Sociedad

Que Pasa Después De La Universidad

Que Pasa Después De La Universidad - Sociedad

Soy agente de seguros, y me encanta mi trabajo, hasta me atrevería a decir que dentro de este sector, económicamente mi trabajo no está mal remunerado, tengo días soleados y días grises y oscuros, vamos lo que viene siendo ese camino que se llama la vida en cualquiera de sus aspectos.

Pero realmente he llegado hasta aquí y es cuando te preguntas ¿es aquí donde quiero estar? ¿es esto para lo que me prepararon en la universidad?, probablemente estés respondiéndote a ti [email protected] que no, que no es dónde quieres estar ni mucho menos! Te veías en una oficina, siendo la jefa de alguien y con el doble de dinero en el banco del que dispones hoy (si tienes suerte y lo tienes).

En mi casa, como en la mayoría, el esfuerzo económico de costear los gastos de la universidad (piso, matrícula, comida, ropa, bono bus, trenes…) es bastante elevado, vamos que el mes siguiente a la primera clase en la universidad mis padres se dieron cuenta de que ya no vivía en casa.

Obviando las cosas buenas de la vida universitaria (juergas, viajes, novios, amigos  nuevos…), la realidad es que la universidad es dura, para unos más que para otros pero es dura, noches sin dormir, exámenes difíciles, clases interminables…pero realmente sobre todo en el último año, empiezas a pensar esto ha merecido la pena, soy una persona preparada, voy a tener una carrera universitaria! vamos, la reina del mambo!.

Has aprendido mucho es cierto, y si eres un poco inteligente no tendrás problema en aplicarlo a una situación real.

Aparentemente todo el engranaje funciona, ya estás preparada para la vida, pero…algo pasa, de repente, coges el bus que baja de la universidad y te pones a repartir curriculums y la perspectiva cambia, nadie llama….como puede estar pasándome esto? Mis padres han pagado la carrera, he estudiado, me lo merezco la vida me tiene que dar lo que es mío.

Después de la primera visual, comprendí que no, que una carrera no me daba absolutamente nada, quizás el acceso a ciertas pruebas, a ciertos exámenes, a algunas cosas para las que se requería título universitario, o a algunas personas que si no tienes carrera ni se molestan en mirarte.

Entonces comienzas a bajar el listón, necesitas dinero, y necesitas dinero tú, que tienes carrera  y tu vecina que no la tiene y el dueño del bar de en frente….y empiezas a eliminar de tu curriculum tu título universitario y a enviarlo a sitios donde no necesitan eso ni les interesa.

Pero atención, a mí un trabajo siempre me ha parecido un trabajo, me da exactamente igual la profesión y los estudios que necesites, lo mismo me pasa con las personas, en esta vida las clases solo han creado diferencias y en esta sociedad deberíamos ser todos iguales con los mismos derechos, pero ese es otro tema.

Continuo contándoos como la vida te traiciona, una vez te despiden de ese trabajo no cualificado para el que has tenido que mentir, decides volverte al pueblo, (o morir de hambre en una ciudad donde nadie te conoce).

Coges la maleta y te vuelves a casa e irremediablemente sientes que has vuelto a un sitio que no ha cambiado pero tú…tú no eres ni de lejos la misma persona y empiezas a pensar si ha merecido la pena todo lo que has hecho hasta ahora o si te has equivocado de camino.

Y sigues pensando, “voy a montar un negocio”, “voy a buscar trabajo aquí que es donde he nacido” “ o tal vez me vuelva a marchar, aquí solo estoy de paso” y mientras tanto tus pobres ingresos descienden en picado y te das cuenta de que quien te ha costeado la carrera va a tener que seguir “echándote un cable”.

Y como no, ves que a tus [email protected] del instituto les ha pasado lo mismo y te pasas la tarde en el bar recordando los viejos tiempos (y que buenos eran).

Y emprendes negocios que fracasan a la vez que ves como otros (que  no han dado un palo al agua) triunfan y no tienes envidia (de la mala) pero te preguntas como ha pasado eso…repito que en mi caso no me puedo quejar aunque el trabajo de comercial es complicado, otro tema sobre el que hablaremos.

Lo que trato de decir con este artículo es que solo queda seguir reinventándose e intentar no morir en el intento y que todos tus esfuerzos si tienes la actitud correcta  (super importante este concepto)  probablemente sean aprovechados.

La vida no te ha llevado por el camino que querías, es cierto, pero a veces tomar un camino diferente te enfrenta a situaciones que pueden llegar a ser las mejores de tu vida.

En cuestión de decisiones la vida te puede sorprender y mucho…y si te decides a tomarlas  nunca te arrepientas de hacerlo.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 1 voto
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

VEMON

1 comentario

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información