Política

A quiet place vs el mundo actual: breve análisis desde el punto de vista político y social

Patrocinado


A quiet place vs el mundo actual: breve análisis desde el punto de vista político y social - Política

Ok, me tarde en hablar de esto pero aquí estoy…  Esta película que rápidamente nos introduce con sus imágenes desoladoras a un mundo que ya no es el que conocemos una familia formada principalmente por John Krasinski y su esposa en la vida real y en la película Emily Blunt (por primera vez juntos en pantalla) huyendo de unos monstruos sin ojos que usan el sonido para cazar, por lo que para mantenerse a salvo habrá que permanecer sin hacer ruidos que las misteriosas criaturas puedan escuchar lo que hace que la tensión siempre esté presente en la película.

Es una historia de supervivencia que explora el instinto humano de la preservación propia y protección la familia. John Krasinski tendrá que aprender cuales son las reglas para mantener a los suyos a salvo así que emplea para la comunicación el lenguaje de señas para sordomudos porque su hija mayor es sordomuda, andar descalzos, colocar arena suave en los senderos y marcar la madera del piso de la casa para no pisar donde pueda rechinar. Es una historia llena de detalles fascinantes, desde los mismos monstruos que parecen ser una fusión de diferentes ideas ya vistas anteriormente como la fisionomía del alien que sale Cloverfield: Monstruoso y la estructura tanto física como la de la cabeza del Demogorgon de Stranger Things habiéndose como pétalos hasta el diseño de sonido que aunque muchas veces obvio no deja de ser un trabajo excepcional.

Un detalle curioso es que según las notas de Lee, el personaje del escritor y director John Krasinski las criaturas no se comen lo que cazan, solo matan a todo aquello que emita un sonido que ellas puedan percibir. No sé si con esto nos quieren decir algo pero a mi modo de ver parece hacer referencia a como cada vez debemos protegernos más de lo que decimos porque molesta la sensibilidad de algunos grupos extraños que dominan con la fuerza y la agresión ciega… Haciendo conjeturas no más.

En fin, el hecho es como dice una de mis mentoras de Pitching es que toda película es un caballo de Troya que oculta un mensaje, ella pone como ejemplo a Terminator diciendo que Sara es una virgen Maria, John es una representación cristica y las maquinas son los demonios que buscan esclavizar a parte de la humanidad y aniquilar la otra (ella lleva años trabajando con James Cameron). En A quiet place más allá de la excitante historia e increíble manejo del suspenso creo que es una película que habla sobre la familia tradicional y el rol que cada quien naturalmente debe cumplir. Es una película que para mí este año destaca por su gran historia y realización pero también por parecer de derechas.

Miren por ejemplo Ready player one, es una película emocionante que nos traslada a un mundo donde todos los personajes de mi infancia pueden convivir juntos; Batman, King Kong, Las tortugas ninjas, Marty McFly y hasta Gundam Wing que es un anime que marco mi niñez, pero más allá de las aventuras emocionantes, todos esos cameos increíbles y la dirección de cada departamento están los soldaditos armados que se ocultan en el caballo d Troya que al parecer es la convivencia entre mucha gente que no tienen nada en común… entre otras cosas.

A quiet place parece hablar de ser padre, ser madre, ser hermanos mayores y hermanos menores, ser familia y todo lo que implica. Entenderse, comunicarse y protegerse. El padre fuerte y varonil que se esfuerza por mantener a la familia protegida, que sale a buscar la comida y enseña a su hijo varón a ser fuerte para que proteja a su madre cuando él no esté, la madre que junto a sus esposo lucha por el bienestar de sus hijos y los hijos que asumen el compromiso de ser el apoyo de sus padres.

En un mundo tan lleno de ruidos como el de hoy, el silencio es un lujo. Cada quien busca gritar más fuerte que los demás para hacerse oír, las voces están por todas partes y al mismo tiempo nadie escucha realmente a nadie. En el mundo distopico de esta película comunicarse y entenderse es primordial y ponerse de acuerdo es obligatorio.

En la primera escena la familia se encuentra en un pueblo solitario abasteciéndose de provisiones, vemos el primer indicio de peligro cuando en hijo más pequeño Beau, toma un juguete espacial y lentamente el padre se lo quita de la mano y le saca las baterías; salen de lo que parece ser una tienda y la hija mayor por complacer a su hermanito le devuelve el juguete espacial al niño pero sin las baterías, sin embargo el niño al quedar por unos segundos solo toma las baterías y luego mientras van cruzando un puente se escucha el sonido del juguete lo que hace que todos menos Regan (la mayor que es sorda) se alteran, el padre corre tan duro como puede para salvarlo pero… llega tarde y una de las criaturas monstruosas lo mata. Me hace recordar cuando era niño y me prohibían algo, yo no entendía por qué pero al final resultaba que mis padres me estaban protegiendo. Regan aunque de forma inocente, no se puso de acuerdo con su padre, pasó un año aproximadamente llevando la culpa de la muerte de su hermanito y vio afectada la relación con su padre, aunque su padre no la culpaba.

