

 

Pero lamentablemente odia tanto.

 

Abro la noche estrellada,

 

Moriría si esa fuera la forma temprana de soñar.

 

Viejo adagio “se ama lo que no se ha tenido”.

 

Una serpiente con largas pestañas y una herida que la convierte en mi primer motivo.

 

 

 

POEMA LA NOCHE

 

La noche retumba y navego en mares de letras,

 

Recorro el mundo porque nunca acepté mi piel.

 

La noche besa el fondo del silencio,

 

Y en un papel poblado de locuras me lanzo a los rincones vacíos.

 

No fueron las campanas las que me despertaron,

 

Sino la aspereza de tanta alma errante.

 

La noche viaja al viento y me deja presagios de jirones.

 

Yo soy aquel torrente que recibe a la noche en un puerto solitario.

 

POEMA EL MANTO

 

Bajo el manto de la enormidad surge la bruma,

 

De nuevo daré mi corazón a un cristal de nostalgias.

 

He oído que perdí un recuerdo,

 

Sin embargo mi primera noche en este bar navegué sin rumbo,

 

Enemigo siempre de la rosa de los vientos.

 

Ahora bajo el manto de la enormidad el silencio es aterciopelado.

 

POEMAS PREGUNTAS

 

En tus labios hay pantanos de sal,

 

Preguntas de dónde vengo,

 

Me besas y huyo.

 

Te veo herida por el deseo

 

Y me pregunto si serás miel o naranja amarga.

 

POEMA UNA PALABRA

 

Una palabra deja fluir el tiempo,

 

Un hombre si escribe inmensidad no es inmensidad,

 

Un hombre si escribe silencio no es silencio,

 

Todo lo que he sido lo he ocultado en la distancia.

 

Si en cualquier mirada un hombre escribe y multiplica su alma,

 

Entonces se asemeja al infinito,

 

Desnuda su piel, consciente de que nace y muere,

 

Avanza y retrocede.

 

POEMA GOTA DE SILENCIO

 

Una gota de silencio se desgarra ante ti,

 

Hay un lugar donde no ocultas las estrellas,

 

Lo conozco y lo recuerdo,

 

No te ayudaré a esconderte entre sombras,

 

Ni a maquillar el fondo de tus ojos,

 

Aunque no soy generoso en confesiones me pregunto,

 

Si habrá más tristeza atrapada entre tus risas.

 

POEMA EL CAMINANTE

 

Camino largos días para no desaparecer,

 

El demonio me habita,

 

Quisiera matarlo pero esa mitad me pertenece,

 

No vengo de la oscuridad ni de ese rio silencioso.

 

He perdido el sentido místico de los disfraces,

 

Y escupo mil palabras en el universo poético,

 

¿Acaso hay otro camino?

 

Se agrietan nuestros labios,

 

Te lo confieso a veces estoy lleno de odio,

 

Por ello,

 

Camino largos días para no desaparecer.

 

POEMA ESTE NO ES UN POEMA DE AMOR.

 

Este no es un poema de amor sino una orgia de odio.

 

Ante la orca se inclinan los esclavos,

 

Se inclinan a tu paso mujer,

 

Y no está lejos la cara de la ruindad,

 

Es el rostro del mundo y sus pequeños y aburridos odios.

 

Vivimos un tiempo en que la carne es amor,

 

Y hasta los pétalos febriles son sólo espejos sonrosados.

 

Lo mío es una flor nacida sin pétalos,

 

Una triste industria que despierta y enciende demonios,

 

Pero para ti,

 

Desprecio esas lágrimas que son metal o plástico.

 

La semilla fue echada en las tinieblas.

 

Sonrío y olvido la punta ácida de tus labios,

 

Como te lo dije,

 

Este no es un poema de amor sino una orgía de odio.

 

POEMA LA ÚLTIMA SONRISA

 

El viento no regresa a mis pulmones,

 

Ni el agua, ni las rocas,

 

Solamente este polvo que se acumula en mis ventanas abiertas.

 

Se marchita un silencio,

 

Miro el camino al espejo.

 

Hay algo entre la última estrella y yo,

 

No tiene nada que ver con el muro de tormentas,

 

Ni con las hojas tatuadas con impulsos suicidas,

 

Sólo es la desnudez de los brazos,

 

Al final,

 

Una última sonrisa pasa por mis labios.

 

POEMA EL VUELO DE UN CUERVO

 

Hoy descubrí el vuelo caído de un cuervo,

 

Su sombra aún palpitaba,

 

Abrí entonces su inmortalidad y encerré en su pecho el llanto.

 

Sus alas negras le estallaron.

 

Soy creador del vuelo mutilado del cuervo.

 

Al momento de su muerte ignoré sus sueños.

 

Aún recorro las calles sin darme cuenta que este planeta está roto y lejano.

 

Todo se borra de algún ácido modo.

 

POEMA LA PRIMERA GRIETA

 

He tenido visiones de estrellas dormidas,

 

Ahora me queda claro que el tiempo es un parpadeo en los ojos vacíos de la mente,

 

No es locura lo que digo,

 

Son sólo recuerdos que florecen en mí.

 

Conocí tu primera grieta y como deformabas a las nubes,

 

Somos tan diferentes,

 

Tú aprendes tanto de la lluvia y de las botellas rotas,

 

Yo sólo tengo el rumor del cuerpo que se parte en dos.

 

POEMA ESTELAS NEGRAS

 

He derramado estelas negras sobre tu espalda,

 

Con el fuego en tus labios beso tus aguas.

 

La lengua vagabunda estampa un arcoíris en mi memoria.

 

La noche es un alma rota,

 

Débil,

 

Como un árbol que muere de pie.

 

De esto no se habla,

 

Sólo se confía

 

O se pretende que ahogue la derrota del otro.

 

POEMA EL SILENCIO

 

El silencio agita sus alas,

 

La venganza limpia la sangre de la conciencia,

 

Escucho la eternidad del cuerpo,

 

Me arrojo al mar pensando en mis heridas abiertas,

 

Por el momento sólo tengo esa luz que se cuela por la ventana rota.

 

POEMA AL PIE DE TUS PUPILAS

 

Al pie de tus pupilas los pétalos desbordan su vicio,

 

Me engancho y miro dentro de ti.

 

El pecho enrejado se abre,

 

Redoblas el ronroneo, morir con la carne inmensa.

 

Déjame mirar la caída de tu rubor.

 

 

 

POEMA UNA NUBE

 

Soy la sombra del maestro de la miseria,

 

Una nube con sed de palabras,

 

Profeta y peatón de la fe,

 

Elijo lo que me toca fingir,

 

Y sueño laberintos, círculos gastados.

 

He tenido el humo del cigarro por patria,

 

De la humanidad fácilmente lo pierdo todo.

 

No siempre he sido hospitalario.

 

Muerdo la mano de quien es cobarde ante su propia rabia.

 

POEMA EL SIGNO

 

No deseo beber  la luz,

 

Había que decirlo y decirlo muchas veces.

 

Enredado entre los dedos del recuerdo más extenso

 

Puedo recuperar las grietas que llenan mis bolsillos.

 

Aquella disposición que tenía al canto solamente te reconfortaba a ti.

 

El silencio tenía un sueño,

 

Era suyo por derecho propio, ahora solo es un oscuro martilleo.

 

No deseo la luz, ese será mi signo.

 

POEMA ASTILLAS

 

Me consumo entre nuevos labios.

 

La noche será mi voz.

 

Ella se ha desprendido de mi cuerpo,

 

Una bestia respira mis líneas de sangre.

 

El hambre herida me hace escribir,

 

En unas horas más la distancia estará tan cerca de mí

 

Y tú estarás tan lejos.

 

Te he destruido,

 

Te he partido en mil pedazos,

 

Pasan los años y aún sigues astillando mi memoria.

 

POEMA LA ESCRITORA DE CUENTOS Y POEMAS

 

Estas así,

 

Como barro fresco entre mis manos,

 

Mal momento,

 

Llevo en mi rostro esos ojos donde nunca llueve.

 

El frío me cambió la vida,

 

Y me he acostumbrado tanto a la soledad de mis ronquidos.

 

Yo no escribo cuentos,

 

Soy como un gato viejo que se come a blancas palomas.

