Sociedad

¿Puede el progreso y el desarrollo económico llevarte al suicidio? El caso de Corea del Sur.

Patrocinado


¿Puede el progreso y el desarrollo económico llevarte al suicidio? El caso de Corea del Sur. - Sociedad

¿Puede el progreso y el desarrollo económico llevarte al suicidio?

El caso de Corea del Sur.

En la actualidad existen muchos países que a través de los años han alcanzado un nivel económico que ha mejorado significativamente la calidad de vida de sus ciudadanos, una educación de calidad, empleos muy bien remunerados, propiedades y vacaciones a los mejores sitios turísticos del mundo, pero este progreso social viene acompañado de un numero de dificultades y retos que hay que superar a costa de sacrificios muy altos que pocos están dispuestos a pagar.

El caso de Corea del sur llama poderosamente la atención quizás porque las personas que vivimos en el hemisferio occidental no hemos podido analizar a fondo con el suficiente criterio de razonamiento los problemas sociales a los que se enfrenta una nación desarrollada, quizás nuestro subdesarrollo económico y nuestras carencias nos vendan los ojos y nos impiden aprender de los errores y experiencias de estas naciones poderosas del mundo, lo digo por si algún día nuestros países llegan a tan extraordinario nivel de vida.

Corea del sur es un país ubicado en Asia oriental en la península de corea, es un país desarrollado y es la 13ª economía más poderosa del mundo, su rápido desarrollo no ha dejado de aumentar y evolucionar desde 1950, pero tan prominente progreso lo ha llevado a ser uno de los países con más suicidios por año y es que las últimas estadísticas lo ubican en el tercer puesto con una tasa de suicidios de 28,9 por cada 100.000 habitantes y se preguntaran estimados lectores como un país que posee la conexión a internet más rápida del mundo, con los niveles de educación mas excepcionales a nivel mundial y un país tecnológicamente avanzado puede tener una tasa tan alta de personas queriéndose quitar la vida y es aquí donde comenzaremos el análisis que es la razón de ser del título de este articulo.

El rápido ascenso de su economía vine acompañado de grandes jornadas de trabajo y poco descanso, esto proporciona altos niveles de estrés en la población pero este es solo la punta del iceberg los problemas más profundos están entre los más jóvenes,  quienes tienen que enfrentarse a los retos que supone vivir en un país desarrollado con las características sociales como Corea del Sur. La calidad en la educación exige prepararlos de manera muy radical para afrontar el futuro, lo que ha llevado a que los niños desde muy temprana edad tengan que prepararse mucho.  De acuerdo a estudios un niño Coreano invierte unas 13 horas de estudios al día en diferentes áreas, (Música, idiomas, literatura y actividades deportivas entre otras) dejando poco tiempo para el descanso, el problema se va agravando cuando les toca entrar a la universidad, el nivel de exigencia es mayor lo que ha llevado a que la frustración y la depresión invada a los más jóvenes.

De acuerdo a diversas fuentes en la red que todo lo sabe (Internet) el sueño de todo adolescente y padre Coreano es que sus hijos ingresen en el SKY que son la siglas que identifican a los más exitosos y triunfadores, cada letra representa a las mejores universidades de Corea, en orden de importancia y prestigio seria de la siguiente manera.

S=Universidad de Seúl.

K= Universidad de Corea.

Y= Universidad de Yonsei.

Lo que significa que si no te admiten en alguna de estas tres universidades eres un fracasado, sin importar que el país tenga 300 instituciones universitarias, ingresar al SKY te asegura el éxito en cualquiera de las empresas de elite del país (Samsung, LG, Lotte, Hyundai, entre otras).

El camino al éxito tiene un costo, pagas con sueño.

Entre los jóvenes Coreanos existe una popular canción cuya letra es la siguiente:

“Si duermes tres horas al día tal vez entres en SKY, Si duermes cuatro horas entrarás en otra universidad, Si duermes cinco horas, olvídate de entrar en la facultad”

Este escenario tan exigente ha llevado a padres a imponer un régimen de estudio a sus hijos, clases extraordinarias los fines de semana que abarcan estudiar dos idiomas, clases de música y deportes dejando muy poco tiempo para el descanso y para el compartir con familiares y amigos.

La exigencia a la que los jóvenes se ven sometidos desde temprana edad ha creado un molde donde se forma un prototipo de ciudadano Coreano casi robot donde la obsesión por el triunfo y la aceptación social cada día exige más y mas y este es un alto costo que muchos no pueden soportar guiándolos casi automáticamente al suicidio.

 

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 4 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

joseacarpio2000

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría comenzar a escribir y además poder ganar dinero mientras tanto?
Escribe en NoCreasNada y te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información