Economía

Renta básica frente a capacidad de trabajo



Renta básica frente a capacidad de trabajo - Economía

Había oído hablar hace un tiempo del concepto de renta básica universal como algo un tanto surrealista. El hecho es que me llamó la atención y me puse a investigar sobre ello. En diversos vídeos y páginas descubrí que existen teorías bien fundamentadas desde hace años, y que diversos países del norte lo han puesto en marcha o tienen proyectos diseñados. Son países tales como Finlandia, Escocia, Canadá y Holanda, entre otros. Mismamente Finlandia ha llevado a cabo una prueba piloto entre una población de 2000 personas para estudiar el comportamiento de éstas y los posibles efectos sociales y económicos que puede tener el percibir una renta básica universal (RBU) incondicional.

El porqué de esta idea nace de las condiciones a las que nos está sometiendo la globalización: el trabajo cada vez es menos abundante, la mano de obra se está sustituyendo por máquinas y el precio de la capacidad de trabajo compite con los salarios de los países menos desarrollados.

Esto nos lleva a que hoy en día no tenemos asegurado un trabajo, y aun teniéndolo, no tenemos asegurado un nivel de vida digno. Se habla, entonces, de un nuevo concepto: el precariado. El precariado es aquel grupo de la población que trabaja para malvivir, son los que antes representaban a la clase media, la cual está siendo aniquilada progresivamente, sobre todo para las futuras generaciones.

Es una realidad que el mundo tecnológico en el que vivimos genera muchas riquezas, pero se concentra con muchas desigualdades. El proyecto de la RBU nace de la idea de repartir esa riqueza entre la población para que una persona que estaría en condiciones de generar su propia riqueza, pero que no tiene el condicionamiento externo propicio para ello, pueda recibir un dinero que le ayude a la subsistencia. De este modo, se liberaría parcialmente a esa persona de la necesidad imperiosa de ganar dinero para la supervivencia.

Llevado al terreno político y económico hay quien defiende la propuesta de la RBU y hay quien la concibe como una medida para fomentar la vagancia entre la población. Lo más probable es que todavía falten muchos matices para llevarla a cabo.

En su mejor versión mejoraría aspectos importantes:

  • Ayudaría a emprender con mucho menos riesgo, ya que tendríamos una renta asegurada, y los nuevos emprendimientos ayudaría, a su vez, a la economía y a la creatividad y motivación de la persona.
  • Mejoraría la situación de las personas con un nivel adquisitivo bajo.
  • Se evitaría la desvalorización de la capacidad de trabajo, lo que se traduciría a un menor miedo a rechazar trabajos precarios o aquellos que no se nos ajusten al perfil que buscamos (mayor autorrealización).
  • Automáticamente, en esta situación, el trabajo más desagradable comenzaría a estar mejor pagado.

Los riesgos que entraña, según sus detractores, es que la imagen del trabajo como algo de prestigio quedara dañada, así como los valores éticos de esfuerzo-recompensa. Por otra parte, también, habría que replantear una mayor parte de las condiciones fiscales, puesto que las personas que poseyeran un trabajo bien remunerado serían altamente gravadas en sus declaraciones a Hacienda.

Como en cualquier sistema, siempre habrá su parte buena y su parte mala. Pero la pregunta más importante que debemos hacernos es: ¿nos está conduciendo progresivamente la sociedad a ese nuevo estado de escasez de autorrealización y a convertirnos en dependientes del Estado? ¿Sería la RBU una solución para ayudarnos a impulsarnos hacia una sociedad más avanzada?

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 9 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Villalba

2 comentarios

  • La RBU no sólo es una respuesta al dramático impacto de las políticas de austeridad y de la pérdida masiva de empleo, es también, una solución a los efectos secundarios de la robotización. No obstante, el Consejo de Europa manifiesta su apoyo a este instrumento de reposición de ingresos a quienes se encuentran en situación de desempleo.
    Unidas Podemos dentro del apartado de Servicios Públicos de Calidad, proponen también una RENTA BÁSICA UNIVERSAL, individual, indefinida y suficiente.
    Los primeros resultados en Finlandia parecen positivos. Por el momento, la cuantía no ha desincentivado la búsqueda de trabajo, además las personas receptoras de la prestación han visto sus niveles de estrés reducidos. Esto supone una seguridad financiera que permite al receptor abordar sus metas sin preocuparse por el tiempo, por el dinero y por las necesidades básicas. Una sociedad avanzada debe ser garante del bienestar de su pueblo.
    Excelente artículo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.