Sociedad

¿Ante el racismo de Trump los mexicanos realmente estamos unidos?

Patrocinado


donald trump

¿Ante el racismo de Trump los mexicanos realmente estamos unidos?

trump-mexico

 

El prejuicio es hijo de la ignorancia – William Hazlitt

Tras la victoria electoral de Donald Trump la mayoría de los mexicanos que viven en México tienen la idea de que en cuanto dicho personaje tome el poder, la situación tanto de sus paisanos (como de los latinos en general) que radican en Estados Unidos se tornará crítica, debido las manifestaciones de racismo que dicho personaje presentó en su campaña presidencial.

Sin embargo ante este panorama “tan adverso” cabe preguntarse, ¿Los mexicanos realmente estamos unidos y tenemos la fuerza para hacer frente a las presiones que personajes como Donald Trump en pleno siglo XXI ejercen y que enfatizan específicamente contra nosotros?

Como buena mexicana me gustaría decir que sí, pues los mexicanos somos unidos y esa unidad nos permitirá hacer frente a situaciones como la que se está dando en este momento. Sin embargo decir que “sí” sería una respuesta muy apresurada, ya que hay que meditar un poco antes de poder contestar la interrogante.

Antes que nada, para poder responder a la pregunta inicial sería necesario preguntarnos ¿En México existe el racismo? Considero necesario plantear esta pregunta, pues ¿Cómo vamos a hacer frente al racismo en otro país, si no nos fijamos si tenemos el mismo problema en nuestro territorio?

Desgraciadamente, aunque nos duela aceptarlo en México se profesa el racismo desde hace muchos años (por no escribir siglos). Seguramente al leer esto te preguntarás: ¿Realmente los mexicanos somos racistas? Sin lugar a dudas no se puede generalizar, pues cada persona es única y por tanto actúa de diferente manera.

Sin embargo aunque no nos guste, en México existen muchos actos “racistas” de manera cotidiana, en contra de nuestros mismos compatriotas, acciones que se ven todos los días en cualquier lugar, y que son tan cotidianos que incluso pasan inadvertidos. Por ejemplo en ocasiones se denigra la música de pueblo, considerándola inferior a la música extranjera. El problema aquí no es saber si es inferior o no, sino simplemente respetar los gustos de los demás, como nos gustaría que respetaran los nuestros.

Otro ejemplo muy común es la manera en que los mexicanos nos referimos en muchas ocasiones a los campesinos que visitan las ciudades, tales como “indios bajados del cerro a tamborazos”, “frijoleros” o “prófugos del petate” por mencionar algunas. Pues desgraciadamente el hecho de vivir en las ciudades nos vuelve soberbios, sin embargo hay que evitar hacer lo que nos gusta que nos hagan ¿No por eso nos quejamos tanto del racismo de Trump?

Finalmente otro ejemplo sobre saliente es que en ocasiones los mexicanos nos aprovecharnos de las personas que llegan por primera vez a un lugar y les cobramos precios más elevados por productos de toda índole, de igual forma en muchos lugares turísticos se tiene la costumbre de atender a los extranjeros por encima de los mexicanos. Con ello no quiero decir que todos los mexicanos actúan de dicha manera, sin embargo sería absurdo negar que este tipo de situaciones suceden en nuestro país día a día.

Por tanto a pesar de que desgraciadamente no se puede negar que existen actos racistas en México, no debemos tirarnos a la tristeza y pensar que todo está perdido. Al contrario pienso que para hacer frente a la situación que se presenta en estos momentos para nuestro país, la única solución posible es observar nuestros problemas, no para ponernos a llorar, sino para tratar de darles una solución que nos permita erradicarlos y al mismo tiempo crecer como nación.

Para lo cual tenemos que fijarnos en que  somos un país lleno de historia y por tanto herederos de una gran cultura, nutrida por los pueblos que han poblado nuestra tierra a lo largo de los siglos. Es decir somos el resultado de la convivencia de indígenas, europeos y africanos, los cuales forman las tres raíces étnicas que nos conforman como país y de las cuales nos debemos sentir orgullos, pues cada una de ellas ha aportado en menor o mayor medida la personalidad que nos caracteriza como mexicanos.

También debemos recordar todas las veces que el pueblo mexicano se ha unido ante situaciones adversas, por ejemplo: la batalla del 5 de mayo de 1863, donde los mexicanos se unieron para repeler el avance francés; la expropiación petrolera del 18 de marzo de 1938, la cual se logró gracias a la unión de los mexicanos quienes aportaron a la causa sus pertenencias de valor, con lo cual se pagó la indemnización correspondiente; o septiembre de 1985, cuando los mexicanos trabajaron en conjunto para poder salvar la mayor cantidad de vidas posibles.

Por tanto así como existen aspectos negativos que tenemos que mejorar como mexicanos, también existen aspectos positivos que son el orgullo nacional y que se han demostrado una y otra vez a lo largo de la historia, en esta ocasión las circunstancias nos brindan una gran oportunidad para crecer como nación, depende de nosotros saber aprovecharla.  ¿Tú qué crees? ¿Ante el racismo de Trump los mexicanos realmente estamos unidos?


0.00 - 0 votos

Patrocinado

Acerca del autor

Matsa

Deja un comentario