Sociedad

Realmente somos libres?



Realmente somos libres? - Sociedad

No tenemos capacidad de elección porque las opciones para elegir son limitadas. Por lo tanto, no somos libres. Es más, incluso a veces, pagamos y consumimos productos que ni siquiera hemos elegido entre esas contadas posibilidades que nos dan. A la mayoría también le ocurre con el trabajo ( la madre que busca el primer empleo para la hija, y la niña tiene que apencar con la tarea que le han endilgado). O eso de «coge lo primero que pilles», «para lo primero que te llamen, lo importante es el dinero» o peor: la universitaria que recién licenciada no encuentra trabajo de lo suyo y tiene que ejercer en otros empleos peores.

Somos libres de pensamiento. La mente sí es libre, eso está claro. Aunque han existido y existen pensamientos prohibidos que aún, hoy en día, generan tabúes y confusión mental. En la Antigüedad algunos libros – el primero de ellos «El origen de las especies» de Charles Darwin – fue uno de los libros prohibidos y condenado por la Iglesia Católica. Lo mismo, la Iglesia Católica, considera pecaminosos ciertos pensamientos como las fantasías de índole sexual o actos como la masturbación por no poner el grito en el cielo, nunca mejor dicho, cuando considera la homosexualidad como una desviación o enfermedad mental en lugar de una opción sexual.

Han pasado siglos desde la Edad Media pero, si te fijas, en los países capitalistas ( sobre todo los que tienen un gobierno derechista y conservador) el mayor poder lo sigue teniendo la Iglesia. Juega con la fe y el miedo y se comenta en una moral corrupta y dudosa (de la que, desde luego, tanto monjas como curas dan ejemplo). Para cualquier mente despierta con criterio propio como puede ser la de filósofos, actores, escritores o tu vecino de al lado, esto no pasa desapercibido. Mientras, el Budismo aboga por el conocimiento argumentando que es una de las cosas más valiosas que te llevas a la otra vida, ya que ellos creen en la reencarnación. Sin embargo, el cínico e hipócrita Catolicismo lo condena, como condenó a Eva y a todas las mujeres con el sufrimiento de la menstruación y los terribles dolores del parto, entre otras cosas, por comer del fruto prohibido del árbol del Conocimiento, haciendo caso omiso a Dios, que le advirtió de no hacerlo pero que, al tratarse Eva de una mujer inteligente y amorosa, hizo lo contrario dándole a probar además a Adán y desde entonces vivimos en un infierno. Y qué me decís de los Diez Mandamientos y los Siete Pecados Capitales cuando las máximas de los católicos y lo que llevan a la práctica es «que nos quiten lo bailao» o «vive la vida, que solo hay una». Y yo me pregunto: De verdad existe un cielo tras la muerte? Si querer saber es un pecado la Biblia debe ser un libro torturador, como una mafia o los propios burócratas o la secta más grande del mundo.

Desde luego, los países capitalistas no son los únicos que creen en Dios o Satanás, la moral de cuál es el bien y cuál es el mal y como obrar bajo el dictamen de Dios. También en África piensan que todas las enfermedades las provoca el Demonio y que la manera de curarse es celebrando una fiesta de bailes y cantos (famosos son sus ritos en los que toda una comunidad se libera de sus males moviendo todo su cuerpo y cantando al son de diferentes instrumentos musicales).

Por otro lado, en otros países subdesarrollados como Colombia y casi todo el resto de América Latina llenos de corrupción y catástrofes naturales se aferran a la fe de un Dios benigno y misericordioso que no arriesga su vida por ellos cuando demasiados se meten en pequeñas pateras de plástico huyendo de la situación corrupta e insufrible de sus países. Lo mismo ocurre en los países islámicos que emigran a España, uno de los pocos estados que les abre la puerta de su frontera por intereses políticos (el correspondiente dinero que perciben por ellos y una maravillosa y extorsionada mano de obra). Luego está la «xenofobia» que entrecomillado por su dudoso significado despectivo ya que es obvio que cada vez más españoles viven en el umbral de la pobreza mientras que para los extranjeros existen un sin fin de ayudas (por hijo a cargo, familia numerosa, alimentos, pago de la luz…)

Prolifera la Iglesia Evangelista ante tanta destrucción provocada por la sociedad de consumo, el materialismo, capitalismo que está dejando la sociedad en bancarrota mientras que la generación tecnológica, solo asequible a-unos-cuantos-que-cada-vez-son-más-que-ya-son-todos los mantiene entretenidos, tranquilos y adictos apareciendo nuevas enfermedades que enriquecen aún más a los ricos sin escrúpulos y perjudican a la clase media. En la otra cara de la moneda, la picaresca se hace notar y, de alguna manera, con todo esto, hemos retrocedido en el tiempo ya que se han adoptado formas del pasado como el trueque o el boca a boca. Pero, siendo sincera, lo que más me preocupa es qué pasará cuando llegue el Juicio Final o directamente Pete el planeta. Quiénes serán los elegidos. Quiénes se salvarán.

Nos movemos en un mundo de intereses que no podemos cambiar aunque sí poner nuestro granito de arena y aunque no somos libres tenemos capacidad de elección y libertad de pensamiento.

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

3.67 - 3 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Lorena Caballero Ortega

6 comentarios

  • Hola, amiga, no fue mi intención ofenderte. No es que tu artículo me de risa, lo digo en sentido figurado. De hecho, tu escrito tienen argumentos muy interesantes. Pero, debes de comprender, que, como latinoamericano, me siento muy mal que piensen que somos lo peor del subdesarrollo, cuando , tu contingente, ha dado nuestras de más salvajismo, como los casos de Hitler, Stalin, Franco, la Época del Terror, en Francia, etc. Espero comprendas

  • Me da risa tu artículo, pues pones a los europeos como muy civilizados y a nosotros, los latinoamericanos , muy atrasados, pero ya olvidastes lass grandes matanzas hechas por Adolfo Hitler, Stalin o por tu paisano Francisco Franco. Mejor busca una forma para que tu país, y más específicamente la Corona Española, regrese los millones de dólares, en riquezas, saqueadas de nuestras tierras en 300 años de historia y por esa maldita desgracia, que ustedes nos descubrieron, nos conquistaron y colonizaron, es que estamos en ese total atraso que mencionas.

  • «Somos libres de pensamiento. La mente sí es libre, eso está claro.» No, no está claro. En los últimos 30 años se ha estudiado en serio la mente (con escáner directo que analiza la actividad de las redes neuronales y otras nuevas tecnologías), y ningún estudio ha demostrado libertad de pensamiento. Más bien parece que nuestros pensamientos y emociones son determinadas y no libres, porque pensamientos, emociones y acciones emergen desde la actividad del subconsciente, sino que el marco consciente tenga un papel activo. Le animo a investigar este interesantísimo tema.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información