Política

¡Que viene el lobo!



¡Que viene el lobo! - Política

Cuenta la fábula, que un día, un campesino encontró un pequeño cachorrito, de lo que él pensaba que era un perrito, en un bosque próximo a su granja, que estaba atrapado, por una de sus patitas, en una trampa. El campesino se apiadó del pobrecito animal, lo liberó de la trampa y se lo llevó a su casa en donde lo curó y crió, y como el pobre hombre andaba algo corto de vista y en esos tiempos no se sabía lo que eran las gafas, ni siquiera sus precursores, los anteojos, el hombre no se enteró de que lo que estaba criando era, en realidad, un zorro.

Este buen hombre tenía un corral en donde criaba gallinas y, alguna que otra noche, tuvo que levantarse, ante el jaleo que estas armaban, al notar la proximidad de lo que el supuso que debía de ser un lobo. A todas estas, el hombre se dio cuenta de que su “perrito”, gustaba de apostarse por fuera del corral para observar a las gallinas y , de vez en cuando, lo dejaba entrar al corral para que entrara a jugar con ellas, persiguiéndolas.

Y eso ocurría cada vez que abría la puerta de la casa y dejaba salir al “perrito”: este corría y se apostaba por fuera del corral; así fue que al buen hombre se le ocurrió la idea de dejar al “perrito” en el interior del corral para que le avisara, con sus ladridos, si aparecía el lobo y, al mismo tiempo, para que disfrutara de la vida jugando con las gallinas. Pero el zorro fue creciendo y se fue desarrollando en él su natural instinto cazador; sin embargo, como el corral era bastante grande y él no era muy rápido debido a las secuelas que le quedaron en su patita por culpa de la trampa, no le fue posible cazar a ninguna gallina hasta que, un día, tuvo una idea: él estaba allí para cuidar a las gallinas de un posible ataque de un lobo, así que se valdría de ello; daría la voz de alarma, entre las gallinas y estas se distraerían temiendo el ataque del zorro, momento que él aprovecharía para atacarlas.

-¡Que viene el lobo!, ¡que viene el lobo!-grito el zorro, como advirtiendo a las gallinas, y estas dejaron de correr para escapar de él y se pararon para mirar hacia fuera, a través de la valla que delimitaba el corral. Aprovechando que estaban distraídas…¡zas!, el zorro se hizo con la gallina que estaba más próxima a él sin que las demás se dieran cuenta.

Al día siguiente, ocurrió otro tanto de lo mismo: cuando sintió hambre, el zorro se puso a correr detrás de las gallinas y, en un momento dado, grito:

¡Que viene el lobo!, ¡que viene el lobo! Y, de nuevo…¡zas!, el zorro se hizo con otra gallina.

Al cabo de unos cuantos días el lobo no había aparecido y no se supo si llegó a aparecer, alguna vez, porque ya no quedaba ninguna gallina para dar testimonio de ello, pues el zorro se las había comido a todas.

Esta fábula viene muy a propósito de lo que hace la izquierda con VOX.

-¡Que viene el lobo!, entiéndase, en este caso: ¡que vienen los fachas!, ¡que vienen los fachas de VOX a recortar nuestras libertades! Y así, en relación con dos casos producidos, uno en Tenerife y el otro en Sevilla, en los que los dueños de dos viviendas se defendieron de sus asaltantes utilizando armas de fuego, para las que contaban con los preceptivos permisos, produciéndose victimas mortales entre los agresores, y pidiendo la fiscalía penas de cárcel para los agredidos, VOX saliera en defensa de estos y pidiera que las víctimas de asaltos en sus propios domicilios pudieran defenderse con todos los medios a su alcance sin incurrir en responsabilidad penal por ello, la izquierda realizó la siguiente interpretación falaz de esta propuesta: “VOX quiere convertir España en el salvaje oeste americano, permitiendo que todo el mundo pueda tener un arma de fuego y utilizarla para dirimir sus disputas. Y esto lo hace VOX porque su dirigente, Santiago Abascal, es un fascista que porta un arma”.

