Anuncios
Literatura

¿qué Significa Empezar A Escribir?

¿qué Significa Empezar A Escribir? - Literatura

Escribir es un acto individual y personal: es la huella física de nuestro pensamiento. Hablar es también una huella física de nuestro pensar, pero efímera. Al escribir, fijamos en el tiempo lo que de otra manera mutaría constantemente en forma y contenido.
Articular palabras puede resultar más díficil que articular pensamientos. Los pensamientos se encadenan fácilmente, sin siquiera exigirles nada, sin que se les obligue a dar una coherencia a su sucesión. Las palabras no. Las palabras se resisten a la lógica, a la soltura de su encadenamiento y escapan de la rígidez que imponen la gramática y la sintaxis de una lectura.
Volcar en una cadena escrita el desvarío de nuestras mentes, traducir en un superficie plana el ruido burbujeante de nuestro cerebro son actos de disciplina, de violencia, que deben, no obstante, transparentar la crueldad de sus leyes y presentarse nítidas, puras, digeribles, flexibles… Mientras más elevado el lenguaje, mienstras más abstractas las ideas, más coherentes, más profundas…más violentas y más díficiles de soportar en una lectura. No es que no soportemos un lenguaje complicado, lo que no soportamos es lo violento de sus formas, la exquisitez de su coherencia, de su precisión, de su lógica interna. El pensamiento ha sido disciplinado, pero en exceso.
No obstante, cuando las palabras imitan la locura del pensamiento, son igual de insoportables. Podemos escuchar, pensar, sentir…palabras inconexas, pero, leer incoherencias es un acto que exige una férrea voluntad intelectual que lucha incansablemente contra la necesidad de la fluidez que solo le exigimos a las palabras escritas.
Uno es el que escribe, con suerte, muchos los que leen. Pero uno escribe para uno, incluso cuando desea que muchos lo lean, escribe para uno. Para uno mismo, para otro, pero siempre uno. Leer es también un acto individual y personal, es la reescritura de un pensamiento ajeno que hacemos propio, o no. Escribir, y en última instancia leer, es la sublimación de la existencia en soledad que busca, empero, al otro, ya sea dentro de uno mismo o fuera.
Empezar a escribir es abrir una puerta, comenzar un conversación con un desconocido (uno mismo u otro) cuyo final desconocemos. Iniciar este diálogo puede resultar mucho más díficil de lo que parece, porque hay que tener algo que decir y la valentía, ególatra y tonta a un mismo tiempo, de querer compartirlo.
Escribir es un riesgo, pero existir también lo es. No podemos elegir la existencia, pero sí el acto de escribir. Escribir es duplicar el riesgo de la existencia. Escribimos para existir, o mejor, para asumir, con mayor responsabilidad, el riesgo de la existencia

Anuncios
¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

3.80 - 10 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Tala Tasila

3 comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información