Viajes y ocio

Que No Se Te Olvide Quien Eres.



Que No Se Te Olvide Quien Eres. - Viajes y ocio

Hay momentos en la vida donde te encuentras en una encrucijada y debes tomar una decisión. He estado parada en la misma encrucijada un montón de veces y no siempre tome alguna de las dos vías que tenía frente a mis ojos, a veces simplemente me detuve y sigilosamente di una vuelta de retorno. Fue justamente así cuando conocí lo que se llama quedarse en el fracaso, seguir en lo mismo, quedarte en ese ciclo toxico que te daña pero del que no quieres salir. Y muchas veces pudieras pensar que el hecho de darte la vuelta y no elegir un camino en un determinado momento es parte de saber esperar, quizás porque dices que quieres estudiar bien los pasos que vas a dar, lo que harás en esa nueva etapa que estas por emprender y sí, también puede ser una opción válida. La cuestión es que no todo el tiempo es porque eres un analítico profesional que vas a calcular los datos de un posible fracaso o un rotundo éxito. Y es que en la vida todo es incierto, aunque sepas bien lo que deseas alcanzar no sabes si llegaras al punto de hacerlo. Desde mi óptica personal he visto que mucha gente se detiene ante una de estas famosas y a veces indeseadas encrucijadas de la vida, por la abundancia de miedo que tienen dentro de sí, y no es que tener miedo sea algo malo, tener miedo es bueno, lo malo está en dejarse dominar y hasta vencer por el miedo, ya lo habrás escuchado antes. Porque el miedo paraliza, frustra y no deja que avances, se necesita tener valor, determinación y una cosa muy importante para vencerlo, y es convicción. Necesitas convencerte de quien eres si aún no lo has hecho y actuar en virtud de esas convicciones que tienes o empezaras a formar en ti, se trata de encontrarse con uno mismo.
Hoy hablando con un gran amigo me comentaba una estupenda verdad que taladro mis sentidos en una forma portentosa. Mi amigo antes de dejarme caer al precipicio donde estaba parada desde hace mucho tiempo muy amablemente me hizo una pregunta: ¿Quién eres? Balbucee, tartamudee, rasque mi cabeza, fruncí mi ceño y hasta suspire; para en ultimo decirle. Soy Fabiola.
Dejando escapar una carcajada sin ganas de ofender, solo motivado por la estrecha amistad que existe entre ambos. Me dijo: No, tú aún no eres Fabiola, estas intentando serlo pero aún no lo eres, cuando logres serlo serás impresionantemente imparable. Pero para eso necesitas encontrarte contigo misma. Su comentario fue abrumador, parecía un poco absurdo y hasta algo loco; Además pensé, ¿quién es él para decirme que no sé quién soy? Tengo 28 años de edad, yo sé quién soy.
Un típico argumento de alguien que no acepta que no se conoce así mismo y que piensa que lo que es, solo se define por lo que tiene o por como luce, incluso por lo que hace y en realidad lo que somos no tiene nada que ver con eso. Y por qué dije que me dejó caer al precipicio, porque a veces solo necesitamos que nos lancen al vacío, que nos digan las cosas crudas, estoy cansada de la gente que no te ayuda a ver tus errores mientras llenan sus bocas diciendo que te aman y te aprecian, quien de verdad te estima y siente que tienes algún grado de importancia en su vida, sencillamente te revela lo que tú mismo nos has visto, porque te pasas más la vida lamentándote por lo imperfecto que eres, que siendo feliz.
En consecuencia de caer por el precipicio terminas muerto pero o resucitas o pasas a la historia de aquellos que nunca son nombrados, es solo una analogía. Y es que así es, mucha gente está como yo estaba, paralizada por el miedo, por la indecisión, por frustraciones del pasado y se pasan días, meses y hasta años frente a un abismo que se ve oscuro. Pero que cuando te lanzan o tú mismo lo haces, te das cuenta de que solo era un espejismo. ¿Acaso el conocimiento en principio es claro? No, el conocimiento es un misterio que vuelve clara nuestra mente, al principio es oscuro pero cuando lo entiendes, poco a poco te das cuenta de que no era tan malo lanzarse a lo desconocido, a eso que te atemorizaba y comienzas a luchar con el monstruo del que me hablaba mi amigo, y dices no sé por qué estoy peleando con este loco monstruo pero lo voy a vencer, si me toco a mi hacerlo lo venceré. Y sabes, ese monstruo se vence día a día, estoy hablando de las diarias batallas personales que todos tenemos.
Recuerdo haber estado discutiendo con una persona acerca de que no me había preguntado cómo me estaba sintiendo, luego de haber estado enferma el día anterior. Sin embargo luego pensé en que esa persona quizás se encuentra mucho peor que yo y en vez de juzgarle con severidad, apuntando a mis sentimientos ególatras, solo porque me ofende que no se ocupe en darme la importancia que quizás yo espero o quiero que me dé, y fue entonces cuando me dispuse a ofrecerle una disculpa y reconocí mi error, lo que dejó como resultado que esa persona piense que estoy verdaderamente loca. Más que loca solo hay que intentar ser más objetivos en este viaje de saber encontrarnos con nosotros mismos. Porque cuando sabes quién eres, entonces eres más ofertante que demandante, te vuelves un altruista y eso sin duda es realmente hermoso. Ya nada importa lo que otros piensen de ti, ni lo que digan, hasta deja de importarte si no te llaman o no te escriben, simplemente vives feliz contigo mismo sabiendo lo maravilloso que eres, y que solo aquellos que saben quiénes son, lograran ver quién eres.
Lo que en realidad puede decirte quien eres son tus convicciones propias, porque al final todo lo demás es externo, material y hasta producto de opiniones que la gente tiene sobre ti, nada más que eso. Pero lo relevante aquí es saber quién eres, de que estas hecho, encontrarte contigo mismo, dejar fluir esa hermosa naturaleza única que fue depositada en ti, tú no eres lo que has visto en tu hogar desde niño, no eres lo que otros dicen que eres, ni tampoco eres un ser humano que debe conformarse con ser un mediocre, que vive la vida a medias. Más bien eres un ser extraordinario con grandes capacidades, dotado con dones y talentos que son los que te hacen ser una persona única, por eso y mucho más que nunca se te olvide quien eres y si aún no lo descubres, comenzar ese viaje a encontrarte contigo mismo será lo mejor que te habrá pasado en la vida.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

3.50 - 2 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Fabiola Aponte

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información