Política

Que La Violencia No Encuentre Nunca Justificación

Que La Violencia No Encuentre Nunca Justificación - Política

El sistema patriarcal y la plutocracia justifican de forma insolente la violencia contra la mujer. El concepto que estas estructuras neoliberales ofrecen de lo femenino es de mero objeto creado para la satisfacción masculina, susceptible de ser comprado, explotado y usado hasta agotar su valor.
La violencia de género ha arraigado profundamente en la estructura social machista, un sistema autoritario que subsiste de mantener y transmitir sus postulados sosteniendo mentiras obscenas basadas en unos principios y valores que son cualquier cosa menos eso. La diferencia sexual se presenta como razón superior, base y fundamento de la discriminación. Se propaga desde el nacimiento y a lo largo de la vida del individuo.
No obstante la paradoja es que, las personas así socializadas, cuando llegan a la edad adulta, unas se convierten en militantes de la ideología impuesta, y otras defensoras convencidas de la necesidad de unos valores modernos e igualitarios.
¿Por qué existe esa resistencia al cambio por parte de la sociedad? Porque vivimos en un mundo globalizado donde la élite neoliberal echa sus redes y atrapa en ellas a sus víctimas, estratos sociales desfavorecidos, mujeres, inmigrantes y todos aquellos núcleos de la estratificación más baja; mercancías con las que negociar.
Duele ver cómo la pobreza en un mundo globalizado alcanza a muchas mujeres y las empuja a situaciones dolorosas y vergonzosas como a alquilar sus propios vientres, a huir de noche y a escondidas de la muerte, a prostituirse y cualquiera otra actividad de supervivencia. El contexto en que se desarrollan estos procesos no es otro que un mercado sin límites que ha entendido sin ningún escrúpulo que los cuerpos de las mujeres son pura mercancía explotable de la que se pueden extraer sustanciosos beneficios, que para colmo sirven para consolidad el patriarcado contemporáneo y neoliberal.
Por todo esto, para estos energúmenos, se hace necesaria la violencia, para asegurarse así la dominación adquirida sobre el conjunto de las mujeres. Necesitan pues de la violencia sin sentido para su perpetuación.
Los crímenes de odio hacia las mujeres nos dejan historias horripilantes y cifras devastadoras. Asistimos día tras día, mes a mes y cada año, a un repulsivo repunte de la violencia machista hacia las mujeres. Violencia que no se explica y que no se entiende. Y todavía tenemos que leer artículos donde se justifican estos comportamientos y donde se responsabiliza a las víctimas de ser eso; víctimas. Nada, nunca, bajo ningún contexto justifica ni justificará un comportamiento bárbaro y criminal como es este crimen detestable. Porque todo aquel que lo intente es y será igual o peor que los que lo cometen. No entiendo cómo los moderadores de esta página no controlan un poco esto. Vivimos tiempos muy extraños. Parece que en lugar de crecer menguamos.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.35 - 17 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Aicrag

4 comentarios

  • Estamos en el siglo XXI bien dicho y se supone que somos racionales, así es, tenemos que luchar por un mundo igualitario, y señalar como dices a aquel que no lo vea o no lo entienda, excelente reflexión.

  • Excelente artículo, Aircrag. Considero que la pornografía, que tan fácil puede ser vista, en un teléfono o en una compu, agudiza los casos de abusos sexuales, más que todo, contra mujeres. Recuerdo al famoso asesino, apodado el asesino elegante, Ted Bundy, horas antes de ser ejecutado en la silla eléctrica, dijo que la pornografía violenta había desencadenado un papel importante en sus aberrantes actos de violación. Excelente opinión la tuya.

    • Ted Bundy confesó, efectivamente, una adicción a la pornografía, pero lo hizo de una manera sádica porque era un inmaduro, egocéntrico, y con un complejo de inferioridad y una ausencia de empatía aplastantes. Sus asesinatos de mujeres jóvenes, morenas y de pelo largo decía que eran por la ira que sentía hacia las que le habían abandonado, su madre y su primera novia Stephanie Brooks. Evidentemente este es un caso extremo, como tantos otros que ha habido y habrá a lo largo de la historia del hombre. Pero yo a lo que me refiero es a que existe una educación sexual para los niños y otra para las niñas, y esto es un error, porque una vez que se sale de la escuela, regresan las exigencias tradicionales de la masculinidad: no te muestres vulnerable y resuelve tus problemas. Los hombres lidian con su naturaleza solos y aparte. La ignorancia es la norma. Estamos en el siglo XXI y se supone que somos seres racionales y civilizados, todos juntos tenemos que trabajar por un mundo igual, y señalar a aquel que no lo vea o no lo entienda, aislándolo de la sociedad. Gracias por tu comentario.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información