Política

Política Española, Lenguaje No Verbal

Política Española, Lenguaje No Verbal - Política

Las elecciones andaluzas están a la vuelta de la esquina y podemos deducir mucho de las cosas que dicen, y que no dicen, los candidatos.

Analizando los dos debates televisados que podéis encontrar aquí:

Debate en canal sur: https://www.youtube.com/watch?v=aJseg6nuWwk

Debate en La 1: https://www.youtube.com/watch?v=_IehoM6tIMA

 

El debate tuvo lugar en Televisión Española y se dividió en cuatro bloques. Cada candidato disponía de 5 minutos por bloque para defender su postura además de un minuto de presentación cada uno que es por donde voy a comenzar el análisis.

La moderadora les da la bienvenida y todos los candidatos dan las gracias sonriendo y con aparente tranquilidad.

Comienza Susana Díaz, va maquillada y con una americana roja que llama mucho la atención. Mira al frente como va a hacer en casi todas sus intervenciones a lo largo del debate. Gesticula bastante y hace referencia a la lucha contra el machismo, algo que llama mucho la atención porque no lo hace nadie más. Sonríe al final de la intervención.

A continuación Juanma Moreno aprovecha su minuto para aludir constantemente a la necesidad de un cambio, su único objetivo es desacreditar a Susana Díaz y a su partido. Tiene un aire un poco soberbio y sonríe y gesticula demasiado. Parece querer aparentar estar más tranquilo de lo que está. Lleva traje abrochado y corbata, muy formal.

Teresa Rodríguez va también muy maquillada y vestida de un rojo más apagado que Susana pero igualmente llamativo. Está tranquila y sonríe. Habla de Andalucía como una tierra resistente a la derecha y recalca que su partido no depende de la banca.

Juan Marín va vestido de traje pero con la camisa desabrochada y sin corbata. Habla en un tono muy serio y alude al cambio pero de forma distinta al argumento de Juanma Moreno puesto que considera que ni PP ni PSOE forman un buen gobierno para Andalucía. Habla directamente del voto y además usa el eslogan “Votar con ilusión” que ya usó su partido para las elecciones generales de 2015.

El primer bloque trata de Economía, empleo y política fiscal. Los candidatos cargan contra la actual presidenta de la Junta por el paro de la comunidad autónoma y proponen medidas para acabar con este tema que es la mayor preocupación de los andaluces. En las intervenciones, Teresa Rodríguez casi nunca mira a cámara y piensa demasiado antes de hablar, insegura. Hace referencia no solo a crear empleo sino al tipo de empleo que se debe crear. Su partido está en contra de la explotación y el trabajo precario.

Juanma Moreno interrumpe casi todo el tiempo a sus adversarios y propone eliminar trabas burocráticas.

Juan Marín habla en su intervención sobre corrupción y el resto de candidatos lo miran sin comprender muy bien por qué no se ciñe al tema que se está tratando.

En general, se producen varios enfrentamientos entre los candidatos de PP y Ciudadanos.

El segundo bloque trata de servicios públicos esenciales y derechos básicos.

El debate se va a centrar en el tema de la educación y la sanidad. De nuevo los candidatos atacarán a Susana Díaz por la gestión que su partido hace de estos dos pilares básicos.

Susana Díaz sigue tranquila y sonriente. Responde a las críticas negativas que le hacen pero sobre todo insiste en reforzar positivamente a su electorado hablando de futuras propuestas y logros que el PSOE ha tenido en su legislatura.

Teresa Rodríguez continúa sin mirar a cámara pero cada vez más segura en sus intervenciones. Juanma Moreno la interrumpe visiblemente nervioso.

Todos los candidatos interrumpen a Susana constantemente.

Juan Marín habla de Cataluña en este bloque y Teresa Rodríguez le contesta que espere a que traten ese bloque, visiblemente molesta por el ímpetu de Ciudadanos de utilizar la cuestión catalana como hilo conductor de todos sus discursos.

Juanma Moreno tiene dos cajas de documentos de los que va haciendo uso para reforzar sus argumentos pero al final da más una sensación de chiste que de profesionalidad.

En los dos siguientes bloques las actitudes corporales no cambian casi nada y los argumentos suelen ir en la misma línea porque todos los candidatos refuerzan constantemente el marco teórico de sus partidos.

