Sociedad

Reflexiones sobre el trauma y las personas traumatizadas



Reflexiones sobre el trauma y las personas traumatizadas - Sociedad

Intro

Entender el funcionamiento del trauma y su curso natural debe significar un alivio para nosotros como seres humanos que vivimos en el trauma. Nuestro ser auténtico sólo puede crecer bajo las circunstancias ideales y todos nosotros hemos comenzado con el pie izquierdo, pues el trauma se instaló en nosotros prácticamente desde el día que nacimos. La experiencia de crecer en ecosistemas corroídos por el miedo y la neurosis donde nuestros protectores actúan de manera errática debido a sus propios traumas. Nosotros como recién nacidos y después como niños tenemos el objetivo más importante: sobrevivir. No es un objetivo que podamos resolver por nuestra cuenta, esto depende de terceros, y nuestro objetivo es crear un vínculo con nuestros protectores para sobrevivir. No sólo la comida, sino que también sobrevivimos con atención, afecto y contacto físico. El amor siempre ha sido una necesidad. Entonces nuestra búsqueda por sobrevivir se sofistica debido a las condiciones del ambiente. En orden por sobrevivir debes estar cerca de quien te da cariño y te alimenta.

Trauma es el comportamiento como resultado de la adaptación a un ambiente desfavorable.  El inicio del trauma es nuestra forma de adaptarnos a un mundo confuso y disfuncional, por lo que nosotros nos volvemos confusos y disfuncionales. Si estuviéramos en un ambiente saludable no habría trauma, pero el mundo entero está traumatizado, y bajo estas circunstancias es casi imposible escaparse de las garras del trauma. Nuestro medio de acción es la adaptación. La adaptación es una respuesta automática e inconsciente, por lo que es inevitable controlarla. Es un comportamiento automático. Nos adaptamos al sistema sin darnos cuenta, pues es un ejercicio que se realiza bajo la superficie, por eso es tan sutil y a la vez difícil de detectar. Nuestra respuesta al ambiente es automática y responde a la necesidad de adaptarse para sobrevivir, pues si no nos adaptamos tenemos menos posibilidades de seguir con vida. Pongamos por ejemplo un bebé que crece en una casa hogar y recibe poca atención por más que llore y patalee. No es atendido ni siquiera cuando su pañal está lleno. La defensa del bebé correspondería a adaptarse a un medio donde lo ignoran y le dan muy pocos cuidados. Su respuesta será la más adecuada para sobrevivir. Puede ser que el bebé deje de llorar porque no tiene sentido hacerlo, puede que aprenda a postergar sus necesidades hasta que alguien más se las satisfaga, puede que ahora rechace la atención por temor a ser lastimado y sentir el dolor que sintió antes. El resultado de la adaptación está emparejado con la personalidad innata que tiene cada ser humano y la respuesta siempre varía de persona a persona, pero es claro que el origen del trauma viene de la respuesta al exterior.

 

Nuestra respuesta al ambiente en el que vivimos está programada para perpetuarse por el resto de nuestras vidas a menos que hagamos algo al respecto para intervenir. El factor que hace posible la repetición de una conducta neurótica es el miedo. El miedo es un mecanismo de defensa, un factor protector para sobrevivir. Nuestras conductas se perpetúan por el miedo que sentimos a que se repita el evento traumatizante. Si tus padres te gritaban y golpeaban de niño, puede que desarrolles tú mismo una personalidad violenta y agresiva que evitará que los demás te lastimen, pues con tu actitud transmites miedo a los demás y a la vez tú tienes miedo a volver a salir lastimado, por lo que evitas que te vuelvan a lastimar perpetuando este ciclo. ¿Pero por qué no se va el miedo? A fin de cuentas, si desaparece el miedo desaparece el trauma. ¿Por qué el miedo se queda aun cuando ya somos adultos, cuando no están nuestros padres cerca, la razón de nuestros traumas? El miedo es el resultado del trauma y no al revés. El miedo es el medio que utilizamos para perpetuar el trauma y conseguir la supervivencia. El trauma no nace del miedo, sino del proceso de adaptación a circunstancias desfavorable. Por lo que atacar el miedo puede llegar a ser contraproducente, pues estamos atacando un síntoma, no la enfermedad. Entonces lo correcto es diferenciar trauma del miedo, pues pueden llegar a confundirse. Trauma es un comportamiento repetitivo y adaptativo. Miedo es una emoción. El trauma no se va si tratas el miedo. Se va cuando tratas el comportamiento neurótico, y para tratar el comportamiento neurótico hay que trabajar con el miedo, pero el miedo no debe ser la prioridad, pues es una consecuencia de la consecuencia. Entonces es incorrecto decir que si desaparece el miedo desaparece el trauma. El miedo no puede desaparecer antes que el trauma, pues es imposible dejar de tener miedo y seguir teniendo el trauma. Si el trauma sigue, el miedo sigue, pues el miedo es la consecuencia del trauma.

