Política

Política para Adultos: Segunda Parte

Patrocinado


Política para Adultos: Segunda Parte - Política

Han pasado casi 5 meses desde que escribí por este medio, debo decir que, originalmente lo hacía con la intención de ganar dinero, pero eso fue un sueño con la duración de un cubo de azúcar en medio de la lluvia. Ahora, creo que solo escribiré por el placer de ser leído y escuchar opiniones. Pensé durante unos segundos que haría para mi “retorno”, siento que lo justo sería continuar las cosas donde las deje, hablando de política. Recientemente, casi todo lo que hago, digo, pienso o respiro es consecuencia de una situación política, desgraciadamente. Dejando eso de lado, creo que hablaré más de la influencia que considero correcta para mi pensamiento, la que veo de una forma peculiar. Siempre he sido un gran fanático de los juegos de estrategia, particularmente, los RTS (Real-time Strategy o Estrategia en Tiempo Real). En caso no reconozcan el término, quizás por la edad o desinterés, son juegos donde, normalmente el personaje controla una facción (un reino, imperio, clan, tribu u otra denominación) y debe tomar decisiones con las cuales garantizar su éxito, usualmente, se traduce en supremacía o en una alianza entre las mayores potencias que pertenecen a dicho mundo. Mi primera experiencia con estos videojuegos fue el clásico de culto: “Age of Empires II”.

Siempre he considerado que estos juegos simulan mejor la naturaleza humana, de hecho, las IA (Inteligencias Artificiales) tienden a ser más humanas que nosotros. Mientras crecemos, nos enseñan la importancia de colaborar, socializar y trabajar en equipo, en pro de un beneficio en común. Es lo natural, que aquellas personas que comparten características similares tengan que compartir objetivos y deseos similares. Entonces… ¿Que sucede cuando las personas no comparten los mismos objetivos o deseos? Todos los RTS te dan la respuesta de una forma sencilla. Conflicto. Estos pueden ser de enormes proporciones o algo más pequeño y en la sociedad, se nos ha enseñado que el conflicto es malo. Pondré un ejemplo de mi experiencia personal, cuando era más joven (no es que sea alguien de la tercera edad o pasado los 30), me solían molestar en mi colegio (lo que actualmente se conoce como bullying). Por mi crianza, creía que el conflicto no traería ninguna solución directa. Y tuve que tolerar la molestia de mis compañeros, hasta crecer un poco más y que madurarán. A los niños, se les enseña que esta mal causar conflicto. Que deben mantener la boca cerrada, obedecer y tolerar lo que se les arroje en su vida cotidiana, quizás como preparación para la adultez.

Sucede lo mismo en la universidad, en las escuelas, en el trabajo e incluso, en la familia. Piensen con detenimiento cuantas veces guardan silencio para evitar un conflicto. Cuantos insultos, maldiciones, gritos, berrinches y demás, se han reservado a lo largo de su vida para evitar una pelea o discusión. Más de los que seguro podrían recordar. ¿A que conclusión les quiero llevar? Los humanos somos seres inclinados al conflicto, no al trabajo en equipo o a la vida en comunidad. La cooperación y la comunión entre las personas solo existe, cuando se comparten pensamientos similares. Con casi 7 mil millones de personas en nuestro planeta, es un poco absurdo pensar que todos pensemos de la misma forma, tengamos la misma creencia, las mismas experiencias, sueños o deseos. Y eso es algo que la política moderna nos ha tratado de vender, en demasiadas, demasiadas ocasiones. ¿Como así? Digamos que se implementará un plan de asistencia social, para que cada persona que necesite un parche, reciba un parche. 1 de cada 10 personas, necesita un parche y las 9 personas que no lo necesitan, ven esto como innecesario pero, la persona que si lo necesita, obviamente opinará diferente.

Ahora digamos que, esas 9 personas restantes hacen marchas, vandalismo y saqueo para evitar un plan de asistencia social para dar parches, porque bueno, ellos deberían pagarlo y no quieren pagar por algo que ellos no necesitan. Suena injusto, desde una perspectiva moral, para esa única persona que realmente necesita de ese simple objeto… ¿No? Ahora, cambiemos el ejemplo… Espero que puedan seguir el próximo, mejor aún, que no se ofendan por lo que pueda decir.

Imaginen que un político promete a todas las personas que no tengan un hogar, que se les construirá un nuevo hogar con el dinero de los impuestos. 7 de cada 10 personas no poseen un hogar y desean beneficiarse de dicho plan de asistencia. Los otros 3, están determinados a no pagar por algo que ellos no necesitan. Y el conflicto sucede. En la política moderna, los gobernantes, siempre buscan tomar partido en una zona que les sea beneficiosa, donde, cuando el conflicto ocurra, dispondrán de los partidarios más leales y numerosos. ¿Cuantos políticos hablan “por los millonarios”? ¿Cuantos políticos hablan “por los actores”? ¿Cuantos políticos hablan “por los músicos internacionales”? Ninguno… Un poco raro ¿No les parece? Nos han hecho creer que la política, que la estabilidad, el bienestar y la seguridad de una nación depende por completo de las necesidades de un sector particular de la misma y no de todas las personas que se encuentran viviendo en dicha sociedad.

