Literatura

Poesías Spinetteadas ( Letras de Luis Alberto Spinetta)



Poesías Spinetteadas ( Letras de Luis Alberto Spinetta) - Literatura

Luis Alberto Spinetta

 

Viejo roble
del camino
Tus hojas siempre se agitan algo
Nena nena
que bien te ves
cuando en tus ojos no importa si las horas
bajan, la noche es vidrio sin sol
bajan, el día te nubla la voz
y además vos sos el sol
despacio también podes ser la luna (Luis Alberto Spinetta)

 

 

Tema de Pototo

 

Para saber como es la soledad

tendrás que ver que a tu lado no está

quien nunca a ti te dejaba pensar

en donde estaba el bien

en donde la maldad

La soledad es un amigo que no está

es su palabra que no ves llegar igual

Si es que sus sueños son luces en torno a ti

tú te das cuenta que él ya nunca ha de morir

nunca ha de morir

Al observar como muere la flor

tu verás que también muere la paz

es que esa paz revivirá en su voz

la flor te la dará para plantarla igual

La soledad es un amigo que no está

es su palabra que no ves llegar igual

Si es que sus sueños son luces en torno a ti

tú te das cuenta que él ya nunca ha de morir

nunca ha de morir.

 

Muchacha (ojos de papel)

 

Muchacha ojos de papel

¿adónde vas? Quédate hasta el alba

Muchacha pequeños pies

no corras más. Quédate hasta el alba

Sueña un sueño despacito entre mis manos

hasta que por la ventana suba el sol

Muchacha piel de rayón

no corras más. Tu tiempo es hoy

Y no hables más, muchacha

corazón de tiza

Cuando todo duerma

te robare un color

Muchacha voz de gorrión

¿adonde vas? Quédate hasta el día

Muchacha pechos de miel

no corras más. Quédate hasta el día

Duerme un poco y yo entretanto construiré

un castillo con tu vientre hasta que el sol

muchacha, te haga reír

hasta llorar, hasta llorar

Y no hables más, muchacha

corazón de tiza

Cuando todo duerma

te robare un color.

 

Figuración

 

Figúrate que pierdes la cabeza

sales a la calle

sin embargo el mundo

sigue bajo el sol, todo bajo el sol

debajo del sol

Figúrate que no eres más un hombre

sales a la calle

sin embargo hay árboles

como hubo ayer, calles como ayer

luces como ayer

En la plaza todo te parece igual

tú ya no eres hombre pero llorarás

si vas a perder tu amor

alguien te ha dicho ya

aunque no eres real

vas a perder tu amor

Figúrate que pierdes la cabeza

y aunque no lo creas

se te va la voz

como se fue tu piel

nada te queda ya

sólo la realidad

La realidad es caminar igual

tú ya no eres hombre pero llorarás

Si vas a perder tu amor

alguien te ha dicho ya

aunque no eres real

vas a perder tu amor

Figúrate que has vuelto a ser el mismo

nada te contenta

a partir del alba

te verás caer, ya sin figurar

te verás caer.

 

Ana no duerme

 

Ana no duerme

espera el día

sola en su cuarto

Ana quiere jugar

sobre la alfombra

toca su sombra

cuenta las luces

mira la gran ciudad

Ana no duerme

juega con hadas

tal vez mañana

despierte sobre el mar, el mar

sobre el mar, el mar

Ana de noche

hoy es un hada

canta palabras

canta y se torna en luz

Sobre la alfombra

toca su sombra

cuenta las luces

mira la gran ciudad

Ana no duerme

juega con hadas

tal vez mañana

despierte sobre el mar, el mar

sobre el mar, el mar

Ana no duerme

espera el día

sola en su cuarto

Ana quiere jugar

sobre la alfombra

toca su sombra

cuenta las luces

mira la gran ciudad

Ana no duerme

juega con hadas

tal vez mañana

despierte sobre el mar, el mar

sobre el mar, el mar.

