Sociedad

Radiografía De Una Ruptura Sentimental

Radiografía De Una Ruptura Sentimental - Sociedad

Quiero profundizar sobre las rupturas sentimentales. No de aquellas tóxicas en las que existió maltrato, abuso, engaños, etc; sino de las buenas, aquellas donde hubo amor, al menos en una de las partes, o como mínimo afecto y una buena relación.

Separarse de alguien con quien se ha compartido tiempo, experiencia, intimidad, sexo, promesas y sueños es uno de los dolores emocionales más fuertes que pueda experimentar un ser humano. Quiero desentrañar lo que vive cada parte a raíz de esa ruptura, y de paso ofrecer respuestas a quienes sufren, y pistas que les ayuden a avanzar en la recuperación.

Por lo general, la persona que deja se lo venía pensando desde hacía tiempo. Siempre dejó algunas señales involuntarias que el otro no supo captar. A veces por falta de perspicacia, y a  veces porque eran tan sutiles que pasaban desapercibidas hasta para el más inteligente, pero siempre dejan señales. Estos signos pueden ser tan evidentes como los siguientes:

– Ya no te mira como antes ni reacciona de la misma manera cuando le dices te quiero.

– Comienza a criticar tus defectos más de lo debido, cosa que antes no le importaba.

– Le da lo mismo ver una película que tener sexo contigo.

– Cuando se encuentra contigo no muestra la misma emoción que tiempo atrás

-No siente emoción en salir juntos como antes y pone todo tipo de excusas.

-Pelea más de lo debido.

Y hay más, tantos como las circunstancias lo permitan, pero todos llevan la marca de desamor, aburrimiento y disgusto de estar con alguien que se ha convertido en una carga.

Hay otros signos que no son evidentes y por ello pasan desapercibidos como pueden ser la declaración de que quizás no sea la persona adecuada para ti, que lo pienses y se lo digas si en algún momento quieres dejarla, que lo entenderá; o al no hacer algo que ella esperaba te dice que creía que contigo podía tener un familia de verdad pero que comprende que no va a ser así y ha pensado desistir de esa idea, etc, etc.

Pero de que dejan señales las dejan.

Las razones del que deja rara vez son sinceras. Casi siempre se producen tras una discusión o aprovechando algún comportamiento del dejado, y se basan en supuestos o reales defectos de este. No es más que un mecanismo psicológico para no sentirse culpable y legitimar la decisión. Nunca te dirán que hay otra persona o que ya no se siente bien a tu lado y afuera, en libertad, esperan algo mejor. Otras veces te piden un tiempo, te dicen que no eres tú, es ella que no se siente bien, etc. Como escribí, son todas excusas para no sentirse culpable después de haberte dicho que te amaba, que eras importante en su vida, o hacer promesas de planes juntos, palabras que al momento de terminar la relación le hacen quedar como alguien mentiroso y defraudador. Déjenme decirlo más  vulgar: Que se están cagando olímpicamente en todas las promesas que hicieron y en el amor que dijeron sentir. Por eso te hacen culpable de la ruptura, para no sentirse culpables ellos. De ahí que muchas veces te traten con frialdad y hasta con dureza y tú sientes que la persona que tienes delante es una desconocida. Todo no es más que un mecanismo para evadir la culpa y el dolor de dejarte.

Una vez que ha finiquitado la relación entra en un volatil período emocional, que dependiendo de la actitud que asuma el dejado, va desde el alivio por quitarse un peso, la culpa de saber que está hiriendo a aquella persona que la quiere y a quien en un momento de su vida quiso, en lástima y desprecio si el dejado insiste y se humilla, las dudas al pensar que quizás cometió un error, el dolor de la pérdida al sentir que el dejado desaparece y no la buscará más, o la nostalgia que producen los recuerdos de los tiempos buenos que hayan vivido. El que deja también sufre en mayor o menor medida

Por otra parte está el dejado, la persona que sin dudas, más sufre la pérdida. Pasa más o menos por cuatro fases hasta recuperarse. El tiempo de recuperación depende del tiempo de la relación, el tipo de persona que ha sido dejada, y otros factores.

-Fase de negación: No acepta la realidad. Finge que todo se va a solucionar e intenta convencer a la otra parte de que es posible salvar la relación, o sencillamente se hace el que no oyó el veredicto e intenta seguir con el que deja como si nada hubiese ocurrido, hasta chocar con la dura realidad de que las cosas ya no son como antes.

-Fase de dolor: Viene la opresión en el pecho, el nudo en el estómago que le quita el apetito. Llega el insomnio en las noches. La horrible idea de que su pareja está con otra persona se vuelve recurrente, y la autoestima sufre un duro golpe. Se come el cerebro haciéndose preguntas y dándose respuestas como una máquina de descifrar enigmas, en un bucle infinito de dolor. Unos recurren a sus mejores amigos o a otros para desahogarse y encontrar la esperanza de una solución. Otros, con más amor propio se lo callan, y actúan como si todo estuviera bajo control.

Se siente que la vida se ha puesto cuesta arriba y que el dolor será para siempre. Se piensa con el corazón, y como el corazón está hecho mierda, solo se busca encontrar la manera o la fórmula para recuperar a la persona amada. También se siente ira contra la pareja al pensar que esta no valoró todo su amor, su tiempo y su dedicación.

