Sociedad

¿qué Tipo De Consumidores Somos? ¿qué Tipo De Consumidores Podemos Ser?

¿qué Tipo De Consumidores Somos? ¿qué Tipo De Consumidores Podemos Ser? - Sociedad

Tal y como he leído en artículos publicados por algunos de mis colegas de “Nocreasnada” y compartiendo sus puntos de vista con el asunto del consumismo, el problema existe, es real. Sin embargo, en este artículo no se ahondará en “lo perjudicial, incluso hasta para el almaque puede llegar a ser este debatible tema, más bien se centrará en algunos puntos reflexivos en torno a qué tipo de consumidor somos y podemos llegar a ser.

La oferta y demanda son un hecho casi bíblico, así también las necesidades de las muchísimas sociedades de libre mercado existentes en las diversas naciones. Y en un mundo material y materialista es casi indispensable comprar, adquirir o consumir para vivir, al menos el sistema económico imperante así lo indica y así nos ha educado. Pero ¿Qué tipo de consumidor soy? Es una interesante primera pregunta para responder.

Primero: el Comprador Compulsivo, aquel que no puede evitar comprar “lo que sea” sobre todo si está en oferta o liquidación. Segundo: el Comprador Pendiente, ese que está esperando el producto de moda para ser el primero en adquirirlo (muy sujeto a la tecnología). Tercero: el Ostentoso, el que compra algo para lucirse en sociedad, incluso es capaz de pagar lo que no tiene para hacerlo. Finalmente: el Tarjetero, capaz de hacerse poseedor hasta de cosas que no necesita utilizando las tarjetas de crédito o las que ofrecen las grandes tiendas comerciales.

Ok la mirada es muy obvia, básica y hasta caricaturizada y sí, lo es porque lo que se pretende es alcanzar un nivel reflexivo mínimo para barajar qué tipo de consumidores podemos ser.

Sin embargo, existen otras categorías dignas de analizar con más detalle. Primero: el Consumidor Crítico es aquel que estruja “la competencia” de productos y no se casa con ninguna marca en especial, para éste, el mejor precio manda, obviamente, a la razón de calidad y precio. Segundo: el Consciente, él se preocupa de hacer durar lo más posible el objeto, recicla los productos adquiridos para utilizarlos en otras cosas y, dicho sea de paso, contribuye con el ecosistema. Tercero: el Antimoda, el mismo que no espera comprar lo que “el mercado marque como tendencia” (jamás se hará dueño del último Smartphone). El cuarto: el Paciente, el que junta el dinero mes tras mes hasta reunir el precio que cuesta lo que desea, sin pagar interés, sin encalillarse ni hacer que el sistema económico abuse (pues así está diseñado para el consumidor). El quinto en el radar de los tipos de consumidores, es uno que por ahí un amigo mencionó en alguna conversa: el Consumismo, el que por interminables años vive “consumismo” auto, “consumismo” hogar, “consumismo” abrigo, , “consumismo” sueldo,  etc. Por último: el Feliz, el consumidor que logra el estado emocional que dicta su nombre poseyendo las necesidades básicas y teniendo muy claro por ejemplo, que un automóvil o coche tiene como finalidad trasladarse de un lugar a otro de manera más rápida y más cómoda y no para ostentar con su familia, amigos y/o compañeros de trabajo.

En definitiva el propósito de este artículo es ponernos a pensar en qué tipo de consumidor somos actualmente y cuál queremos ser, pues de una u otra forma lo somos, en mayor o menor medida.

Un fraternal abrazo y hasta un próximo artículo.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 4 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Gonzalo Van Soplates

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información