Ciencia

¿por Qué No Hay Petróleo En Todas Partes?

¿por Qué No Hay Petróleo En Todas Partes? - Ciencia

Para entender esto, un concepto que nos ayudará mucho es saber qué es el petróleo. Este es una sustancia (no es un mineral, ya que proviene directamente de material orgánico, y un mineral en sensu stricto debe ser formado de manera inorgánica) que proviene de la decantación y degradación en ambientes muy específicos de calor, presión y niveles de oxígeno, de una enorme cantidad de materia orgánica durante mucho tiempo, literalmente miles y miles de toneladas durante millones de años, solo para formar un poco de crudo.

Dicho esto, es bueno tener muy en cuenta que la materia orgánica predilecta para la formación de petróleo es la marina, concretamente unos organismos microscópicos llamados foraminíferos, que abundaron hace muchísimo tiempo, mayormente en el período cretácico, el cual se sitúa cronológicamente entre 144 millones de años, a 65 millones de años.

¿Pero qué son las rocas sedimentarias?

También debemos saber la diferencia entre rocas ígneas/metamórficas y sedimentarias. Sin extendernos fuera de nuestro asunto y convirtiendo este escrito en una clase de geología, la gran diferencia entre estas es pues, que las rocas sedimentarias se formaron en su mayoría en ambientes tranquilos, decantándose en grandes cuencas, junto a esta materia orgánica, y emplazándose en estados de presión y temperatura perfectos para la “cocción” de esta materia dentro de estas rocas. A diferencia de las ígneas y/o metamórficas, estas deben de tener unas presiones y temperaturas sumamente elevadas, en las cuales la materia orgánica simplemente sería destruida.

La tierra como ya vimos, no es homogénea en materia de rocas; es decir, no tenemos los mismos tipos de rocas en todas partes. Por ejemplo, el Hawái, que hay tantos volcanes activos, y abundan las rocas, por supuesto, volcánicas, y como podemos ver, no hay explotaciones petroleras ni en sus islas o sus alrededores. Al contrario de esto, podemos irnos al Golfo de México, el cual es una gran cuenca marina, donde solo conseguimos rocas sedimentarias en el lecho marino.

¿Pero, cuál es la razón de no tener petróleo en todas partes?

Como ya hemos analizado, el petróleo solo se ubicará dentro de las rocas sedimentarias, y para que estas existan debe haber ciertos factores sencillos: una gran cuenca, que es una depresión en la corteza terrestre; y gran aporte de material derivado de la erosión y consecuente decantación del mismo dentro de estas cuencas, durante miles de años. Luego de esta precipitación, el material debe ir solidificándose, uniendo todas estas partículas; esto se logra por el peso del material suprayacente, y un material que una o “cemente” las partículas entre sí. Lo más importante, es que el espacio entre estas partículas es lo que conocemos como poros, y en estos es donde quedará retenida nuestra materia orgánica.

Recapitulando, tenemos entonces ciertos factores ya a mano para analizar la situación: Primero, una gran cantidad de materia orgánica, proveniente de una micro fauna que, al morir, se precipitará durante miles o hasta millones de años. Segundo, una gran cuenca, que debe extenderse por kilómetros para que haya una buena porción de corteza terrestre en la cual pueda formarse nuestra consecuente roca sedimentaria, que sería nuestro Tercer factor, una gran cantidad de sedimentos, donde pueda decantarse ambos materiales y formarse así, una roca sedimentaria impregnada y rica en material orgánico.

Para culminar, vamos a darle la importancia que se merecen a un par de palabras que repetimos varias veces, temperatura y presión, ya que sin ambos elementos, así nuestra cuenca sea perfecta y extensa, nuestra roca sedimentaria sea muy porosa, y nuestro material orgánico sea abundante y adecuado, si no contamos con la temperatura correcta (entre los 80° centígrados y 120° centígrados) y la presión (para las mencionadas temperaturas, será de 2 a 3,5 kilómetros de profundidad) sencillamente no se formará petróleo, sino tal vez lo que llamamos gas seco, que es simple metano no productivo, u otro material al romperse las cadenas de moléculas carbonatadas orgánicas.

Un gran aporte de conocimiento acerca de esta área fue publicada por Bernard Tissot y Dietrich Welte publicaron un libro llamado Petroleum Formation and Occurrence, en el año 1984. Entre otras cosas, plasmaron un gráfico con los diversos gradientes de temperaturas y presiones, y sus efectos sobre la materia orgánica para su consecuente transformación en crudo.

En el siguiente cuadro, se grafica de manera aproximada, los productos obtenidos al someter la materia orgánica a presiones y temperaturas

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.00 - 1 voto
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

VictorERL

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información