 

Los perros olfatean tus poemas y cuentos,

 

Pero para mí son barcazas en un mar ártico.

 

POEMA SIN TOCAR LA PUERTA

 

Quiero las palabras que detienen el aire,

 

Esos momentos de dulces colmillos,

 

Brillantes acantilados y ruina de relojes.

 

Ahora lo sé,

 

El crepúsculo es un beso herido,

 

Y nunca he sido más yo sino estando bajo la lluvia.

 

Soy un gato ensañándome con tu ternura,

 

Beberé tu boca en cubitos de hielo y vodka.

 

Adivino donde te escondes,

 

Y reconozco el porche de tu casa entraré sin tocar la puerta.

 

POEMA EL CIGARRILLO INVENCIBLE

 

Me quedé ciego con el cigarrillo en la boca,

 

Nunca te interesó conocer el misterio de esos viejos pescadores

 

Que reman sin esperanzas.

 

Y bueno, como decírtelo de forma sencilla,

 

Conozco el camino que lleva al vacío,

 

A las ciudades donde no se te abre ninguna puerta,

 

También la forma en que las flores comen de tus manos,

 

Y por ello desprecio a los hombres que llevan en sus ojos un basurero.

 

El viento pretende arrancarme sus palabras,

 

Pero soy tan violento, tan ciego

 

Y con este cigarrillo que me hace invencible,

 

Que sencillamente hecho al fondo de un libro mis poemas.

 

POEMA EL OFICIO DE LA DROGA

 

Golpe de olas,

 

Odio contra los huesos,

 

Odio contra los perros solitarios,

 

Suelto las risas encadenadas y abro paso a la noche.

 

Psicodélicas carcajadas,

 

Se carcomen los muros de lo que soy,

 

La desnudez del fuego me embriaga.

 

Andrajos de amor perdidos para siempre,

 

Hay demasiada fragilidad en el infortunio callejón,

 

Es el oficio de la droga,

 

Hay que conocer el oficio de la droga para hablar de esto,

 

Sobre hojas húmedas me entrego a las tinieblas.

 

POEMA CARNE EN EL VACÌO

 

He evitado pintar las grietas del tiempo,

 

Hay tanto silencio humedeciendo mis labios.

 

Aún conservo la mitad de la noche,

 

Poco a poco invoco un poema,

 

Cae al piso cuando trato de volar,

 

Sin dudas un poema puede ser un fruto o un animal muerto.

 

Con manos temblorosas desabrocho los placeres más sórdidos.

 

Mis ojos se depositan en el Hades.

 

Arde el templo todos los domingos.

 

El nazareno herido de un costado me llama por mi nombre.

 

En mi mesa la desnudez de la lluvia me devuelve la carne.

 

POEMA FRÁJIL ESPERANZA

 

Tengo una colección de cicatrices,

 

Unos ojos que se diluyen en un océano de polvo y cenizas,

 

No soy palabra que pretende el aplauso,

 

Sólo soy un presentimiento de una frágil esperanza,

 

Líquida,

 

Inatrapable,

 

Quizás me he inventado este castigo.

 

Hay una enseñanza corrupta en todo colectivo poético.

 

Disculpen señores de las grandes letras,

 

He roto el abismo por sólo un tímido principio.

 

POEMA BAR “LA ESPERANZA”

 

En el bar “La esperanza” donde se vende la carne,

 

Los incompletos rompen cualquier amor incondicional,

 

En un círculo de errores,

 

El débil, el perverso y el tierno beben la inútil resucitación.

 

Cuan poderosas son las palabras que se desprenden del cuerpo,

 

Y cuan débil la boca mutilada por el mercantilismo.

 

El deseo acribilla,

 

Es inútil esquivar los rayos luminosos.

 

Destapamos el cráneo del cosmos para solo descubrir el oscuro rocío de los cementerios.

 

Sería bastante cinismo preguntarle a esa chica ¿Dónde está el infierno?.

 

POEMA SILENCIOS FINGUIDOS

 

Silencios fingidos,

 

Es la marcha fúnebre de las bocas,

 

Anochece en el interior de mi boca,

 

Y me hunde mis partes más turbias.

 

Niebla y rocas,

 

Lamento de nubes lluviosas.

 

Te he visto en el horizonte expandiendo tu vuelo,

 

Me pregunto si encontrarás tu rumbo.

 

POEMA NAUFRAGO

 

Alguna vez has intentado caer en las grietas del universo

 

Como si fuera planeta errante.

 

Todo amante que se cansa de amar se convierte en un hueso roído,

 

Y no importa que tus ojos tengan muros,

 

Nunca he necesitado de esas pieles con raíces,

 

Estoy husmeando en los jardines de tu pecho,

 

Pegado a tus puertas,

 

Como naufrago a su tabla.

 

POEMA INTERROGACIÓN

 

Te acaricio porque me estás mintiendo,

 

Sospechas que me has dejado fuera de combate,

 

Pero bebo el agua y el vino que hiere como si fuera cualquier cosa.

 

El azar ha sido torpe con tu cuerpo,

 

Ahora somos como dos pájaros tristes que se desmoronan al abrir sus alas.

 

No se pueden ocultar los duraznos de otras pieles.

 

Cualquier interrogación es un arma a punto de disparar.

 

POEMA RAIZ FALSA

 

Te apareces en el horizonte de mis viejos libros,

 

Tu falda azul agitaba al viento una ilusión,

 

No subsistía la sombra, todo era simple.

 

Pero el corazón que es como un felino hambriento,

 

Nada le importa el paso del tiempo,

 

Seduce y captura un sentimiento marchito en mi opaca mirada.

 

¿Te sorprende la imagen?

 

Solo he podido leer tu otra mitad y desprecio tu raíz falsa.

 

POEMA HAY UN LUGAR

 

Hay un lugar donde el silencio de la noche se desprende,

 

Fuego,

 

Guerra entre dioses.

 

Respiro el blanco polvo,

 

Humo azul en los huesos de este sacrificio,

 

Abrazo sombra y luz.

 

Dos lunas en la noche con sus cuellos limpios,

 

Emplumada la muerte para una ceremonia de amor,

 

Pechos como zarzales,

 

Negro sueño de mariposas,

 

Escribo y borro lo que escribo.

 

Hay un lugar en la noche donde no hay hambre, ni sangre ni un padre nuestro,

 

Sólo mi rostro hundiéndose en campos de carne dormida y cocaína.

 

POEMA UN SUEÑO

 

Un sueño con sus pétalos moribundos enmascaran con niebla un corazón,

 

Es oscuro el remo que se consume en tu barca, y las aguas arrojan espuma a nuestras

 

manos.

 

No miento,

 

He cruzado océanos de fantasías así también cementerios de ángeles,

 

Soy un hombre que escucha con calma el trueno de la tormenta,

 

Y sólo encuentro refugio en las estrellas.

 

Estoy aún demasiado lúcido para ser cebo de la navaja,

 

Y de las mordeduras de tu blusa y tu falda.

 

POEMA LA ESBELTEZ DE LA LUZ

 

La piel esbelta de luz luce su destello frente a la dulzura del párpado abierto.

 

Todo su cuerpo se curva en la más oscura desnudez de la noche.

 

He bebido hasta la última gota de su belleza

 

Y el tiempo ha respondido a  mi columna vertebral.

 

El silencio se ha sellado en una líquida ilusión que ablanda a los hombres.

 

Tenemos tan poco tiempo para marchar sobre nosotros mismos

 

El secreto es un aroma que besa nuestro rostro.

 

 

 

POEMA LA CIUDAD

 

Sobre la ciudad todo es violencia,

 

Por miedo se detienen a mirar las alas ligueras o los áureos destellos.

 

Los labios se cubren de oscuros remordimientos,

 

Y en los campos florecen girasoles de nostalgia.

 

POEMA SILENCIO CIEGO

 

Busco las cuencas vacías de mi silencio,

 

Hoy sabrás que todo rincón del alma tiene hienas, buitres y mal logrados escritores,

 

Y sólo el más vivo de ellos sobrevive.

 

POEMA EL OTRO YO

 

Confío en la batalla de los instintos,

 

En las moléculas que contienen miradas perdidas,

 

En el aire que cruzo para olvidar,

 

Y me desprendo del otro que en mí espera un fantasma.

