Sociedad

¿qué Pasa Con Las Humanidades?

¿qué Pasa Con Las Humanidades? - Sociedad

La respuesta es muy sencilla. Estamos creando una sociedad en la que sólo se valora la utilidad de las cosas. Ya no queremos hacer nada sin saber por qué o qué beneficios, mejor si son materiales y a corto plazo, obtendremos a cambio. Y si yo pido a un alumno que obtendrá de la lectura de una obra de Cicerón, su respuesta será seguramente «nada». No le encontrará ningún aliciente a esta lectura porque no hemos sabido transmitirles los beneficios que pueden aportar las humanidades en la formación de las personas.

Llegados a este punto, muchos piensan que ya no tiene sentido difundirlas. Los actuales planes de estudio no contemplan la enseñanza del latín, el griego o la filosofía durante la escolarización obligatoria, la historia ha quedado relegada como una parte más de la asignatura de ciencias sociales, y la literatura aborda a las clases de lengua. De manera que los alumnos pueden obviar algunas de estas enseñanzas y, incluso, llegar a la universidad para cursar Ciencias políticas o Derecho sin haber estudiado nunca, por ejemplo, ni latín ni griego. Desde mi punto de vista, una aberración!

Hay que pensar que esto es así porque los responsables de planificar la formación de las futuras generaciones tienen claro que no necesitarán estas enseñanzas en el mundo en que vivirán, que estos conocimientos no les servirán de nada. Pero olvidan que para el desarrollo del juicio crítico y la empatía de las personas, hay que conocer el pasado, leer y comprender un texto, reflexionar sobre las contradicciones humanas, y esto vale tanto para un arquitecto como para un ingeniero, vale para formar verdaderas personas.

Aparte de permitir un mejor conocimiento de nuestro pasado, el latín y el griego, según dicen muchos estudios, contribuyen a organizar mejor el cerebro y el desarrollo del pensamiento lógico, y potencian la capacidad de razonar y de expresar el propio pensamiento, habilidades que perduran incluso cuando los conocimientos concretos sobre estas lenguas olvidan. Además, la mayor parte de nuestras palabras provienen del latín o del griego y disponer de un buen vocabulario en estas lenguas ayuda mucho a que seamos capaces de expresarnos con mayor precisión, propiedad y soltura. El estudio del griego se vincula más con un desarrollo de la capacidad de abstracción de la persona, porque al estudiar se ha separar el concepto contenido en una palabra de la grafía, ya que se utiliza un alfabeto diferente al que se está acostumbrado. Otras utilidades derivadas del estudio de las lenguas clásicas es que facilitan el aprendizaje de otros idiomas y, que, en ponernos en contacto con culturas milenarias y fomentar la lectura, estimulan la capacidad de contemplación y un mejor desarrollo de la personalidad. Esperamos que los que mandan se den cuenta a tiempo de eso, y no dejen que se pierda esta gran riqueza que permite la formación de una sociedad con mucha más capacidad de crítica!

La Pasión De Lorca Por La Cultura

El Caos, Una Historia De Terror

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

3.33 - 3 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Fabi

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información