Cine y Televisión

Quantum of Solace: otra entretenida entrega de James Bond

Patrocinado


Quantum of Solace: otra entretenida entrega de James Bond - Cine y Televisión

Hace poco os hablaba de la primera película de Daniel Craig interpretando a James Bond, Casino Royale, una película que marcó un punto de inflexión en la saga de las películas de James Bond, con un agente 007 diferente a los anteriores.
La segunda película de la saga interpretada por Daniel Craig se rodó dos años más tarde que Casino Royale y no tuvo la buena acogida de la crítica que tuvo la anterior, aunque a mí personalmente me ha gustado más.

 

ARGUMENTO:

 

La película comienza con James Bond buscando al Sr. White (Jesper Christensen), responsable del fallecimiento de Vesper (Eva Green) en la anterior entrega de la saga.
James Bond irá a buscar a los miembros de la organización Quantum, para vengar la muerte de Vesper, y en el camino se encontrará con Dominic Greene (Mathieu Amalric), un hombre multimillonario que compra terrenos aparentemente inservibles, pero que esconcen importantes reservas naturales.

La historia se trasladará a Bolivia, donde Dominic Greene tiene intereses y James Bond se encontrará con Camille (Olga Kurylenko), que está con Dominic Greene para intentar vengarse de un general boliviano que asesinó a sus padres cuando ella era pequeña.

 

QUÉ ME HA PARECIDO:

 

La segunda película de la saga de James Bond protagonizada por Daniel Craig no tuvo las buenas críticas de su predecesora pero se trata de una película de acción muy entretenida, ideal para pasar el rato.
En este caso es una película de acción pura y dura, con un James Bond más rudo y violento que en anteriores ocasiones, menos “elegante”, aparece más como si fuera un matón que si fuera un espía.

El argumento comienza con el final de la película anterior, por lo que es recomendable ver esta película habiendo visto previamente Casino Royale.
Se trata de un argumento muy en la línea de las películas de James Bond, con una organización de “malos” a la que tiene que atrapar Bond, que a veces es un poco liante, pero se ve bien.

La película está dirigida con mucho ritmo, la película tiene mucha acción y se hace muy entretenida, es de las que te engacha desde el principio.
Una de las cosas que caracteriza a las películas de James Bond suele ser la canción de los títulos de crédito iniciales, interpretada por algún artista conocido, y que en este caso es un dueto formado por Alicia Keys y Jack White (ex-integrante de White Stripes). La canción no está mal, pero no me ha acabado de convencer, la de Casino Royale, interpretada por Chris Cornell, me parece mucho mejor.

En cuanto al reparto me ha encantado Daniel Craig, creo que es lo mejor de la película, y en cuanto a la elección de Olga Kurylenko como “chica Bond”, me parece que fue desacertada, y es que me parece una actriz muy insípida, que no aporta mucho a la película, aunque gracias a la misma se hizo conocida mundialmente.
Como curiosidad comentar que aparece el actor español Fernando Guillén Cuervo, haciendo un pequeño papel de jefe de seguridad en Bolivia.

En definitiva, se trata de una película muy entretenida, con mucha acción y que hace que pases un rato divertido y que si te apetece pasar un rato con algo que no te haga pensar mucho, je, je, está muy bien.

 

DATOS DE LA PELÍCULA:

 

Título original: Quantum of Solace
Año: 2008
Duración: 106 minutos
País: Reino Unido
Dirección: Marc Forster
Guion: Robert Wade, Paul Haggis, Neal Purvis
Música: David Arnold
Fotografía: Roberto Schaefer
Reparto: Daniel Craig, Judi Dench, Olga Kurylenko, Mathieu Amalric, Jesper Christensen, Joaquín Cosio, Jeffrey Wright, Giancarlo Giannini, Gemma Arterton, Fernando Guillén Cuervo, Rory Kinnear, Stana Katic, Oona Chaplin, Jesús Ochoa
Productora: Metro-Goldwyn-Mayer / Columbia Pictures
Género: Acción. Espionaje.
Web oficial: http://www.007.com/

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.90 - 20 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Bruceforever

Deja un comentario