Política

Quien condenó nuestras vidas

Quien condenó nuestras vidas - Política

Hoy, raramente, se me ocurrió plantearme, quién coño inventaría aquello de los sueldos vitalicios. Por ejemplo.

Otro de los privilegios de algunos pocos al parecer, bendecidos por arte de magia, que “por costumbre” venimos asumiendo el proletariado.

Igual que aquello de asignar 7,5 millones de € a la casa real o dotar a presidentes, ministros, secretarios, vicepresidentes, alcaldes e incluso concejales del poder de asignar a asesores que dispondrán de sueldos de entre  60 y 100.000€ anuales, más gastos pagados, sin necesidad de que éstos posean cualquier formación o experiencia para desarrollar su trabajo. Asesores que después resultan imputados por malversación de caudales públicos, y sentenciados a penas de menos de 2,5 años de carcel, canjeables por multas que después volverán a sus mismos bolsillos. Asesores, que además de percibir sin merecerlo y sin la menor garantía de asesorar, sueldos escandalosos, que son designados libremente por los representantes del pueblo,  además de robar legalmente, nos roban suciamente, al pueblo, que les paga el sueldo y los privilegios.

El pueblo, que se muere de hambre, que las pasa putas, que trabaja media jornada, osea 12 horas al día, o que a los 35 años y trabajando desde los 15, sólo tiene cotizados 421 días. El pueblo que tiene que pedir en la beneficencia para que sus hijos puedan comer, que tiene que vivir con sus maltratadores porque no tienen otra posibilidad o que con más de 80 años tiene que irse a vivir a la puta calle.

El pueblo, que recibe hostias y palos por parte de la policía, a la que ellos mismos financian, el estudiante cuyos padres han pagado la pelota de goma que le sacó el ojo en una mani a su hijo. El pueblo que también le dá el sueldo y el sobresueldo a un grupo de desgraciados que violan a una adolescente en grupo.

El pueblo subyugado, doblegado, humillado, al que ya no le queda nada, al que le han arrebatado hasta su dignidad, hasta su fuerza para rebelarse.

El pueblo, que tiene asumido que tiene que pagar, además de por mantener a sus propios represores, además de sueldos de políticos con los que, sólo con uno vivirían 10 familias durante todo el año, además, asume que ha de financiar los caros e innecesarios privilegios a sus propios representantes políticos, y a sus familiares, amigos y conocidos.

El pueblo que se ha encontrado en un sistema en el que tiene que pagar a sus representantes políticos, todos y cada uno de los gastos que se generen en el ejercicio de sus labores, sus coches y chóferes, el vestuario, un 90% de la  facturación anual de las empresas de sus primos, el Audi de su hija y el piso en el centro histórico de su otra hija. Mientras tu hija se muere por merendar jamón serrano, lleva mayas rotas y cuando la miras, no puedes dejar de sospechar que, por mucho que intentes, la suerte que va a correr será similar a la suerte que le tocó vivir a su mamá.

Bien, jóvenes, como era de esperar, el propulsor de este sistema impuesto y blindado en el que nos ha tocado pasar nuestra vida, ha sido, cómo no, nuestro amigo socialista F. González.

He aquí la primera propuesta legislativa, aprobada en 1983 como Real Decreto 2102/1983 y que, inexplicablemente no aparece de ninguna manera posible en la web que recoge todos los BOEs aprobados desde que existen, así que lo inserto en varios screenshots:

 

 

O bien,

https://www.boe.es/diario_boe/txt.php?id=BOE-A-1983-21537

Esta ley, Real Decreto, fué derogada en 1992, por este mismo ex presidente, sustituyéndolo por otro Real Decreto que proporcionaba más privilegios a los ex presidentes, concretamente el sueldo vitalicio. En el 1993, perdió la mayoría absoluta en el Congreso por lo que pactó con CIU para obtener la presidencia del gobierno. Poco después de que Aznar fuera embestido como presidente del Partido Popular, entonces la única oposición relevante.

Cuatro años después de la aprobación de esta ley, en las siguientes elecciones, el alabado F. González perdía las elecciones frente a un, por entonces, casi desconocido, J.M. Aznar, eso sí, habiendo establecido un sistema hermético, caracterizado por la sumisión inherente del pueblo a  la aceptación del sistema preestablecido.

O mucho mejor en

https://www.boe.es/buscar/doc.php?id=BOE-A-1992-9509

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 11 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

YaNoCuela

6 comentarios

  • Estoy de acuerdo. Ayer publiqué un artículo precisamente hablando de este tema, aunque enfocado de manera diferente. El problema no es sólo el sueldo, sino la cantidad de cargos y asesores y políticos innecesarios que tenemos en nuestro país (aunque estoy totalmente en contra de los vitalicios, me parece que ser político no debería ser motivo para no necesitar cotizar los años necesarios como el resto)
    No existe, además, una fuente oficial que revele estos datos de la cantidad que cargos que estamos costeando con salarios públicos. A ver si hacemos muchas entradas como estas para que la gente vaya tomando conciencia de lo que hay que cambiar. Un saludo y muy bien por el post. 😉

    • Yeaaah!! Yo también comenté tu art justo esta tarde!! Me encanta encontrarme cabecitas como la nuestra, que no se conforman y que no se rinden!!! Mucho ánimo, y muchos post que hay curro por hacer, es el momento!! Te linkeo 💪💪

  • “El pueblo al que le han arrebatado hasta su fuerza para rebelarse”, ésa es la clave. El entrañable alcalde socialista de Madrid, Enrique Tierno Galván, tuvo como prioridad llenar la ciudad de bares en los que los jóvenes pudieran emborracharse y evadirse de los problemas. Ya el franquismo sentó las bases, prohibiendo el derecho de asociación y empujanto a los ciudadanos a las tabernas. El PSOE terminó el trabajo. Era el precio de la estabilidad.

    • Totalmente. Por aqui, donde el caloret, hace unos años continuamente te podías encontrar en situaciones, a las que era recurrente asociar la frase “cuando el pueblo tiene hambre, dale fiesta”.

      Se ha sacado a la gente de las aulas, de la asociación y del sindicalismo libertario, que podía hacer frente a la usurpación de derechos sociales y a la represión del sistema, para poner a la gente en los bares cada día, en las drogas y después en los juegos de rol y en la red, y asentando en éstas la casa a la que volver, desvinculados de la realidad.

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información