Literatura

Relato # 6 Paciencia

Relato # 6 Paciencia - Literatura

Paciencia

Nunca sé con certeza  que horas son, he declinado casi por completo a mirar el reloj de la recepción desde que trabajo en este hotel, lo hago por salud ya que esperar al tiempo es algo que te puede volver loco. Cuando llegue a trabajar aquí hace 10 años no imagine que me quedaría por tanto, todo ha sido extremadamente difícil últimamente y este empleo lo he logrado conserva a punta de paciencia, y sí, me considero el hombre más paciente de este pueblo, y es por eso que sigo aquí, otros quizás no hubieran durado ni 3 meses, es que nadie normal aspira a quedarse trabajando en un hotelucho que  para usos prácticos del pueblo es un motelucho, así que imagínense aguantarse la cantaleta del alcalde para que guarde el secreto de su “amiga”, o los gemidos exagerados de placer de algunas damas,  o todas las veces que vienen las mismas señoras buscando a sus maridos, hasta que  ellas mismas alquilan un cuarto para hacer vigilancia en la recepción; creo que eso ultimo me ha salvado varias veces de pasar la noches en blanco. Pero debo y hay que aclarar que como soy de paciente soy de discreto, así no me lo digan, prefiero ahorrarme los chismes y las riñas, esa fama todos la  conocen en el pueblo y es por eso que la gente sigue viniendo, no vienen por los cuartos porque son realmente horribles, sino por la discreción que encuentran, así este lugar ha sido tradicionalmente el sitio donde los novios vienen a por su primera vez, Pablito por ejemplo siempre me agradece que le haya fiado la primera noche con su novia, claro que antes me toco enseñarle un par de truquitos para que no la fuera a embarazar, es que hasta me ha tocado de profesor de estas cosas, además claro de ser el gerente, el recepcionista, el botones y los fines de semana el del aseo, también  se pudiera decir que soy el psicólogo, farmacéutico, profesor, conserje, despertador y a veces policía, todo incluido en el paquete de una noche. Sin embargo hay algo que me ha venido inquietando por estos días, el reloj de la recepción ha dejado de funcionar, lo sé porque no he vuelto a escuchar el tic tac, lo curioso es que no recuerdo ni una vez que eso haya pasado antes o que se haya necesitado alguna clase de mantenimiento, así que hace  una  semana llame al dueño del hotel y me dijo que era la primera vez que eso pasaba  desde que tenía el reloj, y me contó la historia del reloj; hubo un huésped turco hace muchos años que importaba objetos para vender, en esa época el pueblo atravesaba por un auge económico importante por las cosechas de algodón, dijo Don Jorge que la última cosa que importo el turco fue ese reloj, ya que días previos a su llegada el tipo enfermo rápidamente  y murió, en resumen el reloj estaba ahí desde entonces,  don Jorge me autorizo para que hiciera lo que quisiera con él, esto no era raro, al pobre viejo solo le interesaba su renta mensual por lo demás me lo dejaba todo en mis manos, así que creí en esta ocasión volverme relojero, pese a esto pasaron varias días antes de que me ocupara de ello, me generaba cierta tranquilidad saber que ya no tenia la tentación de la hora, pero la misma pregunta acerca del reloj de todos los clientes me indujo finalmente a intervenir, el reloj de madera tallada era antiguo, espere hasta el domingo para que nadie me molestara y decidir si valía la pena hacer algo con él, lo baje de la pared y la rejilla que tenía detrás realmente estaba muy dura, parecía que nadie nunca lo había abierto, traje mis herramientas para que después de media  hora me diera cuenta que era imposible abrirlo, entonces opte por romper, tome el martillo y el destornillador y de 3 golpes listo ya había abierto el aparatejo. La sorpresa más grande fue ver una carta escondida con una bolsa, de la carta no entendí ni jota, en la bolsa unas joyas de oro con piedras preciosas (como de reyes), caí de rodillas y llore, por fin después de 10 duros años mi paciencia me había traído algo bueno.    

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.67 - 6 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

heroe127

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información