Y, mientras las “gallinas” estaban indignadas, en el gallinero, ante la “propuesta” del “lobo”, el “zorro” se negaba a dar cuenta de los gastos ocasionados con motivo de sus desplazamientos, en avión y helicóptero, a compromisos de carácter privado tales como un concierto o la boda de un familiar, aduciendo que esos gastos son “secretos de Estado”.

-¡Que viene el lobo!- ¡que vienen los fachas! Y así fue que VOX defiende una inmigración legal, acogiendo a todos aquellos inmigrantes que utilicen los conductos reglamentarios para ello y que nuestra situación económica nos permita acoger, devolviendo a aquellos otros que arrojen ácido y heces a los policías que defienden nuestras fronteras, dando, además, prioridad, a aquellos inmigrantes que procedan de países con los que tenemos un pasado común y con los que compartimos lazos culturales, frente a los inmigrantes procedentes de países de cultura muy diferente a la nuestra. Además, se opone a que se siga subvencionando a esas supuestas ONG que recogen a inmigrantes en el Mediterráneo porque lo que en realidad hacen es traficar con personas propiciando que se produzcan accidentes y ahogamientos entre esos inmigrantes. Interpretación falaz de la izquierda: “VOX es un partido xenófobo y racista que se opone a la acogida de inmigrantes africanos (el único diputado negro que hay en el Congreso es Ignacio Garriga y es militante de VOX) y que es indiferente a que esos inmigrantes se ahoguen en el Mediterráneo”.

Y, mientras las “gallinas” están escandalizadas ante la “propuesta” de los fascistas intolerantes, el presidente del Gobierno se niega a comparecer ante el Senado de la nación, cosa a la que estaba obligado, para dar explicaciones sobre las mentiras vertidas con respecto a su tesis doctoral, que ni redacto él; que contenía innumerables plagios así como algunos errores de bulto y que fue premiada con la máxima calificación pese a ser muy mediocre, porque el tribunal calificador estaba compuesto por amiguetes.

-¡Que viene el lobo!-¡que vienen los fachas! Y así fue que VOX, ante la falta de respeto de los inmigrantes de religión islámica que se sienten ofendidos ante nuestras celebraciones religiosas y ante los símbolos de la religión mayoritaria en nuestro país, salió en defensa de la misma diciendo: “España es un país de tradición católica y si a alguno de los inmigrantes a los que acogemos y a los que ayudamos a tener una vida mejor de la que tenían en sus países de origen, les sugerimos que regresen a los mismos, porque un inmigrante lo mínimo que puede ser es agradecido y respetuoso con el país que lo acoge y respetuoso, por tanto, con sus costumbres”.

Interpretación falaz de la izquierda: “VOX es un partido ultracatólico que quiere acabar con la separación Iglesia/Estado y que es intolerante con las demás confesiones”.

Y mientras se arma el consiguiente revuelo en el “gallinero”, entre las “gallinas” que están todas escandalizadas ante las “propuestas” retrógradas de VOX, el Gobierno, que ya controla casi todos los medios de comunicación audiovisuales, quiere ejercer un férreo control, también, en las redes sociales que es el último reducto que nos queda a aquellos que no compartimos sus ideas para difundir las nuestras y contrata a Newtral, la empresa de Ana Pastor, la mujer del sectario Antonio Martín Ferreras, para que empiece con la censura en aquellas, con la disculpa de “filtrar las noticias falsas”.

-¡Que viene el lobo!-¡que vienen los fachas!

Las autonomías se han rebelado como uno de los grandes problemas que tiene España, pues no han servido para aquellos fines para los que fue creado el Estado de las Autonomías sino que ha contribuído a agravarlos y ha creado nuevos problemas que antes no existían.

Con la Constitución de 1978 se establece el Estado de las Autonomías como forma de organización política territorial queriendo así mitigar el espíritu nacionalista imperante en algunas regiones, puestos de manifiesto desde 1934; sin embargo, ante la desidia de los sucesivos Gobiernos de la nación, lo que ha ocurrido ha sido justo lo contrario: que los políticos nacionalistas han aprovechado esta coyuntura para crear califatos en los que se siembra el odio hacia España y hacia todo lo español.