-Fase de aceptación: El dejado comienza a aceptar la realidad, a entender que ha perdido a su pareja y a partir de entonces comienza a verla como la ex. Algunas preguntas comienzan a encontrar respuestas. Hace un balance de sus errores. El dolor sigue latente pero a partir de entonces se inicia una pequeña recuperación. Aumenta de peso. Se alimenta y duerme. En este tiempo se puede cometer el error de buscar otra pareja para sustituir a la anterior, pero esta no es más que una relación rebote. El dejado no ha superado completamente la pérdida y está incapacitado para construir una relación sana.

-Fase de superación: Como su nombre lo indica, ha logrado superar la ruptura. El dolor ha desaparecido, también la ira.  Se siente bien. Ya está preparado para construir una nueva relación, aunque muchos cierran su corazón por temor de ser lastimados. Ahora es más experimentado y fuerte. Ya está recuperado. Ya es feliz y libre nuevamente. ¡Enhorabuena!

3-Palabras importantes para el dejado 

Algunos no logran recuperarse aunque pasan los años. Son las personas con baja autoestima, aquellos que no se quieren a sí mismos. Son esos que no cesan de perseguir a su ex, de estar siempre disponibles como el mejor amigo. Aquellos que lo aguantan… todo.

Uno de los componentes más necesarios para recuperarte es la dignidad. Dicen que la esperanza es lo último que se pierde pero sin dignidad la esperanza no sirve de nada, es estancarse en un bucle infinito de dolor y miseria. La dignidad te hace aceptar la decisión de ser dejado y alejarte. Es comprensible intentar solucionar el problema cuando te comunican la decisión, pero una vez ratificada, se impone aceptar la realidad. Y la realidad es que quien te ama no te deja. Mucha personas (principalmente las mujeres) cuando te dejan lloran y te dicen que te aman, que no existe otro, pero las palabras y las lágrimas no te dan la certeza. La certeza la da el hecho de que te dejan. Y quien te deja, sin que exista una razón de peso como el maltrato físico y psicológico,  las constantes infidelidades, u otras afines, no te ama. Quien te ama acepta tus errores y no te deja por nada.

Nunca cometas el error de insistir o de apelar a tu amor. Cuando te dejó sabía que la amabas y aun así no le importó. No respondas sus sms o correos. Debes saber que quien te deja también sufre momentos de dudas o tristeza. Es en esos momentos cuando querrá tantearte con un mensajito, un recado de una amistad sobre lo mal que la está pasando, un repicar en tu móvil… solo por egoísmo, para saber si estás disponible, para saber si te tiene de suplente por si se arrepiente o le va mal con el tercero que tiene en ese momento. Si le respondes confirmará que todavía te tiene y se sentirá segura. No le hagas el juego ni creas que porque es buena persona no actuará así. Las buenas personas también son egoístas. No respondas nunca, aunque te acuse de inmadurez. ¿Quería dejarte? Pues dale de su propia medicina. Desaparece de su vida para siempre. Bloquéala de tu Facebook, o de cualquier red social. Bórrala de los contactos de tu móvil. Esa persona no tiene que saber nada de ti ni tú de ella. Por mucho amor que le tengas decidió sacarte de su vida, así que no tienes que buscarla ni preocuparte de sus problemas. ¿Sufres mucho? Llora en silencio cuando estés solo. El llanto es la vía de purificar y aliviar las emociones. Desahógate, pero no la busques. La persona que te deja solo regresará si se da cuenta de que te ama y que te pierde, y eso solo lo hará si actúas con dignidad. Pero ten en cuenta que si te dejó no fue para regresar. Te dejó por otro en un 99% de probabilidad, y si está en el 1%, lo hizo por la posibilidad de otro, porque no te dejó para dedicarse a meditar en un monasterio. Así que lo importante es recuperarte tú, y no volver con alguien que no valoró lo que sentías. Alejarse y evitar el contacto es la única posibilidad que tienes de sanar emocionalmente o recuperar a tu ex y eso implica no caer en tanteos para comunicarte. Cero comunicación.

Sé que es difícil pero hay que dar la batalla y vencer al corazón. Porque el corazón es como un niño malcriado. En cuestiones de penas de amor tienes que hacerle caso al cerebro porque el corazón solo siente y no se hizo para pensar. Dile al corazón

-Tranquilo loco que esta tarea es del cerebro.

Entonces haz lo que te dicte el cerebro, que con el tiempo el mismo corazón te lo va a agradecer, y va a decir

-Coño, hizo bien con no hacerme caso porque si no ya me habría dado el infarto.

Al principio el corazón va a protestar mucho y es obvio, él siente dolor y quiere una solución rápida, pero es como quien se ahoga y solo patalea para seguir ahogándose. Con el tiempo el corazón va dejando de sentir y gracias al cerebro logras olvidar hasta que le permitas a tu corazón volver a sentir por otra persona. ¿Y quién sabe si cuando te recuperes la ex te busque y ya no sientas la necesidad de reconciliarte? Y eso es lo mejor, porque una persona a la que amaste y te dejó no merece que la dejes entrar nuevamente a tu vida. ¡Ánimo!

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 1 voto
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Pedro P

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información