Salud

Prosopagnosia – Trastorno de reconocimiento de rostros

Patrocinado


Prosopagnosia o trastorno de reconocimiento de rostros

“La prosopagnosia es una rara enfermedad en la cual el que la padece no reconoce caras. Ve perfectamente su entorno pero al momento de asociar caras a personas conocidas o familiares es imposible. Puede presentarse de dos formas, no reconocimiento de personas conocidas, y no reconocimiento de personas familiares. Debido a que uno involucra la memoria y el otro solo se presenta de forma estructural”.

Es extremadamente delicado he visto casos como el de Dean Jorner; Se dio cuenta a la edad de 52 años de lo que padecía. Jubilado trabajaba como ingeniero comercial en una importante firma. Contaba que llegaban personas lo abrazaban y el quedaba ¡plasmado! Literalmente no sabia por que lo abrazaba gente, lo saludaban por su nombre, sabían su vida incluso decían que habíamos conversado. Conocían su vida, hacía un esfuerzo mental pero no daban resultados. A veces lograba reconocer personas por lunares, cicatrices o rasgos mas marcados.

Me decían eres genial, y yo les respondía; ¿Quien sos vos? Lo peor es que me dejaban de hablar, se enojaban y al otro día eran totalmente desconocidos. Para mi me miraban mucho, escuchaba que era engreído, pesado, antipático y barbaridades. Las amistades me duraban un día al otro día no conozco a nadie. Me hice de un amigo al cual reconocía por un solo lunar grande en la esquina inferior izquierda de su labio. El era mi guía, entendía mi situación, no sabíamos quien era pero me mostraba quién conocía y yo podía saludarlos por su nombre. Así comenzamos a averiguar hasta que llegamos a usted.

No es imposible de vivir, situaciones familiares que no recuerdo, pero aprendes a aceptarlo. Y vives, actualmente tengo una esposa a la cual ubico por que me espera en una esquina todos los días a la misma hora y se viste de una manera particular, para yo reconocerla.

Aún así mi vida es maravillosa, nos adaptamos por esencia  a lo que nos ocurre. Soy un hombre feliz, ahora sé lo que padezco y eso me tranquiliza.

En la vida debemos ser fuertes y sea cual sea buscar a los demás, somos gregarios. Y vivir intensamente con nuestras virtudes y falencias. Enfermedades o deficiencias. Cuesta pero es superable y nuestra vida puede ser siempre emocionante si nos predisponemos a hacer que las cosas ocurran. ¡Incluso hacer amigos sin rostros!

Dean Jorner, enfermedad Prosopagnosia, 52 años. 12/09/2007

Los nombres han sido cambiados por autor, su vida y situaciones son la misma.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

0.00 - 0 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.

Patrocinado

¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

tomislav gozani

Deja un comentario