Historia

Problemas limítrofes de Venezuela: ¿Una historia sin fin?



Problemas limítrofes de Venezuela: ¿Una historia sin fin? - Historia

La configuración del territorio venezolano ha sido un largo y complejo proceso que tiene sus antecedentes en la conquista y colonización del territorio Americano por parte de la corona española hasta que se inicia el proceso de emancipación de las mismas, es decir, un periodo de tres siglos ha sido el tiempo que ha pasado para la conformación y demarcación de los límites del territorio venezolano. La corona española utilizo las llamadas “Capitulaciones” como instrumento jurídico de conquista y colonización, dando origen a las sucesivas Provincias o Gobernaciones en el territorio.  Esta serie de capitulaciones se las conoce como “Capitulaciones Genésicas” las cuales representan las bases de la actual República Bolivariana de Venezuela.

La primera de estas capitulaciones fue la de la Provincia de Margarita de fecha de 18 marzo de 1.525, concedida a Marcelo Villalobos, sucediéndole posteriormente otras como lo fueron la Capitulación de la Provincia de Venezuela y del Cabo de la Vela (también conocida como Capitulación de los Alemanes o de los Welser) que se dio el 25 de Marzo de 1.528,  la Capitulación de la Provincia de Nueva Andalucía, concedida a Diego Fernández de  Serpa el 15 de Marzo de 1.568,  la Capitulación de la Provincia de Guayana que se otorgo a Gonzalo Jiménez de Quesada en 1.568 y llevada a cabo por Antonio de Berrio,  las Capitulaciones de la Grita que luego se unirían a el Corregimiento y Provincia de Mérida, y consecutivamente a la Ciudad de Maracaibo, así como a la posterior creación de la Comandancia de Barinas en el año 1.786.

Uno de los factores determinantes para la unificación territorial fue la creación de la Capitanía General de Venezuela mediante un decreto de Célula  Real el 8 de septiembre de 1.777, que junto con la Intendencia de Real Ejercito y Hacienda creada un año antes en 1.776, permitieron darle un cuerpo compacto a nivel político, administrativo y económico al territorio. Sucesivamente se crearon la Real Audiencia de Caracas en 1.786, el Real Consulado de Caracas en 1.793 y el Arzobispado de Caracas en 1.804, siendo este ultimo acontecimiento quien cerraría el proceso de compactación del territorio que se había iniciado tres siglos atrás.

Fue este el territorio el que iniciaría el tránsito hacia la emancipación de la corona española en 1.811, terminando este con la fundación de la República de Venezuela en 1.830. Es a partir de esta fecha que termina de consumarse la separación de Venezuela de la Gran Colombia, y es cuando inician los sucesivos conflictos y controversias en cuanto a la demarcación fronteriza de su territorio respecto a Colombia, Brasil, Guayana Esequiba y el Mar Caribe.

La Constitución de ese mismo año de la recién nacida República de Venezuela consagro por primera vez el “uti possidetis” y definió que su territorio era el mismo de la antigua Capitanía General de Venezuela, el cual ya había sido previamente establecido por la corona española. Sin embargo, las fronteras de la Capitanía General de Venezuela no habían sido establecidas debidamente por la corona española y en consecuencia la República tuvo que avocarse a resolver estos problemas limítrofes en su frontera occidental con el antiguo virreinato de Nueva Granada, ahora República de Colombia, al sur con Brasil, al oriente con las posesiones coloniales de Inglaterra en el Esequibo, hoy República de Guyana y al norte con las diferentes islas ubicadas en el Mar Caribe.

Algunos de estos conflictos aun se mantienen vigentes en la actualidad, pese a que existen vastos antecedentes de gobiernos y personas que han  intervenido y mediado para intentar llegar a una satisfactoria solución pero sin poder conseguirlo.

Los límites con la República de Colombia tienen sus antecedentes en la formación de las primeras provincias en el territorio, la Capitulación de la Provincia de Venezuela en 1.528, abarcaba el Cabo de la Vela al oeste de la península de la Guajira como extremo occidental.  Cuando se fundó la Villa de San Cristóbal en 1.561 sus límites fueron establecidos en el río Cúcuta (hoy  río Táchira) y, cuando en 1.777 se crea la Capitanía General de Venezuela esta quedó bajo su jurisdicción y sus límites establecían la separación de Venezuela y el Virreinato de Nueva Granada, siendo estos mismos los limites al momento de la separación de la Gran Colombia. Esta porción de territorio dejo de pertenecer a Venezuela en el año 1.891 a consecuencia del Laudo Español, pasando estos a estar bajo soberanía Colombiana aunque geográfica e históricamente estos siempre le pertenecieron a Venezuela.