En los videojuegos, cuentas con una cantidad de recursos limitados y debes distribuirlos inteligentemente. Si desarrollas mucho ciertos aspectos de tu facción, fallarás en otros y siempre surgirán problemas con los que lidiar. En la vida real, se puede decir lo mismo. Uso como ejemplo, mi país, Venezuela. Una gran cantidad de recursos limitados usados para satisfacer las necesidades de un sector de la población para convertirles en fieles partidarios, hasta que eventualmente, se acerca un colapso inminente. ¿Por que digo que las IA son más honestas que los hombres? Porque no ocultan sus intenciones, a mostrar de lo que son capaces para salvaguardar a su propia facción. Si necesitan obtener oro, tratarán de negociarlo contigo, si no lo obtienen, lo tomarán. Por las buenas o las malas. Si necesitan más territorio, lo tomarán, usualmente por las malas. Si no les agradas, te lo harán saber y harán todo lo posible para hacer que tu día a día sea pésimo. Los humanos, usualmente tememos al conflicto y por eso, muchos decidimos no dar opinión o hacernos ciegos a lo que sucede. Basta con ver votaciones de organizaciones como la OEA (Organización de Estados Americanos), la ONU (Organización de Naciones Unidas) y demás. Si no quieren generar “conflicto” con una opinión, prefieren “abstenerse”.

Cuando ocurren cosas malas, por la cual, un individuo alzaría su voz y protestaría, las naciones, los políticos y demás, guardan silencio. ¿Esto es malo? No lo se, ellos buscan salvaguardar a su pueblo. Y suele ser necesario hacer cosas desagradables para garantizar que los tuyos, se mantengan a salvo. Pero… ¿Quienes son los tuyos cuando diriges una nación con millones de personas? Muchas veces, los políticos, tienden a desarrollar o crear enemigos que se les opongan, precisamente para reforzar los lazos de sus partidarios o generar una sensación de “colaboración”, porque, durante el conflicto nos hacemos más unidos con aquellos que piensan iguales a nosotros. Navegar por internet, es prueba de ello, siempre que surge un debate, por algo como el aborto, política o deporte, pueden ver como cientos o quizás, miles de personas toman partido y postura en uno u otro lado.

La enseñanza de este texto, que quizás es un poco agotador o confuso de leer es, que la sociedad no prospera a través del trabajo en equipo, sino del conflicto. Muchos grandes imperios, fueron fundados bajo la premisa de tener un conflicto. El Imperio Romano, se construyo sobre el conflicto, la conquista, explotación y dominación de aquellos que no eran ciudadanos romanos. El Imperio Bizantino se construyo igualmente sobre el conflicto, unido por una fe en común para combatir contra aquellos que no compartían sus mismas creencias. El Tercer Reich, de Adolf Hitler fue construido sobre el conflicto, sobre el sufrimiento de millones de personas que no eran parte de ese círculo selecto al que el Reich promovía. Todos los países en la actualidad son fruto del conflicto, no del trabajo en equipo, porque es solo durante el conflicto donde los hombres y mujeres somos más unidos.

El Imperio Romano cayó cuando se les agotaron los enemigos y dejaron de lado el conflicto, para vivir de las glorias pasadas que han obtenido. El Imperio Bizantino comenzó a depender tanto de los turcos, que al final, estos les derrocaron y tomaron posesión de su imperio. El Tercer Reich logró provocar un conflicto tan enorme, que unió al resto del mundo en su contra para detenerlos. La lucha, el esfuerzo, la voluntad de seguir adelante y defender tus ideales, tus creencias, tus sueños y tus metas, siempre provocarán un conflicto. Puede ser algo tan sencillo como un hijo que quiere ser músico y un padre que quiere estudie medicina. Pueden ser dos hinchadas de equipos rivales antes de un partido importante. Pueden ser dos partidos políticos de corrientes opuestas. Pueden ser dos candidatos presidenciales acercándose a la fecha de las elecciones. Pueden ser dos partidos discutiendo los aspectos de un acuerdo comercial. Puede ser una religión defendiendo sus creencias frente a un grupo de personas que opinan diferente.