 

Plegaria para un niño dormido

 

Plegaria para un niño dormido

quizás tenga flores en su ombligo

y además en sus dedos que se vuelven pan

barcos de papel sin altamar

Plegaria para el sueño del niño

donde el mundo es un chocolatín

Adónde vas

mil niños dormidos que no están

entre bicicletas de cristal

Se ríe el niño dormido

quizás se sienta gorrión esta vez

jugueteando inquieto en los jardines de un lugar

que jamás despierto encontrará

Que nadie, nadie, despierte al niño

déjenlo que siga soñando felicidad

destruyendo trapos de lustrar

alejándose de la maldad

Se ríe el niño dormido

quizás se sienta gorrión esta vez

jugueteando inquieto en los jardines de un lugar

que jamás despierto encontrará

Plegaria para un niño dormido

quizás tenga flores en su ombligo

y además en sus dedos que se vuelven pan

barcos de papel sin altamar.

 

A estos hombres tristes

 

Salva tu piel, la ciudad te llevó el verano

Ponte color, que al morir los hombres son blancos

más blancos

que al volar sin volver

sin volver, que al volar sin volver

Tú tienes pies y tienes manos

pero no se ven

Si tus pies hoy nacieron viento

déjalos correr

y si tus manos son las plantas

déjalas crecer

Vive de azul, porque azul

no tienes domingos

Ríete al fin, que llorar

trae tanto frío

Más frío, que olvidar como ver

como ver, que olvidar, como ver

Una vez vi que no cantabas

y no sé porqué

si tienes voz , tienes palabras

déjalas caer

cayéndose suena tu vida

aunque no lo creas

Cuanta ciudad, cuanta sed

y tu un hombre solo

Cuanta ciudad, cuanta sed

y tu un hombre solo

Cuanta ciudad, cuanta sed

y tu un hombre solo

Cuanta ciudad, cuanta sed

y tu un hombre solo

Cuanta ciudad, cuanta sed

y tu un hombre solo.

 

Laura va

 

Laura va

lentamente guarda en su valija gris

el final de toda una vida de penas

Laura va

unos pasos la alejan del pueblo aquel

donde ayer jugaba al salir de la escuela

Laura, pobre tu dolor

se cayó de una oración

Por eso te vas con él

Por eso te vas

y hay algo de bueno en tus ojos

sin querer

Laura ve

los años le han dado la resignación

y el dolor

Se fue con sus pocas tibiezas

Laura ve

aunque es grande su vida comienza aquí

y a la vez termina la sed de su espera

La valija pesa y él la ayuda a entrar en el tren

La cubre de besos

y el sol también.

 

Blues de Cris

 

Cansado de gritar con Cris,

mi mente está colgada como un árbol…

cansado de luchar por mí,

atado a mi destino,

al borde del camino volveré…

 

Y si la ves pasar…

y no habla,

es porque sabe que…

atado a mi destino,

sus ojos al final olvidaré…

 

Cansado de gritar con Cris,

mi mente está colgada como un árbol…

cansado de luchar por mí,

atado a mi destino,

al borde del camino volveré…

 

Y si la ves pasar y no habla,

es porque sabe que…

atado a mi destino,

sus ojos al final olvidaré…

 

Zumbando en mi caverna gris,

la voz de Cris me llega y no cesa…

zumbando en mi caverna gris…

atado a mi destino,

al borde del camino volveré…

 

El monstruo de la laguna

 

Algo flota en la laguna,

tiene forma indefinida…

y al hombre que pasa cerca,

con su rayo lo enloquece…

 

Para el tiempo de la pesca,

todo ya estará perdido…

hay un monstruo en la laguna,

tonto es el que quiera echarlo…

 

La caridad,

del universo es falsa,

¡falsa!

la tempestad,

se cogerá nidos…

 

Nunca se sabrá la causa,

de la voz de la leyenda…

para mí que la laguna,

lleva su venganza a cabo…

 