 

 

 

POEMA LA FLAMA

 

La flama transforma lo sólido en etéreo,

 

De pronto el dolor abraza el ritmo de la noche,

 

Tu nombre me hace deambular por las calles,

 

No me hace falta ni evitar la noche ni la soledad,

 

Ebrio y oculto entre la gente he mal escrito tu nombre.

 

Duermo y sueño con la tormenta sedienta de mar y arena.

 

Y tú oculta entre los aleteos de una lechuza cada vez más lejana,

 

Viajando a los abismales ojos de la noche.

 

Y la verdad, no sé si decirte adiós.

 

POEMA LAS BRASAS DEL TIEMPO

 

El mar arde en las brasas del tiempo,

 

Te esperé,

 

Y no advertí que estabas tan lejos de casa,

 

Perteneces al tiempo y ya no serás mi reino.

 

El otoño llorará y muere oscureciendo la tierra,

 

La soledad nos alcanza navegando hacia el horizonte.

 

POEMA TU CELDA

 

Trabajas en tu celda,

 

Cabalgas sobre tus pequeñas muertes,

 

Te has vuelto tan obsesiva sobre la necesidad de ti misma,

 

¿Piensas reconstruir tus demonios?

 

Deberías pensarlo mejor.

 

¿Recuerdas cuando te tomé de la cintura?

 

El tiempo y el silencio nos sellaron.

 

Soportamos la marcha de los días,

 

Quiero sentir tu espuma y las espinas de tus llantos silenciosos.

 

POEMA HECHIZOS

 

Maldito hechizo,

 

Sin saberlo he satisfecho el insomnio,

 

Tú eres esa promesa de fe por las que crucifique un pasado.

 

Estamos tan inquietos y tan llenos de sueños infantiles.

 

Reconociendo la insuficiencia de la noche hay un grito incendiando las palabras.

 

Siempre hay un universo de versiones de nuestro pasado,

 

Me miras,

 

Estamos desnudos de pretextos por primera vez.

 

POEMA CRISTALES DIMINUTOS

 

¿Qué decirte?

 

¿Cómo puedo estar tan lejos de la mitad de tu mundo?

 

Todo eso lo llevo dentro,

 

Incluso en contra de la memoria encadenada.

 

La luz gastada de los besos alumbra mi último esqueleto.

 

Momentáneamente en ti puedo ser eterno.

 

Un silencio se transforma en sollozo,

 

Cristales diminutos en tu sed de cuerpo.

POEMARIO ETERNIDADES

 

 

Poema DECIR ME DUELE

 

Decir me duele,

 

Es más doloroso si lo escuchamos de nosotros mismos.

 

Decir tu sombra,

 

Tu cabello o tu risa,

 

Es más fugaz si lo escucho a través de la muerte de los actos cotidianos.

 

¿He dejado de ser o de dejado de sentir?

 

Ahora todo ambiente me es vacío,

 

Sólo los que quieren dejarse atrapar dicen “me duele”

 

En la más profunda soledad.

 

Poema ETERNIDADES

 

Eternidades,

 

Siluetas buscadoras,

 

Deseosas de que no todo horizonte sea circunstancial.

 

Solíamos ser tan ilusos,

 

Tan contagiados el uno del otro.

 

Ahora somos solo el reflejo de los días atrapados en nuestros sueños que caen a

 

Nuestros pies,

 

Como miradas tímidas o avergonzadas.

 

Finalmente estás en lo cierto,

 

Era imposible saber a ciencia cierta donde terminaría nuestro andar.

 

 

POEMA LA NOCHE

 

La noche me alumbra como luz al final del camino.

 

El azul presagia nuestras dudas

 

Lloraría si en algo aliviara este momento,

 

Hablaría si en algo transformara mi aliento.

 

La noche me toma en sus brazos

 

Como una madre toma a su hijo.

 

Un frío recorre mi cuerpo,

 

Como solitaria ave que recorre un desierto.

 

La tierra me llama a la tierra iré.

 

POEMA EL SUBCONCIENTE DEL TIEMPO

 

Su amor la hacía ser una gitana,

 

O quizás una hechicera de juventud eterna.

 

El tiempo tiene su subconsciente,

 

Y ella lo dominaba,

 

Conocía sus traumas, fobias y manías,

 

Todo lo usaba para su beneficio y su placer.

 

¿lo engañaba?

 

Lo dudo

 

¿lo amaba?

 

A su manera,

 

Cada quien amaba el tiempo de forma distinta.

 

POEMA LA SANGRE ES MI MAR

 

Mi cuerpo está destrozándose a sí mismo,

 

Se humedece la voz

 

Y las palabras son solo borrascas.

 

Me quedo en la desnudez,

 

Una ola, una ola,

 

La sangre es mi mar.

 

Mi cuerpo está destrozándose así mismo,

 

Desesperada la luna llena me devuelve a la soledad.

 

Mis ojos imploran antiguas manos.

 

Una ola, una ola,

 

La sangre es mi mar.

 

Mi cuerpo está destrozándose a sí mismo,

 

Me quedo acurrucado lleno de delirios de luciérnagas,

 

Mis latidos se detienen, se quiebran mis rodillas,

 

Una ola, una ola,

 

La sangre es mi mar.

 

POEMA SI MI CORAZON

 

Si mi corazón no acariciara el vino del odio,

 

O no se llevara a sus labios los pétalos marchitos de las flores melancólicas,

 

Entonces sin dudarlo yo mismo finalizaría sus días,

 

Sería como cualquier hombre o cualquier serpiente,

 

Y el cianuro sería su plegaria que derramaría a mis pies sangrantes.

 

Para mí no habrá un cuerpo de plástico,

 

Ni tierra, agua o aire que no sean vida.

 

De mi semen nacerá el alma y de mi soledad el encuentro y desencuentro.

 

POEMA SUEÑO COBARDE

 

Tengo un sueño cobarde

 

De alguna forma siento que no soy el único,

 

Es frágil soñar y hoy no quisiera.

 

Sentado a la orilla de los motivos disueltos en un mar de placer

 

Desconozco mi cuerpo.

 

De alguna forma siento que esto te ha pasado también a ti.

 

Es frágil quedarme a tu lado,

 

Lo sé, por momentos soy como un espino,

 

Pero quizás nunca encontremos un espacio tan perfecto entre dos seres.

 

POEMA RELATIVIDAD DE LAS BOCAS

 

Ha transcurrido el preámbulo de las vísceras,

 

La soledad no es un perfume y las palabras son nuestra tumba.

 

Tenemos el deleite de las vidas perdidas,

 

No hay libertad, ni su búsqueda,

 

Al final hemos trazado otro círculo.

 

POEMA YO TE ENTIENDO SILENCIO

 

Yo te entiendo silencio,

 

De bronce se han hecho nuestros nombres

 

Y deberemos morir en guerras frías y sucias.

 

Las calles nos darán a luz, no habrá llantos en este nuevo nacimiento.

 

Duerme niño-silencio, duerme.

 

El corazón es un crepúsculo nacido en lágrimas tardías.

 

Yo te entiendo silencio,

 

La garganta ignorante de todo domina nuestros nervios.

 

¿Aún sigues persiguiendo rosas?

 

Yo continúo mi búsqueda de nubes en los cielos y sonrisas en los rostros.

 

POEMA LA MALDAD DE UNA POESIA

 

Oración destruida en la sombra de tus brazos.

 

Mi tristeza me hace marchar a la noche.

 

¿Alguna vez despertarás de tu propia vida?

 

Poesía precursora de la contemplación, vivo en un abismo de turbios deseos.

 

Desconozco los pétalos de tu flor.

 

¿Acaso el amor volverá a ser una flor de pétalos falsos?

 

Poesía tu boca se ha hecho fruto.

 

POEMA LA DISTANCIA

 

La distancia respira nuestros nombres.

 

Todo lo aprisionamos, todo nos aprisiona.

 

La desdicha de la brisa es un cántico de seda.

 

Piel insobornable que alimenta la vida.

 

Aún brilla la estrella,

 

Nuestra última estrella con piel insobornable.

 

POEMA JUEGO DE ESPEJOS

 

Al verme me abandono,

 

Con fiereza me oculto entre la gente.