Por otra parte, las autonomías han sido el escenario de la mayoría de los casos de corrupción y por importes más elevados; han creado desigualdades entre los españoles; han llevado a terminar con el sentimiento de solidaridad que siempre ha existido entre las diferentes regiones; suponen un gasto enorme para el Estado, con duplicidad de administraciones, en muchos casos y debiendo de pagar nóminas a muchísimos políticos, así como de los asesores de estos, que lo que hacen, en muchos casos, es trabajar para incrementar los problemas de los que he hablado antes y en la destrucción del Estado que les paga; las autonomías, sirviéndose de sus competencias en Educación, adoctrinan a los niños y jóvenes en las ideas que a ellas les convienen, dando su “particular visión” de España, de su Historia y de los problemas que aquejan a los españoles…

Y VOX, a la vista de todo esto, se plantea la supresión del Estado de las Autonomías, volviendo a un Estado centralista con lo que se terminarían con la mayoría de los problemas que aquejan a nuestro país; pero VOX lo quiere hacer, como todo lo que quiere hacer, desde el más absoluto respeto a la legalidad vigente, recabando los apoyos necesarios dentro del Parlamento para llevar a cabo esa modificación de la Constitución.

Por otra parte, como en VOX son conscientes de que recabar la mayoría parlamentaria necesaria para llevar a cabo esta modificación de la Constitución es difícil, lo que pretende es hacerse fuerte en los parlamentos de la CCAA para poder aprobar la reversión de determinadas competencias (Educación, Sanidad, Interior…) al Estado.

Interpretación falaz de la izquierda: “los fascistas de VOX están en contra de la Constitución, habría que ilegalizarlos porque no respetan la Constitución. Quieren volver a un Estado fascista en el que no se reconozca las particularidades de cada región”.

Y, mientras las “gallinas” están alborotadas ante la propuesta franquista del “lobo”, de los fachas, el Gobierno “de progreso” aprueba un Real Decreto que lo habilita para cerrar páginas web sin necesidad de orden judicial. El Gobierno, sin decirlo, insinúa que es para evitar que el separatismo catalán pueda crear estructuras de Estado, pero todos  sabemos cómo va a acabar esto: Pedro Sánchez necesitará del voto, o de la abstención, del separatismo catalán, y del vasco, para su investidura y, por tanto, cederá en todo con ellos sin atreverse, por supuesto, a cerrar página web alguna de este movimiento y, al final, para lo que servirá este Real Decreto será para lo que, en verdad, fue ideado: para evitar que peligrosos fachas como yo, que pensamos muy diferente, no podamos expresar nuestras peligrosas ideas a través del único medio que tenemos: las redes sociales.

-¡Que viene el lobo!-¡que vienen los fachas!

VOX defiende la idea de que la violencia no tiene género y que ellos lo que buscan es terminar con la violencia, en general, hablando de una “violencia en el ámbito familiar” dentro de la cual estaría comprendida la violencia del hombre heterosexual hacia su pareja; la del hombre homosexual hacia su pareja; la de la mujer heterosexual hacia su pareja; la de la mujer homosexual hacia su pareja; la de la madre hacia sus hijos; la del padre hacia sus hijos; la de los hijos hacia sus padres…Y también defiende la idea de que el hombre no es malo por naturaleza y que no lleva en los genes ser un violador.

También pretende VOX que no se viole el artículo 14 de la Constitución en el que se habla de la igualdad entre españoles sin que quepa discriminación alguna por…razón de sexo…pues ahora, lo que de verdad está vigente es la presunción de culpabilidad en el hombre ante una denuncia presentada por una mujer, por violencia, contra su pareja, hombre.

VOX lo que quiere es terminar con los “chiringuitos” relacionados con este tema, que son verdaderos negocios montados para dar suelditos, o sueldazos, a gente que quiere vivir del cuento “sin dar un palo al agua”, porque cincuenta mujeres han sido asesinadas por sus parejas en lo que llevamos de 2019.

