Cine y Televisión

Reflexión sobre La sociedad literaria y del pastel de cáscara de papa de Guernsey



Reflexión sobre La sociedad literaria y del pastel de cáscara de papa de Guernsey - Cine y Televisión

Alerta de Spoiler, se recomienda ver la película antes de leer esta entrada. Seguir bajo su propio riesgo.
 

Si tú fueras una joven escritora, con un futuro prometedor en el mundo de las letras y contaras con una cuenta bancaria nada despreciable, ¿cuál de estas dos opciones elegirías? Primera opción, casarte con un hombre que te envía sin falta, un ramo de rosas todos los días, que te ha pedido matrimonio con un anillo de diamantes, que te ofrece un departamento con vista a Central Park en Nueva York y cuenta con un muy buen empleo. Segunda opción, casarte con un hombre que ayudó a fundar una sociedad literaria, que trabaja criando cerdos, y mudarte a una pequeña isla. Esta es la disyuntiva a la que se enfrenta el personaje de Juliet Ashton.

Siguiente pregunta, si tú fueras una mujer joven, voluntaria en un hospital durante la Segunda Guerra Mundial, que pertenece al bando de los ingleses, cuya ciudad ha sido tomado por los alemanes, con una hija pequeña que cuidar, ¿cuál de estas dos opciones vas a elegir? ¿Preocuparte únicamente por los tuyos o arriesgar tu vida por personas que se encuentran en una situación menos favorecedora que la tuya? Esta es la vida de Elizabeth McKenna.

Ambas mujeres, con distintas consecuencias, toman el rumbo que su corazón les dicta. Ambas toman una decisión que cambiará el rumbo de sus vidas guiadas por algo menos tangible que la seguridad de un hogar y un anillo de diamantes, ambas eligen el amor. Juliet Ashton decide romper su compromiso previo, devolver al anillo de diamantes y pedir matrimonio al hombre que cría cerdos y acude todos los viernes a un club literario, el cual le salvó la vida durante la época más oscura de su vida. Elizabeth McKenna, a pesar de encontrarse por sus actos anteriores, en un campo de concentración, decide intervenir, una vez más, contra los nazis, para proteger a una chica que no conoce, del ataque a la cual está siendo sometida por varios oficiales, lo cual acarrea su propia muerte.

¿Tomaron ambas la elección correcta? En mi opinión, yo me hubiese quedado con el anillo de diamantes y cuidando a mi propia hija, pero yo no me he visto envuelta en una situación tan desesperada como lo fue vivir la Segunda Guerra Mundial y sus secuelas. Ashton ha logrado amasar su fortuna, escribiendo una historia que no la llena y Elizabeth ha encontrado el amor, para luego perderlo, en la figura de un soldado alemán que también se reveló contra su propia posición ideológica y militar a nombre del amor.

La sociedad literaria y del pastel de cáscara de papa de Guernsey se fundó de manera casual, casi por error, en un intento exitoso de cuatro personas de explicarle a las autoridades nazis porque habían quebrado el toque de queda que imperaba en su ciudad. Hacía meses que los nazis habían arrebato todos los cerdos de la ciudad a sus propietarios, pagando por los animales, a sus dueños, únicamente con costales de papas. No obstante, una de las mujeres del lugar, Amelia Maugery había logrado esconder un cerdo. Ella se lo confiesa a Elizabeth McKenna, la cual envía de manera anónima tres cartas a tres distintas personas pidiéndoles a cada uno un favor.

En el caso de Dawsey Adams, él tenía que llevar su cuchillo a casa de Amelia, donde le muestran al cerdo que debe de destazar. Otra de las participantes, Isola Pribby, lleva un poco del licor que ella misma fabrica. Eben Ramsey acude a la reunión con lo único que puede llevar, un pastel de cáscara de papa sin mantequilla, ni huevos, ni nada, sólo papas. Todos los asistentes de la velada, disfrutan del cerdo, beben y platican hasta entrada la noche. Después de abandonar la casa de Amelia, todos regresan en medio de la noche a su hogar, siendo encontrados por la patrulla nazi que custodia los caminos.

La pregunta a la que todos deben de responder es ¿Por qué están reunidos? Obviamente, no pueden decir la verdad, entonces, a Elizabeth se le ocurre la mentira que los ha de salvar esa noche y que los va a unir a todos por el resto de sus vidas, todos forman parte de un club literario. Leen libros y los comentan. A partir de ese club de lectura, que se mantiene incluso después de que su fundadora ha desaparecido y la Guerra ha llegado a su fin, uno de sus integrantes, Dawsey Adams encuentra el amor, en la figura de una escritora en ciernes, que es capaz de cambiar todo lo que conoce, en nombre de todo lo que quiere conocer. 

¿Los libros pueden salvar vidas? ¿Unir a personas que, de otra manera, no se hubieran conocido? ¿Pueden los libros fundar alianzas insospechadas y llevar a sus lectores por el camino que los va a conducir a encontrar el amor? ¿Tienen los libros tal poder? 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.50 - 2 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Marysol G.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información