La caridad,

del universo es falsa,

¡falsa!

la tempestad,

se cogerá nidos…

 

Serpiente (viaja por la sal)

 

En el tibio día,

de la luz,

anda la serpiente,

por la sal…

 

Nadie la acomete, a irse…

la serpiente viaja,

sin cesar…

 

Y en el nuevo día,

labios sin tiempo…

nubes vienen…

trayendo mensajes,

y puertas, puertas, puertas…

 

Día de las lilas,

vas a hablar,

la serpiente viaja,

por la sal…

nadie la acomete, a irse,

la serpiente viaja,

por la sal…

 

Y en el nuevo día,

del ocaso…

nubes vendrán…

trayendo mensajes…

 

En el agua clara, del sol,

todos se lamentan,

por el bien…

unos en el cuerpo,

van a ver,

que la serpiente viaja,

por la sal…

 

Y el ocaso viaja

viaja como el tiempo

y las nubes vendrán….

trayendo mensajes…

 

Todas las hojas son del viento

 

Cuida bien al niño,

cuida bien su mente…

dale sol de enero,

dale un vientre blanco…

dale tibia leche de tu cuerpo…

 

Todas las hojas son del viento…

ya que él las mueve hasta en la muerte…

todas las hojas son del viento…

menos la luz del sol…

 

Hoy que un hijo hiciste,

cambia ya tu mente…

cuídalo de drogas,

nunca lo reprimas…

dale el aura misma de tu sexo…

 

Todas las hojas son del viento…

ya que él las mueve hasta en la muerte…

todas las hojas son del viento…

menos la luz del sol…

menos la luz del sol…

 

Los libros de la buena memoria

 

El vino entibia,

sueños al jadear…

desde su boca,

de verdeado dulzor…

y entre los libros,

de la buena memoria,

se queda oyendo,

como un ciego frente al mar…

Mi voz le llegará,

mi boca también…

tal vez le confiaré,

que eras el vestigio del futuro…

Rojas y verdes,

luces del amor… prestidigitan,

bajo un halo de rouge…

que sombra extraña,

te ocultó de mi guiño…

que nunca oíste,

la hojarasca crepitar…

Pues yo te escribiré,

yo te haré llorar…

mi boca besará,

toda la ternura de tu acuario…

Más si la luna,

enrojeciera en sed…

o las impalas,

recorrieran tu estanque…

no volverías,

a triunfar en tu alma…

yo sé qué harías,

largos viajes por llegar…

Parado estoy aquí, esperándote…

todo se oscureció,

ya no sé si el mar descansará…

Habrá crecido un tallo en el nogal…

la luz habrá tiznado gente sin fe…

y esta botella,

se ha vaciado también…

que ni los sueños,

se cobijan del rubor…

Licor no vuelvas ya,

deja de reír…

no es necesario más,

ya se ven los tigres en la lluvia…

 

Que ves el cielo

 

Hoy tu pollera,

gira al viento,

quiero verte bailar…

 

Entre la gente,

entre la gente,

quiero verte bailar…

 

No importa tu nombre si me puedes contestar

son tantos tus sueños,

que ves el cielo,

mientras te veo bailar…

 

Hoy tu sonrisa,

es limpia y gira,

quiero verte bailar…

 

Entre la gente,

entre la gente,

quiero verte bailar…

 

No importa tu nombre,

si me puedes contestar,

son tantos tus sueños,

que ves el cielo,

mientras te veo bailar…

 

Las golondrinas de plaza de mayo

 

Las golondrinas de Plaza de Mayo,

observan la gente,

desde el mismo árbol,

y al llegar el verano,

la ciudad se cubre de flores,

vienen y van…

 

Las golondrinas de Plaza de Mayo,.

se van en invierno,

vuelven en verano y si las observas,

comprenderás que solo vuelan en libertad…

 

Durazno sangrando

 