Interpretación falaz de la izquierda: “VOX es un partido de ultraderecha misógino y enemigo de las mujeres porque no quiere reconocer que hay una violencia especifica del hombre heterosexual hacia su pareja, mujer. Que las estadísticas avalan que existe este tipo de violencia que hay de tratarla de manera individualizada, en base a los muchos casos que se han producido (cincuenta mujeres muertas en 2019 a manos de sus parejas, hombres) y que eso justifica el considerar que todos los hombres son violentos y malos, por naturaleza”.

Mientras las “gallinas” se escandalizaban, y demonizaban, a VOX por algo que, para la progresía es tan evidente, se dictaron tres sentencias por el Tribunal Supremo, en los que el voto de los magistrados ha sido unánime y en dos de los casos (“caso La Manada” y “caso exhumación de los restos de Franco”) han venido a cambiar el criterio adoptado en sentencias anteriores y, como digo, ahora, por unanimidad. Además, en el “caso procés” se quitó de en medio a Edmundo Bal, un fiscal que militaba en Ciudadanos, porque se negó a retirar la acusación del delito de rebelión; luego, al final, la sentencia en este caso también fue unánime, viniendo a decir que se aprecia algo de violencia, pero no la suficiente como para justificar una condena por el delito de rebelión.

O sea, que ha habido tres sentencia, muy importantes, dictadas por el Tribunal Supremo, en las que este se adhiere a lo que era el deseo del Gobierno, mientras que, hace unos meses, el criterio de los jueces había sido otro, radicalmente distinto.

En el “caso de la exhumación de los restos del general Franco” se dio, además, la circunstancia de que el Gobierno llevó a cabo el cierre de un sitio de culto como es el de la Basílica del Valle de los Caídos y de que en la sentencia se le dice a los familiares, es decir, se les ordenó que lo inhumaran en el lugar en el que el Gobierno quería. Yo no tengo noticias de que ningún Gobierno anterior haya obligado, nunca, a una familia a sepultar a un familiar en el sitio que dicho Gobierno había ordenado. Alucinante.

-¡Que viene el lobo!-¡que vienen los fachas!

VOX, ante la gravedad de lo que está aconteciendo en Cataluña, propone ilegalizar los partidos que promueven el separatismo, lo que no es raro entre los países de nuestro entorno:

*Francia: en su Constitución establece que “los partidos políticos ejercerán su actividad libremente dentro del respeto a los principios de soberanía nacional y de la democracia”.

Así pues, si se habla de “soberanía nacional” se habla de que la decisión, en cualquier tema de trascendencia y que afecte al país reside en el pueblo francés en su conjunto; según mi leal entender, no cabe que una parte de la ciudadanía se arrogue la facultad de decidir sobre la continuidad, o no, de un determinado territorio como parte del territorio francés. Si la soberanía reside en el conjunto de la ciudadanía será esta la que decida sobre si un determinado territorio se puede separar, o no, sin que quepa la posibilidad de que una región celebre un referéndum sobre la separación de la misma del conjunto del territorio perteneciente a la nación francesa.

Y luego se habla de “respeto a la democracia”, con lo que parece claro de unos partidos que violasen la ley no tendrían mucho futuro en suelo francés.

*Portugal: se prohíbe la concurrencia de partidos regionales (todos deben de ser de ámbito nacional) y/o que vayan contra la unidad del Estado. Así que parece claro que en el caso portugués la existencia de partidos que promuevan el separatismo y que, por tanto, vayan contra la unidad del Estado no están permitidos.

*Alemania: los partidos separatistas no están prohibidos pero se contempla el que puedan ser ilegalizados si pusieran en peligro la existencia de la República Federal de Alemania. Es decir, que si hubiera partidos en Alemania que hicieran lo que en España han hecho PDeCAT, ERC, CUP…todos habrían sido ilegalizados si se hubiera demostrado su participación en el golpe de Estado de Octubre de 2017.

Por tanto, se puede ver que estos tres países, de una forma o de otra, imposibilitan la existencia de partidos separatistas, por el simple hecho de serlo o una vez cometidos actos delictivos que pongan en riesgo la existencia del propio Estado. Y se trata de tres países de los que nadie duda de su carácter democrático.

