Literatura

Reflexiones de la vida

Reflexiones de la vida - Literatura

Hoy aprendí…

Hoy aprendí que en la vida ser feliz, no es tener una vida segura, agradable, una bella casa, una familia, un carro  y tantas de esas cosas materiales que nos gusta poseer.

Pues te das cuenta finalmente, que las cosas que posees….te poseen a ti.

Hoy aprendí, ya cerca del final del camino, cuando la juventud no es tanta, que he estado  totalmente equivocada, que había confundido los valores, que seguridad y estabilidad no equivalen a felicidad, que sacrifique mis sueños y buena parte de mi vida en aras de  levantar una familia, que los hijos no son míos, que no van a realizar mis sueños, pues tienen metas y sueños propios , que ellos siguen su camino  pensando en lo que quieren, sin importar lo que quiero yo , que mi pareja con el paso del tiempo confundió pasión con posesión  y que nadie piensa realmente en mis sentimientos, en mis carencias, en mis anhelos, en las cosas que son importantes para mi, y que lamentablemente debí dejar atrás por atender mi responsabilidad de madre, educadora y constructora de una familia.

En este preciso momento, me doy  cuenta que estoy sola, sola con la peor de las soledades, con la soledad que se da en compañía, me siento incomprendida, me molesta el hecho de que todos esperen cosas de mí, pero no se preocupen  por saber que espero o que siento yo.

Total, yo soy la siempre resuelvo, todo lo arreglo, pero siento que cada vez estoy más cansada, tengo más deberes y menos derechos.

Hoy aprendí que ser feliz es reconocer que puedo estar equivocada, que la vida hay que vivirla, que vivir no es estar viva. Que los sentimientos no mueren y que a veces pueden permanecer ocultos por años, a la espera de ser reencontrados, que allí en un pliegue del pasado había un amor, incomprendido en su momento, inconmensurable, indestructible, capaz de hacer cambiar mi vida por completo, hacerme sentir que vivo, que aun soy joven y puedo amar intensamente, que lo ansío y necesito permanentemente.

Hoy aprendí que necesito volver amar, aprendí que amar no es posesión sino pasión, que tengo una vida que vivir y unos sueños propios que alcanzar y voy a compartir con el amor de mi vida y alcanzar la verdadera felicidad.

Aron…

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.60 - 5 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Aron Narablus

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría comenzar a escribir y además poder ganar dinero mientras tanto?
Escribe en NoCreasNada y te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información