Literatura

Prosa Poética: Apuntes a oscuras, de una luna en cuarto creciente



Prosa Poética: Apuntes a oscuras, de una luna en cuarto creciente - Literatura

Volver al papel, esta noche, tengo algunas ideas sueltas y un cosquilleo de narrador entre los dedos, y cierta ansiedad de quien tiene algún pendiente, algo que debe hacerse hoy y NO mañana porque puede ser preludio de algo mejor, la hoja en blanco atrae por lo que puede llegar a ser, …nada, o algún pequeño tesoro personal para guardar entre las cosas que mueven tu mundo y modelan tu destino, alguna hoja suelta de diario para leer después y descubrirse otro, sobre todo cuando los otros no te dicen nada, nada, y tienes que buscarte, cuestionarte y responderte tú mismo. Cuando lo que te rodea se paraliza o se vuelve algo incomprensible o más aún, absurdo. Cuando las noticias son como una mala novela en tiempo real, entonces la televisión hace el recuento de una violación, un asesinato, un fraude, transmite una sarcástica y cínica risa de un político, o de un fanático religioso,… A veces los veo como actuando en una pésima telenovela atrayente y otras tantas como en una mala película sin magia y sin amor, Estoy seguro que el mundo seguirá girando aún sin amor y sin paz, pero sin amor -NO- se puede comprender sus giros inesperados, su relativa secuencia a veces tan rápida y a veces tan lenta que aplaza inflexible los reencuentros ansiados. Habrá que esperar más…lo saben los astros, pero nos negamos a aceptarlo cuando nos invade la paranoia y nos creemos indispensables para otros. (Nadie lo es).

Es cuando se precisa imitar, hacer un símil de la naturaleza. Si acaso no hay la paciencia del lago ni la fuerza del río, quizá sea hora de  ser como la llovizna, esparcir nuestra esencia, sutilmente, una palabra que no hemos dicho debe decirse, la carta que no hemos contestado debe contestarse, el saludo, la caricia, el abrazo que hemos negado debe darse, alguien puede estar esperando la buena noticia que no hemos dado por la desidia a que nos empuja la vida actual,  a veces dejamos el alma en un sórdido lugar y el cuerpo se va egoísta a la pasarela artificial de la vida, nos alejamos de las pequeñas cosas, la belleza la globalizan y comercializan los medios y YA es imposible admirar la obra maestra de un cielo nublado-estrellado. La luna ha salido 3 veces esta noche y nadie lo notó, atisbaba entre nubarrones, quizás sea cierto que NO se puede soñar con lentes de contacto, pues tus ojos ya son otros, y tu mirada ya oculta las lecciones buenas y malas del destino, la cirugía estética quizás -NO- permite ver ya lo estético y lo artístico de las imperfecciones. El cine, tiene algo de la vida misma por eso atrae, pero paradójicamente, la vida no tiene nada de cinematográfico y sí mucho de teatral, y sin embargo atisbo de vez en cuando la cartelera para ver si Terrence Malick tiene algo para mostrar, para convencerme que a mi vida le urge una buena banda sonora ahora que el guion se atoró y se ha pospuesto el giro positivo, como a todos nos sucede, (recomiendo ser paciente yo que he aprendido poco a serlo), necesito escuchar una voz femenina con su guitarra para asumir otra vez el riesgo y la aventura de escribir, de otra forma volveré al horario laboral y me perderé en el azar de los días y las horas. No quiero quedarme sin palabras (Hoy NO), hoy debería escribir un poema a mi amada que diga: –No quiero ser silencio cuando me extrañas-. Pero definitivamente parece que NO es la hora de tal poema. Intentaré entonces una sencilla canción con el círculo de Re, o pintaré para ella una Flor con los dedos, sin pinceles, como cuando era un niño o adolescente y NO la conocía pero YA la imaginaba. Escribo en prosa porque hoy no puedo rimar las ideas, he visto muchas noticias que no son bellas, se puede escribir de Amor aún con tanta noticia inmunda, pero habrá que esperar a que tenga un poco más de talento y sabiduría y así sea capaz de escribir de Amor aún en medio de la guerra.

ESTOY intentando juguetear con la poesía, pero pierdo una batalla pequeña cada que como hoy las musas y los duendes pasan de largo por mis textos, vuelvo al papel, vuelvo a contemplar la hoja en blanco como el escultor que mira su bloque de mármol imaginando que ahí dentro HAY UN ÁNGEL y que sólo  hay que buscarlo, quitar el sobrante, en la hoja en blanco hay también ángeles, y duendes, sirenas y ninfas, hay que borronear una y otra vez la tinta azul y sepia para verlos, para intercambiar brevísimas frases, para hallar el trozo de belleza que nos concedan hoy, o mañana, o después,…hace cinco minutos dejé escapar una bella frase que quizás no vuelva, o vuelva a destiempo.

Se me acaban a veces las palabras de la mesa, tengo apenas algunas pocas entre los dedos y pretendo con ellas desviar tu atención a esta hoja, cada día dejamos planes atrás, no quiero dejar atrás esta hoja, no quiero que esta hoja se borre de mi mente. Podrían ser palabras esenciales para mi futuro. Estuvo a punto de no ser escrita, estuvo a punto de pasar de largo…

(09julio2011)
Por: Godofredo Oscós-Flores

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 1 voto
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Godofredo Oscós-Flores

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información