Literatura

Recordando Momentos…

Recordando Momentos… - Literatura

Estoy recordando momentos puede que haya pasado mucho tiempo, pero los recuerdos aún se vuelven a sentir y los vives como si estuviera pasando en este momento. Tengo cierta dificultad para estar consiente, casi siempre estoy soñando, y me catalogo como una persona soñadora. A veces me hablan y no sé de que se trata y respondo otra cosa que no me han preguntado.

Había una persona que siempre me hacía plática. Uno que otro día me saludaba y me preguntaba sobre el clima, sobre mis gustos en películas, sobre canciones, sobre cosas buenas, y yo como siempre soñando, le respondía: «Si» y no sabía que me había preguntado. Al pasar los días, recordaba esa conversación y entonces decía le podría haber dicho esto o lo otro. No estaba nerviosa, simplemente tenía emociones muy fuertes como ira, como descepción o tristeza intensa, que no me permitía comunicarme con naturalidad. La persona podría pensar que me molestaba, pero no. Yo me enojaba conmigo misma.

Y luego pasaba que me preguntaba si iba a salir porque estaba arreglada y yo dentro de mi quería decirle, «que te importa». Pero la ira no era con la persona, simplemente me enojaba porque no quería salir o no estaba de ánimo. Las personas no tienen la culpa de tus sentimientos. O recuerdo en otra ocasión me preguntó que si tenía visita, la verdad era que nosotros íriamos a visitar a alguien a quien no me nacía ir a visitar. No entiendo porque aunque uno sea mayor se ve obligado a hacer cosas que no quiere, o sabe que no le van a animar. Le contesté mal. Y luego no tengo cara para pedirle disculpas.

En otra ocasión sonaba una canción y me molesté por su felicidad, que triste. Yo no quiero ser así. En otra ocasión me molesté por la manera en que me vio, en sí, no era nada malo, pero no quería que me vieran. Cuando uno tiene anteojos de ira y frustración, todo le molesta es un momento amargo.

Pero no quiero querido lector que te quedes con lo negativo. Por que hubieron veces que yo me sentí enamorada de la vida. Y en esos momentos todo me sonreía. Yo podía ser feliz con un pequeño detalle. Como el momento en que noté preocupación de parte de la persona por mi. Eso me enterneció. Otro día fue lindo ver su sonrisa y su mirada, ese día aunque algo simple. Pero no estaba yo soñando, estaba conciente. Eso me impulsó grandemente para sonreír, en un día gris. Quisiera no estar soñando todo el tiempo, y estar despierta para disfrutar de una sonrisa tan sincera.

Otras veces que no recuerdo, me dijo algo que me hizo reír por el resto del día. Cuando nos saludamos a la distancia, hice un esfuerzo por despertar del sueño, fue tan dificil como cuando te despiertas más temprano de lo normal, pero en sentido mental. Me llamé a la realidad, diciéndome, hoy no vas a ir dentro de tu sueño, ¡Mira, ahí está! Y me obligué a sonreír, y saludar. Me sentí bien, no solo porque me saludara un desconocido. Me sentí bien conmigo misma.

Lee más:

¿que Es El Asma Bronquial?

Maestro Haz La Diferencia No Seas Simplemente Elocuente.

Cosas Que Hice Para Lograr Olvidarte (Relación Tóxica)

Razones Por Las Que Que No Encuentras El Amor

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

3.67 - 3 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Zuli

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información