Medio Ambiente

Problemática ambiental en Venezuela y el Acuerdo de Escazú. 2/2



Problemática ambiental en Venezuela y el Acuerdo de Escazú. 2/2 - Medio Ambiente

O de Nicolás Maduro, el arco minero, el francotirador, el nuevo ataque cibernético y el colapso de los servicios de agua y electricidad.

 

Hace poco, Venezuela sufrió un apagón en gran parte del territorio nacional de nuevo, en esta oportunidad no vamos a entrar en el debate sobre las causas directas del mismo, porque lo que nos interesa es la situación de vulnerabilidad del país en esa materia.

De ese tema, su relación con la problemática ambiental y el Acuerdo de Escazú, trataremos hoy, como continuación del post anterior.

El Niño, iguanas, la derecha colombiana o Trump, la culpa siempre es de los demás.

 

Veamos, si un país depende casi exclusivamente de la energía hidroeléctrica ¿Cuál es el principal recurso a cuidar? Parece una pregunta absurda, y sin embargo en Venezuela pareciera que el gobierno nacional, las empresas privadas y la sociedad en general no se han dado cuenta de la obvia respuesta.

 

No estamos discutiendo lo absurdo de ser un país petrolero y depender del agua para generar electricidad, tampoco de lo que significa que prácticamente toda la electricidad del país se genere en el mismo sitio, y mucho menos queremos hablar de lo que han implicado años de corrupción, falta de inversión y mantenimiento y políticas equivocadas que han ocasionado la perdida de miles de profesionales altamente capacitados.

 

¡No! Estamos hablando del resguardo y protección de nuestras principales fuentes de agua, que a su vez, contradictoriamente, son nuestras principales fuentes de energía  eléctrica.

El recurso hídrico en Venezuela está severamente comprometido.

Pudiera decirse, que la creación de un ministerio especial para la “atención de las aguas” es un reconocimiento implícito por el gobierno de la gravedad de la situación.

Sobre esto, ya desde el 2011, la Red de Organizaciones Ambientales no Gubernamentales de Venezuela – Red ARA, alertaba que:
Los recursos hídricos del país están en peligro principalmente por falta de una política para la gestión integral de éstos así como la falta de supervisión y vigilancia. Se recomienda hacer cumplir la legislación vigente, fortalecer las instituciones encargadas de la gestión del recurso y educar a la población en el uso responsable del agua. (RED – ARA, 2011).
Igualmente se pronunciaban sobre el deterioro de las áreas naturales protegidas y las tempranas evidencias de los efectos del cambio climático. (RED – ARA, 2011).

Más recientemente, los amigos del  Observatorio de Ecología Política de Venezuela, explican como la crisis hídrica del país está relacionada a políticas erradas, gestión del agua indolente e improvisada, eventos climáticos más extremos y recurrentes y a un modelo de desarrollo extractivista , “…con décadas de degradación de las fuentes de agua.” (Teran Mantovani, 2018).

Para poner un ejemplo de ello: Caparo, el ultimo bosque de los Llanos Occidentales, reserva de biodiversidad y de cuerpos de agua que surten al Complejo hidroeléctrico Uribante-Caparo, desde hace un año ha sido invadido y desde hace semanas es víctima de un incendio incontrolado…. Sin respuesta oficial a la situación.

Escazú, un acuerdo regional para el acceso a la información, la participación pública y el acceso a la justicia en asuntos ambientales

 

El contexto descrito arriba, es  reflejo de la mayor barrera de Venezuela en materia de desarrollo sustentable: la debilidad en la dimensión político/institucional, ante esto, es necesario reforzar los mecanismos que organicen y promuevan la participación ciudadana en el tema.

Uno de esos mecanismos, como ya lo dijimos en el post anterior, es el Acuerdo de Escazú, este, adoptado por 24 países en Costa Rica hace un año, tiene la gran fortaleza de ser vinculante, más que un acuerdo entre estados, “…es un pacto de cada Estado con sus sociedades” (Barcena, 2019).