 

¿Quién es este hombre que escribe?

 

Aún me sorprenden sus palabras.

 

Las calles son extensiones de mi alma.

 

Recorro sin prisa las líneas de mi rostro, el tiempo es una constante.

 

Al verme no existo y con tibieza sonrío.

 

Puedo esperar hasta media noche a colgar mis palabras,

 

Esperar, siempre esperar.

 

El cansancio de ocultarme entre la gente me saca a flote.

 

¿Quién es este hombre que continua escribiendo?

 

 

POEMA EL TINTINEO DEL CUERPO

 

Frente a la sociedad me desnudo,

 

Mi imaginación es letra cursiva, y ellos continúan marcando la misma hora.

 

Es tiempo de desnudarme un poco más.

 

Puedo confesar que soñando con la espuma de mar mi alma se rompió.

 

Soy un hombre tolerante, se puede vivir así.

 

Ahora soy consciente de cada pedazo de estrella.

 

¿Qué refugio es un poeta?

 

Sueño con helados resplandores,

 

Fantasmas de invisibles hermosuras.

 

Soy como soñaba

 

Y en la noche secreta en una estación de autobuses marcho a las orillas del desdén.

 

¿Y el tintineo de tu cuerpo?

 

Bueno, que puedo decirte,

 

No era como lo soñaba.

 

POEMA EL DIA SOLLOZA

 

Silencios dulces, distantes,

 

Ojos claros y pálidos hombros.

 

A la espalda el deseo indolente, el perfume de un pecho.

 

Miro a mí alrededor, olas que se estrellan en las rocas.

 

Ruido de tormentas,

 

Una lágrima vuela desde las cenizas,

 

Niego una vez más la precipitación de los besos.

 

Silencios dulces, distantes,

 

Solíamos ser amigos, pero ahora….

 

¿Qué raíces nos arrancaron?

 

Una sombra vagabundea entre nosotros.

 

Por un instante tuve la impresión de romper las distancias.

 

POEMA SUBURBIOS DE ETERNIDAD

 

El mar está lleno de reflejos,

 

Su cabellera es una espuma silenciosa.

 

Huyes de mis pasos.

 

¿Acaso ni tu misma te reconoces?

 

Aire cristal en la última hora de la tarde,

 

Insinúas un recuerdo,

 

Leve fulgor de perlas en tus labios.

 

La noche es nuestra viudez.

 

¿Acaso eres tú cuando llegas de súbito a este encuentro?

 

El amor no puede presentir al desconocido.

 

Has sentido de nuevo mi latir y mis mudos labios volver a la vida.

 

POEMA APETITOS MATINALES

 

Soledad amurallada,

 

Si te apetece mi voz será como un lienzo o como una encrucijada,

 

Pero ten cuidado los cuervos están hambrientos,

 

Y devoran el cielo, el espacio y a cualquier dios.

 

La humanidad está cansada de sí misma,

 

Ahora a cualquier insecto vacilante se le llama ebria mariposa

 

Y el arte es como cualquier reptil que se esconde en el fango.

 

A la copa derramada la han vestido con piel de esperanza.

 

Abracadabra, al todo y contra todo,

 

Si te apetece mi vos será un lienzo o una encrucijada.

 

POEMA PUENTE ROTO

 

Señalaste un puente roto,

 

Pero aun así en los días lluviosos yo te amaba,

 

Podría decir especialmente en esos días.

 

Ahora ya sabes lo que es la muerte,

 

El espacio en blanco.

 

Borra tu paso de mi voz,

 

Borra tus llamas silenciosas a esta noche que se desangra.

 

¿Qué es lo que quieres?

 

¿Qué detenga mis huracanes?

 

Voy a beber el mar, seré ciego y turbio, eternamente entre tu espalda y el cielo.

 

POEMA SILENCIO AGRIETADO

 

Hay un poema en cada esquina,

 

Es inconcebible la belleza sin la falsedad.

 

Estamos de acuerdo en tan pocas cosas,

 

Por lo pronto el amor escoge sus ciudades.

 

Te diré un secreto, ahora que el sol ha agrietado mi silencio.

 

 

 

 

POEMA PEQUEÑA AGONIA

 

Una sonrisa sin luz es como una perla abandonada.

 

Si les digo que en toda palma cabe el mundo entero, sin duda,

 

Me llamarían loco o mentiroso.

 

Ustedes ya saben lo que saben.

 

El hambre se lleva por dentro como las tristes lágrimas,

 

Y las lágrimas son como neblinas.

 

Yo soy el llanto de miles y la sonrisa de millones.

 

Si les digo que los tímidos amantes viven en el silencio de los crepúsculos, sin duda,

 

Alguno de ustedes tornara sus ojos con curiosidad.

 

POEMA EL TRIBUNAL

 

Duerme la luz misteriosa de sus ojos,

 

Los rumores de piedra han hecho frío el aire y los pensamientos.

 

En invierno que llora su única verdad.

 

Un cuervo penetrante devora la dulzura de su pecho.

 

Ahora escucho sus gritos brotar del océano

 

¡bestia¡

 

¡animal¡

 

¿Cómo puede ser un hombre tan sucio y maravilloso?

 

Duerme el traidor de la negra ciudad,

 

Cada día su sangre es menos pura

 

Menos cristiana,

 

Finalmente sus días son como frutas podridas,

 

Pero aun así hay más poesía en su atardecer de miradas tristes,

 

Que en los millones que mueren en los brazos del silencio y la cotidianidad.

 

POEMA HIPOCRITA CIUDAD

 

Hipócrita ciudad

 

Eres tan blanda con la palabra hiriente.

 

Por vicio tenemos el desprecio

 

O mejor dicho un odio perfeccionado.

 

Todos miran con sus pupilas secas,

 

Sin dudas una ciudad se conoce por sus poetas.

 

¿De qué hablan estos poetas?

 

Solo mastican su tedio,

 

Esos rostros perfectos me odian,

 

Cualquier cadáver hoy en día sueña con virtud.

 

Hipócrita ciudad,

 

Eres tan blanda como la sangre revuelta con leche,

 

Hombres y mujeres son carbonizados por la soledad.

 

Recuerdo el último caso de estos,

 

Era una muchacha que se embriagaba hasta derramar su corazón,

 

Me pareció que tenía esa ternura de una pequeña ave muerta.

 

Hipócrita ciudad.

 

POEMA MI ALMA

 

Soy el dueño de mi alma y por ello vivo en el vacío.

 

¿Justificarme?

 

El amor es cristal o espuma,

 

Y jamás nadie hallará una sombra dócil en mi pecho.

 

Mírame morir y vuélveme a decir

 

“Despiértate a la hora bendita”,

 

Un hombre como yo solo es víctima de sí mismo.

 

Ve a gozar tu paz de mujer, tienes la belleza de un negro laurel.

 

Si dejas a la noche en mis manos entonces ella y tú me pertenecen,

 

En cuerpo y alma.

 

POEMA DUERME LA FLOR

 

Duerme la flor,

 

Y la flor tiene un falso nombre.

 

Cada día, cada amanecer,

 

Ella deambula con su pereza romántica,

 

Ahora se ahoga en el rocío de los recuerdos.

 

¿El amor es un dardo de muerte o de olvido?

 

Ella arde en pequeñas maldiciones, su sonrisa es educada

 

Como esas aves que lloran en la lejanía de las piedras solitarias.

 

Las estrellas solían ser gaviotas en mis primeras playas,

 

Ahora se me revientan mis labios de tristeza.

 

Busco la lluvia creadora y la sombra de los laureles.

 

¿Qué clase de hombre sería si solo escribiera de leyendas de tu vida?

 

POEMA LA ROSA PRIMITIVA

 

Aparto las estrellas del cielo,

 

Ella sabe bien lo mucho que saboreo los silencios.

 

Mienten aquellos que están en el umbral de la sabiduría,

 

El mundo perdura porque mendiga pasiones es así de sencillo.

 

¿Escribir sobre la belleza?

 

La rosa primitiva es para mí la más amarga

 

¿Tienes la verdad en un puño?

 

Solo eres dueño de tu infierno

 

¿Cuánto hay en ti de hermoso?

 

Somos como ruinas mutiladas,

 

Con esa sal pegada a la piel.

