Negocios

Qué preguntarte antes de montar un negocio (I)

Patrocinado


Incredulo
montar un negocio

Muchos somos los que hemos pasado años soñando con montar un negocio desde cero y, por fin, nos hemos lanzado a realizar nuestro sueño. Desde mi experiencia, después de múltiples fracasos y algún que otro éxito, hacerte las preguntas adecuadas antes de empezar siquiera a planear, hará que maximices tus posibilidades de éxito.

Las preguntas que escribo aquí abajo no son ni mucho menos sustitutas de un plan de negocio. Sencillamente están orientadas a hacerte entender qué ideas o qué momentos descartar para que ni se te pasen por la cabeza. Se dice que el 90% de las empresas nuevas fracasan en su primer año. Esto no eliminará el riesgo, pero sí puede hacer que no vayas de cabeza a formar parte del grupo de perdedores o que, por lo menos, no te dejes todo tu dinero en el camino. Te servirá para que traslades esa idea que tienes en la cabeza en algo más realista para que te des cuenta de si merece la pena llevarla a cabo o no.

Me gusta subdividirlas en tres secciones: conócete a ti mismo, conoce tu sector y conoce tu empresa. Lo reparto en tres posts, para seguir la recomendación de NoCreasNada de no hacer posts más largos de 1.000 palabras.

Conócete a ti mismo

Esta primera sección intenta dar un baño de realismo al emprendedor que intenta montar una empresa desde cero. No quiero desanimar a nadie, pero sí me gustaría que todo el mundo entre con los riesgos claros y por los motivos adecuados.



¿De verdad quieres ser emprendedor?

Esta es la más importante. Imagínate como emprendedor. Pero no como emprendedor exitoso, con mucho dinero, prestigio social o libertad total.

Imagínate con una empresa que te quita bastante dinero al mes, pensando en recortar tus gastos todavía más cuando ya los has bajado a 350€ al mes, con todo tu círculo social pensando que no eres lo suficientemente bueno o que deberías haber tomado otro camino o que tu estrategia o posicionamiento ha sido malísimo, trabajando 14 horas al día incluyendo fines de semana y que llevas así un año o más y sigues sin ver la luz al final del túnel.

Imagínatelo, ponte en la situación y piensa si te gusta y si estás dispuesto a seguir así. Porque serás esa persona. Y si no te gusta, mejor no empieces. Si te gusta el glamour, el aplauso de los demás o no sabes decir que no a una cena porque no tienes dinero, esto no es lo tuyo.

En mi caso, dejé un trabajo estable y bastante bien pagado porque quería ser emprendedor. Me gusta darme las órdenes a mí mismo y no recibirlas de otro. Perseguir mis propios objetivos y no los de otro. Creo que estos son los motivos adecuados. Pero no olvides que, salvo en contadísimas excepciones, el camino del emprendedor es muy duro, sobre todo psicológicamente. Renunciarás a mucho para serlo. Así que debes estar seguro de que montar un negocio te aporta tanto como para que merezca la pena.

¿De qué capital dispones para montar un negocio?

Clave. Habrás oído que no necesitas capital para montar un negocio. Falso. Habrá excepciones, pero todos los emprendedores que conozco empiezan con algo de capital, aunque sea para sobrevivir ellos el tiempo hasta que consiguen más capital. Si no lo tienes, deberías plantearte ahorrar más y esperar, o arrancar a la vez que tienes otro trabajo, aunque casi siempre te limitará muchísimo.

Si tienes acceso a 1 millón de euros, enhorabuena, puedes hacer muchas cosas. Si tienes 15.000 €, plantéate entrar en un negocio de muy bajo coste de testeo, como una tienda online en un nicho muy específico, una franquicia muy pequeña, algo así. También puedes juntarte con 20 socios aunque ya puedes olvidarte de ser tu propio jefe. Pero obviamente, tú solo con 15.000 € no puedes montar una fábrica de aluminio. Pensaría en esto como si fueras jugador de fútbol. Si nunca has jugado en un buen equipo, tendrás que empezar en regional. Después, si eres bueno y tienes suerte, podrás ir subiendo hasta Primera División.

