Cine y Televisión

¿Qué les da Vida a los Juguetes en Toy Story?



¿Qué les da Vida a los Juguetes en Toy Story? - Cine y Televisión

Con el estreno de Toy Story 4 se vienen los recuerdos infantiles, el dolor profundo pero dulce de la nostalgia y las ganas de volver a ser niño. Pero también se vienen preguntas que esta saga de películas no ha respondido en todos estos años, siendo la más importante: ¿Qué les da vida a los juguetes? A continuación te muestro las teorías más famosas al respecto y mi resolución personal del tema.

 

Antes que nada, yo sé que esta pregunta sería muy absurda para algunos, dado que sería como preguntarse por qué los autos de las películas de cars están vivos o por qué los animales de otras películas animadas hablan, y la respuesta para todo esto sería la misma: eso no importa para la historia.

Sin embargo, en Toy Story es diferente porque vemos que los humanos conviven con estos seres, y que incluso influyen en su existencia, pues parece que los juguetes sólo están vivos para servirles. Y para responder a todo esto existen dos teorías. La primera es esta: en Toy Story, los humanos son dioses capaces de darle vida a objetos inanimados.

Esto va de la mano con una frase cliché de las películas «el amor es un sentimiento muy poderoso» y en este caso, combinado con la imaginación, algo que puede crear vida. La teoría de que son los niños quienes les dan la vida a los juguetes se ha expandido mucho desde que se reveló el tráiler de Toy Story 4, en donde vemos que uno de los nuevos juguetes nuevos es en realidad una cuchara a la que Bonnie le puso extremidades y un rostro.

Se podría decir que la niña le dio vida con su imaginación al creer firmemente que era un juguete y no un cubierto. Sin embargo, hay dos hechos de las películas que desmienten esta teoría.

Primero que nada tenemos a Sid, quien nunca trató a sus juguetes con cariño, ni jugó con ellos. Se divertía modificándolos, y en ningún momento los trató como seres vivos como lo hicieron Andy, Bonnie y otros niños de las películas. Y, aun así, todos sus juguetes también tenían vida.

Pero la prueba más clara se encuentra en los juguetes nuevos: los de la tienda que vemos en Toy Story 2, los marcianitos que vemos en la máquina de Toy Story 1, y todos esos juguetes que no han tenido contacto con los humanos y que aan así están vivos y conviven con los demás juguetes. Pero, si la imaginación de los niños no es lo que les da vida, entonces, ¿qué es?

Una de las teorías menos populares pero muy realistas tiene que ver con una imagen de Toy Story 4, en la cual vemos que las baterías de Buzz Lightyear son fabricadas por una compañía llamada BNL. Estas son las siglas de Buy and Large, la misma que creó a Wall-e de la película del mismo nombre.

Pero, ¿qué tiene esto de especial? Resulta que esta compañía se nos presentó como una dedicada a los alimentos, pero también vemos que creó muchos robots para el servicio humano.  Desde unos muy útiles como socorristas, de seguridad y de transporte; hasta unos más bien de lujo, como masajistas y niñeras.

Entonces, habiendo esta conexión entre la película de Wall-E y Toy Story, podemos decir que quizá esta compañía empezó a hacer experimentos con juguetes. Esto explicaría por qué siguen reglas como quedarse quietos cuando están los humanos y vivir para servirles, pues todo esto estaría dentro de su código como robots.

Sin embargo, aunque suene a una teoría más realista, también es desechable dado que no todos los juguetes son electrónicos como Buzz. Tendríamos que decir que de alguna manera esta compañía logró implantar sus dispositivos en todos los juguetes, incluso los soldados de plástico y los monos pequeños, y eso ya no tiene mucha coherencia, por no decir que el juguete creado por Bonnie, Forky, no pasó por ningún proceso industrial donde pudieran haberle implantado una vida artifical.

Yo creo que la verdadera respuesta se encuentra en la respuesta de por qué Buzz se quedaba quieto frente a los humanos aunque creyera que no es juguete: que se debe a un instinto natural de juguete que a veces puede controlarse.

Entonces, si estamos hablando de que tienen instintos, y que como las películas nos ha mostrado, también tienen sentimientos, nos estaríamos topando con seres que realmente están vivos, y que no son robots como apuntaba la teoría anterior.

Entonces, yo creo que no existe una respuesta lógica para responder a qué les da vida. Se podría decir que es un mundo aparte, pero se mencionan lugares pertenecientes a la Tierra, así que eso también se descarta.

Lo que sí te puedo decir es que existe una regla que esta saga de películas ha mantenido, una para saber por qué unos juguetes tienen vida y otros no. Y es algo sencillo: tiene que tener rasgos antropomorficos. Es decir, debe parecerse a un ser humano.

En el cuarto de Andy vimos esto perfectamente aplicado. Cuando Buzz hace la escena de «caer con estilo», vemos que utiliza varios juguetes que no tienen ni rostro ni cuerpo humano, y que debido a eso  tampoco tienen vida. Hay juguetes como el coche a control remoto que no tiene extremidades humanas, pero tiene ojos, y otro que es una ficha de hockey que no tiene rostro, pero si brazos y piernas. Así que basta con que tenga algo parecido a lo humano o a un animal para que pueda cobrar vida.

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 3 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Jaime Vahez

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.