Temprano el durazno,

del árbol cayó…

su piel era rosa,

dorado del sol…

y al verse en la suerte,

de todo frutal…

a orillas de un río,

su fe lo hizo llegar…

 

Dicen que en este valle,

los duraznos son de los duendes…

 

Pasó cierto tiempo,

en el mismo lugar,

hasta que un buen día,

se puso a escuchar,

una melodía muy triste del Sur…

que así le lloraba,

desde su interior…

 

Quien canta es tu carozo,

pues tu cuerpo al fin,

tiene un alma…

 

Y si tu ser estalla,

será un corazón,

el que sangre…

 

Y la canción que escuchas,

tu cuerpo abrirá,

con el alba… –

 

La brisa de Enero,

a la orilla llegó,

la noche del tiempo,

sus horas cumplió…

y al llegar el alba,

el carozo cantó,

partiendo al durazno,

que al río cayó…

 

Y el durazno partido,

ya sangrando está,

bajo el agua…

 

Azafata del tren fantasma

 

El rey come su carne,

bebe de más …

sirven mesas en llamas,

y agria la sal…

el señor del castillo,

da la reunión,

con la escena muriente de un bufón…

 

Y en la escalera está,

la azafata del tren fantasma…

 

El rey hurga en sus muelas,

antes de armar,

y sus vasallos vomitan,

tanta traición…

hasta que lentamente,

uno de ellos se acerca…

y le clava una daga por la espalda…

 

Y en el jardín está la azafata,

del tren fantasma…

la puedo ver reír a la azafata,

del tren fantasma…

 

Con sus manos de frío,

el rey dormirá…

y la eterna azafata,

lo embalsamará…

no habrá flores ni vientos,

que lo hagan gritar…

 

Canción de Bajo Belgrano

 

La mañana

lanza llamas

desde su herida, débilmente

calidoscopio de ciudad y vos tan sólo,

tu ropa está vacía

y tan lejos del hogar estás

que todo sueño duele más

y ya no hay forma de recomenzar.

Los gorriones

se suben a todo armiño luminoso

tango de caras

organillero distinto

sentado en la avenida

y ya nadie te escucha nunca.

Desolado el hombre perdido

entre camionetas quemadas

en aserrín habrán marcado su mirada

como a una huella

y está siempre se diluye

como ojos, barro, cielos, todo

Bajo Belgrano, amor ascendente

es ella quien te busca donde vos no estás

y es que toda tu canción persistirá

siempre, siempre, y hasta en el turbio río

Horizonte

litera de casas

perpetuo remolido

y mediodía distante

y vos estás tan sólo

loco, iridiscente

tu ropa está vacía

y ya nadie te escucha nunca.

Todos dicen que quizá el amor vuelva un día

si es que este muro se logra derribar.

 

Ella también

 

Ella también se cansó de este sol

viene a mojarse los pies a la luna,

cuando se cansa de tanto querer

ella es tan clara que ya no es ninguna,

sube a las hojas y cae hasta el mar

cómo es que puedo tocarle las manos,

de dónde vienen quienes al nacer

llueven y llueven y en ella se juntan,

yo me recuesto y ella en el final

viene a dormirme movida de estrellas

viene a dormirme movida de estrellas.

 

Barro tal vez

 

Si no canto lo que siento

me voy a morir por dentro

he de gritarle a los vientos hasta reventar

aunque sólo quede tiempo en mi lugar

si quiero me toco el alma

pues mi carne ya no es nada

he de fusionar mi resto con el despertar

aunque se pudra mi boca por callar

ya lo estoy queriendo

ya me estoy volviendo

canción barro tal vez….

y es que esta es mi corteza

donde el hacha golpeará

donde el río secará para callar

ya me apuran los momentos

ya mi sien es un lamento

mi cerebro escupe ya el final del historial

del comienzo que tal vez reemprenderá

si quiero me toco el alma

pues mi carne ya no es nada

he de fusionar mi resto con el despertar

aunque se pudra mi boca por callar

ya lo estoy queriendo

ya me estoy volviendo canción

barro tal vez…

y es que esta es mi corteza

donde el hacha golpeará

donde el río secará para callar.