Luego de la desintegración de la Gran Colombia en 1.830 se inician las negociaciones fronterizas entre Venezuela y Colombia, siendo delegados para este proceso a Santos Michelena por Venezuela y Lino de Pompo por Colombia. Estas primeras negociaciones para establecer los límites fronterizos estuvieron orientadas bajo el principio de “utis possidetis” llegando a un primer acuerdo en el año 1.833, a este primer acuerdo se le conoce como Tratado Michelena-Pompo, el cual fue rechazado por el Congreso de Venezuela  en el año 1.840, al considerarlo como lesivo para los intereses de la nación, ya que establecía como límite entre ambas naciones el Cabo de Chichivacoa. Los representantes del congreso argumentaron que los límites entre ambas naciones debían establecerse en el Cabo de la Vela, el cual se encuentra a 40 millas al oeste del Cabo de Chichivacoa, de acuerdo como lo establece el  principio “utis possidetis”.

En este primer tratado se le reconocía a Venezuela la mitad oriental de la Península de la Guajira en el norte, al sur del río Meta, así como las tierras ubicadas al oeste del río Orinoco hasta su frontera con Brasil. En el año 1.844 se inicia un nuevo periodo de negociaciones pero estas se ven marcadas nuevamente por el fracaso, pues el gobierno colombiano no acepta los límites establecidos al sur del Meta hasta el Orinoco, reclamando para sí toda la Península de la Guajira, las riberas del río Orinoco, la vaguada del Río Negro, hasta la embocadura del Caño Casiquiare en la Amazonía venezolana. Debido a esto se rompen relaciones diplomáticas en el año 1.874, pues Venezuela se mantuvo firme en su posición de marcar límites territoriales a partir del Cabo de la Vela.

En el año 1.881 se normalizan las relaciones y vuelven a las discusiones sobre el tema limítrofe, pero tampoco se pudo llegar a un acuerdo sobre este tema. Es por eso que ese mismo año ambas naciones deciden firmar un Tratado de Arbitramiento sobre Límites, en el cual se le otorgaba al Rey de España la figura de árbitro, quedando en sus manos la definición de la línea fronteriza, basándose en documentos y en el principio de “utis possidetis”. Siendo esta la primera vez en la historia venezolana que se acude al arbitraje internacional. Debido a la muerte del rey de España,  Alfonso XII en 1.886 se le otorga por el Acta de Declaración de París, la facultad de actuar como árbitro a la Reina Regente María Cristina.

En ese mismo año también se firma otro Protocolo Adicional, el cual modifica las condiciones del arbitraje, decidiendo marcar todas las líneas divisorias basándose en las aproximaciones de los documentos y desechándose la aplicación del principio de “utis possidetis”. La sentencia de este Laudo Español se conoce el 16 de Marzo de 1.891, siendo esta perjudicial para Venezuela, ya que perdía una enorme extensión de su territorio, desde la Guajira hasta el río Amazonas.

Esta sentencia fue altamente reprochada por  el gobierno venezolano debido a las incongruencias presentes en ella, y ante la negativa de aceptarla, el gobierno colombiano propuso en el año 1.894 y 1.896 una política de compensaciones territoriales, las cuales nunca llegaron a concretarse, hasta que se estableció una Comisión Mixta que se encargaría de la demarcación de los límites. Esta Comisión Mixta inicio sus funciones en el año 1.899 y las concluiría en 1.901, y cuyo trabajo se vio altamente dificultado a causa de la imposibilidad de localizar Los Mogotes de los Frailes. Debido a esta situación ambas naciones decidieron empezar a establecer los límites territoriales en Castilletes.

En razón de las dificultades para la efectiva aplicación del Laudo Español y de lo inútil de las  negociaciones en la política de compensaciones territoriales, se firma en Colombia otro compromiso arbitral en el año 1.916. Esta vez quien fungiría como árbitro seria el Consejo  Federal de la Confederación Helvética. Los argumentos por ambas naciones fueron presentados en el año 1.918 y el 22 de Marzo de 1.922 el Laudo Suizo dio a conocer la sentencia, siendo nuevamente perjudicada Venezuela porque se reconoció la frontera establecida por el Laudo Español y por la Comisión Mixta. Al año siguiente de conocerse la sentencia del Laudo Suizo se iniciaron las labores de delimitación y demarcación, iniciándose de igual manera desacuerdos entre ambas naciones. Venezuela y Colombia  firman en 1.928 un Acuerdo Especial sobre puntos relativos a la frontera común de los países, conformado comisiones técnicas mixtas que se encargarían de precisar a través de hitos, sectores fijos de la frontera.

