Literatura

Por Qué Cada Lector Interpreta De Forma Diferente?

Por Qué Cada Lector Interpreta De Forma Diferente? - Literatura

Mi objetivo al escribir este texto es mostrar que la lectura puede tener diferentes interpretaciones, esto se debe a que cada lector tiene una forma particular de interpretar. Aunque cada texto tiene un significado explícito, unas palabras con significados comunes para una comunidad que comparte una lengua, un código con el que el autor pretende llegar a su idea, y que la mayoría de los lectores alcanzan a decodificar. No obstante, en un texto también pueden encontrarse significados que se logran estableciendo otro tipo de relaciones que van más allá de lo explícito o literal. A medida que el lector logra decodificar lo que el autor dice intenta buscar más allá de ese significado explicito, si el texto y sus propias capacidades se lo permiten para, de esta forma descubrir el verdadero propósito del autor.
El lector realiza un proceso cognitivo al tratar de ir un poco más allá de lo explícito en un texto, un proceso que depende de los conocimientos personales del lector, muchos de los cuales ha adquirido previamente en su comunidad. Pero las comunidades, los contextos, los espacios, las sociedades, las culturas, las tradiciones, etc., son dinámicas, se modifican constantemente, como las personas, que van cambiando a lo largo de su vida, según sus experiencias. Así que todos los seres humanos somos diferentes según la sociedad y la cultura en la que hayamos nacido y crecido. Nuestra formación cultural, la educación, la experiencia, entre otros aspectos hacen que cada persona tenga unos conocimientos únicos. Independientemente de que todos podamos leer un mismo código, cada lector va a nutrir el texto con sus experiencias y conocimientos propios, haciendo así que el texto vaya más allá de lo explícito y entregue una interpretación diferente por cada persona o por una comunidad que esté sujeta a los mismos aspectos socioculturales.
Un ejercicio muy simple puede mostrar que realmente todos interpretamos de modo diferente. Al pedirle a cinco personas de ambos sexos, con diferentes edades y con distinto nivel educativo, que interpretaran el siguiente poema, aunque coinciden hasta cierto punto, cada una de estas personas le agrega un toque personal a su interpretación, veamos:
Amor mío
La noche se hace más oscura
La luna ya no brilla cómo antes
Me has dejado solo.
Amada mía
¿Cuánto más podré esperarte?
Sin ti mi vida se marchita
Cómo la flor que he dejado sobre ti…
Persona 1: mujer, estudiante de química, de aproximadamente 17 años, dice que el poema trata sobre una persona con un apego emocional por alguien que lo ha abandonado. Persona 2: hombre, de aproximadamente 40 años, con educación básica, dice que el poema trata de un hombre que lo abandono la mujer. Persona 3: niño, de 7 años, dice que el poema trata de un hombre que esta triste porque lo abandono la mujer. Persona 4: hombre, estudiante de ingeniería, de aproximadamente 23 años, dice que el poema trata de un hombre que se siente desechado, triste, solo y olvidado. Persona 5: mujer, ama de casa, de aproximadamente 45 años, dice que el poema trata sobre una persona que está en proceso de duelo, además que quien ha fallecido ha sido una mujer. Podemos notar cómo el poema ha recibido cinco interpretaciones diferentes de cinco personas diferentes.
Pero no solo un ejercicio simple como el anterior demuestra que interpretamos de modos diferentes. No es necesario adentrarse mucho en los terrenos e la psicología cognitiva para hallar explicaciones acerca del proceso de interpretación. Un autor reconocido cómo Van Dijk, en su libro Ideología, muestra cómo las personas pueden interpretar de similares o diferentes formas y que la interpretación finalmente adquiere un significado según la comunidad a la que pertenezca el lector. Van Dijk (1999) afirma: “Los modelos de cada participante en un evento comunicativo serán parcialmente idénticos o similares, pero también parcialmente diferentes: cada participante interpreta y representa el “contexto presente” de una manera al menos ligeramente distinta” (p.297). Para Van Dijk, al interpretar cada lector tiene, al menos, una leve diferencia con los demás.

