Historia

Publio Clodio Y El Incidente En La Fiesta De Bona Dea

Publio Clodio Y El Incidente En La Fiesta De Bona Dea - Historia

El historiador Plutarco describía así al personaje de nuestra historia: ‘’Publio Clodio era un joven, patricio de linaje, señalado en riqueza y en elocuencia, pero que en insolencia y desvergüenza no cedía el primer lugar a ninguno de los más notados de disolutos’’. Alguien así no traía nada bueno ¿verdad?

Resulta que este Publio Clodio Pulcro, de la familia de los Claudios, estaba enamorado de Pompeya, mujer de Julio César y descendiente por parte de madre del dictador Lucio Cornelio Sila. Parece ser que a Pompeya no le disgustaba las insinuaciones de Clodio pero era difícil que estas dos figuras se viesen dada la vigilancia de Aurelia, madre de Julio César.

Así que Clodio tenía que tramar alguna argucia para verse a solas con su enamorada. La ocasión la encontró en la fiesta en honor de Bona Dea (la Buena Diosa), una fiesta en la que solo acuden mujeres. Cuenta Plutarco: ‘’Clodio, que era todavía imberbe, y por lo mismo esperaba poder quedar oculto, tomó el vestido y arreos de una cantora, y con este disfraz se introdujo, pudiendo confundirse con una mocita’’.

Pero no todo salió según lo previsto para Clodio, quien fue descubierto por las mujeres de la fiesta. El cómo fue descubierto es también muy anecdótico. Parece ser que Clodio no encontraba a Pompeya y se le ocurrió la idea de preguntarle a una criada agudizando su voz pero claro, la criada no era ingenua, y por su voz sabía que era un hombre, se había delatado solo.

¿Cómo le sentó esto al marido en cuestión? César quiso olvidar el asunto, parecía lo mejor, pero no se hablaba de otra cosa y el Senado quería que el asunto se investigase. Así que César no tuvo más remedio que divorciarse de Pompeya. De ahí su frase: ‘’La mujer del César no solo tiene que ser honrada, sino parecerlo’’.

Esas palabras fue la que pronunció César ante el jurado cuando le preguntaron por qué se divorció. También añadió: ‘’Porque quiero que de mi mujer ni siquiera se tenga sospecha’’. El juicio, que se celebró dos meses después del escándalo, no fue muy concluyente que digamos. Las mujeres no estaban seguras de que el culpable fuese Clodio y el mismo culpable presentó testigos que lo apoyaban. El resultado fue: Veinticinco votos en contra y treinta y uno a favor de Clodio. Al final se libró de la condena.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 1 voto
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Alejandro Vides

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información