Las diferencias entre ambas naciones en cuanto a la demarcación del territorio se dan por terminadas luego de un proceso de negociaciones que culminaría el 5 de Abril de 1.941, con la firma del Tratado de Fronteras y Navegación de los ríos comunes entre Venezuela y Colombia, cerrándose así todos los temas en materia fronteriza. Diez años después de la firma de este tratado, Venezuela  y Colombia volvieron a tener un choque, esto debido a una publicación oficial por parte del gobierno colombiano en donde se incluía a los archipiélagos de Los Monjes como parte de su territorio, teniendo como resultado una contundente respuesta del gobierno venezolano, razón por la cual la Cancillería colombiana emitiría una comunicación en donde se reconocía la soberanía venezolana sobre este territorio. Nuevamente en la Convención de Ginebra celebrada en 1.958, el gobierno colombiano solicitaría la delimitación de sus aguas territoriales en el golfo de Venezuela.

Debido a esta solicitud ambos gobiernos decidieron firmar el 9 de Agosto de 1.967 la Declaración de Sachagota, tratado en el que se acordó proseguir el proceso de negociaciones para la delimitación de las áreas marinas y submarinas en el golfo de Venezuela.  Posterior a la firma de este tratado, tuvieron lugar una serie de encuentros por parte de comisiones formadas por representantes de ambos gobiernos, las más destacadas se celebraron en Caracas en 1.970, Roma en 1.973 y Caraballeda en 1.979. Fue hasta el año 1.980 que ambas naciones lograron llegar a un acuerdo final, conocido como la “Hipótesis de Caraballeda”, en donde Venezuela alegaba que el golfo le ha pertenecido históricamente por formar este territorio parte de la Capitanía General de Venezuela, y, por consiguiente, el gobierno colombiano no debía  reclamar nada sobre el mismo.

A pesar de la firma de este acuerdo por  ambas naciones los conflictos y controversias han continuado, hasta el punto de casi llegar al conflicto armado, ya que en el año 1.986 una corbeta colombiana incursionó en las aguas del golfo de Venezuela sin previa autorización, teniendo este hecho como resultado el enfriamiento de las relaciones diplomáticas.  Es el año 1.989  que se retoman las negociaciones y ambas naciones firman la Declaración de Caracas, sirviendo este tratado para fijar acuerdos en materia fronteriza.

En lo que respecta a la demarcación de los límites territoriales con Brasil, existen dos tratados en los que se pueden ubicar sus antecedentes, el primero de ellos se remonta al año 1.570, conocido como Tratado de Madrid, en donde España se deslindaba de cierta parte de sus territorios al sur  y los cedía a los portugueses, aunque este deslinde nunca llego a concretarse. Al segundo se le conoce como Tratado San Idelfonso o Tratado Portugués Floridablanca-Souza Coutinho firmado en 1.777, solo a pocas semanas de la Célula de creación de la Capitanía General de Venezuela. A estos Tratados se los conoce como de “renuncia” ya que a pesar de la determinación del gobierno Español de establecer sus límites con Brasil este nunca pudo ejercer soberanía de los mismos debido a la lejanía de estos con los centros de poder político.

En 1.826, Simón Bolívar como Presidente de la Gran Colombia inicio las negociaciones con el imperio de Brasil para la delimitación del territorio, ya que los portugueses habían atravesado la línea fronteriza establecida en el Tratado de 1.777. Sin embargo, todos los esfuerzos fueron en vano. Doce años después de la desintegración de la Gran Colombia es que inician las negociaciones de Venezuela con Brasil para establecer los límites entre ambas naciones, exigiendo este último que los límites debían establecerse a partir de los mapas de Agustín Codazzi y consecutivamente ratificados por Humboldt.