Al pasar casi un año desde la muerte de Beau nos encontramos con Emily Blunt embarazada y lo primero que pensamos es que apenas nazca ese bebe la primer cosa que va a hacer es llorar; desde la imagen de ese embarazo avanzado nos ponemos alerta porque se nos está avisando de una fatalidad y es como si me estuvieran diciendo también que no quieren oír el llanto de los niños recién nacidos en la actualidad, es como si Krasinski y la misma Paramount estuvieran protestando de una manera de lo más ingeniosa en contra del aborto; y los abortistas dicen ¿Cómo van a traer a un niño a este mundo tan cruel? A lo que a Quiet place responde que siempre hay una manera ¡ustedes hacen el mundo cruel! y preparan una pequeña arca a prueba de sonido que termina en algún momento de la película nadando en aguas como el pequeño Moisés del relato bíblico… Una representación verdaderamente ingeniosa para hablar sobre como los niños que hoy quieren matar son los próceres del futuro.

La prioridad de Evelyn es proteger al bebé que es el más indefenso mientras Lee busca a sus hijos más grandes que han aprendido bastante sobre cómo cuidarse como si fueran adultos. A los hijos se les enseñó responsabilidad, se les enseñó a protegerse mutuamente, a tener prioridades y a confiar en sus padres. No es como los niños de hoy que arman un escándalo de ocho horas en un avión (como sucedió hace algunos meses) y los 150 adultos a bordos no supieron que hacer al respecto, tampoco los adultos son como los de hoy que esperan sentados a que el papi estado les resuelva los problemas y en lugar de hacerse cargo de sus vidas andan buscando chivos expiatorios para no tener responsabilidad alguna, hoy lo que hay son treintañeros llorones que se ofenden por todo.

Mientras hoy hasta ser mujer es una discapacidad para los militantes de la izquierda, en el mundo de Un lugar tranquilo una niña sorda puede ser la clave para salvar el mundo porque todos tenemos defectos que bien pueden convertirse en virtud. Sin la sordera de Regan no tendrían ya aprendido e antemano el lenguaje de señas, Lee no usaría los amplificadores para mejorarlos y no se encontraría el punto débil de los monstruos. Regan no anda haciéndose la victima pidiendo subsidios al estado porque prefiere ser una inútil como los enfermos mentales que se hacen llamar trans-ables (trans habilidad) que son nada más y nada menos que individuos que aunque están físicamente sanos se sienten como si debieran tener alguna capacidad y ya han habido casos de gente que se echa acido en los ojos para convertirse en ciegos y cortarse un brazo para ser mancos porque por dentro se sienten así, lo que es parte de toda esta locura que empezó la transexualidad y que sigue mutando hacia la transracialidad y la transespecie.

Tampoco vemos a Evelyn con un pañuelo verde exigiendo el aborto legal o a Lee quejándose del trabajo de fuerza y tener que cuidar a una familia como se quedarían los más de los millenials que todavía viven con sus madres, no estudian ni trabajan y solo saben masturbarse y quejarse de que el estado no les da lo suficiente. Un lugar tranquilo o A quite place es la película que los de derechas deben ver para distraerse un poco de todo el caos que nos toca ver en el mundo real.

Y… algo que aún no he visto a las feministas o a ningún grupo de la izquierda criticar (como criticaron El hilo fantasma que es quizá la mejor película del 2017) es que en no se trata de una modern family de esas en las que cada quien habla un idioma distinto, cada quien es de una raza distinta y cada quien tiene una orientación sexual distinta; esta familia está formada por un padre, una madre y sus hijos de la misma raza y con muchas cosas en común viviendo en una granja donde cada quien tiene un rol para asegurar la supervivencia de la familia, ese órgano que es tan atacado hoy día. El mismo Krasinski dijo que en su guion quiso hacer una comparación entre los monstruos sanguinarios de la película de terror y los temores asociados con la paternidad moderna.

El uso de las armas para la defensa propia que conservadores y libertarios defendemos sobretodo en un mundo en que existe tanta violencia forma parte esencial dela película y de hecho la toma final nos deja ver como el porte de armas para protección de la familia podría salvar vidas de los ataques perpetrados por antisociales, en USA y en Europa mayormente de otras razas. Este punto ya fue criticado por El Neoyorquino y es raro ver que no mencionan el hecho de que los Abbott son una familia que da gracias a Dios en el silencio a la hora de comer.

El rol del hombre que por su naturaleza protectora y su fortaleza física es el de mantener a su familia a salvo y dar su vida por ellos es interpretado de una forma tan convincente por Krasinski y sus ojos expresivos que lo acompañas en su desafiante empresa al igual que la magnífica Emily Blunt cuya energía juntos sacada de la vida real es electrizante y seductora.

La película usa la simbología o las metáforas de un modo tan acertado que podemos ver incluso analogías bíblicas como el niño Moisés flotando en su canasta sobre el agua lo que ya mencioné, las rugientes cascadas como ese lugar donde el Rey David decía en sus cantos podía elevar una oración como ciervo en la seguridad de Dios  sin preocuparse del depredador, lo que para los judíos muchas veces eran gritos que reflejaban el estado de su alma y que hoy podríamos llamar gritos bíblicos.

Krasinski y Blunt obtienen justos un punto por su excelente thriller y por su mensaje sobre criar hijos en un mundo tan equivocado como el de hoy en que padre y madre luchan por educar a sus hijos y enseñarles a ser autosuficientes mientras alrededor los monstruos crean un apocalipsis en el que si hablas te mueres.

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 7 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Conservador Intelectual

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría comenzar a escribir y además poder ganar dinero mientras tanto?
Escribe en NoCreasNada y te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información