El balance general es que todos encuentran al PSOE como el rival más directo. Sin embargo, PP y Ciudadanos se atacan mutuamente muy a menudo porque compiten contra el PSOE por la presidencia pero necesitan los votos del contrario para poder lograrlo. Es más posible que los votantes de C’s voten al PP y viceversa que intentar conseguirlos de PSOE o Adelante Andalucía, que es prácticamente imposible.

Conforme se va acercando el final del debate se trata el tema de los sueldos y Susana Díaz afirma ser la presidenta que menos gana, lo que hace que los demás candidatos carguen contra ella y actúe cada vez de forma más insegura y nerviosa.

Por último, tratan el tema de la unidad de España. PP y C’s se muestran completamente a favor y Susana Díaz también aunque alude sobre todo a la igualdad. Adelante Andalucía esquiva el tema probablemente más por evitar la polémica de un tema tan controvertido en un debate sobre Andalucía que por posicionarse firmemente.

La actitud de los candidatos es fundamental para que un ciudadano que no tenga claro a quién votar decida por qué fuerza política hacerlo. Es difícil que un votante o afiliado de un partido de toda la vida cambie su voto a pesar de la actitud del candidato que se presente.

No obstante, volviendo a la parte indecisa de la población, es muy importante que el candidato tenga una actitud segura. Hay líderes que gozan de una personalidad muy carismática y son capaces de hacer creer al electorado en su programa no con lo que dicen sino con cómo lo dicen. Algo que le ocurría a José María Aznar.

Un ejemplo claro de este debate es el de Adelante Andalucía. Esta es una coalición de cuatro partidos encabezada por Podemos e IU aunque intentan desligarse del “Podemos de los inicios” por así decirlo. Su principal objetivo es atraer a los votantes nuevos y jóvenes y, sobre todo, activar el sector más izquierdista del PSOE para ganar representación. Sus argumentos en el debate estaban en una línea de inclusión, de creación de puestos de trabajo, mejoras de la gestión de la sanidad, medidas más duras contra todo tipo de corrupción. Resumiendo, cosas que a priori podrían interesar a cualquier andaluz de clase obrera y casi de cualquier edad. Sin embargo la actitud corporal de Teresa Rodríguez no es quizá la más adecuada para captar la atención del espectador. Además, ni la vestimenta ni el maquillaje se corresponden en ningún caso con la Teresa Rodríguez de hace unos años, los jóvenes podrían verse cada vez menos representados en su imagen. Y si no te representa la imagen, difícilmente vas a escuchar el discurso.

Susana Díaz, quizá por su larga carrera en la política, utiliza esto muy a su favor. Siempre consigue que su intervención parezca la más cercana y amigable.

La actitud de Juan Marín, por su parte, es muy seria y serena. Su campaña difiere muy poco de la campaña estatal de Ciudadanos a pesar de estar haciéndola en Andalucía. Sin embargo, él sabe que los votantes de Ciudadanos están de su lado principalmente por las campañas que llevan en el exterior, sobre todo el tema de Cataluña aunque también están sobre la mesa el debate de la gestación subrogada y cuestiones relacionadas con la privatización de los medios. Por esto mismo el candidato mete con calzador muchos temas que no vienen a cuento en el debate, para reforzar los pilares básicos del partido. Eso provocaría alejar a los votantes de otras formaciones políticas, por eso usan el discurso anticorrupción, para atraer a los antiguos, o posibles futuros, votantes del PP.

La actitud de Juanma Moreno es un poco descarada, es lo que se conocería coloquialmente como ir de sobrado. Parece un mecanismo para mostrar una seguridad que en realidad le cuesta tener. Tanto Ciudadanos como Adelante Andalucía son partidos relativamente nuevos y probablemente no pretendan arrasar en las elecciones. Sin embargo, el Partido Popular en Andalucía tiene una larguísima trayectoria de perder estrepitosamente frente al PSOE y además se encuentra en un contexto complicado: pérdida de confianza de las cortes generales, cambio de presidencia, escándalos, etc. Necesita la confianza de todos los votantes posibles para “levantar cabeza” de cara a las futuras elecciones y, sobre todo, pretendiendo que no sea Ciudadanos el partido que ocupe su lugar en esta Comunidad Autónoma.

 

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.80 - 20 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

CenicientaSinPrisa

1 comentario

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información