Humor

Quiero ser stripper

Quiero ser stripper - Humor

Siempre he pensado que si la reencarnación existe quiero reencarnarme en vaca lechera. Se pegan la vida padre. Todo el día tumbadas a la bartola, pastando, con un semental a tu disposición, pariendo y con un buen manoseo de ubres cada dos por tres. Lo dicho, una vidaza. Pero ante la duda de si es posible, y durante el tránsito, ya sé qué quiero hacer con mi futuro: Quiero ser stripper.

Muchos de vosotros os escandalizareis. Los peores soltareis esa pregunta tan odiosa, ¿a tu edad? Y yo os contestaré que sí, que mi edad es estupenda para ser lo que me apetezca. Que mi edad es la perfecta para saber lo que no quiero ser en mi vida y ser stripper me parece una idea genial. Además, reúno muchas cualidades imprescindibles para serlo, véase:
– Soy alta, por lo tanto hay más centímetros de mí para contonear. Y me verían incluso los bajitos de la última fila. Estoy dispuesta a llenar salas.
– Tengo pechos grandes. Lo sé porque cuando me como un bocadillo las migas no caen al suelo. No me rijo por estereotipos de la sociedad, como veis uso mis propios baremos.
– Me encanta quitarme la ropa. Es lo primero que hago al llegar a casa. Vale que inmediatamente me pongo el pijama, pero quizá lance un espectáculo de ese estilo, en plan “La stripper doméstica”. Seguro que muchas mujeres se sienten identificadas conmigo.
– No soy delgada, pero es una ventaja una vez que me desnude. Entre mis michelines se podrán seguir metiendo billetes, fajos incluso.
– Sé moverme con gracia. Y lo sé porque cuando bailo en casa mi hijo y mi marido se ríen. Me falta algo de psicomotricidad y tiendo a ser bastante patosa, pero las buenas strippers se agarran a una barra, y yo he practicado bastante con la escoba y la fregona.
– Supliré mi falta de ritmo con coreografías modernas e inusuales. Es más, sólo se me nota cuando bailo en grupo, en plan flashmob. En solitario tengo mi propio estilo.
– Gracias al punto anterior ninguna de mis actuaciones será igual a otra, seré la más original.
Y como este trabajo suele ser noctuno puedo compatibilizarlo con mi empleo actual, así que voy a ir actualizando mi Curriculum porque mi futuro puede ser mañana mismo. Creo que empezaré enviándolo a residencias geriátricas, para celebración de cumpleaños y eso, que la gente mayor es muy agradecida. Una vez vea cómo se me da, y por no trabajar siempre de noche, que dicen que altera el metabolismo y el mío está ya alterado de por sí, pasaré a centros de animación extraescolar. Me lo estoy imaginando, ricuras pequeñas, querubines todos ellos, metiendo las moneditas de su hucha en mi tanga. A tal fin voy a confeccionarme uno con multibolsillos para monedas.
En fin, me encanta planear mi futuro, es una pena que sea una persona tan inconstante. Quizá mañana me atraiga otra profesión. Ya os contaré.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.38 - 13 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

R.R.Barrera

1 comentario

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información