Posterior a las negociaciones iniciadas en la ciudad de Caracas entre ambas naciones, se firma el primer acuerdo el 6 de mayo de 1.859, conocido como Tratado de Límites y Navegación Fluvial, el cual sería aprobado por el Congreso de la nación en 1.860, estableciéndose como línea divisoria los antiguos tratados suscritos por España y Portugal. El criterio asumido por los Estados para la delimitación fueron las cuencas hidrográficas del Orinoco y Amazonas. En este tratado Venezuela renunció a favor de Brasil sus derechos sobre la cuenca del río Amazonas, excepto a una parte del río Negro cercanas a la piedra del Cocuy. En cambio Brasil renuncia a favor de Venezuela de todos sus derechos sobre las hoyas del río Orinoco, Caroní y el Esequibo. Permitiendo esto que la nación ganara aproximadamente unos 4.000 km de territorio.

En 1.880 se conformo una comisión mixta que se encargaría de la demarcación de una frontera común entre ambos países, la cual sería ratificada en 1.905 de acuerdo con los parámetros establecidos para la fijación de los límites. En el año 1.973 se iniciaría un proceso de reexaminación de las líneas fronterizas para lo que se utilizó la aerofotografía y señal satelital, logrando en ese mismo año cerrar en buenos términos el proceso de demarcación iniciado en 1.859, manteniéndose este vigente hasta la actualidad.

En cuanto a la demarcación de la frontera al este de la República, podemos hallar sus antecedentes en el Tratado de Gentes firmado entre España y Holanda en 1.648. En este tratado se reconocen las posesiones de Holanda en el continente Americano. En 1.814 las colonias holandesas de Berbice, Demerara y Esequibo pasaron a estar bajo soberanía inglesa, esto debido al tratado establecido en la “Convención de su Majestad Británica y los Países Bajos”. La Gran Colombia estableció sus límites con Inglaterra en el río Esequibo, pero una vez esta se desintegra en 1.830 los ingleses seden concesiones a exploradores para incursionar en el territorio.

Los ingleses en 1.844 proponen una nueva línea fronteriza, incluyendo en su territorio todo el curso del río Cuyuní y parte de la Gran Sabana. Esto daría pie a una serie de negociaciones entre Venezuela y la Guyana Británica. El primer acuerdo se firmo en 1.850, en donde ambas naciones pactaron no ocupar el territorio en disputa. A pesar de la firma de este acuerdo diferentes compañías inglesas obtuvieron concesiones para la explotación aurífera en estos territorios.

En el año 1.887 los ingleses habían modificado la línea que separaba ambas naciones, apropiándose de más de 200.000 km2 de territorio, llegando hasta las cercanías de Upata y todas las minas del Callao. Esto traería como consecuencia un fuerte rechazo por parte de Venezuela, quien rompería relaciones con la Guyana Británica, solicitándole someter a arbitraje internacional esta controversia limítrofe.

Por esta razón en 1.895 EE.UU intervine como mediador en este conflicto Anglo-Venezolano. En 1.897 se firma el Tratado de Washington, es cual sienta las bases para la resolución del conflicto entre ambos países. Las sesiones de trabajo para el dictamen tuvieron lugar en París entre junio y septiembre y su dictamen se conoció el 3 de octubre de 1.899. Venezuela resultaría perjudicada con el resultado de esta sentencia, pues fue despojada de 159.500 km2 de territorio.

El rechazo por parte de Venezuela no se hizo esperar, calificando esta sentencia de “manifiestamente injusta”. Sin embargo, al año siguiente Venezuela envía una comisión para la demarcación del territorio debido a las presiones de los ingleses. El reclamo de Venezuela sobre los territorios perdidos en el Esequibo se mantuvo firme durante los siguientes años hasta que en 1.959, conmemorándose 50 años de la sentencia del Laudo Arbitral, se inician por primera vez revisiones de los papeles emitidos por dicho Laudo. Esta revisión se da a consecuencia de un Memorándum póstumo de uno de los cinco jueces que emitieron la sentencia, en donde se expresa que el resultado del Laudo se debió a una componenda política por parte de los jueces de nacionalidad británica y rusa.

En el año 1.962 durante la XVI sesión de la Asamblea General de las  Naciones Unidas, el gobierno de Venezuela presento una declaración en la cual desconocía el resultado del Laudo Arbitral de 1.899. A consecuencia de esta declaración el gobierno venezolano logró que los ingleses reconocieran las reclamaciones sobre el Esequibo, y, luego de insistentes solicitudes, los británicos acceden a firmar un acuerdo en el año 1.966, conocido como el Acuerdo de Ginebra. En este acuerdo el gobierno británico se comprometió a buscar satisfactorias soluciones para esta controversia limítrofe, y la recientemente independiente República de Guyana se unió a este acuerdo.

