Nuestros gobiernos cada gastan más en sanidad por habitante. Además, la mayoría de las ciudades, como Madrid y Barcelona, incurren en cuantiosos gastos para intentar que sus ciudadanos hagan deporte y lleven un estilo de vida más saludable. Sin embargo, la mayoría de esas iniciativas son poco efectivas, ya que mueven a poca gente y, además, no crean un cambio de hábitos real a largo plazo.

 

pokemon go jugar

 

Los beneficios de Pokemon Go y la realidad aumentada

Sin embargo, parece que una de las posibles soluciones puede venir de los videojuegos. Al parecer, durante los 30 días después del lanzamiento de Pokemon Go, se realizaron 144.000 millones de pasos más que la media de los meses anteriores en EEUU.

Como ya sabréis, el juego requiere a sus jugadores que se muevan por el mundo real para progresar en el juego. Pueden encontrar nuevos Pokemons en diferentes calles, entrenar en gimnasios en puntos concretos de la ciudad, etc. A este tipo de sistemas que requieren de interactuación con el mundo real se les conoce como sistemas de realidad aumentada.

Pero la pregunta es: ¿realmente jugar a Pokemon Go (u otros juegos de realidad aumentada) puede aumentar significativamente la cantidad de ejercicio físico realizado por los jugadores?

Según un estudio de Microsoft Research, este impacto ha sido muy grande en los usuarios de este juego. Especialmente, este tipo de juegos puede incrementar la motivación para moverse a grupos de población con poco interés por otros deportes, que son lo que suelen tener un riesgo mayor de sobrepeso.

En este investigación, se fijaron en la actividad de alrededor de 30.000 usuarios de la Microsoft Band, una pulsera de actividad que recoge datos de movimiento de sus usuarios y los almacena en la nube. Además, también usaron datos de Bing, la herramientoa de búsqueda de Microsoft.

Para evitar problemas con la medición, se compararon los niveles de actividad de los usuarios de Pokemon Go con los de los no usuarios, para evitar cambios en la actividad derivados de causas exógenas, como la meteorología.

Relacionando las dos bases de datos, pudieron constatar que, de media, las 1.420 personas que eran usuarias de Pokemon Go aumentaron en 30 días su actividad en 1.473 pasos en 30 días. En ese segmento, el incremento de actividad fue de un 25%.

Extrapolando los mismos resultados a toda la base de usuarios de Pokemon Go, el resultado es que en total se dieron los citados 144.000 millones de pasos extra en el conjunto de EEUU.

Y lo más importante, el incremento de actividad se dio en todos los segmentos de forma similar, incluyendo a las personas que padecían sobrepeso. Tampoco había diferencia entre mujeres y hombres.

¿El nuevo foco de las iniciativas para aumentar el ejercicio físico?

Estos resultados son significativamente mejores que los de iniciativas gubernamentales para incrementar el ejercicio físico. Este resultado es muy prometedor para este tipo de juegos en el futuro.

Dado que sólo estamos en el principio, el potencial para este tipo de juegos es inmenso. Se podría orientar a prácticas deportivas conjuntas por la ciudad, búsqueda de tesoros, gymkanas, etc. Éstas podrían ser mucho más efectivas que las iniciativas tomadas hasta ahora.

Esto puede tener una impacto muy significativo en la salud pública. Una mayor actividad física tiene un efecto directo en la esperanza de vida. Microsoft Research calculó que si los jugadores mantuvieran este nivel de actividad, el juego podría añadir alrededor de 2,8 millones de años de vida en total en EEUU.

Gracias al éxito de Pokemon Go, a partir de ahora, más desarrolladores intentarán crear juegos que enganchen a la gente y que además les haga incrementar su nivel de actividad. Quizás estas iniciativas deban ser el eje de los esfuerzos de los diferentes ayuntamientos para mejorar las vidas de sus ciudadanos.