 

Asilo en tu Corazón

 

Un rumor adormece toda marea en mí

y a la vez yo te grito sin poderte gritar

mientras tanto alguien nos prejuzga

sin ninguna razón

piedra sobre piedra, nada importa ya.

 

Oh! mi amor yo te choco débilmente

bajo un sol de mañana desesperada

y me veo partir

soy un barco que se hace a la mar

y en todo retorno un cambio nacerá.

 

Y en tu nombre

yo brindo en la nada vestido de gris,

en tu nombre

me quito las llamas de un cuerpo que fui

en tu nombre

habrá que seguir y seguir y seguir

y seguir pidiendo por siempre

un asilo en tu corazón.

 

Sólo amar

sólo amar hasta perder la noción

y así doblar

por esta esquina que confluye hacia el sur

que es como un espejo

espejo que marcó las lágrimas de hoy

y en todo retorno un cambio nacerá.

 

Y en tu nombre

yo brindo en la nada vestido de gris

en tu nombre

me quito las llamas de un cuerpo que fui

en tu nombre

habrá que seguir y seguir y seguir

y seguir pidiendo por siempre

un asilo en tu corazón.

 

Pequeño ángel

 

Dame tu luz pequeño ángel

que si te vas se va mi vida

antes que el sol cuelgue sus alas.

 

Cuento las notas de las horas

tengo la piel de tu llovizna

en cuanto el sol cierre sus alas.

 

Luz, sólo luz respirándome

hay un rumor que me lleva al mar

en tanto que en la sombra

más te busco y más te tengo acá.

 

Dame tu luz pequeño ángel.

 

Estoy atiborrado con tu amor

 

Tus ojos

la razón

tan temprana piel

hasta enloquecer todo cuerpo

la cúspide

los juegos

y un anochecer

sólo el aluvión de un gemido.

 

Más que nada hay mares

sobre todo niños

si alguien alza un canto

canta porque es vida

al quebrar un llanto

nos quedamos sin el rastro

no sé si acaso es como un sol…

 

La gente se durmió

sin un pestañeo

sólo como un fuego, una sangre

(algo que requiere descanso)

 

Ansiado corazón

que ya no sabe estar

sin necesidad de autobombas.

 

Si caen las banderas los oídos se abrirán

si alguien se ilumina

tiene gusto a suplicio

hay algo más alto

como un pájaro que gira

y nos protege de vivir bendecidos.

 

Estoy atiborrado

por tu amor

y redesilachado

en sí por amor.

 

Tu cuerpo es la vigilia que enloqueció

vueltas al lugar

son tus manos

caudal de aquel abismo

al que delimité

hacia un embeberme de todo.

 

Si caen las banderas

los oídos se abrirán

si alguien alza un canto

canta porque es vida

al quebrar un llanto

nos quedamos sin el rastro

no sé si acaso es como un sol

 

Estoy atiborrado por tu amor

y redesilachado en sí por amor.

 

Ropa violeta

 

A veces pienso que ya no sos mía,

que te poseen los vampiros,

los animales andan raros

ya que te busco sin moverme.

 

Violeta es el color de tu flash,

violeta es el color de tu espejo de cristal.

 

Tu corazón lo esconde todo,

como si fuera el silencio,

tu cuerpo le gime a las ruinas

tratando de inventarles manos.

 

Violeta es el color de tu flash,

y flores en un libro que dejaste al partir.

Violeta es el color del atardecer,

violeta es el color en tu espejo de cristal.

 

Es jueves, los ruidos de la calle

rebobinan un video,

sueño de caracoles,

que copulan con sí mismos

y hay rayos cruzando los paisajes

que se inyectan ciudades

y que ¿Acaso no marchitan

los navíos sin el mar?

