Sociedad

¿Qué es para ti la vida?



¿Qué es para ti la vida? - Sociedad

¿A qué llamamos tener una vida normal, te has hecho esa pregunta alguna vez? Yo nací en un pueblo pequeño y crecí en un entorno medianamente humilde. En una época donde aun no había llegado el auge de los dispositivos móviles y el internet, mi infancia puede decirse que, transcurrió sin dificultades. Tenía pocos amigos los cuales principalmente eran mis primos, pero nos llevábamos muy bien, todo me resultaba interesante, cada cosa nueva que descubría, cada situación diferente que ocurría, cada sentimiento y sencación nueva que experimentaba. El mundo parecía no tener fin, me parecía inmenso lleno de secretos por descubrir.

Mi primer amor

Recuerdo cada experiencia primeriza que llegó a mi vida, por ejemplo, la primera niña de la que me enamoré con solo 11 años, lo único que hacía era mirarla porque no era capaz de acercarme a ella y declararle mis sentimientos, soñaba despierto con ella, imaginaba abrazarla y llevarla de la mano, el simple hecho de hablar tres palabras con ella me parecía algo increíble, me ponía muy nervioso y nunca completaba las frases, era de risa aquello, al final siempre bajaba de la nube y el sueño pasaba a ser una dura realidad. Nunca le dije nada a aquella niña, hasta un día, luego de haber pasado ocho años escuché de su boca que ella también sintió lo mismo siendo pequeños, está de más decir que ya era muy tarde, no importaba, los recuerdos de aquello tan lindo que sentí siempre estarán conmigo.

Mi mejor amigo

Como ya había dicho mis primos eran mis mejores amigos, éramos prácticamente como hermanos, uno se fue a vivir a otro país cuando yo tenía ocho años, con el segundo pasé la mayor parte de mi niñez en lo que a jugar se refería, jugábamos cualquier cosa, a la pelota, al fútbol, a los trompos, a las canicas, él era un poco rebelde y le gustaba ir a cualquier lugar nuevo incluso sin permiso. Recuerdo que su abuelo, mi tío-abuelo, guardaba una escopeta de perles en un cuarto para trastos viejos, y yo tuve que ir por el frente de la casa a entretenerlo mientras mi primo cogía escondido la escopeta para irnos a casar tojosas a los alrededores de un río cercano, me sentía intranquilo porque yo no era rebelde como él me gustaba la tranquilidad y lo seguro, y el era todo lo contario, aun así lo seguía a cualquier lugar que fuera, siempre experimentaba sensaciones nuevas, miedo, angustia, ansiedad, alegría, sorpresa, pero al final el sentimiento era reconfortante, terminábamos nuestras misiones y yo me sentía que regresaba de una aventura como en las películas. Él me regaló mi primer guante de béisbol, mis primeros zapatos de fútbol, conocí los videojuegos y las computadoras gracias a él y mucho más. Cuando los años pasaron el ya tenía veintiséis años, estaba casado y tenía una niña de dos, tuvo un accidente en la carretera y falleció, hasta el día de hoy ese es uno de los hechos más tristes en mi vida, además de la muerte de mi tío por culpa de la leucemia, aún no tengo palabras para describirlo, así que no lo haré.

Mi simple creencia

¿Eso es una vida normal?, no lo sé, creo sinceramente que la vida es un inmenso cúmulo de emociones, sensaciones, alegrías, desdichas, propósitos y resultados. Es un misterio a gran escala.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.50 - 2 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Georgie

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.