En general el trauma no se va porque está destinado a perpetuarse por toda la vida, pero…

 

El trauma no es malo

Es una respuesta de supervivencia. El trauma literalmente nos salvó la vida. Continúa porque está destinado a perpetuarse, pero no es eterno. Puede cambiar.

 

El trauma es inconsciente y automático

Nadie decide estar traumatizado y sin embargo todos lo estamos. Esta es una señal de que no es nuestra decisión, nunca lo ha sido y nunca lo será. El trauma se genera en la inconsciencia y trabaja en la inconsciencia, por lo que podemos sentirnos frustrados porque es muy difícil encontrar nuestros propios problemas. ¿Por qué el trauma es inconsciente y automático? Para empezar debemos reconocer que todos los animales mamíferos responden a impulsos inconscientes y automáticos y que nosotros somos animales. El trauma es sinónimo de adaptación y la adaptación obedece a la supervivencia. Por lo que podemos percibir que la adaptación es una necesidad, no una opción. Aterriza en el plano de la inconsciencia por la fuerza de su argumento de supervivencia, más fuerte que cualquier argumento que tenga la consciencia. En la batalla del trauma contra la razón, el trauma lleva la ventaja porque actúa sin permiso, sin filtros, simplemente se activa y la consciencia entonces sufre las consecuencias. El trauma viene de tal adaptación a un ambiente enfermo. Todos respondemos al ambiente sin darnos cuenta, y ésta respuesta genera el trauma debido al desarrollo de sociedades neuróticas. Trauma es el comportamiento como resultado de la adaptación a un ambiente desfavorable.  Por lo que es inconsciente, pues es de vital importancia adaptarse.

 

Vivir con miedo

Todos vivimos con miedo, pero el miedo no es el verdadero problema, sino la razón del miedo. Enfocarse en superar el miedo no es suficiente, pues no estamos viendo el cuadro completo:

 

El trauma y las adicciones

La adicción es el mecanismo utilizado para evadir el dolor psíquico. El origen de la adicción es el trauma y el miedo a que se repita el evento catastrófico. Tal miedo es anestesiado por la adicción.

Vivir con trauma

El trauma es una consecuencia de la adaptación, por lo que nos vemos obligados a vivir con trauma, incluso sin saber que lo tenemos. No es una opción, nunca lo fue y nunca lo será. La razón por la que el trauma queda fuera del terreno de la consciencia es su importancia en la supervivencia, por lo que nuestras consciencias y voluntades no pueden solas con el trauma. Todos vivimos con traumas, seamos conscientes o no. Vivir con trauma es vivir evitando. Todos vivimos con trauma y esto nos ayuda a enfrentar la vida.

Anular el trauma

Para eliminar el trauma, o sea, la adaptación a un ambiente adverso, es necesario crear una nueva adaptación.

No pienso que un trauma se anula enfrentándolo, dado que es un comportamiento automático, es imposible que nuestra consciencia pueda derribarlo. La verdadera respuesta es aún más difícil que enfrentar el trauma: es adaptarse a un ambiente más saludable. Para adaptarse a un ambiente más saludable sin duda es necesario enfrentar el trauma el miedo, pero enfrentarlo no es el fin, sino el medio para conseguir una nueva adaptación. Podemos ver ejemplos esclarecedores en animales, ellos no superan el trauma enfrentándolo, pues no tienen meta consciencia ni voluntad para hacerlo. Los animales, tanto como los humanos, superan el trauma gracias a la adaptación de un ambiente más saludable. Si una mascota tiene un dueño que le maltrata y le castiga, el perro estará traumatizado y vivirá asustado y no hay nada que pueda hacer para vencer este trauma, pues el peligro sigue presente. Supongamos que el dueño regala su mascota y el nuevo dueño es amable y cariñoso. Es obvio que el perro no se adaptará inmediatamente al cambio. Seguirá teniendo miedo, seguirá estando traumatizado hasta que se adapte al amor y cariño de su nuevo dueño y entonces dejará de tener miedo.

Las soluciones son difíciles y aterradoras, para enfrentar el trauma es necesario enfrentar el miedo.

¿De qué manera podemos mejorar nuestras condiciones? Si tenemos relaciones disfuncionales tenemos que terminarlas o establecer límites firmes y adecuados. Mientras siga el peligro el trauma seguirá activo. No hay manera de superar el trauma mientras siga activo, y no hay manera de desactivarlo con la consciencia, el interior no es suficiente, sino que debe intervenir el exterior y mejorar el entorno.

Para anular el trauma se necesita simultáneamente un trabajo interno como externo. El trabajo interno se encarga de enfrentar las condiciones externas.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 3 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Felicritor

Escritor persistente. Defensor de los derechos de los animales. Tipo agradable, mexicano. Lector voraz. Filósofo de medio tiempo. Deportista de día, Batman de noche. Contenido original. Creatividad por defecto. Ambicioso y obstinado. Disfruta mi blog.

1 comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información