 

Yo vengo como en un sueño y aparto las estrellas del cielo.

 

POEMA SIEMPRE

 

Siempre hay alguien desnudo que escucha mis silencios,

 

Desnudo se va al cielo o al infierno

 

Pero pocas veces lo hacen para escuchar poesía.

 

Mientras morimos gritamos amor,

 

Todo sin apartar agrios pensamientos.

 

Ignoro si estuve por descubrir cómo se ama a una rosa.

 

Después de todo,

 

He sobrevivido a todo cuerpo y a toda caricia.

 

Matamos la ausencia del amor más nunca al amor.

 

Siempre hay alguien desnudo buscando sus playas,

 

Y se entrega malherido a una verdad,

 

El espectáculo es aburrido pero logra distraerme.

 

POEMA LA SOMBRA DE LA SOLEDAD

 

Cerca de la sombra de la soledad se muestran mis estrellas,

 

Y no puedo evitar sentir que hay lluvias que te empapan el alma.

 

La marcha comienza en esta tierra removida desde el silencio ficticio de mi garganta,

 

Sí, estoy hablando de viejos recuerdos.

 

La realidad siempre entra sin pedir permiso,

 

Y no puedo evitar sentir que todo viaje se emprende con horas anticipadas.

 

¿Serán las sirenas los cuerpos de mujer más provocativos?

 

POEMA NO ES EL AMANECER

 

No es el amanecer quien anuncia mis palabras,

 

Sino la noche febril.

 

A estas alturas hablar de mí es como hablar de oscuros escondites,

 

Es claro que quien jamás ha visto sus contornos a cualquier oscuridad le llama sombra.

 

A estas alturas hablar de ti es como hacer nudos con el sonido,

 

¿Exagero?

 

A pesar de lo difícil y riesgoso que es abrazarme a mi dolor,

 

Giro y dibujo en tus labios mi vértigo y mi pecado.

 

POEMA ACROBACIAS

 

Habíamos sido demonios y nos aventuramos en viaje cotidiano.

 

La caricia es una mera invención del sueño,

 

Esas fueron tus palabras no las mías.

 

Jamás el juego de las apariencias me fue tan mortal.

 

Si fueras ridícula y hermosa tu camino sin dudas sería mi sueño,

 

Esas fueron mis palabras no las tuyas.

 

Y ahora, justo ahora,

 

No tienes piedad para agitar tu pañuelo en señal de último adiós.

 

Rompo el aire,

 

Y ciego me envilezco en mi blando corazón.

 

Espero no volver a repetir estas acrobacias.

 

POEMA PREGUNTAS A UN MUERTO

 

Hambrientos por la tarde nos llegan los primeros rumores,

 

Cada quien desde su cielo se guarda las palabras en torno a la mesa,

 

Y la pupila se llena de ti.

 

Desde el espasmo del fuego hasta el filo agrietado de la garganta

 

Miras sin ver,

 

Todo pasa bajo el velo de la realidad de una ciudad en retirada.

 

La brevedad de toda primavera se revela siempre ante tres o cuatro palabras inútiles.

 

Hambrienta y con la boca despiadada preguntas,

 

Siempre estas preguntándome cosas,

 

Pero te recuerdo que los muertos no hablan.

 

POEMA IDOLATRÍAS

 

Crucificado por rumores,

 

Se abren fragmentos de mi pedestal.

 

Encuentro en la sombras las huellas de un reino perdido.

 

A la idolatría de un dios,

 

A sus puertas infernales quemo harapos.

 

¿Resurrección?

 

De ninguna forma,

 

Me he desertado del sueño del Hombre,

 

La humanidad sólo es un  puñado de moscas que huelen a crimen,

 

Y sus leyes son solo escamas de costumbres criminales.

 

Mis ojos embrujados construyen otro mundo,

 

Y para entrar en él,

 

Ustedes han de hincarse ante sus propias sombras.

 

POEMA MIS DEMONIOS

 

Mis demonios se pierden en tus labios,

 

Y la fe se amamanta en un amor perdido.

 

Son cosas que tú sabes manejar,

 

Pero yo no,

 

Yo solo tengo esos silencios que se pierden en las orillas del hades.

 

POEMA MI ALMA

 

Mi alma se refugia en las ramas de los árboles

 

Y anida entre silencio.

 

Tengo las entrañas de un pájaro errante.

 

¿Dejaré partir mi alma?

 

¿O la cobardía me hará vestir disfraces extraños?

 

En la penumbra ignoro mis cicatrices

 

Y a mi piel desnuda la sangre le sabe a miel.

 

El corazón tiene mil latidos y la pasión su luna y su sol.

 

POEMA RECHAZO

 

Rechazo la cordura de los que juzgan,

 

La vida de otros cofunde mi locura.

 

Ya he dormido demasiado,

 

Fui un fantasma, cierto,

 

Que no me jodan con su opinión.

 

POEMA SUSPIRO

 

Suspiro absorbiendo los sueños,

 

Aún era de madrugada cuando se unió el tímido amor.

 

Besos de relámpago y desconocimiento de todo límite.

 

Se me quemaron los huesos

 

Y me anudaste con mi propio fuego.

 

POEMA CADA DIA

 

Cada día suelto mis amarras,

 

Y hago florecer mi alma.

 

Soy la lágrima de un silencio que grita.

 

Soy un náufrago evocando la nostalgia de nuestras horas desnudas.

 

 

 

POEMA TU CUERPO

 

Tu cuerpo devora el firmamento,

 

Recoges al mismo tiempo mi mirada y tus vestidos,

 

Tu voz anula los espacios,

 

Cuidado,

 

Tengo páginas donde anidan tigres

 

Y lágrimas que parecen perlas.

 

POEMA LA CARNE INCORPORADA

 

La carne incorporada nos hace estar tan llenos de mansedumbre,

 

Y me enrosco como brasa al fuego

 

O peor aún como crucificado.

 

Las huellas de la soledad nos recuerdan lo arcilloso que es el corazón.

 

Acércate y solloza a mis espaldas.

 

No puedo ser tú sino soy un mar gris.

 

Las serpientes son como rosas tenebrosas,

 

¿lo entiendes?,

 

Tiemblas, puedo verlo,

 

Lo has dicho de antemano

 

“el incendio de tus labios me hace errar”.

 

POEMA ANTE MI PUERTA

 

Ante mi puerta el abismo viene como mensajero,

 

Esperaba otros cielos,

 

Otros caminos empedrados.

 

Tócame con tu luz,

 

Con tu niebla y en solitario vayamos al mar.

 

Hasta ahora sólo hemos escuchado rumores de rosas,

 

¿Estoy hablando de mí?

 

¿O de los pedazos de tus lamentos?

 

Busco reunirte en una fragancia,

 

En un abanico de cristales.

 

Dulcemente te pregunto

 

“Quien de los dos fue el primero en llorar ante la ventana”.

 

POEMA ANGEL MUDO

 

Ángel mudo con alas de paloma,

 

Eres como esas nubes lejanas temblorosas y puras.

 

No puedo imaginar el fin de esta canción,

 

Mucho menos encuentro poder en la voz.

 

Pierdo la persistencia del sueño,

 

Llego a creer que con la primera mirada me desnudaste y abriste mis espinos.

 

Caída las alas lo divino me condena.

 

POEMA LINEA DEL TIEMPO

 

La noche vacía con sus barcos en el puerto,

 

Quiero poner mi vista sólo en el espacio.

 

Pero es complicado,

 

Encontrar una estrella meciéndose al viento.

 

Ignoras mi signo,

 

No lo busques en la sonrisa del pasado.

 

Aquella fue nuestra última noche,

 

El último beso, la última herida.

 

POEMA LA DANZA DE LOS MIL DEMONIOS

 

La danza de los mil demonios siempre está a mi lado,

 

Incondicional incluso en mis peores insomnios.

 

Las cenizas son siempre casuales.

 

Soy introvertido y les aseguro que pocas veces salgo de mi mente.

 

En un minuto recorro el universo.

 

Dos supernovas estallan, ahora puedo ver la profundidad de la calma.

 

Señores artistas hay sombras que nunca desaparecen,

 

Que nunca consigo apartar de esta nube,

 

O de este hechizo desde donde escribo.