Posterior a la firma del Acuerdo de Ginebra se conformaron comisiones mixtas para las negociaciones, pero no se pudo llegar a ningún acuerdo debido a los desacuerdos y diferencias entre ambos países en cuanto a los términos del acuerdo firmado. En 1.970, se firma el Protocolo de Puerto España, en el cual se dejaba sin efecto el Acuerdo de Ginebra por un periodo de doce años.

En 1.982 el gobierno venezolano decide no renovar el Protocolo de Puerto España, y se adhiere nuevamente al Acuerdo de Ginebra, el cual establece como medios de solución pacifica para la resolución de la controversia la Carta de la ONU de Negociación, Mediación, Conciliación, Arbitraje, Arreglo Judicial, Recursos o Acuerdos Regionales entre otros medios pacíficos. Actualmente esta disputa se encuentra regida bajo los auspicios del Buen Oficiante de la Organización de las Naciones Unidas, luego de que el gobierno de Venezuela de la primera década del siglo XXI, declara en visita oficial a la Republica de Guyana que las relaciones entre ambas naciones pasaban a una nueva era, quedando a un lado la reclamación del territorio perdido en el Esequibo.

Al norte de Venezuela los derechos sobres las aguas marinas y submarinas se fundamentan bajo la presencia de Isla de Aves en el Mar Caribe, dicha isla fue concedida al país por medio del Laudo Arbitral de la Reina de España Isabel II, en el año 1.865. Posterior a este Laudo el gobierno venezolano firma con EE.UU un Tratado de delimitación de las aguas marinas y submarinas entre Puerto Rico e Islas Vírgenes en el año 1.978, el cual entraría en vigor dos años después y en el cual se reconocía la soberanía de Venezuela sobre Isla de Aves.

En el mismo año en que se firmo el Tratado con EE.UU, también se hizo con el Reino de los Países Bajos, y, al año siguiente con República Dominicana. En dichos tratados se delimita la plataforma continental, la zona económica exclusiva y cualquier área marina y submarina entre estas naciones. Estos primeros tres tratados le permitieron a Venezuela asegurar un área en el Mar Caribe de aproximadamente 65 mil km2.

El próximo tratado se firmaría con Francia en el año 1.980, el cual entraría en vigor tres años después, estableciéndose los límites con Guadalupe y Martinica. Diez años después de la firma de este tratado, en el año 1.990 se firma con Trinidad y Tobago el Tratado de Delimitación de Aguas Marinas y Submarinas, remplazando al Acuerdo de Paria firmado en  el año 1942.

Venezuela aun tiene pendiente por delimitar las aguas marinas y submarinas con parte de las Antillas Menores, esto debido a la negativa de estas naciones en reconocer la soberanía de Venezuela sobre Isla de Aves, entre las naciones que se niegan a reconocer estos derechos se encuentran: Dominica, Granada, Montserrat, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucia y San Vicente y las Granadinas.

Los procesos de delimitación fronteriza que inicio la República de Venezuela posterior a la separación de la Gran Colombia han sido largos y complejos procesos en los que progresivamente se le ha venido despojando considerables porciones de territorios a la nación.

Las presiones internacionales, traiciones, injusticas y el desinterés por parte de quienes han gobernado el país han sido características imperantes a lo largo de casi todos los procesos de negociaciones para la delimitación territorial, trayendo como consecuencia que el territorio venezolano se viera más reducido a medida que pasaba el tiempo.

El proceso de delimitación fronteriza con Colombia ha sido uno de los más traumáticos de los procesos debido a que la nación nunca se vio favorecida en los acuerdos fijados para la demarcación del territorio y en los compromisos arbitrales internacionales a la nación se la fue despojando cada vez de más territorio.

La pérdida progresiva de los territorios en el Esequibo ha significado una gran lesión para la nación venezolana, pues este es un territorio rico en recursos minerales y naturales. De igual forma en los procesos en donde tuvo arbitraje internacional para la resolución de la controversia limítrofe se evidencio el fraude que se le cometió al país por parte de las potencias extranjeras para apropiarse de este territorio. A pesar de grandes esfuerzos realizados por los gobiernos en la segunda mitad del siglo XX para su recuperación, estos fueron vilmente desechados, pues durante la primera década del siglo XXI, el gobierno de turno dejo a un lado este histórico reclamo el cual había regido las relaciones de ambas naciones.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.83 - 23 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

JMBruzual

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.