Asimismo, Cassany, desde una perspectiva sociocultural, muestra cómo los escritores en lugar de decir algo explicito seleccionan las palabras indicadas para que a partir de ella el lector infiera todo. Además considera la lectura y su significado desde tres enfoques, el primero lingüístico, es decir, en consideración a lo que el código traduce literalmente al ser decodificado, ese significado directamente unido a las palabras, denotativo, inamovible. Al referirse al significado desde un enfoque lingüístico, Cassany (2007) afirma: “El contenido del texto surge de la suma de todos sus vocablos y oraciones. Así el significado es único, estable, objetivo e independiente de los lectores y de las condiciones de lectura” (p.25).
El segundo enfoque revisado por Cassany es de corte cognitivo, se trata de un enfoque psicolingüístico. Según el autor, los lectores relacionan su lectura con algún suceso de su realidad social. Cassany (2007) afirma: “Según los casos, el lector aporta datos al texto procedentes de su conocimiento del mundo” (pp.26-27). En tercer lugar, el autor revisa la lectura desde un enfoque sociocultural y muestra que cada lector le da un significado particular a la lectura. Cassany (2007) admite, sin lugar a dudas, que interpretamos de modo diferente: “Algunas palabras adquieren significados particulares a partir del contexto en que se usan y del valor que les quieren otorgar sus usuarios” (p.37).

Oscar Castro, en su libro Manual de teoría literaria, también toca el tema desde la teoría literaria, para Castro el lector tiene un papel muy importante en el significado del texto debido a que tiene una libertad de interpretación dada por el texto y por sus capacidades lingüísticas y culturales que le permite extraer los significados y sentidos de este, además dice que el lector es un colaborador para la interpretación del texto.
El contenido de la obra no aparece explícito en la superficie significante del texto y, por esto, el lector es postulado como un principio activo de la interpretación. Su trabajo de cooperación es fundamental para extraer aquello no dicho, pero implicado; para llenar los espacios vacíos conectar lo que aparece en la obra con el tejido de la intertextualidad. (Castro, 1994, p.149)
Debido a que estamos sujetos a diferentes aspectos socioculturales la educación varia respecto a cada comunidad, como lo muestra Pedro Martínez en su libro Aprender y enseñar. Para Martínez la educación es fundamental para trasmitir la cultura social de generación porque enseña a nuevos individuos de una comunidad los significados, valores y normas que se vienen compartiendo en esta.
La cultura es una producción singular que caracteriza a cada grupo humano; es relativamente permanente, se transmite por herencia social entre generaciones, donde la escuela desempeña un papel fundamental; la componen un conjunto de significados, símbolos, valores y normas que son compartidos por el grupo; es asimilada subjetivamente por cada individuo; se manifiesta en todas las realizaciones humanas y es un producto de la interacción social. (Martínez, 2007, p.45)

La mente juega un papel importante en la solución de problemas ya que cada persona tiene la capacidad de pensar diferente, para así captar lo que cree que más le servirá, la interpretación de los textos se puede ver como un problema que el lector puede resolver a medida que decodifica lo que lee. Desde la antropología, Barbara Rogoof, en su libro Aprendices del pensamiento. El desarrollo cognitivo en el contexto social, muestra como cada persona tiene una forma para resolver sus problemas de acuerdo con sus habilidades cognitivas, las cuales están determinadas por los aspectos sociales con los cuales el individuo ha ganado conocimientos.
La forma en la que los individuos intentan resolver los problemas está inmersamente relacionada con los valores y las metas de la sociedad, con los instrumentos, y con las instituciones por lo que se refiera a la definición de los problemas y a la práctica de su solución. (Rogoff, 1993, p.93)

La interpretación de lo que leemos está sujeta a unos conocimientos previos que hemos adquirido en nuestra comunidad, cada persona es diferente, piensa diferente, actúa diferente y vive de una forma única. Por esto que cada quien interpreta a su manera, dando así a un texto su toque personal, como lectores tenemos la posibilidad de hacer que un texto tenga más valor del que se le ve a simple vista. Además como todos interpretamos diferente cada persona tiene derecho a decir lo que piensa, porque de esto se trata, de que cada quien a pesar de que viva en un mismo lugar o lea lo mismo que otras personas enriquezca la cultura dando sus opiniones acerca de lo que vive o lo que lee.

Van Dijk, T. A. 1999. Ideología. Barcelona: Editorial Gedisa S. A.
Cassany, D. 2006. Tras las líneas. Barcelona. Anagrama.
Rogoff, Bárbara. 1993. Aprendices del pensamiento. El desarrollo cognitivo en el contexto social. Barcelona: Paidós.
Martínez Geijo, Pedro. Aprender y enseñar. 2007. Los estilos de aprendizaje y de enseñanza desde la práctica de aula. Bilbao: Ediciones Mensajero.
Castro García, O. 1994. Manual de teoría literaria. Medellín: Editorial Universidad de Antioquia.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 2 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

jonnier0829

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información