Literatura

Reloj de pared

Reloj de pared - Literatura

Incansable e inconsciente no sabe lo que es el tiempo. No tiene vida ni sabe lo que es el amor. No piensa ni siente.

No experimenta el sueño, ni la prisa, ni los nervios

Aun así nos despierta, nos obliga a correr y nos produce ansiedad si lo miramos. Nos recuerda nuestra cita..

Va deprisa o va despacio depende de lo que esperemos.

Su péndulo de izquierda a derecha nunca se cansa y cada hora suena la melodía en punto.

Adorna y embellece los entornos de los que lo aprecian, pero su gran valor está en lo que nos cuenta cada día.

Los hay grandes, pequeños, sencillos y complejos.

Todos, en cada momento del día te recuerdan que el tiempo pasa, que la vida sigue, que el sol sale y se pone, que el viaje empieza …

Un reloj de pared, un instrumento inerte y clavado que nos ayuda a saber cuándo.

Cuándo volvera la persona amada, cuándo termina mi horario de trabajo, cuándo llegará el tren…

Un invento que nos ayuda a inventar, a pensar, a detenernos en el tiempo cuando no lo miramos ni pensamos en él.

Pero no le olvides demasiado y miralo de vez en cuando si no llegarás tarde.

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 1 voto
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Anma

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.