Tecnología

Pokémon GO — El juego que parece de Digimon



Pokémon GO — El juego que parece de Digimon - Tecnología

El día de su lanzamiento, Pokémon GO se convirtió no solo en la app del momento, sino de todos los tiempos. La ilusión de tener una verdadera aventura Pokémon en tu propio vecindario llenó el corazón de muchos e incluso puso a muchas personas normalmente ermitañas en contacto con otros Pokéfans.

Esto fue así al menos durante el primer mes de su lanzamiento. La emoción resultó ser una moda que ardió incandescente pero se extinguió muy rápido. El juego todavía tiene fans alrededor del mundo y grupos dedicados al juego, pero no es ni la sombra de lo que fue en su estreno. No obstante, Niantic, la empresa desarrolladora, sigue actualizando el juego y el mismo aún ofrece ganancias considerable a The Pokémon Company.

En lo personal, me gustó el concepto del juego, pero no estaba construido como la aventura Pokémon que todos tenían en mente.

Para entender porqué hay que primero ver cómo funciona el juego: Pokémon GO es un título de realidad aumentada donde el jugador camina en el mundo real buscando Pokémon. El mapa del juego es un mapa GPS sincronizado con el mundo real por lo que si estamos parados en el Kiosko de la esquina, a lo mejor el Kiosko no está presente pero puedes reconocer en el mapa las avenidas que pasan cerca.

Dependiendo de numerosos factores, el principal siendo el flujo de gente con tecnología móvil, el juego determina cuantos y qué Pokémon aparecen en un sector determinado. Para obtener ítems, necesitas girar el disco de las Poké Paradas, sitios de interés en el mundo real marcados en el mapa del juego. Aquí recibirás objetos de recuperación, huevos de Pokémon, bayas, y lo más importante, Pokébolas.

Como las Poké Paradas son puntos asignados manualmente por Niantic y los jugadores de Ingress, juego de espías y portales cuyas bases fueron los fundamentos de Pokémon GO, estas no pueden ser solo cualquier cosa. Normalmente son monumentos o tiendas, ubicaciones que a los turistas les puede interesar.

Con esto dicho, la forma en cómo estas mecánicas funcionan juntas no hacen que sea aburrido pero contradicen lo que se supone el juego debería ser.

Empecemos con los Pokémon en sí. En Pokémon GO ellos no suben de nivel entrenando contra otros Pokémon, de hecho ni siquiera puedes pelear contra Pokémon salvaje, y los combates de entrenador solo otorgan ítems. Para mejorar a tus Pokémon, debes darles de comer caramelos de su propia especie junto con Polvos Estelares, ambos objetos recibidos al atrapar Pokémon. Por lo que no queda otra sino atrapar más Pokémon para subirle a los que ya tienes o a los nuevos que vengan. Este es un cambio tiene la única función de limitar al jugador en cuanto poder pueden tener sus criaturas, así como la necesidad de visitar con frecuencia Poké Paradas o gastar en la tienda Premium.

Junto a esto está la taza de aparición de los Pokémon en sí. Siguiendo la lógica de que los Pokémon son criaturas salvajes y por ende deberían evitar a los humanos en la mayoría de los casos, uno pensaría que en las zonas más habitadas debería haber menos Pokémon salvo por unos pocos sectores urbanos y viceversa. Pero seamos claros: Si bien Niantic espera que te conviertas en una persona activa, ni de chiste van a obligarte a tomar un bus de 6 horas todos los días solo para que atrapes Pokémon, por lo que han hecho este procedimiento al contrario. Mientras más habitado sea el lugar, más Pokémon habrán.

Por último, las Poké Paradas cuando las ves no se sienten como una cosa real. No son manejadas por una persona, tampoco son un edificio posible. Son una estructura morfoide que genera ítems infinitos. No parece nada hecho por el hombre, mucho menos por un Pokémon. Además, las paradas siempre reflejan una imagen del lugar al que se supone hacen referencia, algo muy extraño cuando te fijas que el resto del mundo es un paraje verde y azul interminable con nada en él.

Estos elementos pintan al juego más como una aventura virtual que como una aventura inmersiva con temática en el mundo Pokémon. Pero, ¿y si usáramos una temática más apropiada? ¿Una similar que no haga conflicto con las mecánicas ya existente?

Es aquí donde propongo la idea de que Pokémon GO, con sus mecánicas actuales, hubiese quedado mejor como Digimon GO.

