Literatura

RELATOS ERÓTICOS #19 UNA NOCHE MÁGICA CON MI AMIGA



RELATOS ERÓTICOS #19 UNA NOCHE MÁGICA CON MI AMIGA - Literatura

Fui a la casa de mí amiga, se llama Virginia ella es una chica con bastantes atributos tiene unos senos que te dan ganas de chuparlos sin parar y su cola igual de tan solo recordarla me caliento a mil (ambas tenemos 18). Llegue a su casa, acostumbramos abrazarnos cuando nos vemos, somos muy cariñosas. Hicimos todo lo que siempre hacíamos cuando estábamos juntas, contar chismes, ver alguna película, comer comida chatarra, a todo esto cabe decir que sus padres no estaban me comentó que habían ido a una fiesta de despedida de soltera/o claro cada uno por su parte, así que estábamos solas. Fuimos a su habitación y nos tiramos en la cama para seguir hablando, entre nosotras solemos además de abrazarnos mucho y en cualquier momento es que también nos damos bastantes besitos, no en la boca, los cuales acababan en abrazos que creo que yo era la única entre las dos que los sentía súper calientes, me encanta sentir sus senos pegados contra los mios, casi rozando nuestros sexos con ropa, me encantaba esa sensación.
Ya eran las 2 am y seguiamos charlando, hasta que se nos ocurrió una idea.
-Oye Juli, qué tal si jugamos con retos?- esa idea me había gustado, así que acepte- Pero hots, para pasar el rato pero claro no es mí culpa si vamos más allá de eso por qué sería bueno experimentar cosas nuevas.
-Tienes razón, ambas busquemos retos hot y los hacemos- sonreí con diversión.

Estuvimos buscando un buen rato hasta que ella encontro uno que me puso a mil, era específicamente para mujeres, no dudamos y empezamos.

-Bueno, empiezo tú por qué lo encontré- me sacó la lengua en modo de burla- el primero es “pasar tus manos por los senos de tu pareja” uy que hot para empezar- se movió coqueta- vamos, tocalas.
-Okey- ella levantó su remera para dejarme ver qué estaba sin brasier, casi se me para el corazón al ver sus pezones paraditos, los toque con gran deseo, toqueteaba sus pezones rosados y los pellizcaba hasta que termine.
Ella estaba caliente, lo veía en su cara- El siguiente es para mí, “Lamer los senos” ya hicimos algo parecido pero no importa- me levante la remera, sin brasier y ella se lanzó a ellos. Lamió con gran intensidad que hizo que mí coño se pusiera duro, su lengua pasaba por todo mí pezón y teta mientras que el otro lo tocaba, y luego siguió con el otro, joderr se sentía bien quería tocar su coñito peludo y lamerlo hasta el fin pero tuvo que parar- estuvo bien, te toca, haber…” Dar besitos en el sexo de tu pareja” okey mucho mrjor.
Abrió sus piernas dejando ver su calza negra, tenía que besarla sobre ella, algo es algo ¿no? a todo esto ella seguia sin remera. Bajé hasta su parte y comence a besar con fuerza “Ahh…ummm” escuche que dijo, no pare hasta sentirla mojada, pero me di cuenta que se veía cansada- Oye qué tal si dormimos un poco y luego seguimos? Te ves cansada, duerme- no se puso su remera, en cambio yo me puse mí brasier, nos acostamos en su cama. Nos arropamos y ella quedó dormida de costado dejándome ver sus grandes tetas.
Al paso de unas horas, ya eran las 4 am, yo aún las miraba con deseo tenía demasiadas ganas de lamerlas…no me pude resistir y pase mí lengua, se sentía súper rico, sin darme cuenta ya me estaba comiendo sus tetas, ella se despertó pero no me aparto, solo soltó un “Ahhh..sigue…asii ahh” seguí lamiendo hasta dejarlas rojas, la mire y me beso, yo le seguí el beso. De inmediato me aparto, bajo mí short junto con mí bragas y me tiró de espaldas en la cama -Umm huele tan caliente- bajo su cabeza hasta mí coño y dio una gran lamida- Ah!- solte, ella siguió chupando, mí clítoris estaba inchado, arqueaba mí espalda y movía mis caderas con rapidez, su lengua pasaba por todos lados hasta que succionó mí vagina dejándome sin aliento, me saque el brasier y ella el short y sus bragas -Vamos, chupala- baje mí cabeza, pude ver que estaba mojada, pase mí lengua por sus bellos para luego lamer su clítoris lentamente, baje mí lengua más profundo y con más rapidez, era exquisito me llenaba la boca con sus jugos y me excitaba que comenzó a masturbarme también- Oh sí!! Me encanta! Ah ah ah ahhhhh wwwww sii chupala masss sigue- me pedía a gritos, su chochita estaba a mil, hasta que se corrió, nos separamos y nos besamos con fogosidad. Nos abrazamos dejando que nuestros sexos se juntaran, soltamos un gemido y ambas pensamos lo mismo, nos pusimos en posición de tijera y comenzamos a movernos -OH si!!!! Ahhh tu vagina es rica Virginia me encanta!!! Ahh ahh ahhh awwwww sii! Nuestros clítoris chocaban al igual que nuestras vaginas, hasta que fue tan fuerte nuestra corrida que terminó adentro de la otra.
Nos acostamos agotadas y nos besamos tocandonos, hoy en día siempre que vamos a la casa de la otra cogemos como perras locas.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

3.67 - 3 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Kmy

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información