 

Ojalá vuelvas

sonriendo por la escarcha

de oscuro «lingerie».

 

Mi sangre es puro borratintas

que apaga todas mis palabras,

mi mente toda es un insecto

al que tolero porque me habla.

 

Violeta es el color de tu flash,

y flores en un libro que dejaste al partir.

Violeta es el color del atardecer,

violeta es el color en tu espejo de cristal.

 

La luz de la manzana

 

Sé que estoy vivo,

que vuelo en reposo

bebiendo la linfa,

de la soledad

mientras el mundo,

todo se va hundiendo

ya no deseo,

esta cruz de lactal

Salvado y Montecristo

todos en un mismo risco,

hoy se conmemora el año momia

con toda la luz de la manzana

con toda la luz de la manzana

Quiero ver todo,

todo hasta la muerte

ver que vivimos,

para ser felices

afuera es un viento,

un viento «sequencer»,

come las almas,

come sin motivo

Una calle despejada,

donde ya no queda nada,

donde volverá solo la lluvia

con toda la luz de la manzana

con toda la luz de la manzana

La noche escapa

sin saber porque

los cuerpos quedan,

adentro de un cucú

Y doy mil vueltas,

por los hilos de un cordón

mientras el mundo

gira en el Edén

Hoy recibo a mi padre,

por primera vez

doy a luz a mi madre,

por primera vez

Toda mi vida,

resbala en seis cuerdas

sube y se tira,

de nuevo hacia arriba

mientras afuera,

los niños nos guían,

llevan al mundo,

hacia el otro lado

Quiero que sepas,

que escondo en mi adentro

cuerpos iguales,

para un experimento

erguido en langosta,

sobre la planicie

te quito de todo,

lo horrible de este mundo

Una luna en Atacama,

cae de todas las ramas,

siento que me llaman,

sin sonido

¡Con toda la confianza!

 

La bengala perdida

 

Tu «jeep» no arranca más

ni siquiera un milagro,

lo haría salir

del barro no volverá

Adentro queda un cuerpo

la bengala perdida se le posó

allí donde se dice «gol»

Dejaron todo bajo el vendaval

y huyendo del lodo,

no se supo más,

bajo la lluvia,

el chasis se pudrió

y allí también la criatura de Dios

Después volvió el amor

al llegar un verano,

él se enamoró

tuvieron un lindo «gordi»

Bajo la herencia,

la inmortalidad

«cultura y poder»

son esta «porno bajón»

por un «color»

solo por un «color»

no somos tan malos,

ya la cancha estalla en nada

Sin darme cuenta,

voy cayendo en cruz

hacia el cenit,

el cielo ya no tiene mis pies

Y la espiral,

que me habrá de llevar

no es mejor,

que todas esas vueltas que di

buscando un amanecer

No hay una cuestión,

que no conduzca al mar,

tan solo así,

de noche puede uno descansar

Dios de probeta

de piadosa luz corderoy

«tití» portando,

un dulce «Exocet»

que busca de piel en piel

que busca de piel en piel

que busca de piel en piel

De las tribunas se puede regresar

tan solo hace falta,

ser de «masa gris»

las aguas tienen un recurso más

moviendo las olas,

ya no hay realidad

ondas en aire

Un tibio día se precipitó

hasta aquí

aquí donde no hay nada que hacer

Y la mujer que sabe el devenir

porque ve,

mirando con el ojo del Sur

el ojo que mira al «Magma»

el ojo que mira al «Magma»

Inútilmente no se vuelve aquí

y es que algo habrá

el cielo solo quiere jugar

No quiero un valle de «catacumbas»

nunca más

no quiero que me llenen de sal

jugando hasta no poder

Bajo la herencia,

la inmortalidad

«cultura y poder»

son esta «porno bajón»

por un «color»

solo por un «color»

no somos tan malos,

todo va a estallar

ondas en aire

ondas en aire

ondas en aire.