Lógicamente, al igual que en el apartado referido a las CCAA, VOX habla de suprimir los partidos políticos independentistas aprobando la correspondiente ley, para lo cual tendría que recabar los apoyos parlamentarios necesarios para modificar la Constitución en aquellos artículos en los que se mencione a los partidos políticos como los instrumentos para canalizar la voluntad del pueblo.

Interpretación falaz de la izquierda: la izquierda enseguida salió hablando de “atropello al Estado de Derecho, desconociendo, u obviando VOX a los jueces y tribunales que son los únicos que pueden proceder a ilegalizar partidos políticos si se dan las circunstancias requeridas para ello”. Pero son los que dicen esto los que ignoran que los jueces y tribunales son los encargados de interpretar, y aplicar, las leyes aprobadas por el pueblo, a través de sus representantes legales.

VOX no quiere hacer lo que íi han hecho aquellos partidos a los que quiere ilegalizar; VOX quiere actuar, siempre, dentro de la más estricta legalidad y respetando el principio del Imperio de la ley.

Mientras las “gallinas” se rasgan las vestiduras ante esta propuesta franquista del “lobo”, de VOX, el Gobierno prepara una modificación de la Ley de Memoria Histórica que llevará aparejada una modificación del Código Penal para imponer “su verdad” sobre la Guerra Civil, Franco, la II República…de modo que todo aquel que disienta de su versión sobre los hechos podrá dar con sus huesos en la cárcel por un período de hasta cuatro años, si es encontrado culpable de realizar apología del franquismo.

Y esto es gravísimo, por implica la violación de la libertad de pensamiento; de la libertad de expresión y de la de cátedra.

El nuevo Frente Popular quiere imponer una versión mentirosa de los hechos, puesto que la propia Ley de Memoria Histórica se basa en una mentira: la de que el Gobierno del PSOE, surgido de las elecciones de 1936, fue un Gobierno legítimo y que Franco perpetró un golpe de Estado al alzarse contra ese Gobierno. Y si a mí se me ocurriera decir, dentro de unos meses, o cuando quiera que sea que esta modificación de la Ley de Memoria Histórica se va a producir, que eso fue así, podría ir a la cárcel por el simple hecho de decir la verdad. Y en los colegios se va a enseñar la versión metirosa de los hechos. Se trata de elevar la mentira a los altares.

Con este artículo, no creo que sea necesario explicar que mi intención es hacer ver que, mientras que el Gobierno nos tiene distraídos, temblando porque exista la posibilidad de que, algún día, VOX pudiera hacerse con el poder y llevar a cabo mermas en los derechos de los españoles, el propio Gobierno es el que atenta contra las libertades de los españoles sin que estos se den cuenta.

Y, por otra parte, ahora se incorporará Unidas Podemos al Gobierno y, al parecer, Pablo Iglesias será vicepresidente del Gobierno. Sí, el que dijo que no le gustaban los medios de comunicación privados será el próximo vicepresidente del Gobierno. ¡Que Dios nos coja confesados!

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

1.00 - 1 voto
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

osiris50

4 comentarios

    • Bueno, señor Wallas, de momento, el unico partido cuyo lider ha llamado a incendiar las calles porque unos resultados electorales no le han gustado, no ha sido VOX; de momento, VOX no ha protagonizado ningun ataque a ninguna mesa informativa de ningun otro partido; de momento, ningun militante de VOX ha deseado a la mujer, y a los hijos, del lider de ningun otro partido, que sean violados…de momento, los actos de barbarie no han tenido como protagonista a VOX.
      Y VOX lo que se ha limitado a decir es que en el 70% de los casos, las violaciones grupales han tenido como protagonistas a extranjeros, apresurandose El Pais a decir que VOX miente porque no es el 70%, sino el 69%.

      • Y sin embargo esa es la gran mentira, pues sólo el 29% de las violaciones grupales es cometida por manadas de extranjeros. Vox a tergiversado los datos, justamente dándoles la vuelta, y eso es mentir, señor Osiris.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información