Así, una vez ratificado por los países firmantes, aspectos como los siguientes serán ley:

  • Artículo 2. Definiciones. “A) …por “derechos de acceso” se entiende el derecho de acceso a la información ambiental, el derecho a la participación pública en los procesos de toma de decisiones en asuntos ambientales y el derecho al acceso a la justicia en asuntos ambientales;”
  • Artículo 4. Disposiciones generales. “3. Cada Parte adoptará todas las medidas necesarias, (…), para garantizar la implementación del presente Acuerdo”.
  • Artículo 5. Acceso a la información ambiental. “1. Cada Parte deberá garantizar el derecho del público de acceder a la información ambiental que está en su poder….”
  • Artículo 6. Generación y divulgación de información ambiental. “5. Cada Parte garantizará, en caso de amenaza inminente a la salud pública o al medio ambiente, que la autoridad competente que corresponda divulgará de forma inmediata y por los medios más efectivos toda la información relevante …”
  • Artículo 7. Participación pública en los procesos de toma de decisiones ambientales. “7. El derecho del público a participar en los procesos de toma de decisiones ambientales incluirá la oportunidad de presentar observaciones por medios apropiados y disponibles, conforme a las circunstancias del proceso. Antes de la adopción de la decisión, la autoridad pública que corresponda tomará debidamente en cuenta el resultado del proceso de participación.”
  • Artículo 9. Defensores de los derechos humanos en asuntos ambientales. “1. Cada Parte garantizará un entorno seguro y propicio en el que las personas, grupos y organizaciones que promueven y defienden los derechos humanos en asuntos ambientales puedan actuar sin amenazas, restricciones e inseguridad.” (ONU, 2018).

 

Podrán ver la fortaleza que desde el punto de vista legal representa el acuerdo, por supuesto será letra muerta sin una ciudadanía consciente y organizada que lo impulse y ponga en práctica, pero para ello, lo primero es suscribirlo y ratificarlo como país.

El Acuerdo, heredero del Principio 10 de la Declaración de Río y de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible (Río+20) es un instrumento necesario para el empoderamiento de la sociedad y el desarrollo sustentable.

Debe ser firmado.

Sin embargo,para el momento de escribir esto, Venezuela aún no ha expresado intención de firmar el Acuerdo…

Imagen principal tomada de: https://www.cepal.org/es/acuerdodeescazu

 
Referencias
Barcena, A. (4 de 3 de 2019). Carta abierta de la Secretaria Ejecutiva de la CEPAL, Alicia Bárcena, con motivo del primer aniversario de la adopción del Acuerdo de Escazú. Recuperado el 10 de 4 de 2019, de https://www.cepal.org/es/comunicados/cepal-insta-todos-paises-america-latina-caribe-firmar-ratificar-acuerdo-escazu

ONU. (04 de 03 de 2018). Acuerdo Regional sobre el Acceso a la Información, la Participación Pública y el Acceso a la Justicia en Asuntos Ambientales en América Latina y el Caribe. Escazú, Csota rica. Recuperado el 01 de 04 de 2019, de https://www.cepal.org/es/acuerdodeescazu

RED – ARA. (2011). Aportes para un diagnóstico de la problemática. Caracas. Recuperado el 01 de 12 de 2018, de http://red-ara-venezuela.blogspot.com/p/documentos-de-la-red-ara.html

Teran Mantovani, E. (08 de 07 de 2018). OEP. Más allá del grifo: crisis del agua y extractivismo de ajuste en Venezuela. Caracas, DC, Venezuela. Recuperado el 29 de 03 de 2019, de http://www.ecopoliticavenezuela.org/2018/07/08/mas-alla-del-grifo-crisis-del-agua-extractivismo-ajuste-venezuela/

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.25 - 4 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Joel Campuzano Mejías

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.