Cine y Televisión

El Rascacielos de Dwayne Jonhson

El Rascacielos de Dwayne Jonhson - Cine y Televisión

El Rascacielos de Dwayne Jonhson

Dwayne Johnson, alias La Roca, exluchador y actual estrella del cine de acción, es uno de los actores con más trabajo de la industria de Hollywood. Será por eso por lo Johnson es uno de los actores mejor pagados porque, mientras que en 2017 estrenó tres películas, este año ya son dos las que han llegado a los cines. Sus películas siguen un mismo patrón, con Johnson interpretando al típico héroe salvador, aunque también hay veces en las que se desenvuelve en un escenario más cómico, como en Un espía y medio, donde formó pareja protagonista con Kevin Hart. En general sus películas se caracterizan por ser taquillazos de puro entretenimiento para el espectador, que ya es bastante. El último es El Rascacielos (Skyscraper), una película en la que tratará de rescatar a su familia atrapada en un edificio en llamas.

El argumento de El Rascacielos no es original (El coloso en llamas, Die Hard), pero es una vuelta de tuerca más en este escenario de cine catastrófico y de acción en edificios, y que tal vez busca un nicho de espectadores más amplio. Por ejemplo, está bastante alejada del tipo de acción de la mítica La Jungla de Cristal (Die Hard), aunque tiene algunos elementos comunes, como el grupo de criminales que intenta sabotear la grandiosidad tecnológica de La Perla -así se llama el imponente rascacielos-, con un objetivo final, robar algo muy valioso para el propietario del edificio. En medio de la batalla se verá envuelto entonces Will Sawyer (Dwayne Johnson) junto a su familia, y cuando la familia está en peligro, se hace lo que sea (que se lo pregunten a John McClane). El resultado final es una película de acción llena de efectos visuales, encaminada para ser disfrutada por todos los públicos.

A diferencia del Nakatomi Plaza de Die Hard, La Perla es mucho más innovador, lleno de todas las nuevas tecnologías que nos brinda el presente, y de las que seguro vendrán en el futuro. Es el rascacielos más alto del mundo, listo para convertirse en una gran ciudad, con parques y jardines, con energía eólica para autoabastecerse, y con un sistema de seguridad casi infalible. Es en definitiva, el edificio que nos puede brindar la nueva tecnología que usa la industria del cine para recrear cualquier cosa, y que hace que el rascacielos parezca tan real, y que también imagino se ha llevado la mayor parte del presupuesto de la película.

La película tiene todo lo que pretende ofrecer: acción, tensión y momentos familiares. El espectador con problemas de vértigo se llevará algún que otro susto, disfrutará con el valor del protagonista, y celebrará su típico final, pero hay algo en esta película que falla. Me extraña, por ejemplo, que para el tipo de argumento que tiene, su duración sea tan corta (102 minutos). ¿Cuántas escenas habrán eliminado de la versión final? En cualquier caso, a lo mejor eso es bueno y hace que la experiencia no se haga demasiado pesada, y es que, en líneas generales, es una película muy predecible, con su final típico, en el que los buenos ganan y los malos pierden (no iba a ser de otra forma).

Lo que trato de decir es que, pese a que pueda resultar muy entretenida para una tarde de verano, El Rascacielos tiene algo que te impide decirte a ti mismo, “la volveré a ver”. Si la comparamos con Die Hard, por ejemplo, se queda muy, muy por detrás, y te demuestra que por muy buenos que sean los efectos visuales, una buena historia de acción debe tener mucho más. McClane sí que resultaba un gran héroe de acción, metido en ese laberinto peligroso que era el interior del Nakatomi Plaza; mientras que Will Sawyer es un padre que conoce casi al dedillo el edificio, y que llega a la “meta” con una facilidad pasmosa (ahí la película pierde ese punto de acción y tensión extra que le falta).

Que no se me malinterprete. El Rascacielos es una buena película para ver con toda la familia en el cine. Su aspecto visual, el del rascacielos, es extraordinario para disfrutarlo en la gran pantalla. Y tiene una banda sonora más que aceptable, en mi opinión, con esa canción de los créditos finales, que es lo único de toda la película que me apetece volver a disfrutar. Pero es que no hay nada más que rascar en ella. El coloso en llamas o Die Hard estarán en el recuerdo de muchos espectadores, pero El Rascacielos quedará olvidada en muy poco tiempo. Tan entretenida como fácilmente olvidable.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 8 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

perher

1 comentario

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información