Sociedad

¡Qué asco de vida!



¡Qué asco de vida! - Sociedad

¡JODER! Me he quedado dormido, qué le pasa al despertador que no ha sonado. Que sueño tengo, encima tengo que ir a la mierda de universidad a la mierda de carrera. No me da tiempo ni a desayunar ni a casi prepararme. ¡Qué asco de vida! Voy corriendo a la parada del autobús y veo como ya ha pasado y se está yendo. El siguiente pasa en 15 minutos, ya no me da tiempo a llegar a las 09:00 a clase.

Ahí llega el autobús. Encima hay un montón de tráfico, voy a tardar mucho más en llegar a clase. ¡Qué asco de gente!

Llego a clase, la puerta está cerrada, trato de entrar, pero la profesora no me deja pues una vez que se cierra la puerta no puede entrar nadie. ¡Qué asco de profesora! A esperar dos horas en la cafetería, pero bueno, al menos desayunaré allí.

La siguiente hora hay una mierda de asignatura. Encima el examen parcial que hicimos la semana pasada me han suspendido con un 4. ¡Qué asco de exámenes y que asco de profesor!

Llego a casa y no me gusta la comida que tengo. ¡Qué asco de comida! Odio las lentejas que hace mi madre. ¿Sabes qué?, que como llevo un día de mierda, me merezco un Burguer King, y después una buena siestita de 3 horas.

Me levanto de la siesta y no sé ni donde estoy. Tengo que hacer unos ejercicios y un trabajo ¡Qué asco de tareas! Ya lo haré otro día que me salgan mejor las cosas.

Anda, mi amigo Enrique me dice que si voy con él a tomar algo. Me apetece, pero sólo para tomar una cervecita, luego para casa. De que vuelva haré los ejercicios y el trabajo.

Vuelvo a las 00:00, como la cenicienta. Al final nos hemos liado y después de la cervecita nos hemos ido a cenar al Domino´s pizza y luego a tomar una copa. Todo por culpa de Enrique, siempre me lía. Ahora tengo que hacer los malditos ejercicios y el trabajo. Bueno, lo haré rápido, así me iré a dormir pronto ¡Qué asco de todo!

Me da igual si esto que he hecho está bien o está mal. Me voy a acostar ya. Para coger el sueño me voy a ver el capítulo de la serie que estoy viendo. Y así transcurrieron dos temporadas. Quedan 3 horas y 34 minutos para que suene el despertador. ¡Verás mañana!

.

.

.

¡JODER! Me he quedado dormido, qué le pasa al despertador que no ha sonado. Que sueño tengo, encima tengo que ir a la mierda de universidad a la mierda de carrera. No me da tiempo ni a desayunar ni a casi prepararme. ¡Qué asco de vida!

 

 

 

Bueno, ¿os habéis fijado que hay algo que se repite mucho no? Efectivamente, todo es un asco. Pero, ¿por qué es todo una porquería?.

¿El despertador está mal y no ha sonado? O quizás, no lo has escuchado porque estabas profundamente dormido, en la fase REM del sueño, debido a lo tarde que te acostaste.

¿Es la universidad una mierda? O quizás es la que elegiste tú sin pararte muy bien a pensar en qué consistía y en qué querías hacer con tu vida.

¿El conductor de autobús pretendía fastidiarte para que no llegarás a tiempo a clase? O quizás, no pudiste coger el bus porque no te levantaste con suficiente antelación. Podrías ir andando y ganar en salud.

¿Está el tráfico saturado porque hay miles de personas como tú?

¿Es la profesora mala porque exige unas normas y una puntualidad?

¿Te han suspendido? O quizás, has suspendido tú porque no has sabido organizarte para estudiar.

¿Está la comida mala? O quizás, aunque no esté tan apetecible como la Fast Food, es la comida que debes comer para tener una buena salud.

¿Quizás no duermas nada por la noche por la extensa siesta que echas por la tarde?

¿Es culpa de tus amigos que salgas por ahí y te olvides de tus responsabilidades?

 

Me encuentro constantemente con gente que pasa sus días así, ¿pero qué estáis haciendo con vuestra vida? Si todo es un asco, ¿por qué lo hacéis?

A mí lo que más me perturba, me inquieta y me atormenta, es cómo las personas echan balones fuera de todo aquello que le sucede, ¿alguna responsabilidad tendrás tú?, ¿no?. Me ha suspendido el profesor… ¡No! Has suspendido tú, porque no has estudiado o no has hecho un buen examen. Si llegas tarde a clase no es por culpa del autobús, es tu culpa por no estar a la hora en la parada. Que tu salgas con tus amigos, no es culpa de ellos, es tú culpa por no saber decir que no o no centrarte en tus prioridades.

 

En definitiva, debemos aprender qué las cosas que nos pasan es por nuestra culpa, no es culpa de “la vida”. Nosotros tenemos el poder para hacer que las cosas cambien y vayan mejor. Basta de pensar que no tenemos responsabilidad sobre lo que nos sucede, si la tenemos, somos los responsables de nuestra vida, es nuestra película, interpretemos el mejor papel.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

1.00 - 1 voto
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Mario Redondo Cordero

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.