Sociedad

¿Qué me pongo?

¿Qué me pongo? - Sociedad

Es la terrible pregunta que parece imposible que desaparezca de nuestro panorama diario por mucho que nuestro armario esté atiborrado. ¿Por qué nos pasa?.

  1. Tenemos la continua necesidad de estrenar ropa.
    Yo tengo amigas que compran todas las semanas. Pero esta compulsión no es lo peor, lo peor es que en su armario he visto prendas aun con la etiqueta puesta. Lo que quiere decir que muchas de sus compras son a la desesperada y sin ningún criterio, porque no les evita sentir que siguen sin nada que ponerse.

Es evidente que tienen el dinero suficiente para sostener este capricho. Yo no puedo hacerlo, lo cual me obliga a administrar mi ropa con normas casi cuartelarías, y  procuro tener un buen fondo de armario con prendas básicas y combinables entre sí.

  1. Repetir ropa nos causa inseguridad

Nadie se fija tanto en lo que llevamos puesto como para recordar la última vez que te lo han visto, a no ser que fuera una túnica llena de pagagallos de colores chillones. ¿Entonces por qué no te lo pones?. Porque la sensación de estrenar ropa nos causa placer, nos hace sentirnos renovadas y seguras. Hasta el punto de convertirse en una adicción.

En Estados Unidos andan preocupados por la última tendencia de comprar ropa y devolverla antes del plazo de devolución, lo que le han dado por llamar el ‘wardrobing’, una actividad que trae de cabeza a la industria textil.

¿Cómo evitar que nuestro armario se convierta en un agujero negro?

  1. Los básicos son lo más importante así que procura que sean de calidad para que duren como nuevos el máximo de tiempo posible. Busca prendas clásicas de colores neutros que puedas combinar entre sí. Las prendas superiores más variadas que las inferiores, ya que un pantalón puede repetirse sin ningún problema y pasa desapercibido.
  2. Mantenlo organizado por colores y por perchas. En cada percha un conjunto listo para poner. Esto te hará más fácil y rápida la toma de decisiones. Yo a veces abro el armario y saco una percha sin mirar, y me va de perlas.
  3. Apuesta por los vaqueros. Van con todo, así que son el comodín por excelencia. Puedes tener un look elegante y cómodo a la vez. Desde un vestido con cazadora vaquera, hasta un pitillo vaquero con una chaqueta príncipe de gales, te harán verte más juvenil y favorecida. Y además su mantenimiento es eterno, a la par de que nunca pasan de moda.
    Que no te falten en tu armario, ya que no habrá ninguna ocasión donde no puedas lucirlos.
  4. Los mejores aliados, los complementos. Los cinturones, collares, pañuelos, pendientes, las gafas de sol, los bolsos… podrán cambiar el mismo look en segundos.
    No solo realzan, sino que desvían el punto de atención y logran hacer que pasen desapercibidos los atuendos más repetidos.

Y sobre todo y lo más importante, no dejes que tu armario te atrape y se convierta en una obsesión. Es importante que refuerces tu autoestima con otras actividades que te hagan sentir bien.

Piensa que si algo te sienta bien hoy también puede hacerlo mañana.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.25 - 4 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

La esquina

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría comenzar a escribir y además poder ganar dinero mientras tanto?
Escribe en NoCreasNada y te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información