 

 

 

POEMA INTOCABLE

 

Intocable e inesperado,

 

Sí,

 

Recuero a una paloma revoloteando desordenadamente,

 

¿Era eso un augurio?

 

Tristemente tu rostro es en estos momentos solo una brisa,

 

Y en otras ocasiones olas enjauladas.

 

Por fortuna no entiendo a las mujeres,

 

Y me sumerjo en esa especie de máscara que llaman cuerpo.

 

No me preguntes si estoy bien o mal,

 

Solo me estoy recuperando de la casualidad.

 

 

POEMA LA SOMBRA DEL ORGULLO

 

La sombra de mis vertebras se ha contrahecho,

 

Y tu orgullo es capaz de sobornar a un rey.

 

La inmensidad nos anula y muestra nuestro tedio.

 

Pongo a los fuegos por testigos

 

Que todo labio que poseo derrame pecado.

 

Ahora lo sabes,

 

La forma en que te he marcado.

 

No escribas que estoy triste ni invoques a las noches que desean morir,

 

Sólo la ausencia de dios es comparable con la tuya.

 

POEMA UN POETA HA MUERTO

 

Hoy un poeta ha muerto,

 

Era bastante curioso aunque no tomaba en serio su papel.

 

Al menos percibía la torpeza de su silbido.

 

¿De qué ha muerto?

 

Saqueaba los sueños del sol cuando de repente alguien escucho

 

El sonido de su libertad bohemia.

 

Se agolpó la multitud y pronunciaron

 

“Guardémosle para otros tiempos”.

 

Él contestó “esa mentira es demasiado cierta”

 

Y murió cayéndose de risa.

 

POEMA EL ESPEJO MALDITO

 

¡Oh, naturaleza!

 

Por observatorio tengo la soledad

 

Y converso en mi mente palabras que dan placer a mi alma,

 

Dulce escena para la imagen inocente que debo parecer

 

A lo poco de humanidad que hay en ustedes.

 

He amado a los cráneos más profanos,

 

Y en un gran impulso estallo y exhalo.

 

¡Oh, naturaleza!

 

¿Cuándo terminará este juego feroz y ridículo?

 

Mi jardín posee tantas sombras,

 

Es tiempo de cosecha,

 

La fruta cae del árbol.

 

 

POEMA EL LOCO

 

Se me han roto los papeles con que mostraba el llanto,

 

Se me destruyen los labios,

 

Y no sé cómo sentirme.

 

Peor aún hay más caos dentro de mí.

 

Hoy, con la fuerza de un martillo clavó momentos de angustia

 

Que rompieron el silencio.

 

Estoy triste,

 

Se marchitaron los pájaros que picoteaban mis sueños,

 

¿Estoy curado?

 

Dicen que río cuando estoy triste,

 

Lo cierto es que me fastidia que los ojos se llenen de lágrimas

 

Por eso acostumbro caminar con la cabeza baja.

 

Cuando me porto bien me imagino que soy otra persona,

 

Después de todo nadie quiere ver tanta miseria.

 

 

POEMA UNA TARDE CUALQUIERA

 

El mundo no tiene decencia para esconderse y me deja tropezar en la calle

 

Con tanta gente muerta.

 

Son calles que lucen sonrisas despintadas.

 

Enciendo el cigarrillo solitario, y dejo que un insomnio eterno me siga los pasos.

 

Tengo tanto tiempo libre que vago entre los silencios.

 

Voy a la playa a recoger restos de un naufragio.

 

La ensoñación de un beso me embiste.

 

Una vez más,

 

A media luz bailaré con esos recuerdos que agonizan.

 

POEMA EL DULCE CUERPO DE LA NOCHE

 

Puedo diferir de los hechos del reloj,

 

Incluso de ese final que envejece en la quietud de la noche.

 

Basta con cerrar los ojos para verte a ti y verme a mí,

 

Con esa belleza desnuda que duele,

 

Que corta a esta ciudad que tenemos como telón de fondo.

 

Puedo incluso ser la nada,

 

O la luz cegadora de un recuerdo.

 

Después de todo desde mis más fríos rincones

 

Bienvenida sea la noche y su dulce cuerpo.

 

POEMA A HURTADILLAS

 

A hurtadillas bebes la misma copa,

 

Para la soledad en ocasiones hay tiempos incompatibles,

 

A diferencia de ti,

 

Yo puedo beber por capricho.

 

Lo que nos ata puede ser aún más irreal que nuestro cuerpo.

 

Sin embargo en mi libro de poemas,

 

La memoria es un acto de fe como los paso de un ciego.

 

 

POEMA RESPIRO LA LLUVIA

 

Respiro la lluvia,

 

Por las rendijas te recuerdo,

 

Es un murmullo que no entiendo.

 

Lluvia, nube y soledad,

 

Deambulan en el fondo de mi vaso,

 

Una sombra anida en mi garganta y se quiebra.

 

También soy otra ausencia,

 

Otra hoja del calendario.

 

En el cielo danzan humedades,

 

Tú bajas siempre perpetua y desnuda de palabras.

 

Aún no he escrito sobre el pétalo de tus ojos abiertos.

 

POEMA NO SERA FACIL

 

Desde las imágenes de la arena el silencio me llama.

 

Voy a soltarte y no será fácil.

 

El viento es fugaz y la arena caliente.

 

Hay un secreto acariciando luna y estrellas.

 

Por un momento imito el sentido que llevan las ovejas,

 

En cierto sentido todos somos llevados a la muerte,

 

Pero la vida se me estremece no como a cualquiera.

 

Las olas han olvidado nuestro paso por la arena.

 

Cómo te dije voy a soltarte y no será fácil.

 

POEMA LA SERPIENTE

 

Una serpiente me ha amado con tanta violencia y con tanta ternura,

 

Pero lamentablemente odia tanto.

 

Abro la noche estrellada,

 

Moriría si esa fuera la forma temprana de soñar.

 

Viejo adagio “se ama lo que no se ha tenido”.

 

Una serpiente con largas pestañas y una herida que la convierte en mi primer motivo.

 

 

 

POEMA LA NOCHE

 

La noche retumba y navego en mares de letras,

 

Recorro el mundo porque nunca acepté mi piel.

 

La noche besa el fondo del silencio,

 

Y en un papel poblado de locuras me lanzo a los rincones vacíos.

 

No fueron las campanas las que me despertaron,

 

Sino la aspereza de tanta alma errante.

 

La noche viaja al viento y me deja presagios de jirones.

 

Yo soy aquel torrente que recibe a la noche en un puerto solitario.

 

POEMA EL MANTO

 

Bajo el manto de la enormidad surge la bruma,

 

De nuevo daré mi corazón a un cristal de nostalgias.

 

He oído que perdí un recuerdo,

 

Sin embargo mi primera noche en este bar navegué sin rumbo,

 

Enemigo siempre de la rosa de los vientos.

 

Ahora bajo el manto de la enormidad el silencio es aterciopelado.

 

POEMAS PREGUNTAS

 

En tus labios hay pantanos de sal,

 

Preguntas de dónde vengo,

 

Me besas y huyo.

 

Te veo herida por el deseo

 

Y me pregunto si serás miel o naranja amarga.

 

POEMA UNA PALABRA

 

Una palabra deja fluir el tiempo,

 

Un hombre si escribe inmensidad no es inmensidad,

 

Un hombre si escribe silencio no es silencio,

 

Todo lo que he sido lo he ocultado en la distancia.

 

Si en cualquier mirada un hombre escribe y multiplica su alma,

 

Entonces se asemeja al infinito,

 

Desnuda su piel, consciente de que nace y muere,

 

Avanza y retrocede.

 

POEMA GOTA DE SILENCIO

 

Una gota de silencio se desgarra ante ti,

 

Hay un lugar donde no ocultas las estrellas,

 

Lo conozco y lo recuerdo,

 

No te ayudaré a esconderte entre sombras,

 

Ni a maquillar el fondo de tus ojos,

 

Aunque no soy generoso en confesiones me pregunto,

 

Si habrá más tristeza atrapada entre tus risas.

 

POEMA EL CAMINANTE

 

Camino largos días para no desaparecer,

 

El demonio me habita,

 

Quisiera matarlo pero esa mitad me pertenece,

 

No vengo de la oscuridad ni de ese rio silencioso.