En su tiempo, Digimon fue la franquicia de monstruos virtuales que compitió internacionalmente con Pokémon pero perdió impulso y mantuvo su foco en Japón, solo seguido por un grande pero olvidado grupo de fans alrededor del mundo. Su premisa gira alrededor de monstruos virtuales que viven paralelos a nosotros en la dimensión del Digi Mundo, una manifestación del entorno virtual.

Por estar basado en tecnología que se supone existe en nuestro mundo, no sería raro pensar en el Digi Mundo como un universo similar pero diferente al nuestro. Grandes planicies verdes con vestigios de nuestra realidad no sería una idea descabellada, más aún si se presenta la App como algo más que un juego, sino como una ventana al Digi Mundo, como vehículo para convertirte en un Digimon Tamer.

Este enfoque haría más razonable la existencia no solo de un entorno virtual sino de las Poké Paradas como lo son ahora. En un entorno virtual las reglas de la física no son iguales, y no sería ridículo pensar en la posibilidad de un Digi Puerto, un lugar que hace nexo entre el mundo virtual y el real donde puedas recargar ítems infinitos pero generados en intervalos de tiempo.

Por ser un entorno que madura basado en nuestra interacción con la tecnología, tendría sentido asumir que los Digimon se verían atraídos al flujo de datos en nuestro mundo. Como consecuencia, se condensarían hacia los lugares donde más actividad humana haya ocultos en su propia dimensión.

Los Digimon en sí ganan poder al combatir con otros Digimon. En lo personal siempre me ha parecido ridículo el no poder combatir con Pokémon salvaje y mi opinión no sería diferente en este caso, deberíamos ser capaces de combatir con Digimon no domesticados. Pero atacar a un Digimon debería dar una cantidad de recompensas mucho menores en comparación a capturarlo en un disco o algún artefacto por el estilo si queremos mantener el foco del juego en el acto de captura en lugar de combate.

Interactuar con un Digimon salvaje daría al Tamer Fragmentos de Memoria y Digi Bytes, la alternativa a los Caramelos y Polvos Estelares respectivamente. Se pueden usar sus fragmentos y Digi Bytes para potenciar a un Digimon actual o en su defecto Digi Evolucionar a su Digimon y guardar sus Bytes para Digimon de mayor potencial.

En el aspecto de colección, Digimon es un juego mucho más fácil de manejar que Pokémon y lo hace de una forma más interesante para este formato. Hay una cantidad relativamente baja de Digimon en niveles bajos pero cada especie cuenta con un extenso árbol genealógico dependiendo de las condiciones de la evolución, por lo que vale la pena tener más de un Digimon de un tipo que podemos evolucionar.

Estas modificaciones casi todas cosméticas harían un juego que se siente más natural con las mecánicas actuales de Pokémon GO. No obstante, esto viene con sus propios inconvenientes.

El combate en Pokémon GO es bastante superficial en comparación al de su serie principal y esto fue problemático para los veteranos de la serie. Si bien en nuestra adaptación esto como tal no es un problema, al final genera otra complicación. Pokémon GO todavía tiene una variedad de Pokémon viables por los 18 tipos elementales y sus combinaciones. Aún así, cuando mucho 50 Pokémon son viables mientras que los demás son pura colección.

Digimon, en cambio, solo tiene tres mutamente exclusivos entre sí: Datos, Virus y Vacuna. Si queremos darle algo más de profundidad al juego hace falta implementar mecánicas adicionales que permitan al jugador formar estrategias más variadas, aún con la intervención del conocimiento meta de la comunidad. Esta sería una excelente ocasión para introducir el uso de movimientos recuperativos y estados alterados, solo por mencionar algunas ideas.

Pero esto es asumiendo que en algún momento Digimon GO sea un juego real. Es muy poco probable que Bandai Namco se arriesgue a una batalla legal con The Pokémon Company por un juego que es esencialmente el mismo pero diferente, mucho menos cuando el alcance de su competidor es mucho más extenso. Con eso dicho, los juegos de realidad aumentada no son exclusivos de Pokémon y sería entretenido ver cómo puede desarrollarse esa idea. Quien sabe, tal vez un poco de competencia logre ponerle un poco de presión a Niantic para mejorar las mecánicas actuales.

¿Ustedes que creen? ¿Digimon GO es algo que debería existir? ¿O solo es algo en lo que he leído demasiado? Déjame un mensaje y puede que discutamos al respecto. ¡Me gustaría conocer tu opinión!

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

0.00 - 0 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Gahbriel

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información