Emprender es igual. Las primeras empresas que puedes aspirar a montar tienen sus limitaciones. Si te va bien, podrás ir a más. Elon Musk empezó con una empresa de bajo coste de implementación y test (aunque su posterior desarrollo sí fuera caro). Cuando se hizo multimillonario, empezó con las que requieren un alto capital de arranque, como Tesla Motors o Space X. Es muy improbable que lleguemos ahí, pero sí podemos aprender algo de esto. Empieza con algo que puedas permitirte y ve a más. No intentes saltarte los pasos.

Puedes buscar capital fuera, pero muy probablemente éste no llegará sin un test previo de la empresa o con un coste tan alto que tengas que dar la mayoría del capital desde el primer día. Busca también subvenciones y préstamos – a nombre de la empresa, nunca a título personal. Puedes llegar a transformar esos 15.000 € en 30.000 e ir a por algo más. Pero no convertirás esos 15.000 € en 1 millón por tu cara bonita.



¿Cuánto necesitas para vivir?

No es lo mismo si tienes 22 años y estás libre de cargas que si tienes 35 y dos hijos, como es evidente. Cuanto menos necesites, mejor. Yo, personalmente, cuando empecé a emprender, dejé un trabajo muy bien pagado y gastaba unos 2.500 € al mes. Empecé a gastar 1.000 € y me parecía poco. En 3 meses, como he dicho antes, ya estaba en 350 €, incluyendo un alquiler de 205 €. Dejé de fumar y aprendí a tener aficiones de gasto 0  – correr, gimnasia en el parque, paseos con mi novia, ir a la montaña (vivo al lado de una), etc.

Tenía ahorros para gastar más que eso. Pero cuanto menos agua bebas, más tiempo podrás aguantar la sequía. Y cada euro que no gastas en otra cosa, es un euro que puedes invertir en montar un negocio.

Tienes que ser feliz con el número que pongas. La época de vacas flacas de un emprendedor suele durar más de lo que dice su plan de negocio. Pon una cifra con la que estés dispuesto a vivir, y piensa que tienes que tener como mínimo para un año (y en realidad deberías pensar en más) en esas condiciones. Si no, no empieces, espera, trabaja duro, ahorra, y ya llegará tu oportunidad.

¿Qué capacidades tienes?

Piensa en quién eres y qué habilidades tienes. ¿Eres el típico pitagorín? ¿O eres de los que no tenía muy buenas notas pero eres muy bueno socialmente? ¿Tienes conocimientos de marketing? ¿Eres trabajador?

Seguro que tienes buenas habilidades, pero sé sincero contigo mismo y entiende en qué eres bueno y en qué eres malo. Y es más importante lo segundo. Porque en lo que eres malo, necesitarás ayuda para montar un negocio. Aprende lo que puedas de ello, mejora todos los días, sí. Pero consigue ayuda, ya sea subcontratando, pidiendo favores (si conoces a alguien) o con un socio. No inviertas mucho esfuerzo en algo que otra persona podría hacer mejor y más fácilmente.

 

En el próximo post hablaremos de las preguntas más básicas que tienes que hacerte acerca de tu sector antes de empezar a plantearte empezar a montar un negocio en él.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 1 voto
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.

Patrocinado

¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Incredulo

Incredulo

Apasionado por demasiadas cosas y escéptico por naturaleza, decidí abrir NoCreasNada como un espacio para que cualquiera pueda expresarse sin ningún tipo de censuras.
Me gusta oír opiniones nuevas y originales acerca de cualquier tema de esa gente que, como yo, le gusta dar una vuelta de tuerca de más a lo que le cuentan.
Para los que queremos estar constantemente aprendiendo y compartiendo.

1 comentario

Deja un comentario