Literatura

RELATOS ERÓTICOS PARTE 2



RELATOS ERÓTICOS PARTE 2 - Literatura

LA CHICA DEL RIÓ 

Tras el gran orgasmo de estarse tocando el conejito y siendo observada estando así abierta de piernas expuesta al mirón, este salió de su escondite impulsado por la calentura con su pene en la mano, apenas era un muchacho de la misma edad o tal vez un poco mayor pero más que ponerle atención a el. Miraba su pene en su mano que subía y bajaba y ella más abría las piernas.
Apoderada de la calentura le hizo señal de acercarse y en poco tiempo ya estaba a un lado de ella, con temor pero con más deseo se fueron acariciando los dos con desespero el con la mano en el conejito pasaba sus dedos por encima y apretaba y ella subía y bajaba su mano por aquel pene viril, se fueron acostando sobre el suelo sin dejar de tocarse, ella una joven en pubertad pero bien desarrollada con un cuerpo frondoso buenas piernas torneadas firmes duras unas nalgas( trasero) bien formado macizo de mediano a grande tamaño y unas tetas hermosas más grandes que medianas para aquel chico apenas cabía una en su mano. su calentura al borde el chico besó las piernas y fue subiendo al pubis de la chica a su conejito con apenas algunos pleitos rizados y abultados labios y su rostro en medio de las piernas comiéndosela haaaa haaaaaaaagggggg haaaaaaaaggggg una sensación tan diferente y placentera para la joven que en pocos minutos alcanzó otro tremendo orgasmo.
todavía temblorosa abrió los ojos y frente a ella el pene del joven en su cara, ella entendió y torpemente lo llevo a la boca pasaba su lengua y comía la cabeza tiesa una pene mediano propio de un jovencito aunque fue una chupada torpe también fue placentera. El chico no aguanto más y le lleno la boca de leche trago un poco y lo otro escupió un sabor le quedo un sabor ácido salado, pegajoso y viscoso se enjuago la boca y se dispuso a lavarse el conejito, pero ya con más pena y tal vez remordimiento el chico por su parte también se bañaba, no se abrían dirigido palabras solo miradas.
Fueron perdiendo el miedo y les gano la juventud y otra vez se empezaron a acariciar está vez ya fueron caricias más tiernas hasta besos y risas se acercaron a una gran piedra y se fueron fundiéndose a besos y caricias, ella abierta de piernas. el chico en el medio y abrazados su pene se fue abriendo camino penetrando su conejo se quedaron así por un momento y fueron moviendo por naturaleza sus caderas Iban y venían al compás de un mete y saca se besaban.
Noto algo de sangre en su pene a lo cual se dio cuenta que la chica era virgen y que le había desvirgado el conejito seguían al compás el chico ni recordaba que del otro lado del río estaba su amigo y un perro que los acompañaba el disfrutaba de la joven y se olvidó de todo.
El placer seguía, de un momento a otro acelero penetrando todo su ser la chica entre cortos gemidos explotó con otro orgasmo produciendo un temblor incontrolable en sus piernas luego se quedaron abrazados agitados disfrutando de un hermoso atardecer se recostaron sobre la piedra mientras el otro mirón también lanzaba sus chorros de leche al terminar masturbándose.

TODOS LOS RELATOS QUE AQUÍ SE PUBLICAN

SON BASADOS EN ECHOS DE LA VIDA REAL.

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 1 voto
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Kmy

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información