Cine y Televisión

Predator Marvelizado

Predator Marvelizado - Cine y Televisión

Predator “marvelizado”
Puede que no se entienda este titular que introduce mi visión de la nueva película de Predator, pero es que lo que he visto en ella me recuerda a muchas de las películas de Marvel. Y para ejemplo más obvio, su final. Pero empezaré por el principio.
Predator continua la saga que empezara en 1987, con Gobernator como protagonista principal. Ha pasado mucho tiempo y por el camino se han perpetrado muchos horrores como mezclar aliens y predators, que podría haber estado muy bien, pero que no fue así. La nueva película que pretende retomar la historia donde la dejó la segunda parte, parecía a priori una gran noticia, pero en mi opinión no ha dado en la tecla. Predator -o como su título original, The Predator-, cuenta con el aliciente de ver el trabajo de su director y coguionista, Shane Black, quien interpretara a uno de los mercenarios a los que daba caza el extraterrestre con rastas en la primera parte. También cuenta con otros detalles para fans de la saga, como los guiños que se hacen a lo ocurrido en 1987 y 1997, cuando los predators aparecieron por primera vez en nuestro planeta, o ese pequeño papel de Jake Busey -hijo de Gary Busey, quien también tenía un papel secundario en la segunda parte-.
Predator se podría resumir así: una película de acción con muchos chistes. Hay algo de ciencia ficción, pero en mi opinión no es lo que define a la película, no de la misma manera en la que lo hicieron las dos primeras partes. Y siento la comparación, pero es que para mí esas dos primeras partes si lograron acertar. Para empezar en ellas veías que se jugaba con el miedo y el suspense del personaje extraterrestre. No aparecía hasta bien entrada la historia y siempre estaba escondido en la selva o en las calles de una ciudad caótica como la ficticia Los Ángeles de 1997. Ese punto creaba la atmósfera necesaria para que tu, como espectador, sintieras miedo. Dicho de otro modo, Predator no da ningún miedo, da risa. Por otro lado en aquellas dos primeras partes había algún que otro diálogo cómico, pero bien enlazado. En Predator hay un momento en el que no sabes muy bien si estás viendo una mala comedia o una película de acción. Y luego está el hecho de que no acabes de entender muchas cosas de las que pasan. Todo va muy deprisa y todo resulta muy caótico -y es cuando te enteras de que Black tuvo que rodar nuevas escenas eliminando otras-.
Puede que no sea justo hacer comparaciones, pero es que si uno se empeña en resucitar un universo cinematográfico, mejor es hacer algo con estilo y calidad. Predator puede resultar divertida, faltaría más, pero no es la clase de diversión que uno espera en esta película. Y por eso decía lo de “Predator marvelizado”. Es como si hubieran intentado crear un nuevo filón de películas al estilo de las de Marvel, pero esta vez con el mundo de los predators de por medio. Yo espero algo diferente, algo como lo que pudimos ver en las dos primeras partes o algo tan extraordinario como lo que hizo James Cameron en Aliens, el regreso. Aquello si que era una película de acción, terror y ciencia ficción. Predator es una película floja, muy pasable, e imagino que con poco futuro cinematográfico, a pesar de lo cual su final invita a una nueva película. Lo dicho, una película divertida, pero olvidable. Seguiremos esperando a que alguien consiga captar de nuevo la esencia de Depredador.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 1 voto
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

perher

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información