 

He perdido el sentido místico de los disfraces,

 

Y escupo mil palabras en el universo poético,

 

¿Acaso hay otro camino?

 

Se agrietan nuestros labios,

 

Te lo confieso a veces estoy lleno de odio,

 

Por ello,

 

Camino largos días para no desaparecer.

 

POEMA ESTE NO ES UN POEMA DE AMOR.

 

Este no es un poema de amor sino una orgia de odio.

 

Ante la orca se inclinan los esclavos,

 

Se inclinan a tu paso mujer,

 

Y no está lejos la cara de la ruindad,

 

Es el rostro del mundo y sus pequeños y aburridos odios.

 

Vivimos un tiempo en que la carne es amor,

 

Y hasta los pétalos febriles son sólo espejos sonrosados.

 

Lo mío es una flor nacida sin pétalos,

 

Una triste industria que despierta y enciende demonios,

 

Pero para ti,

 

Desprecio esas lágrimas que son metal o plástico.

 

La semilla fue echada en las tinieblas.

 

Sonrío y olvido la punta ácida de tus labios,

 

Como te lo dije,

 

Este no es un poema de amor sino una orgía de odio.

 

POEMA LA ÚLTIMA SONRISA

 

El viento no regresa a mis pulmones,

 

Ni el agua, ni las rocas,

 

Solamente este polvo que se acumula en mis ventanas abiertas.

 

Se marchita un silencio,

 

Miro el camino al espejo.

 

Hay algo entre la última estrella y yo,

 

No tiene nada que ver con el muro de tormentas,

 

Ni con las hojas tatuadas con impulsos suicidas,

 

Sólo es la desnudez de los brazos,

 

Al final,

 

Una última sonrisa pasa por mis labios.

 

POEMA EL VUELO DE UN CUERVO

 

Hoy descubrí el vuelo caído de un cuervo,

 

Su sombra aún palpitaba,

 

Abrí entonces su inmortalidad y encerré en su pecho el llanto.

 

Sus alas negras le estallaron.

 

Soy creador del vuelo mutilado del cuervo.

 

Al momento de su muerte ignoré sus sueños.

 

Aún recorro las calles sin darme cuenta que este planeta está roto y lejano.

 

Todo se borra de algún ácido modo.

 

POEMA LA PRIMERA GRIETA

 

He tenido visiones de estrellas dormidas,

 

Ahora me queda claro que el tiempo es un parpadeo en los ojos vacíos de la mente,

 

No es locura lo que digo,

 

Son sólo recuerdos que florecen en mí.

 

Conocí tu primera grieta y como deformabas a las nubes,

 

Somos tan diferentes,

 

Tú aprendes tanto de la lluvia y de las botellas rotas,

 

Yo sólo tengo el rumor del cuerpo que se parte en dos.

 

POEMA ESTELAS NEGRAS

 

He derramado estelas negras sobre tu espalda,

 

Con el fuego en tus labios beso tus aguas.

 

La lengua vagabunda estampa un arcoíris en mi memoria.

 

La noche es un alma rota,

 

Débil,

 

Como un árbol que muere de pie.

 

De esto no se habla,

 

Sólo se confía

 

O se pretende que ahogue la derrota del otro.

 

POEMA EL SILENCIO

 

El silencio agita sus alas,

 

La venganza limpia la sangre de la conciencia,

 

Escucho la eternidad del cuerpo,

 

Me arrojo al mar pensando en mis heridas abiertas,

 

Por el momento sólo tengo esa luz que se cuela por la ventana rota.

 

POEMA AL PIE DE TUS PUPILAS

 

Al pie de tus pupilas los pétalos desbordan su vicio,

 

Me engancho y miro dentro de ti.

 

El pecho enrejado se abre,

 

Redoblas el ronroneo, morir con la carne inmensa.

 

Déjame mirar la caída de tu rubor.

 

 

 

POEMA UNA NUBE

 

Soy la sombra del maestro de la miseria,

 

Una nube con sed de palabras,

 

Profeta y peatón de la fe,

 

Elijo lo que me toca fingir,

 

Y sueño laberintos, círculos gastados.

 

He tenido el humo del cigarro por patria,

 

De la humanidad fácilmente lo pierdo todo.

 

No siempre he sido hospitalario.

 

Muerdo la mano de quien es cobarde ante su propia rabia.

 

POEMA EL SIGNO

 

No deseo beber  la luz,

 

Había que decirlo y decirlo muchas veces.

 

Enredado entre los dedos del recuerdo más extenso

 

Puedo recuperar las grietas que llenan mis bolsillos.

 

Aquella disposición que tenía al canto solamente te reconfortaba a ti.

 

El silencio tenía un sueño,

 

Era suyo por derecho propio, ahora solo es un oscuro martilleo.

 

No deseo la luz, ese será mi signo.

 

POEMA ASTILLAS

 

Me consumo entre nuevos labios.

 

La noche será mi voz.

 

Ella se ha desprendido de mi cuerpo,

 

Una bestia respira mis líneas de sangre.

 

El hambre herida me hace escribir,

 

En unas horas más la distancia estará tan cerca de mí

 

Y tú estarás tan lejos.

 

Te he destruido,

 

Te he partido en mil pedazos,

 

Pasan los años y aún sigues astillando mi memoria.

 

POEMA LA ESCRITORA DE CUENTOS Y POEMAS

 

Estas así,

 

Como barro fresco entre mis manos,

 

Mal momento,

 

Llevo en mi rostro esos ojos donde nunca llueve.

 

El frío me cambió la vida,

 

Y me he acostumbrado tanto a la soledad de mis ronquidos.

 

Yo no escribo cuentos,

 

Soy como un gato viejo que se come a blancas palomas.

 

Los perros olfatean tus poemas y cuentos,

 

Pero para mí son barcazas en un mar ártico.

 

POEMA SIN TOCAR LA PUERTA

 

Quiero las palabras que detienen el aire,

 

Esos momentos de dulces colmillos,

 

Brillantes acantilados y ruina de relojes.

 

Ahora lo sé,

 

El crepúsculo es un beso herido,

 

Y nunca he sido más yo sino estando bajo la lluvia.

 

Soy un gato ensañándome con tu ternura,

 

Beberé tu boca en cubitos de hielo y vodka.

 

Adivino donde te escondes,

 

Y reconozco el porche de tu casa entraré sin tocar la puerta.

 

POEMA EL CIGARRILLO INVENCIBLE

 

Me quedé ciego con el cigarrillo en la boca,

 

Nunca te interesó conocer el misterio de esos viejos pescadores

 

Que reman sin esperanzas.

 

Y bueno, como decírtelo de forma sencilla,

 

Conozco el camino que lleva al vacío,

 

A las ciudades donde no se te abre ninguna puerta,

 

También la forma en que las flores comen de tus manos,

 

Y por ello desprecio a los hombres que llevan en sus ojos un basurero.

 

El viento pretende arrancarme sus palabras,

 

Pero soy tan violento, tan ciego

 

Y con este cigarrillo que me hace invencible,

 

Que sencillamente hecho al fondo de un libro mis poemas.

 

POEMA EL OFICIO DE LA DROGA

 

Golpe de olas,

 

Odio contra los huesos,

 

Odio contra los perros solitarios,

 

Suelto las risas encadenadas y abro paso a la noche.

 

Psicodélicas carcajadas,

 

Se carcomen los muros de lo que soy,

 

La desnudez del fuego me embriaga.

 

Andrajos de amor perdidos para siempre,

 

Hay demasiada fragilidad en el infortunio callejón,

 

Es el oficio de la droga,

 

Hay que conocer el oficio de la droga para hablar de esto,

 

Sobre hojas húmedas me entrego a las tinieblas.

 

POEMA CARNE EN EL VACÌO

 

He evitado pintar las grietas del tiempo,

 

Hay tanto silencio humedeciendo mis labios.

 

Aún conservo la mitad de la noche,

 

Poco a poco invoco un poema,

 

Cae al piso cuando trato de volar,

 

Sin dudas un poema puede ser un fruto o un animal muerto.

 

Con manos temblorosas desabrocho los placeres más sórdidos.

 

Mis ojos se depositan en el Hades.

 

Arde el templo todos los domingos.

