Literatura

Reseña: La chica que leía en el metro



Reseña: La chica que leía en el metro - Literatura

La chica que Leía en el Metro
Autora: Christine Féret-Fleury
Ilustración: Nuria Díaz
La autora es una mujer con una larga lista de obras, entre ellas varios cuentos que me he dado a la tarea de revisar y, debo decir que tiene un estilo muy particular pero resulta agradable una vez que le agarras el modo.
Por otro lado, las ilustraciones son muy bonitas, le aportan bastante a la construcción del universo pero tampoco te apabullan con un diseño exagerado tirándole a lo barroco. Me han gustado mucho y, la verdad, los invito a revisar el trabajo de la ilustradora. Es buena.
El libro La chica que leía en el metro, nos cuenta la historia de Juliette una chica joven, tímida y soñadora que observa a la gente en el metro y, con base en sus lecturas, le gusta imaginar qué hacen de su vida. Un dia, decide tomar un camino diferente y, por mera casualidad, conocerá a Zaida y su papá Solimán; este último le dará un nuevo trabajo «entregar libros» y así, es como comienza la aventura transicional de Juliette. (No les voy a contar más, eso es spoiler).
Lo bueno:
-Juliette: Literalmente, es un persona… Real, humano; es el cliché de «amante de los libros» pero eso mismo es lo que la vuelve tan real, a veces la ama, a veces la odias, a mí me daban ganas de gritarle de vez en cuando, pero para el final del libro ya la sentía como una amistad más.
-La trama: La idea no es nueva, pero está manejada de forma fresca. La autora logra convertir la clásica historia de «chica bibliofila contra el mundo» en algo mucho más redondo, más fantasioso en algunos momentos pero más tangible en otros.
-Las ilustraciones: Repito, no son lo más elaborado pero son sumamente cálidas, la paleta de colores, el diseño de personajes, todo resulta agradable y permite dar un cierre a las escenas previas. Me parecieron un complemento increíble.
Lo malo:
-Los demás personajes: De no ser por Juliette, todos los demás personajes son… Inexplicables; se esfuerzan tanto por ser raros que no aportan más a la historia. Me queda claro que su misión es permitir el crecimiento de la protagonista pero… Dejan de ser humanos plausibles.
-La narrativa: Lo he dicho arriba, la autora tiene un estilo muy particular y no sé si es culpa de la traducción o así se lee también en francés, pero en algunos fragmentos la narrativa se vuelve sumamente intrincada y difícil de seguir.
Conclusión:
Es una novela corta que vale la pena, pero sí hay que agarrar cierto ritmo. Para mí, el mensaje (aunque gastado) es sumamente bello y no quiero profundizar en ello porque sí soy de la idea de qué todos los libros tienen un mensaje diferente para cada persona. Pero si, léanlo, vale la pena.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.67 - 3 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Belmash

4 comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.