Sociedad

Quien te crees que Eres?

Patrocinado


Quien te crees que Eres? - Sociedad
  • Te crees mejor que yo?

Nacimos, y crecemos con la enseñanza de que debemos respetar a nuestro prójimo, desde niños nos dicen que hacer y como, lo cual esta bien, formar generaciones con buenos modales no está demás, hablar bien, comportarse en situaciones ajenas y adecuadas, ser tolerante, ayudar al que lo necesita. Lo basico, principios que se forman en casa.

Desde niños, tomamos como ejemplos de vida a nuestros padres, inconscientemente, aunque tengamos a otros como artistas, cantantes, futbolistas, etc. Los tenemos a ellos como referencia para valernos por nuestra cuenta, y es muy importante el comportamiento y el ejemplo que dan los padres a sus hijos, ya que si son agresivos o sinicos, seguramente se dará por hecho que las actitudes de este niño, y cuando crezca, sean semejantes a la de sus padres.

Hablando ahora, en este momento, hoy, siglo XXI, me surgue una pregunta: “Que es el respeto”. La respuesta corta seria, tolerancia, consideración, acción de acatar algo? Si, puede ser.

Las respuestas anteriormente mencionadas, en ninguna parte dice: “Pasar a llevar”. En la sociedad actual se viven momentos de agresividad entre las personas, ya a nadie le importa la situación del otro, solo la nuestra, somos gente de mente cerrada y personalistas. Si veo que hay un anciano o anciana que necesita mi ayuda, no pidiéndolo, sino, notando un poco la gravedad del asunto, y considerando mis principios formados desde casa, debería ayudarle sin recibir nada a cambio, lo que haría un buen ser humano, pero no, dejo que la pobre anciana se muera con cada esfuerzo que hace al subir una escalera o algún un medio de transporte, sea lo que sea, al final, no se le ayuda por vergüenza o porque simplemente no se quiso. Lo mismo pasa, pero al revés, y sin exagerar.

Para vivir hay que trabajar, y para eso hay que estudiar, que es un complemento muy difícil y sacrificado para las personas que viven esta realidad. Un estudiante que tiene responsabilidades ya de adultos, al salir de la enseñanza media, estudiando alguna que carrera que le guste en este caso, le va bien pero no tiene los recursos, los medios, ni el dinero para poder pagarla, para esto, tiene que trabajar, algo rápido, en esta sociedad todo es rápido, un local de comida rápida, promotor, cajero, etc. Vive una temporada de estudio y trabajo muy estresantes, en que da un 50% en sus estudios y un 50% restantes de lo que le queda de cabeza y fuerzas para trabajar en la noche, y recibir una remuneración menos del sueldo mínimo, eso debería respetarse.

Ahora en una escena de la vida en que estos dos individuos se cruzan en el camino, un joven y un anciano, debería ser un momento relajado y de respeto no? No, el muchacho viene cansado de su trabajo buscando un asiento en el medio de transporte, hasta que se desocupa uno y satisfactoriamente se sienta, y en la siguiente parada se sube un anciano con cara de amargado pateando todo a su camino, paso siguiente, queda mirando a este muchacho, con un rostro que te dice: “dame el asiento, ahora”. Y como respuesta recibe una mirada de un simple: “no”. Y en el clímax de la situación ocurre una discusión entre pasajeros diciendo que el muchacho es un maleducado por no dar el asiento al pobre anciano, que no tiene criterio ni respeto. Y al final, por peso psicológico, el se levanta y le da el asiento al anciano.

Por ser un anciano, merecía el asiento? Por ser viejo, merece más atención y respeto que alguien joven? Ambas generaciones merecen ser valorados, sean niños, adultos, jóvenes o ancianos, todos somos personas con el mismo pulso, que nacimos y moriremos de la misma forma, nadie es mejor que el otro, somos todos iguales con cualidades especiales, tenemos derechos y merecemos lo mejor, para todos y todas.

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

0.00 - 0 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.

Patrocinado

¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Ancalime

Deja un comentario