 

El nazareno herido de un costado me llama por mi nombre.

 

En mi mesa la desnudez de la lluvia me devuelve la carne.

 

POEMA FRÁJIL ESPERANZA

 

Tengo una colección de cicatrices,

 

Unos ojos que se diluyen en un océano de polvo y cenizas,

 

No soy palabra que pretende el aplauso,

 

Sólo soy un presentimiento de una frágil esperanza,

 

Líquida,

 

Inatrapable,

 

Quizás me he inventado este castigo.

 

Hay una enseñanza corrupta en todo colectivo poético.

 

Disculpen señores de las grandes letras,

 

He roto el abismo por sólo un tímido principio.

 

POEMA BAR “LA ESPERANZA”

 

En el bar “La esperanza” donde se vende la carne,

 

Los incompletos rompen cualquier amor incondicional,

 

En un círculo de errores,

 

El débil, el perverso y el tierno beben la inútil resucitación.

 

Cuan poderosas son las palabras que se desprenden del cuerpo,

 

Y cuan débil la boca mutilada por el mercantilismo.

 

El deseo acribilla,

 

Es inútil esquivar los rayos luminosos.

 

Destapamos el cráneo del cosmos para solo descubrir el oscuro rocío de los cementerios.

 

Sería bastante cinismo preguntarle a esa chica ¿Dónde está el infierno?.

 

POEMA SILENCIOS FINGUIDOS

 

Silencios fingidos,

 

Es la marcha fúnebre de las bocas,

 

Anochece en el interior de mi boca,

 

Y me hunde mis partes más turbias.

 

Niebla y rocas,

 

Lamento de nubes lluviosas.

 

Te he visto en el horizonte expandiendo tu vuelo,

 

Me pregunto si encontrarás tu rumbo.

 

POEMA NAUFRAGO

 

Alguna vez has intentado caer en las grietas del universo

 

Como si fuera planeta errante.

 

Todo amante que se cansa de amar se convierte en un hueso roído,

 

Y no importa que tus ojos tengan muros,

 

Nunca he necesitado de esas pieles con raíces,

 

Estoy husmeando en los jardines de tu pecho,

 

Pegado a tus puertas,

 

Como naufrago a su tabla.

 

POEMA INTERROGACIÓN

 

Te acaricio porque me estás mintiendo,

 

Sospechas que me has dejado fuera de combate,

 

Pero bebo el agua y el vino que hiere como si fuera cualquier cosa.

 

El azar ha sido torpe con tu cuerpo,

 

Ahora somos como dos pájaros tristes que se desmoronan al abrir sus alas.

 

No se pueden ocultar los duraznos de otras pieles.

 

Cualquier interrogación es un arma a punto de disparar.

 

POEMA RAIZ FALSA

 

Te apareces en el horizonte de mis viejos libros,

 

Tu falda azul agitaba al viento una ilusión,

 

No subsistía la sombra, todo era simple.

 

Pero el corazón que es como un felino hambriento,

 

Nada le importa el paso del tiempo,

 

Seduce y captura un sentimiento marchito en mi opaca mirada.

 

¿Te sorprende la imagen?

 

Solo he podido leer tu otra mitad y desprecio tu raíz falsa.

 

POEMA HAY UN LUGAR

 

Hay un lugar donde el silencio de la noche se desprende,

 

Fuego,

 

Guerra entre dioses.

 

Respiro el blanco polvo,

 

Humo azul en los huesos de este sacrificio,

 

Abrazo sombra y luz.

 

Dos lunas en la noche con sus cuellos limpios,

 

Emplumada la muerte para una ceremonia de amor,

 

Pechos como zarzales,

 

Negro sueño de mariposas,

 

Escribo y borro lo que escribo.

 

Hay un lugar en la noche donde no hay hambre, ni sangre ni un padre nuestro,

 

Sólo mi rostro hundiéndose en campos de carne dormida y cocaína.

 

POEMA UN SUEÑO

 

Un sueño con sus pétalos moribundos enmascaran con niebla un corazón,

 

Es oscuro el remo que se consume en tu barca, y las aguas arrojan espuma a nuestras

 

manos.

 

No miento,

 

He cruzado océanos de fantasías así también cementerios de ángeles,

 

Soy un hombre que escucha con calma el trueno de la tormenta,

 

Y sólo encuentro refugio en las estrellas.

 

Estoy aún demasiado lúcido para ser cebo de la navaja,

 

Y de las mordeduras de tu blusa y tu falda.

 

POEMA LA ESBELTEZ DE LA LUZ

 

La piel esbelta de luz luce su destello frente a la dulzura del párpado abierto.

 

Todo su cuerpo se curva en la más oscura desnudez de la noche.

 

He bebido hasta la última gota de su belleza

 

Y el tiempo ha respondido a  mi columna vertebral.

 

El silencio se ha sellado en una líquida ilusión que ablanda a los hombres.

 

Tenemos tan poco tiempo para marchar sobre nosotros mismos

 

El secreto es un aroma que besa nuestro rostro.

 

 

 

POEMA LA CIUDAD

 

Sobre la ciudad todo es violencia,

 

Por miedo se detienen a mirar las alas ligueras o los áureos destellos.

 

Los labios se cubren de oscuros remordimientos,

 

Y en los campos florecen girasoles de nostalgia.

 

POEMA SILENCIO CIEGO

 

Busco las cuencas vacías de mi silencio,

 

Hoy sabrás que todo rincón del alma tiene hienas, buitres y mal logrados escritores,

 

Y sólo el más vivo de ellos sobrevive.

 

POEMA EL OTRO YO

 

Confío en la batalla de los instintos,

 

En las moléculas que contienen miradas perdidas,

 

En el aire que cruzo para olvidar,

 

Y me desprendo del otro que en mí espera un fantasma.

 

 

 

POEMA LA FLAMA

 

La flama transforma lo sólido en etéreo,

 

De pronto el dolor abraza el ritmo de la noche,

 

Tu nombre me hace deambular por las calles,

 

No me hace falta ni evitar la noche ni la soledad,

 

Ebrio y oculto entre la gente he mal escrito tu nombre.

 

Duermo y sueño con la tormenta sedienta de mar y arena.

 

Y tú oculta entre los aleteos de una lechuza cada vez más lejana,

 

Viajando a los abismales ojos de la noche.

 

Y la verdad, no sé si decirte adiós.

 

POEMA LAS BRASAS DEL TIEMPO

 

El mar arde en las brasas del tiempo,

 

Te esperé,

 

Y no advertí que estabas tan lejos de casa,

 

Perteneces al tiempo y ya no serás mi reino.

 

El otoño llorará y muere oscureciendo la tierra,

 

La soledad nos alcanza navegando hacia el horizonte.

 

POEMA TU CELDA

 

Trabajas en tu celda,

 

Cabalgas sobre tus pequeñas muertes,

 

Te has vuelto tan obsesiva sobre la necesidad de ti misma,

 

¿Piensas reconstruir tus demonios?

 

Deberías pensarlo mejor.

 

¿Recuerdas cuando te tomé de la cintura?

 

El tiempo y el silencio nos sellaron.

 

Soportamos la marcha de los días,

 

Quiero sentir tu espuma y las espinas de tus llantos silenciosos.

 

POEMA HECHIZOS

 

Maldito hechizo,

 

Sin saberlo he satisfecho el insomnio,

 

Tú eres esa promesa de fe por las que crucifique un pasado.

 

Estamos tan inquietos y tan llenos de sueños infantiles.

 

Reconociendo la insuficiencia de la noche hay un grito incendiando las palabras.

 

Siempre hay un universo de versiones de nuestro pasado,

 

Me miras,

 

Estamos desnudos de pretextos por primera vez.

 

POEMA CRISTALES DIMINUTOS

 

¿Qué decirte?

 

¿Cómo puedo estar tan lejos de la mitad de tu mundo?

 

Todo eso lo llevo dentro,

 

Incluso en contra de la memoria encadenada.

 

La luz gastada de los besos alumbra mi último esqueleto.

 

Momentáneamente en ti puedo ser eterno.

 

Un silencio se transforma en sollozo,

 

Cristales diminutos en tu sed de cuerpo.

 

Anuncios
¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.00 - 3 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

elcarpideloscabos

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información