Medio Ambiente

¿Qué es la ecología política? (II): Temas centrales



¿Qué es la ecología política? (II): Temas centrales - Medio Ambiente

En una entrada reciente (https://www.nocreasnada.com/que-es-la-ecologia-politica-i-corrientes-principales/) inicié una breve introducción al campo de la ecología política, un área interdisciplinaria que estudia los conflictos relacionados con el acceso, uso y valoraciones de los llamados recursos naturales. Allí señalé en términos generales sus principales corrientes. Ahora describiré los temas centrales.

 

El primero de ellos es la defensa de tecnologías apropiadas, generalmente a pequeña escala. Esto implica un proceso de diseño sostenible centrado en las necesidades de las comunidades. Dichas tecnologías deben ser asequibles, fáciles de mantener y con un rango de usos amplios.

 

Si bien un ejemplo conocido son los paneles de energía solar, debemos enfatizar que la producción de los mismos es costosa y las patentes detrás de los mismos muchas veces generan una dependencia económica que difícilmente ayuda a coordinar esfuerzos y recursos en lograr un mundo de justicia social y ecológica. Quizá el desafío está en articular diferentes innovaciones a pequeña escala para lograr cubrir necesidades de poblaciones relativamente medianas y grandes.

 

El segundo de los temas centrales dentro de la ecología política es la lucha de las trabajadoras y trabajadores por condiciones de trabajo seguras. Ello implica analizar el accionar de organizaciones sindicales en sus intentos por lograr una minimización drástica de los riesgos a los que pueden estar expuestos en sus respectivos espacios laborales.

 

Aquí podemos recordar el caso de la enfermedad de Minamata (Japón), debido a la contaminación con mercurio, los casos de envenenamiento por asbesto o el riesgo de cáncer generado por el uso de pesticidas altamente químico, como ocurre con muchas campesinas y campesinos que usa el nefasto glifosato.

 

En todos estos casos, el acompañamiento de las y los académicos dedicados a la ecología política se ve reflejado en las contribuciones para fortalecer instrumentos jurídicos que garanticen el derecho a un ambiente de trabajo sano, así como su participación en el rediseño ecológico del modelo de industrialización (casi siempre reñido con la sustentabilidad ambiental), el proceso de innovación tecnológica, la construcción de grandes infraestructuras (quizá no deberían ser tan grandes) y las responsabilidades sociales y económicas de las corporaciones.

 

Finalmente, el tercero de los temas es la lucha histórica de pueblos campesinos e indígenas por la defensa de sus territorios, ambientes y formas de vida. América Latina es un pluriverso de estas luchas.

 

Éste es uno de los ámbitos de investigación y acción más estimulantes porque en muchas ocasiones, quienes hacen vida en el campo de la ecología política se ven confrontados por otras visiones de mundo que increpan nuestras nociones de tiempo, espacio, materia, energía, economía, sociedad, cultura, política, felicidad, vida, etc. En antropología estos debates se encuentran bajo el rótulo del llamado giro ontológico, esto es, el centrar la atención en las tensiones entre diferentes visiones de mundo que aparecen en los conflictos ambientales. Por citar un ejemplo de esas discusiones, habitantes quechuas en la ciudad del Cusco (Perú) consideran que Ausangate es mucho más que una montaña (la quinta más grande de ese país según nuestra mirada moderna), es también una entidad con capacidad de decir no a un proyecto de desarrollo minero que atetaría contra su existencia.

 

Todas estas luchas (campesinas, indígenas, de trabajadores) han llevado a identificar otras formas de vida alternativa en su defensa de las semillas, los bienes comunes y los ecosistemas (ya no “recursos” naturales o “servicios” eco-sistémicos).

 

Estos movimientos sociales son una de las tantas respuestas que la ecología política estudia en sus intentos por salir de una crisis contemporánea global, que no sólo es ambiental, sino también civilizatoria, a saber, de una forma particular de ser, hacer, conocer, sentir, pensar y vivir que tendría poco más de cinco siglos (el llamado mundo moderno).

 

[Continúa en una siguiente entrada]

Lea también:

  • Crisis civilizatoria – https://www.nocreasnada.com/crisis-civilizatoria/
  • Tipos de conflictos socio-ambientales – https://www.nocreasnada.com/tipos-de-conflictos-socio-ambientales/
  • Conflictos Mineros en América Latina – https://www.nocreasnada.com/conflictos-mineros-en-america-latina/
  • Los tres sentidos de la sustentabilidad – https://www.nocreasnada.com/los-tres-sentidos-de-la-sustentabilidad/

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 5 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Ma-jokaraisa

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.