Literatura

RELATOS ERÓTICOS 12 – LA MAESTRA ME ENSEÑA ACTOS SEXUALES LESBICOS



RELATOS ERÓTICOS 12 – LA MAESTRA ME ENSEÑA ACTOS SEXUALES LESBICOS - Literatura

Todo empezó cuando yo entré a trabajar de auxiliar de maestra a una escuela, yo me dedicaba a calificar exámenes y poner notas a los trabajos mientras la maestra titular daba su clase. Yo no tenía la menos idea de lo que iba suceder, pensé que la maestra para quien trabajaba era profesional, y si lo era, una zorra profesional. Todo iba normal , jamás sentí indicios de nada, hasta que un día en que no hubo clases por el día de las madres, nosotros si nos teníamos que presentar porque no somos madres. Ella tenia 32 años y yo 19, yo ya había tenido sexo pero solo con hombres. Ese día estábamos calificando exámenes cuando me comenzó a preguntar cosas porque ella me quería conocer mejor, pero sus preguntas empezaron a subir de tono, hasta que la verdad, lejos de incomodarme, me calentaron. Me preguntó si alguna vez había estado con una mujer y le dije que no. Entonces ella me empezó a decir que era mucho más rico, que las mujeres sabían cómo chupar las tetas y el coño y que era más placentero porque había muchos juguetes sexuales para utilizar. Yo la verdad ya me sentía caliente pero no pensé que fuera pasar algo por estar en el salón de clases. Pero se comenzó a acercar a mí y me dijo: “hasta los besos son más ricos con una mujer” y comenzó a besarme, yo me dejé porque estaba muy excitada y comenzó a acariciarme una teta por encima de la ropa. después de tremendo beso me dijo “quieres que la maestra te enseñe a coger con una mujer?” Y yo sin duda le dije que si, en ese momento me importó poco si alguien nos veía, la verdad estaba caliente. Ella se paró, cerro la puerta con seguro y bajo las persianas del aula, y se acercó a mi. Me sentó sobre el escritorio, comenzó a quitarme la blusa y empezó a chupar mis pezones, eso me prendió y le quite ele vestido que traía para yo también chuparle las tetas. Me dijo que me quitara el pantalón y la tanga y una vez que lo hice, sobre el escritorio comenzó a hacerme sexo oral, después entrelazó nuestras piernas e hicimos tijera, yo me estremecía cada vez que mi clítoris se estrellaba en el de ella, tuvimos que parar porque teníamos miedo que alguien llegará. Pero la verdad me encantó, desde entonces me gusta también experimentar con mujeres. Y la maestra y yo seguimos viéndonos cuando ella o yo estamos calientes, a veces ella en su casa organiza orgías o tríos y me gusta participar, ella me abrió los horizontes en el sexo y ahora soy más putita que nunca.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

3.00 - 2 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Kmy

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información