Los humanos somos naturalmente conflictivos, más que seres comunitarios

¿Y saben cual es la peor parte de los conflictos? Que rara vez, ambas partes involucradas triunfan. Para que un conflicto llegue a su final, una de las partes debe triunfar o ambas deben fallar. Si no me creen, solo basta con ver las soluciones que a menudo se toman con los perdedores, por eso dice el refrán: “La historia la escriben los vencedores”. Y en el juego de la política, los presidentes, siempre buscarán vencer en todo conflicto, especialmente, los generados por ellos. Es la verdad, es algo que debes aceptar si quieres tener una visión adulta de la política.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.78 - 9 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Skull Face

3 comentarios

  • Me gustó este texto muy completo y yo tambien me voy desendulzar el oido.
    Has tratado temas que son dificiles de hablar, no solo por que sea complejo si no porque cada uno defiende su teoria respecto a esto.
    Estoy en la mitad de todo lo que has dicho.
    Sabes tambien me gusta mucho Age of Empires pero pues no puedes basar muchos conceptos en esto por que muchas veces hay mas nesesidades que recursos, las cosas no salen como deberian salir eso es un valor a tener en cuenta. No se si me e explicado bien es decir Age of Empires tiene cierto ritmo de programación cierto patrón pero la vida no esta eso, que si esta lleno de estos es otra cosa pero la vida no son patrones. Y si fueramos de una manera mas colectiva seriamos como Japón (y a los Japoneses les falta luces) Japon es un buen pais pero se basaron tanto en no generar conflictos que ahora no entienden por que hacen las cosas, no son muy de “abrirse”.
    Pienso que actualmente el sistema de Japon es bueno y Japon es una potencia pero a que costo si Japon es el segundo pais mas suicida del mundo. Allí el factor cultura juega un papel importante como en todo el mundo y las personas o comunidades son una “cosa loca”.
    Buen texto, tengo algo politico, un nuevo sistema quiza escriba sobre eso.




    0



    0
    • Me encanta Japón, soy un gran fanático de su cultura, no solo del anime o los videojuegos, sino de su historia. Los problemas que afectan a la juventud japonesa parten mayoritariamente de su desarrollo, imagina que tu vida, particularmente, tu juventud esta programada para suceder de cierta forma. Una vez estudias, vas a la universidad, tomas un trabajo y permaneces en él durante el tiempo que se te sea posible. Todos los días el mismo tren. Todos los días el mismo trabajo. Todos los días el mismo rostro. Uno de los fenómenos sociales que la mayoría de las personas no suele tratar al hablar de Japón es como muchos jóvenes, según dice la cultura son “herbívoros”.

      Tímidos, retraídos y complacientes, además de que tienen problema para separarse de sus padres. Esto no es solo algo cultural, arraigado de la forma en que se desarrolla la sociedad japonesa, sino también por como se encuentra a nivel social. Con mucha sobrepoblación y poco territorio para expandirse. La mayoría de las personas, en especialmente las sudamericanas (hablo conmigo por ejemplo) padecemos los mismos problemas que otros jóvenes del mundo, no somos alienígenas a ello, solo que se nos ha enseñado a enfrentar a esa inevitabilidad de “una vida común” de una forma diferente.

      Sonará terrible, pero creo que la diferencia en los índices de suicidios japoneses comparados a los sudamericanos, son fruto de la diferencia en índices delictivos. Mientras los japoneses, en un aire de escapar de su propia realidad se decantan por el suicidio, los latinoamericanos se decantan por el crimen. Te hace pensar que, un joven que tiene oportunidades para poseerlo todo ve más razonable acabar con su vida poniendo fin a su miseria mientras que otro, prefiere acabar con la vida de los demás para tener una oportunidad de poseerlo todo.

      Japón es una potencia en diferentes niveles por la forma jerarquizada con que desarrollan las cosas, desde que eres pequeño, se te enseña que ocuparás un lugar en su sociedad, que debes trabajar para obtener lo que deseas, que debes ser respetuoso con los mayores y consistente en tu propósito. Muchos dicen que son como “robots” y quizás sea cierto, no he tenido el placer de hablar con un japones o una persona que haya viajado allá, pero creo que los hechos dicen más que las estadísticas. Quizás de ser un país más grande, no estarían en su situación actual. Quizás si. Esa es la maravilla de la vida, no podemos juzgar las cosas por lo que pudieron ser sino por lo que son.

      Muchas gracias por tu comentario, realmente disfruto escuchar opiniones sobre lo que escribo.




      0



      0
      • Realmente ese el punto que se llega a cierto nivel que se desconoce un porque de las cosas.
        Deberias intentar conocer en internet a japones, yo he chateado con muchos son un poco dificiles pero me gusta conocer mas de esa cultura. Pienso que la comunidad latinoamericana y japonesa deberian unirse a ver si cambian algo una de la otra




        0



        0

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría comenzar a escribir y además poder ganar dinero mientras tanto?
Escribe en NoCreasNada y te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información