 

Fina ropa blanca

 

Ella reía,

con su fina ropa blanca,

despojándose al sol…

como un fantasma,

que deshollina todo mi cuerpo,

una piedra en el sol…

 

Todos los espejos de su corazón,

se quebraron en mí…

 

Todas las mañanas,

me parecen solo una…

todo el cielo se fue

y en busca de que…

acaso las sombras huyan…

 

Algo lumínico,

es un cierre que se abre…

algo inerte y final…

dejando huellas,

en las sombras y en las calles,

una niebla en el mar…

 

Bajo nubes,

en procura de una brisa,

solo nubes,

en procura de una brisa…

llevándolas,

solo llevándolas…

acaso las sombras huyan…

 

Todos los espejos de su corazón,

se quebraron en mí ….

todas las mañanas,

me parecen sólo una….

todo el cielo se fue,

y en busca de que…

acaso las sombras huyan…

 

Ella reía,

con su fina ropa blanca,

despojándose al sol….

y yo hago un barco,

con el molde de su cuerpo…

quiero verlo en el mar…

bajo nubes,

en procura de una brisa,

bajo nubes,

en procura de una brisa,

llevándola,

sólo llevándola…

y acaso las sombras huyan…

 

Ganges

 

Ven y toca mi puerta

oh reloj

ven y sopla mi arena,

una vez más

Y hoy que acaso,

el río azul se meció,

por tu piel

es entonces tiempo de vagar

hasta perder,

hasta perder,

la sensación

y así después amar

Ven y enciende mi letra

oh libro

ven y cambia,

mis oraciones y duérmete

Hoy que acaso,

el río azul se meció,

por tu piel

es entonces tiempo de vagar

hasta perder

hasta perder

la sensación

y así después amar

Ven y sube a mi cuerpo

oh buey

ven y pasta en mi espalda,

y lloverá

y hoy que acaso,

el río azul se meció

por tu piel

es entonces tiempo de vagar

hasta perder

hasta perder

la sensación

y así después amar.

 

Jilguero

 

Oh! Mi amor

quiero recibir

tu silencio en mí

la ilusión que no tiene fin

 

Haceme bien

tu árbol estival

es de aquel lugar

donde ayer comenzó el sol

y en las manos

las selvas del aire

dunas de un cuerpo guaraní

 

Creo que

siempre hay una señal

para amarte más

en la luz, o en las sombras

y en las manos

las selvas del aire

dunas de un cuerpo guaraní

 

Tengo que ver soldados ya perdidos

Rosas muertas

 

¡Oh!, mi amor

Quiero recibir

Tu jilguero en mí

La ilusión.

 

Dime la forma

 

Dime la forma

solo baila,

y dime la forma ya

Dime la forma,

forma de llegar,

a tu cielo azul

y si quieres yo voy allí

me voy a reunir en tu forma

y si quieres yo voy allí

me voy a reunir en tu forma

y si quieres yo estoy aquí

en libros, hojas, haces de luz

y esta dulce bruma,

que cuelga como un panal

Dices que me perdí

no me mires,

dicta tu soledad

dices que me perdí

no me mires,

dicta tu soledad

Ríe para vivir

solo sirve y ríe para vivir

Ríe para vivir

solo sirve y ríe para vivir

y si quieres yo estoy aquí

en ecos, horas, sueño ritual

y esta dulce bruma,

que cuelga como un panal

Dime la forma

solo baila,

y dime la forma ya

Nena dime la forma

forma de llegar,

al cielo azul

y dices que me perdí

no me mires,

dicta tu soledad

dices que me perdí

no me mires,

dicta tu soledad

y si quieres,

yo estoy aquí

en libros, hojas, haces de luz

y esta dulce bruma,

que cuelga como un panal.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 2 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Laureano Matias Asoli

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información